Resumiendo 2012

Se va acabando el año, un año donde han pasado muchas cosas, donde han habido muchas noticias, un año donde en La Crónica Desde El Sofá hemos contado también alguna que otra cosa, así que, aquí llega nuestro resumen anual.

En enero empezamos entrevistando a Rudy Fernández que nos comentaba que estaba muy centrado en la NBA, ya se vio ya que luego le costó mucho tomar la decisión de dejarla… También os presentamos las camisetas retro que se iban a vestir en la temporada pasada, ya por aquel entonces los Wizards hacían cosas raras… como no ganar mucho que digamos.

Febrero, como todos los febreros es tiempo de All-Star y este año lo celebramos a lo grande acudiendo a Orlando a vivirlo in-situ desde la ciudad de Disney y también estuvimos en la fiesta que organizó adidas en Madrid para disfrutarlo también desde otro punto de vista con Ron Harper. En febrero también te enseñamos y probamos como eran las nuevas zapatillas de Rose por aquellos tiempos, las adidas adiZero Rose 2.5. El Linsanity empezaba en NY y entrevistamos a Tas Melas de The Basketball Jones.

En marzo y aún con la resaca del All-Star nos centramos en el final del mercado de traspasos donde sobretodo nos afectó el de Fisher a Rockets, donde al final jugó lo mismo que tú y yo, así como analizamos aquellos jugadores más longevos en sus equipos, volvió Lentejita, a Duncan le dijeron que era OLD y el March Madness asomaba como siempre. Vimos como en Miami iban sobrados con sus equipajes y ya por aquel entonces hablábamos de Howard y sus no-trades

Abril nos trajo la confirmación de muchas noticias, los Nets se mudaban a Brooklyn algo que hasta los mayas lo sabía, New Orleans cambiaría de nombre y a los Kings le esperaba un futuro más que incierto, dimos nuestros premios y empezó como siempre la mejor época del año… los play-offs.

En mayo empezamos a ver como los Spurs jugaban a algo diferente, superior a los demás, aunque OKC no se quedaba detrás y destrozaba a unos Lakers que ya llamaban a la puerta del cambio de ciclo. Vimos como el Staples se transformaba en pocas horas de pista de baloncesto a pista de hockey. También descubrimos los nuevos logos de los Nets y nos dejábamos llevar con la maravillosa historia del partido de Sleepy Floyd.

Junio fue el mes que vio coronar a cuLebron James y sus Heat con el anillo, en una final menos disputada de lo esperado frente a los Thunder. Y como siempre pasa cuando acaba una temporada, empezamos a pensar ya en el Draft. Slick Watts entró en La Crónica por la puerta grande y te contamos su mítica historia en esa NBA jugona de los 70. Mientras, ya empezábamos a calentar los JJOO repasando las zapatillas que 20 años atrás llevó el Dream Team en Barcelona 92 y también te presentábamos una muy jugona funda para iPad.

Julio empezó con la pregunta del por qué del Lockout y siguió con nuestras ganas de ver cositas ya de la NBA, queríamos ver a Kyrie Irving, a los Old York Knicks… Te analizamos el repetitivo debate del tapón=mejor defensa y nos lo preguntabamos, mientras veíamos entrenar a la selección de USA en el Sant Jordi y os presentábamos sus zapatillas. Estuvimos en el Nike World Basket Festival de Barcelona viendo que se cocía por allí, mientras nos preguntábamos cuanto iba a cobrar Lin. Fue un mes muy zapatillero y probamos las adidas Crazy Light 2. Además empezaba el rumor de las camisetas retro para la nueva temporada y eso de volver a los 90 nos ponía muy mucho. Julio fue un gran mes.

En agosto y por todo lo grande, nos plantamos en la final de los JJOO entre USA y España, sí estuvimos allí, de público, pero oye, lo vivimos. Por otra parte seguíamos con el tema de los tapones, algo que hizo que recibiéramos algún que otro tapón por TwitterEstuvimos en la tienda que Nike abrió en Barcelona para celebrar los 20 años del Dream Team y vimos como la marca del Swoosh presentaba los 20 diseños de zapatillas que a su entender cambiaron esto del baloncesto. Seguíamos con ganas de ver cosas en la NBA: los nuevos Nets, los Warriors de Bogut,… y por si te aburrías, te plantamos en Google Maps todos los pabellones de la liga. Seguíamos zapatilleando viendo que llevaron en Pekín 2008 el USAB y después del trade de Howard, veíamos que le había pasado a… Bynum.

En septiembre, ya oliendo a NBA te empezamos a repasar los equipos de la liga en unos mega avances de temporada equipo por equipo que llegamos hasta donde pudimos. Te presentamos la sorprendente nueva camiseta de los Spurs así como te explicamos por qué desde más cerca…mejor. La temporada se acercaba y te contábamos lo que teníamos ganas de ver, esta vez tocó el turno de Ricky Rubio y los nuevos Lakers. Así mismo vimos que jugadores deberían tener su camiseta ya retirada y aún no lo tienen.

Octubre, empieza el show y saludamos a la nueva temporada como se merece, con un nuevo diseño de nuestra web… ya se olía a baloncesto y te empezamos a presentar que iban a calzar los jugadores este año: Paul, Wade, Durant… también vimos como era el anhelado anillo de Lebron y el famoso y oculto nuevo equipaje de los Nets. La prensa decía que los Knicks era el equipo más viejo de la historia y te demostramos que eso era una verdad a medias o una mentira a medias

Ya estamos metidos en faena, en noviembre, te presentamos nuestra nueva sección La Tabla y pocas horas antes de que Mike Brown dejara Lakers ya vimos que algo pasaba en LA, la solución D’Antoni. Empezamos con los trucos y tratos y dimos un paseo tecnológico por el brutal Barclays Center. Te enseñamos a la extraña mascota de los Nets y zapatillisticamente veíamos que iba a calzar Wall, Love y tal vez Rasheed Wallace. Acabamos el mes con una entrevista soñada, nos sentamos un buen rato con Joe La Toalla.

Diciembre llegó y con él probamos las brutales y espectaculares Nike Lebron X, mientras veíamos como iba la cosa y nos poníamos alguna de las nuevas camisetas retro que adidas ha traído a nuestro país. Estrenamos LCDES, nuestra store de camisetas y te anunciábamos nuestro On Tour para esta temporada, empezando con la visita al Barclays Center. Para acabar y casi como regalo de Navidad, te descubrimos cual es el secreto mejor guardado de la liga

Muchas historias en este 2012 y muchas más que van a llegar en este nuevo 2013 que como siempre viviremos sentados tranquilamente en el sofá disfrutando de esto llamado NBA…

Los Imbatidos

A los aficionados el lockout no nos ha gustado, eso está más claro que el agua, pero parece ser que a los jugadores tampoco les ha sentado nada, pero nada bien este parón fuera de lo normal.

Llevamos poco más de 1 semana de liga y sólo 2 equipos siguen con su marcador de derrotas a 0, algo no muy normal para tan poco tiempo. Sí, se han jugado más partidos de los que normalmente tendría un equipo con sólo 1 semana, pero esa no es la principal causa de esto…

El mini-training camp que han pasado los equipos ha dejado tras de sí pocos entrenamientos, pocos ajustes para los entrenadores, con lo cual este primer mes, como ya dijo algún que otro entrenador, va a servir de training camp, de ajuste de posiciones, de rotaciones… incluso a los jugadores para coger tiro.

Por eso no es nada extraño que justo los dos equipos que a día de hoy van 5-0, sean dos de los equipos que menos movimientos han hecho en estos días de locuras de trades y demás, dos equipos que son tal vez también por ello, los grandes favoritos para enfrentarse allá por finales de marzo en la Final de la NBA.

Thunder y Heat, siguen con su base fuerte de jugadores, nadie ha abandonado y no ha habido cambios radicales. En la franquicia de OKC son prácticamente los mismos y aunque en Miami si se ha cambiado, la verdad es que eso poco importa ya que el equipo básicamente son Lebron, Wade y ese chaval que les acompaña siempre llamado Bosh.

Muchas irregularidades, muchos % de tiro bajos… es lo que tiene amiguitos, poco tiempo para entrenar, así que ahora mismo y supongo que probablemente hasta mediados de mes, estamos en plena pre-season, con lo cual, cualquiera puede ganar a cualquiera.

Repasando 2011

Nada mejor para este día de excesos y buenos propósitos que ponerse las zapatillas de estar por casa y sentarse en el sofá  a reflexionar que ha sido el año. Ese sofá donde hemos pasado horas y horas viendo lo que más nos gusta…

Empezamos el año pidiendo cositas para los Reyes de parte de los equipos de la NBA, a algunos les han hecho caso a otros no… Poco tiempo después ya empezamos a hablar del Melodrama, que ya empezaba a cansarnos a todos, pero que al final tuvo un final feliz, al menos para Melo que tuvo lo que quería.

Ya por aquel entonces empezábamos a ver que la relación entre Durant y Westbrook no era del todo molona, y claro eso dio para hablar mucho sobre los Thunder, aunque luego se demostró que el interés mutuo era superior.

Celebramos el aniversario de los 81 puntos de Kobe y el récord de Ray Allen como máximo triplista de la Liga.

Llegamos a febrero, ese gran mes donde desde la Crónica empezamos con nuestro Crónica On Tour con un increíble Knicks-Lakers en el MSG donde Kobe dio un clínic de jugar a esto del basket… Llegó el All-Star y también os contamos como el concurso de mates fue algo injusto con McGee.

No nos olvidamos de la locura de marzo, es decir de la NCAA, la cuna de muchas de las futuras estrellas de la NBA y siempre punto de interés para La Crónica.

Llegó la primavera y con ella el tiempo de PlayOff, donde analizamos los diferentes cruces que nos ibamos a encontrar. En estos PO, muchas historias desde el increíble arranque de los Grizzlies hasta la exhibición de Paul en el Staples, pasando por el descalabro de Lakers ante Mavs o el increíble cuarto partido de la serie Thunder-Grizzlies con sus 3 prorrogas o la exhibición de Robin Hood contra los Thunder, llegando por fin a la final entre Mavs y Heat donde volvíamos a repetir la final del 2006.

Una final extraña, donde nadie daba un duro por los Mavs y donde las defensas fueron protagonistas y sobre todo las remontadas… Pero donde al final Dallas Mavericks se llevaba el anillo y Mark Cuban veía cumplido uno de sus sueños.

Se acababa la NBA, con Mavs como campeones y la sombre del lockout más alargada que nunca… Mientras uno de los grandes, Shaquille O’Neal decidía que lo dejaba con una rueda de prensa tremendísima.

El verano empezaba y empezaba el Lockout. Meses de negociaciones y nada a la vista para arreglarlo… como había mucho tiempo libre, Ron Artest se cambiaba el nombre para ser llamado Metta World Peace, sin duda fue la gran noticia mientras teníamos Lockout.

 

Y llegó el regalo de Navidad, se acababa el Lockout y la liga volvería el 25 de diciembre, vuelve a casa vuelve!. Muchas preguntas justo después de acabar los 149 días de cierre patronal con una liga de 66 partidos, con plantillas a medio hacer y sobre todo con el ya famoso veto-trade de Paul a Lakers, que sin duda ha sido la vidilla de la mini-pre-season.

Durante este año hemos estado en NY, Chicago, Albuquerque, Londres y Madrid cubriendo la NBA para todos vosotros, por La Crónica ha pasado Dwight Howard y Ricky Rubio entre otros.

Ahora llega 2012, donde tendremos de nuevo un año lleno de baloncesto para disfrutar, así que feliz entrada de año de parte de vuestro sofá favorito, La Crónica Desde El Sofá.

Paridad imposible

El cierre patronal no ha valido nada ¿Menuda sorpresa, no? Tras ver como acabó la historia, parecía clarísimo que el cierre patronal había sido en vano: toda la monserga del cambio de sistema y de la paridad no aparecía en ningún lado, tras un acuerdo lleno de movimientos laterales (de los de pívot torpe, además) pero tampoco esperaba uno tanta muestra de la inutilidad de la reforma, ni tan pronto.

Si se hubieran cambiado las cosas, no hubiéramos estado toda esta semana hablando de Chris Paul y Dwight Howard. Es verdad que a cada fecha de mercado persa que pasa, Twitter se va haciendo más grande y los que estamos metidos en ese ciclo de noticias 24/7 vemos las cosas sobredimensionadas tal vez, pero cuando en teoría parecía que el deseo era un convenio fuerte para que ninguna franquicia tuviera que sufrir el circo de los Ringling Brothers que le montaron el año pasado a los Nuggets, tenemos que abrir el mercado con el espectáculo de Sigfried y Roy, Roy y Sigfried, como la primera noticia.

No sé, y no me importa hasta que se confirme, dónde acabarán. El mercado me divierte, pero lo de estos dos me aburre, y la vorágine actual me agota. Lo que sí está claro es que los jugadores siguen forzando su salida de mercados pequeños, y siguen eligiendo destino. Las franquicias se ven, primero obligadas a traspasarlos, y luego, encima, ni siquiera al mejor postor, sino al sitio donde el niño quiera ir. Los que esperaban algún cambio con el nuevo convenio colectivo ya han visto lo que se ha tardado en volver a la casilla de salida.

Otro indicio de que como diría Julito, la vida sigue igual es el calendario que se dio a conocer el martes.

En la ABC, única cadena en abierto que retransmite la NBA, (TNT y ESPN son televisiones de ámbito nacional, pero forman parte del paquete de cable, así que aunque cualquier hijo de vecino las tenga aquí en Estados Unidos, estrictamente, no son en abierto) solo se podrán ver partidos de 8 equipos. Aunque la cifra engaña un poco, porque solo dan 15 partidos (por tanto solo hay 30 huecos), entre Miami, Los Angeles y Chicago pasarán por su señal de TV 16 veces, mientras que 22 equipos serán invisibles para el público de esta cadena. Para esto no hacía falta paridad.

Tampoco se han creído su propio cuento de la paridad al hacer el calendario. En esta temporada de 66 partidos en la que no todos juegan contra todos, no se ha dejado al azar que enfrentamientos quedaban fuera. En gráficos como el generado por el blog Eye on Basketball, de CBS Sports que aquí adjuntamos, se puede ver como la media del porcentaje de victorias de los equipos de la conferencia contraria que visitan más de una vez está altamente correlado con el récord del propio equipo:

Esta distribución, no es casualidad, en absoluto. De hecho, hasta las cosas que parezcan más raras, tienen su explicación. Por ejemplo, si miramos el gráfico, comprobamos que de los 8 equipos con mejor récord, 6 se enfrentan a los rivales más duros más veces en los enfrentamientos interconferencia. ¿Por qué San Antonio y Chicago no lo hacen? Tal vez para compensar factores como que los Spurs son el único equipo de ese grupo que tiene jugar 2 back-to-back-to-back (el temido 3 partidos en 3 días) o que Chicago, junto a Boston, juega en dos ocasiones, 5 partidos en 6 días (Los Angeles, Orlando y Miami nunca tendrán un 5 en 6, y Dallas, San Antonio y Oklahoma solo una vez).

Cuanto más se mira a la obra de ingeniería que es el nuevo calendario (es increíble la de factores de todo tipo, que a veces ni imaginamos que hay que tener en cuenta para cuadrar esto) más se nota que no hay nada que haya quedado al azar. Por ejemplo, Melo no vuelve a Denver este año. Hasta que pise el Pepsi Center va a pasar, como mínimo, año y medio de su traspaso. Eso que se ahorran.

La NBA tiene todos los cabos de calendario atados y bien atados, y lo tiene claro: los buenos que jueguen con los buenos, que es lo gente la quiere ver. Y es verdad que queremos los grandes enfrentamientos, pero no somos nosotros los que tenemos que explicar a los equipos de mercados pequeños lo de la paridad y la igualdad de oportunidades.

Y siguiendo con las muestras de que el sistema ha cambiado tanto como ese capitalismo que íbamos a refundar, atentos a que se abra el mercado de agentes libres el viernes. Cualquiera que escuchara hablar a los propietarios durante el cierre patronal pensaría que la hemorragia de pérdidas de los equipos era comparable a la de los países del mediterráneo. Cuando se empiecen a repartir contratos, ya veremos lo preocupadísimos que estaban los equipos en gastar. Contaremos cuantos contratos por el máximo (dos candidatos, Nene y Marc Gasol) se reparten, cuando a mi parecer, ningún jugador de esta cosecha lo sea por precio de mercado, cuántos pasan de 10 millones por año (si hay puja, Tyson Chandler y Afflalo, si la puja es de las muy feas, DeAndre Jordan y Thad Young, amén de David West, podrían estar ahí) sin merecerlo tampoco, y cuantos contratos en la horquilla de 20 a 30 millones garantizados se reparten en jugadores de los que en un año estarán como locos por deshacerse. Cada compra irracional por encima del precio de mercado será una bofetada a todos los seguidores que no han podido disfrutar de baloncesto durante estos meses y un combo breaker a los trabajadores de pequeño salario asociados a los equipos que han perdido dos meses de cheques.

Si los ingresos de todas las franquicias se repartieran entre todos y todos tuvieran lo mismo. Si la escala salarial estuviera hecha en términos de ingresos netos, en lugar de ingresos brutos para que ciertos estados que no tienen impuesto de la renta estatal no tuvieran una ventaja financiera competitiva. Si los Knicks dejaran de jugar en el Madison porque con su brillo atrae a los jugadores, y está mucho mejor preparado que el PowerBalance (¿cómo se llamara ahora?) Pavilion y empezarán a jugar, por ejemplo, en el Carnesecca Arena. Si en Los Angeles no dejaran salir de fiesta a las actrices de todas las listas del alfabeto locas por hacer un Kardashian (Kim o Kourtney, make no difference, they ballin’ the same) que tanto incitan a los jóvenes y millonarios jugadores. Si en Miami no hubiera 25 grados en diciembre. Si Antoine Walker tuviera ruedas.

El día que verdaderamente se ejecuten medidas drásticas, por las que merezca luchar. El día que un convenio obligue a todos los equipos a dar un giro de 180 grados (luego Kidd girará a los Mavericks 360º más) sus estrategias de negocio. El día que la paridad no sea una utopía imposible. Ese día habrá merecido la pena un cierre patronal. Pero, hoy lo que teníamos que ver es a Charles Barkley disparando su ballesta contra el equipo que hubiera empezado mal el primer mes, en el descanso del Lakers-Heat que estaba programado para este 8 de diciembre.

149 Días después: Preguntas y respuestas

149 días son muchos días, eso es lo primero que nos viene a la cabeza cuando decimos la cifra, pero para todos los amantes de la NBA estos 149 días han sido una vida (o varias).

Cuando en la mañana de ayer sábado, hora peninsular, empezaba a leer por Twitter que seguía la reunión, ya no sabía si iba a ser otra de esas reuniones largas e improductivas o qué… poco más tarde, empezó el rumor: fumata blanca, se acaba el lockout. A partir de ese momento alegría y regalos de Navidad para todos.

Pero el fin del lockout deja muchas preguntas, que vamos a intentar responder aquí en La Crónica Desde El Sofá:

– Cuánto va a durar la temporada?

66 partidos probablemente, eso es lo que se va a jugar, pero se va a establecer un calendario nuevo donde cada equipo jugará 4 partidos (2 en casa y 2 fuera) contra cada equipo de su división, esto harían 50 y 2 partidos contra los equipos de la otra conferencia (16 partidos), con lo cual todos jugarían contra todos y en todos los pabellones.

Actualización: La NBA empieza a dar los datos oficiales, se jugarán 48 partidos contra los equipos de tu división y 18 contra los de la otra conferencia, de modo que efectivamente, habrán equipos que no visiten ciertas ciudades…

– Cuando va a empezar la temporada?

Vuelve! a casa vuelve! vuelve al hogar!!! pues eso… por Navidad, el próximo 25 de diciembre se jugarán los 3 partidos que estaban previstos: Knicks-Celtics, Mavs-Heat y Lakers-Bulls. Con lo cual tenemos inicio de temporada en el Madison con duelo de rivalidad máxima, ceremonia de entrega del anillo a los Mavs con los derrotados Heat de (cu)Lebron James como espectadores del evento y duelo en LA entre el MVP de la pasada campaña y Kobe. Buen regalito de Navidad no?

– Cuando empieza la pretemporada?

El próximo 9 de diciembre empezarán los training camps oficiales, pero algún jugador como Amaré ya ha dicho que desde inicios de esta semana que viene va a invitar a los jugadores de los Knicks a uno no oficial, con lo cual los jugadores van a empezar a entrenar a la de ya.

– Habrá partidos de pretemporada?

Probablemente sí, pero tal vez un par por equipo y contra equipos cercanos, es decir, Clippers-Lakers, Spurs-Mavs, Knicks-Nets y cosas similares, pero aún no hay nada oficial al respecto.

– Qué pasa con el calendario?

Pues al tener esta liga de 66 partidos el calendario se va a rehacer, aún no se ha dicho cuando oficialmente tendremos el nuevo, pero habrá uno nuevo. Se sabe que el All-Star se va a disputar en las fechas previstas.

– Qué pasa con los jugadores que están en Europa y China?

Pues que tendrán que volver seguramente, habrá casos y casos pero la verdad es que la mayoría volverán a la NBA. El tema China es diferente, por contratos y demás, sólo podían jugar allí agentes libres, así que a saber que hará la CBA con estos jugadores.

Regalo de Navidad

Ya tengo mi regalo de Papa Noel. Aunque todavía sea un niño, según voy dejando mi fecha de nacimiento atrás, ya no recibo regalos en Navidad como antes, ni los pido, por descontado. Pero este año es diferente. Había uno que hacía especial ilusión, y que no me lo tenía que dar nadie cercano. Me hubiera gustado que me lo hubieran dado aún antes, pero tampoco nos vayamos a quejar. Voy a ser el niño más feliz con su regalo.

La NBA debería volver el 25 de diciembre, en el Madison Square Garden nada menos, para alumbrar aún más el bullicio de la Navidad neoyorquina. 149 días de cerrojazo patronal que a falta de los habituales flecos de los contratos deben dejar paso a uno de los meses más frenéticos de la historia de la Liga. Según salgamos de este periodo de negociaciones, habrá que hablar de renovaciones, fichajes y traspasos, y una pretemporada condensada dará paso a una competición abierta e interesante que tantas ganas teníamos de disfrutar.

Parecía tan lejos, y ahí vuelve a estar, a menos de un mes.

El acuerdo es una clara victoria de los dueños, que son los que siempre han tenido la sartén por el mango. Ellos controlan el dinero, ellos echan cuentas, ellos son los que menos perdían. Eso sí, aplaudo el empeño de los jugadores en dejarse mangonear lo menos posible. Aunque lamente mucho este mes perdido, siempre he estado de su parte y creo que lo han hecho lo mejor que han podido.

Era una partida con cartas marcadas en la que ellos solo podían jugar a perder lo menos posible. Después de todo, esta negociación es un microcosmos de una situación actual mucho más grande, y ellos aquí, sin que sirva de precedente, son el 99%. Pero han sabido plantarse en el momento exacto.

Si se juegan 66 partidos como parece ser la idea, solo perderán el cheque del primer mes, algo que se compensa con todo el terreno recuperado desde septiembre. Haber perdido la temporada entera sí hubiera sido contraproducente, y les hubiera dejado una única opción para recuperar el status quo: una verdadera revolución, algo que dejara un invierno nuclear a la altura de la primera intifada con guijarros.

Son los que más han perdido de los dos bandos, y estaba claro que tenía que ser así, pero han muerto de pie, y no han dejado que la bola arrastre y arrase a los verdaderos perdedores, aún más que los aficionados, que son los trabajadores de a pie, los que les ponen las camisetas en los vestuarios, los que te ponen el cheddar y el guacamole en los nachos. Esperemos que los trabajadores hayan aguantado.

Al final, el único avance conseguido esta semana parece ser el del sistema: el movimiento de jugadores será más complicado que con el antiguo convenio, pero no tanto como los propietarios deseaban. Del acuerdo final se ha caído la infame “Carmelo Anthony Rule” que no permitía a un jugador renovar su contrato después de ser traspasado.

Ya analizaremos con calma cuando se conozcan todos los detalles del acuerdo final. De momento, por lo que conocemos del acuerdo, la duración de los contratos se reduce a 5 años en el caso se una renovación o 4 para agentes libres, no se reduce el salario de los rookies ni el mínimo, y el máximo pasa a ser un 30% del tope salarial para todos, la excepción de nivel medio pasa a ser un contrato de 5 millones durante 4 años para equipos que no paguen impuesto de lujo, 3 millones y 4 años para los que sí lo hagan, y los equipos se acabarán viendo obligados a usar al menos el 90% del tope salarial en un par de años. En definitiva, se complica un poco más el movimiento de jugadores entre franquicias, pero uno sigue sin tener claro si eso realmente ayudará a la igualdad.

La Crónica vuelve, la NBA vuelve, el baloncesto vuelve… Felicidad.

Un mes de Lockout: todo igual o peor

Un mes, parece una eternidad, pero sólo ha pasado un mes desde que los jugadores y la NBA decidían que no eran amiguitos y hacían aquello de ‘no te ajunto’ con lo cual, teníamos Lockout servido.

Qué hemos aprendido este mes? que echamos de menos la NBA y eso que hace nada aún teniamos a los Mavs celebrando el título, pero claro, en esta época de verano donde los agentes libres, los rumores y demás, tenían que estar siendo protagonista, todo está parado por el famoso lockout.

Durante este tiempo ha dado tiempo para poca cosa la verdad, por una parte Deron Williams era el primer jugador (de los buenos claro) que claramente mostraba su interés por salir a jugar fuera, firmando un contrato algo raro con Besiktas, veremos si al final Deron acaba jugando en Turquía.

Por otro lado, Yao Ming se nos ha retirado, mala noticia para un jugador que prometía un dominio absoluto en la zona, pero que las lesiones no le han dejado ser lo que iba a ser.

Mientras, en Twitter, los jugadores se lo han pasado en grande con el famoso planking y la culminación total la dio JaVale McGee en esa pachanga en Filipinas, haciéndolo en medio del partido… probablemente uno de los mejores momentos del partido, así que con eso poco más que contar al respecto.

En cuanto al tema burocrático puro y duro del Lockout, pues a inicios de esta semana hubo una reunión de la cual no se avanzó nada y acabó con un par de demandas de la NBA contra los jugadores, así que genial, un poco más para que todos tengamos más o menos claro que no vamos a ver NBA en un tiempo corto (o al menos un acuerdo…).

Va a ser un invierno largo o al más puro estilo Juego de Tronos: Winter is Coming