La Semana Desde El Sofá (3): Sorpresas desde el banquillo

Los que nadie quería

Mucho se ha hablado de que si los movimentos de Lakers no habían sido nada buenos esta pretemporada y que el banquillo era un solar, etc etc, pero el tiempo está demostrando que de momento están cumpliendo con creces lo que se esperaba de ellos y le están dando a Vogel diferentes opciones con las cuales manejar los partidos. Desde la tremenda sorpresa de Howard, pasando por Kuzma que poco a poco va entrando y contando con los buenos minutos que está dando Daniels, Cook o el mito Caruso.

¿Load mana…qué?

Esto empieza a ser una broma de mal gusto, vale que el año pasado le fue bien a Leonard con los Raptors, pero aplicar este concepto desde ya, alegando lesión y demostrando que el jugador se encuentra perfecto (al día siguiente juega normal) empieza a dar un poco de vergüenza ajena. Sí, la temporada es muy largo y estos descansos son buenos en determinados jugadores, pero que lo digan claramente y se dejen de milongas.

Cuando tienes entrenador…y base

Una de las grandes noticias en este inicio de temporada es la irrupción de unos Suns por los cuales nadie daba un duro con un tremendo entrenador en el banquillo que ha sabido coger la liga por donde se está jugando y al estilo de la misma y lo está potenciando al máximo. Además, por fin Booker tiene a un base y eso le hace mucho bien a su juego, además Saric y Baynes están aportando muy mucho y eso ayuda a que estos Suns estén convirtiéndose en los Kings del año pasado.

Novatos en South Beach

Sabíamos que Heat con Butler iban a dar que hablar, pero lo que nadie podía imaginar es que dos rookies serían aquellos que llenaran las noticias sobre Heat, bueno si exceptuamos a Waiters claro. Nunn y Herro son dos jugadores que le están aportando a Miami una dosis de cosas interesantes que ni los más optimistas podrían imaginar. Mucho tiro exterior en la linea de la liga, Butler en plan jugador franquicia y Dragic asumiendo un rol de 6o hombre están haciedo que esta mezcla extraña de South Beach esté dando muy buen resultado.

Review: Nike Kobe IV PROTRO

Nos ponemos la bata blanca y vamos a nuestra Batcueva particular, para abrir otra vez El Laboratorio y analizar estas nuevas y flamantes Nike Kobe IV PROTRO.

Características

Para ponernos en antecedentes, vamos un poco a explicar el concepto de PROTRO.

PROTRO significa algo así como calzado profesional pero con zapatilla retro, así mismo lo definió el propio Kobe Bryant cuando salieron las primeras Nike Kobe I PROTRO que ya hemos visto en varios modelos, para aclararnos, básicamente es coger un modelo retro y meterle tecnología actual para así poder jugar con ellas como de un modelo de hoy en día se tratara.

Con esa mentalidad, Nike ha editado las Kobe IV PROTRO, la primera zapatilla de Kobe que fue de caña baja y que fue una auténtica revolución en el calzado deportivo allá por 2008.

Para el primero, del que seguro que veremos más, se ha elegido uno muy especial, con los colores de los Charlotte Hornets, recordando la noche en la que Kobe Bryant fue drafteado por la franquicia de North Carolina, para luego ser traspasado a Lakers, para celebrar esto, en el talón podemos ver la fecha de aquel mítico draft 6.26.96 (en formato anglosajón). La misma fecha la podemos encontrar en las plantillas dentro de la zapatilla.

Además, a parte de los colores y la fecha, estas nuevas Kobe IV PROTRO tienen a través de casi toda la zapatilla la forma del hexágono característica de las abejas, otro pequeño detalle jugón para darle más historia a la zapatilla.

Luego tenemos ya los detalles que ya venían en la anterior, el 24 en el talón, la firma de Kobe en el lateral de una de ellas, así como esa suela que tanto nos gustó en su día. Además, se ha respetado el sistema de calcetín que tenía la original, esa primera versión del Flywire, así como los materiales, aunque tanto la zona del talón como la puntera parece de mejor calidad, poco se ha cambiado respecto a hace 11 años, lo que hace ver lo tremenda zapatilla que fue la Kobe IV cuando salió en su día.

Pero vamos a la polémica que ha rodeado la salida de estas Kobe IV PROTRO, cuando se anunciaron, se dijo que la zapatilla traería una unidad Full Zoom, finalmente no ha sido así y la zapatilla trae exactamente la misma amortiguación de hace 10 años, eso sí, se ha cambiado la media suela y se ha metido Phylon que es más actual y con más durabilidad que la que se ponía hace 10 años.

Dicho todo esto, vamos a ponerlas, a apretarlas bien y vamos a saltar a la pista con ellas.

En la pista

Lo primero que notamos es que evidentemente esta Kobe es 100% Kobe, es decir una zapatilla que se coge de forma tremenda al pie, con lo cual el pie va perfectamente cogido.

Otra de las cosas que siempre nos ha gustado de las Kobe, es ese pequeño trozo de suela que sobre sale en la parte exterior que está hecha para aguantar de forma tremenda los desplazamientos lateral, una marca de la casa de la linea Kobe que siempre ha sido muy aclamada entre los jugadores que la han usado.

Evidentemente hubiéramos querido que estas Kobe IV PROTRO tuviera el Full Zoom que se prometió, pero aún así la cápsula Zoom que tenemos en el talón se nota, tal y como se notaba en las Kobe IV originales, unas zapatillas que destacaron por ser muy buenas en cuanto a amortiguación durante aquella época, dando una sensación de que el pie va bien amortiguado.

La tracción sigue siendo igual que la que vimos en su día, es decir, tremenda con esa suela mezclando los dibujos y ese dibujo así como estrellado mientras que las espigas salen de allí. Además que el soporte se nota por la placa de carbono que podemos ver en la suela y que siempre nos ha gustado tanto. Con lo cual el pie va siempre bien cogido y la zapatilla va a responder perfecta a nuestros movimientos.

En la calle

Acabamos el entrenamiento y aflojamos los cordones de las Nike Kobe IV PROTRO para poder llevarlas en el día a día.

Las Kobe siempre han sido unas zapatillas que perfectamente se han podido llevar para el día a día y si un modelo hizo que eso fuera posible hace más o menos 10 años, esas fueron las Kobe IV, una zapatilla de caña baja de la cual salieron multitud de colores y que era todo un cambio por aquella época, así que estas PROTRO no es más que seguir la linea de hace 10 años, donde te puedes poner perfectamente estas zapatillas para el día a día sin necesidad de que tu pie vaya sufrir de ninguna forma.

Este primer color es uno que siempre nos gusta, ya que esa combinación Hornet es una de nuestras favoritas de siempre, además con el blanco, hace que se puede poner con casi cualquier cosa.

Aunque al principio puede apretar, esta zapatilla con el uso va a dar de si, de forma que vamos a tener un calzado tremendo y muy jugón para el día a día y además más que probable que veamos más colores, tal y como pasó con las PROTRO 1.

Conclusiones

Las Nike Kobe IV es una de las zapatillas más míticas que han salido en la historia del baloncesto, por todo lo que significaron, por ese paso revolucionario a la caña baja en unas zapatillas de baloncesto y estaba claro que tarde o temprano se iban a reeditar.

El concepto PROTRO se hizo de forma perfecta con las Nike Kobe I PROTRO, donde se mejoró los materiales (tremendo el cuero que le pusieron), así como con una mejor amortiguación, en estas Kobe IV PROTRO, básicamente tenemos la misma zapatilla que en 2008, además sin el prometido Full Zoom (que hubiera cambiado todo). Está claro que tampoco se puede cambiar tanto la zapatilla, ya que entonces perdería la esencia de una zapatilla que fue o que es casi perfecta, pero entonces no debería haberse llamado PROTRO, sino simplemente reeditar las Kobe IV.

Dicho esto, las Nike Kobe IV PROTRO es un zapatillón mítico que algo debe de tener cuando mucha gente la está usando actualmente para jugar de forma profesional, tanto en NBA como en otras ligas.

Además es un buen momento para hacerte con una pieza única que todo coleccionista debe tener y que además de momento ha salido en un color mítico.

Hola baloncesto vol. 2018

Vuelve la NBA. Hoy martes 16 (o mejor dicho, esta noche cuando ya sea miércoles 17), un balón será lanzado al aire en el TD Garden y empezará el curso baloncestístico 2018-2019, donde como siempre vamos a tener muchas cosas que ver y esperar.

Desde La Crónica Desde El Sofá vamos a seguirlo como siempre, a nuestro estilo y nuestra forma de ser, con nuestro podcast, con nuestra ‘guía’, con nuestro newsletter y desde nuestro Twitter. Si estás leyendo esto ya sabes lo que vas a encontrar y si es la primera vez que conectas con nosotros, siéntate aquí en nuestro sofá porque este año tenemos ganas de ver, sentir, disfrutar de/a…

LeBron en Lakers,
LeBron con Stephenson…y McGee… y Beasley… y Rondo…,
los pabellones estallar con los buzzer beaters,
Leonard a ver cómo está,
lo mal que le sienta la camiseta de Hornets a Parker,
el combo Aldridge-DeRozan tirando de media distancia unas 89.38% de las veces,
Celtics con todos sanos,
Trae Young tirando mandarinas por doquier,
el experimento de Melo en Houston,
como Rockets supera su récord de triples,
Curry en modo NBA JAM,
Lillard en modo Curry,
las camisetas retro de este año,
las canchas retro,
Doncic en la NBA,
Jimmy en… bueno, donde sea (aquí vale Butler y Goldstein),
los Jazz de Snyder,
Sixers con un año más de experiencia,
Antetokounmpo con entrenador,
Anthony Davis en modo MVP,
Harden en modo MVP,
Durant en modo MVP,
Clippers y su intendencia,
Suns y su mezcla de juventud y veteranía,
la lucha en el este por el trono,
la lucha en el oeste por los PO,
los pases de Jokic,
Howard en Wizards,
esas noches de partido de domingo a las 21.30,
Van Gundy comentando,
Doris comentando,
la desilusión de la Fantasy,
el primero Twitter-follón,
el SofiAlert,
el Podcast Desde El Sofá,

y así una lista casi infinita de detalles que nos encantan y que desde ya vamos a disfrutar.

Hola baloncesto.

Relevancia

Los Ángeles Lakers es una de las franquicias más laureadas de la NBA. Justo con Boston Celtics son los dos equipos que más anillos tienen a sus espaldas y mientras los de Nueva Inglaterra llevan ya unos años coqueteando con la élite a raíz de su entrenador y una serie de magias voodoos que su GM, Danny Ainge,  ha hecho en forma de picks, en cambio, la franquicia angelina ha ido haciendo un ejercicio disimulado de tanking, algo así como The Process pero de forma simulada.

En estos años, Lakers ha conseguido jugadores con futuro prometedor o simplemente jugadores que luego han servido para una cosa cuando se esperaba otra totalmente de ellos. Con la llegada de Magic y Pelinka, todo parecía que iba a cambiar y los guiños a el CBA y el hacer hueco salarial se veían en cada uno de los movimientos que los nuevos  porteadores de los sueños lacustres estaban haciendo.

Hace más o menos un año, allá por principios de verano de 2017, Bill Simmons soltaba algo como él lo hace, como si no dijera nada pero diciendo algo que sabe, ha oído o le han dejado caer: Lebron James acabaría jugando en Lakers. Por aquel entonces, este rumor no fue más que uno más, sin mucha atención por parte de muchos o cogido con risas y demás por parte de otros. Los meses han ido pasando y ese rumor cada vez cogía más y más fuerza. Que si quería ir a una GRAN ciudad para acrecentar su figura como empresario, que si quería aprender de Magic en el tema negocios, que si tenía 2 casas en LA… cada vez todas las flechas señalaban más a la franquicia que conduce Jeanie Buss.

Llegamos a la agencia libre de 2018, Lebron James es agente libre y a los pocos días, más concretamente el 2 de julio, su agencia de representación y mediante una escueta nota de prensa por Twitter, hacía oficial aquel rumor de Bill Simmons, Lebron James jugará en Lakers.

Desde ese momento el nombre de Lakers ha sonado y se ha leído más en dos meses y medio (con agosto de por medio que es lo que es) que probablemente en los años anteriores donde la parroquia lacustre se ilusionaba con un jugador con nombre de cantante de R&B.

Además, Lakers ha cambiado su equipaje por primera vez desde 1998, haciendo una versión más retro, más similar a los años del Showtime pero con el toque moderno actual, haciendo que la camiseta de James ya es una de las más vendidas en lo que llevamos de tiempo y que probablemente cuando salgan los datos oficiales, Lakers vuelva a tener a uno de sus jerseys como el más demandado por los aficionados. Sigue sonando el nombre de LA, siguen viéndose el dorado y púrpura.

Y eso es lo que se trata en LA.

Así de sencillo. La franquicia estaba viajando en una barca de mediocridad y nifunifaismo que era ya preocupante. Desde la salida de Kobe, el equipo había fallado en intentar atraer a otra estrella que ocupar su lugar y en LA eso duele. Así salió Ketchup, incapaz de conseguir nada así y dejando de herencia los ya extinguidos contratos de Mozgov y Deng (#LakersLegends), pero sin nada para poder construir. Magic dijo justo antes del inicio de la temporada de firmas, que si no conseguía atraer a una estrella, lo dejaba… y Magic no es tonto y ya claramente tenía a James en la mira.

La llegada de James mucha gente la ligaba a la llegada de otro gran jugador. Paul George firmó antes que lo de James por Thunder y en Lupitalandia no se veía en ningún momento el traspaso de Leonard a Lakers a no ser que LA diera las letras de Hollywood, Jack Nicholson, los banners del Staples y el propio Staples, así que era algo que Lakers se negaba en redondo. Con lo cual, James (de momento) iba a estar sin esa estrella(s) que siempre le ha acompañado desde que salió por primera vez de Cavs.

En lugar de esto, Lakers ha firmado veteranos, pero no cualquier tipo de veteranos, sino esos jugadores que tanto nos gustan en La Crónica Desde El Sofá y que están muchas veces más cerca del jugonismo que del propio baloncesto.

Los nombres de McGee (!!), Stephenson (!!!!!!!!) y Beasley (!!!!!!!!!!!!!!) estaban claramente en la lista de unos 0 analistas como posibles/futuros compañeros de la aventura californiana de James. A Rondo no lo meto en el pack, porque Lakers ya llevaba un par de años rondando (:D) la idea de meter al ex base de Celtics en las filas lacustres para hacer de típico veterano para centrar a jóvenes, algo que muchos se echaron las manos a la cabeza, pero papel que ha funcionar perfectamente en las etapas de Chicago y New Orleans del nuevo base lacustre.

De nuevo para bien o mal se habla de LA.

Los contratos son anuales, con lo cual son piezas buenas para posibles traspasos si sale algo divertido o bien para el año que viene volver a tener espacio salarial para asaltar de nuevo el mercado. Son apuestas tal vez arriesgadas, pero en el riesgo está el éxito y ademés, personalmente pienso que estos jugadores no va a soportar el mayor bloque de minutos, dicho esto…

Vamos en este punto a volver un poco atrás, unos cuántos párrafos atrás donde hablábamos del trade que no fue de Leonard. Ahí se habló de muchos nombres donde RC Buford y Popovich pedían todo lo En, es decir, Ingram, Kuzma y hasta Hart. Magic & Pelinka se negaban a todo esto, con la premisa de que el núcleo joven del equipo debe seguir. Esa es la idea, juntar veteranía con la juventud con Lebron.

A Lebron James nos quedamos en su día sin verlo jugar frente a un no.1 como era Wiggins, de hecho, mucho se habló de aquel traspaso de Love, de que tal vez Cavs debió haber esperado a ver el combo James+Wiggins, pero se echaron adelante e hicieron el trade (y al final ganaron un anillo). Ahora la idea es ver cómo funcionan los Ball, Kuzma, Hart y sobre todo Ingram con alguien como James. La idea es buena, sobre todo por lo que han ofrecido en este tiempo los jóvenes, es decir, un potencial bueno que puede verse más que desarrollado con alguien como Lebron al lado. Un diamante por pulir y dónde tú has cogido al mejor joyero. Si todos apuntan a lo que parecen, la base es buena para juntarla con James.

Y de nuevo de esto se ha hablado mucho, de nuevo se habla de LA.

El experimento de Lakers podrá salir bien o mal, eso no lo sabremos hasta que no veamos rodar, pero lo que sí está claro es que Magic & Pelinka y en gran medida Jeani Buss han conseguido devolver a la franquicia al lugar que históricamente ocupa, a ese lugar donde se habla de ella y ya no como un equipo que se arrastra en la NBA, sino como algo que se está haciendo bien y se ha apostado por un proyecto a 4 años con Lebron James.

Episodio 130 – Agencia libre

En el episodio de El Podcast Desde El Sofá de hoy repasamos los movimientos más importantes que se han visto en el mercado de agentes libres hasta ahora en la NBA, vamos, los movimientos que todos tenéis en la cabeza y que seguro que estabais deseando oír sobre ellos por nuestra parte.

Podcasts de la Crónica desde el Sofá

Puedes oirnos también en Apple Podcasts, en iVoox, en Google Podcasts y en Spotify.

Ese viernes de febrero…

Lakers Get Gasol

Viernes 1 de febrero de 2008. Estaba sentado en el sofá tranquilamente viendo el telediario de TVE1. Tiempo de los deportes y la eterna Maria Escario daba el repaso a las noticias deportivas del día. En esta época aún sin teléfonos de última generación, aún sin apenas boom de redes sociales, el Telediario era una buena fuente de información, así como luego repasar las webs de siempre.

Entre noticia y noticia y ya justo cuando estaba a punto de despedir el espacio de deportes para ver que tiempo iba a hacer al día siguiente, Escario decía que había una noticia de última hora: Pau Gasol había sido traspasado a los Lakers. No me lo creía, para nada me lo esperaba y fui corriendo al ordenador para ver si era cierto. Entré en ESPN y sí, era cierto: Lakers get Gasol.

Por aquella época Kobe Bryant había pedido a la franquicia algo para poder optar al anillo, para dar ese paso adelante y meterse en todo lo alto de la conferencia oeste y buscar las finales. Este fue el paso. Pau Gasol llegaba a Lakers en un trade con Memphis Grizzlies donde los angelinos daban a Kwame Brown, Critterton, McKie, 2 futuras rondas y los derechos de…Marc Gasol. Pensaba en el quinteto compuesto por Fisher, Kobe, Odom, Bynum y Gasol y me estremecía.

Lo que vino después de todos es sabido. Lakers llegaría ese año a las finales frente a Celtics para en los siguientes dos años ganar los anillos que ahora mismo están en la mano de Gasol. 3 años mágicos que fueron sin duda un antes y un después en la carrera de Gasol y que se convirtió en el complemento perfecto para un Kobe que ganaba sin O’Neal su 4o y 5o anillo.

Muchos grandes momentos en estos 3 años, pero tal vez el punto álgido fue ese enfrentamiento a Howard en las finales de 2009, donde tanto ofensiva, como defensivamente Gasol fue muy superior a un Howard que estaba en el punto álgido de su carrera. Pau Gasol se convertía en uno de los mejores pivots de la liga y todo el mundo lo había presenciado. El grito era el anillo. El grito era todo.

The Scream

La siguiente temporada fue una de luces y sombras donde la salida rápida en 2a ronda de PO contra Dallas Mavericks (4-0) fue el punto donde Phil Jackson dejaba la franquicia y donde Pau Gasol vio como poco a poco la química que encontró en sus primeros 3 años se iba perdiendo.

Llegó el lockout y con él el punto clave en el principio del fin de la carrera de Gasol en Los Angeles. En una decisión que sorprendió a la grandísima mayoría, David Stern vetaba un trade entre New Orleans Hornets, Houston Rockets y Los Angeles Lakers donde Chris Paul iría a LA, Gasol a Houston y Odom, Scola, Martin y Dragic a Hornets. Pero no se aprobó por la NBA o mejor dicho, por el propietario de los Hornets que por aquel entonces era la NBA. Aquí empezó uno de los mayores ‘Y si…‘ de la historia de la NBA (los What ifs que tanto le gustan a Simmons).

Este trade que nunca llegó a realizarse, a parte de destruir al anteriormente conocido como Lamar Odom, hizo que las dudas sobre Gasol se proyectaran ya descaradamente y dejó al jugador de Sant Boi con la mosca detrás de la oreja.

A partir de este momento, entre muchos otros factores, ni Lakers, ni Gasol fueron los mismos. Y no hablamos de profesionalidad, que fue máxima, sino de ese algo que había ahí detrás, de ese intento de traspaso, aprobado por casi todos y que a últimisisisisisisisma hora se echó para atrás. Luego vino la cuesta abajo de Lakers con una plantilla claramente inferior a otros años y sobre todo con las lesiones de Kobe Bryant.

El pasado verano, Dwight Howard acababa contrato con Lakers y salía al mercado libre, en aquel desayuno que compartimos con Gasol, le pregunté si para cuando se le acabara a él el contrato esperaba también campañas de StayPau y cosas similares, sonríe y me dice que no, para nada y como dije en su día, mi sensación era clara. Iba a salir al mercado y probablemente salir de Lakers.

Y así ha sido, después de ser el jugador que más rumores ha llenado en los últimos años en tierras lacustriles y de que hasta última hora se rumoreara que Lakers quería el sign & trade, finalmente salió como agente libre y decidió irse a Chicago, donde jugará las próximas temporadas en un proyecto donde la salud de Derrick Rose será el gran * dentro del proyecto. Si él está sano y Noah al nivel que ha estado hasta ahora, podríamos decir que es otro gran candidato a ese Este tan abierto este año. Pero Gasol debe hacer algo que se le venía pidiendo en Lakers estos últimos años, meter mucha intensidad.

Su nuevo entrenador, Thibodeau, es exigencia en estado puro y no se casa con nadie, así que o hace todo lo posible y más o su paso por Bulls igual no es tan feliz como muchos vaticinan. Otra cosa a parte es que Thibs se encuentra por primera vez con una buena rotación interior con Noah, Gibson, Mirotic y el propio Gasol, así que habrá que ver que distribución de minutos realiza y sobre todo, quien se gana el jugar en los momentos decisivos. Va a ser divertido la verdad y uno de los grandes alicientes de esta nueva temporada que está aún lejos en el calendario.

Gasol ya es historia en Lakers. Su presente es Chicago. Para mi, volviendo al primer párrafo del texto fue toda una noticia, pero ya no por el hecho de que fuera Gasol, sino porque era una pieza más que apetecible para Lakers y así he visto a Gasol durante este tiempo en LA, un gran jugador que ha ayudado a mi equipo a ganar 2 anillos, pero como jugador de mi equipo le he intentado siempre exigir el máximo y a veces, me he quedado con ganas de más, con esa sensación de que podía darme más, y eso me da una rabia infinita. Es como aquel ‘qué podría haber sido...’, pero de nuevo entamos en el juego de Simmons y sus What IfsMe quedo con aquel grito, el grito que valió un anillo y el grito que demostró el potencial que tenía. Un grito que fue todo.

#DondeEstaJimmy

James Goldstein, Jimmy Goldstein, uno de los aficionados mas reconocidos dentro de la NBA y una de las piezas angulares de nuestra filosofía en La Crónica Desde El Sofá.

Con una casa digna de películas, series y anuncios, con linea de ropa, siempre acompañado de módelos a cada cual más joven y con un Instagram digno que sigáis ya o ya.

Jimmy es season ticket holder de Lakers y de Clippers, además, sentándose en el mismo sitio y lo más curioso, es declarado anti Laker y tal vez aficionado de Bucks, su ciudad natal… Pero el amigo Goldstein es más conocido por las ‘palizas’ que se pega en PO, donde igual en el mismo día lo podemos ver en 2 pabellones diferentes, así que vamos al juego…

Lo vamos a llamar #DondeEstaJimmy y la idea es que vía Twitter y usando ese hashtag, nos mandéis capturas o fotos de las pantallas, de allí donde veáis a Jimmy, para tenerlo controlado siempre… Este sería un buen ejemplo:

Así que ya sabéis, empieza #DondeEstaJimmy! Todas las capturas las iremos subiendo a nuestro Facebook.

Dejamos el sofá y nos vamos… al All-Star!

Sí, vamos a dejar el sofá unos días y nos vamos a ir al All-Star, pero además, literal, a partir del miércoles estaremos en Orlando y el sábado en Madrid para vivir el fin de semana de las estrellas en primera persona…

Desde el próximo miércoles estaremos por tierras de Disney para asistir a todos los eventos habidos y por haber (o a aquellos que nos de tiempo) del All-Star que se celebra el próximo fin de semana en Orlando. Iremos al Amway Center el viernes para ver el partido de Rookies y Sophomores (o la cosa rara que van a hacer este año), el sábado en los concursos y el domingo en el gran All-Star Game. Además te contaremos todo lo que pasa entre bambalinas en los entrenamientos, ruedas de prensa, pre/post partido,… todo!

Además, el próximo sábado noche estaremos en la Viewing Party de adidas en el Hard Rock Café de Madrid, donde entre otros contaremos con la presencia del mítico Ron Harper, ganador de 5 anillos con Bulls y Lakers. Desde allí veremos la jornada de los concursos, en una noche que tiene pinta de ser mítica.

Para no perderte nada, te recomendamos que nos sigas desde ya en Twitter y Facebook, ya que fotos, comentarios y demás irán casi al instante por allí. Aquí en la web tendréis como siempre las mejores crónicas de todos los días, de todo lo que vamos a vivir en esta All-Star Week en La Crónica Desde El Sofá.