Episodio 133: Hurgando

El el episodio de hoy de El Podcast Desde El Sofá hablamos hoy de las cosas que más nos han gustado y las que menos de esta semana y ahí han entrado Doncic, Westbrook, Hornets, KCP, Tatum, los primeros minutos de los partidos, Denver, …

También hemos hablado sobre la pelea que se vimos en el Lakers v Rockets y para acabar dejamos alguna que otra recomendación.

Hoy en El Podcast Desde El Sofá estuvo Javi Martín, Mario Maruenda y David Chanzá.

Podcasts de la Crónica desde el Sofá

Puedes oirnos también en Apple Podcasts, en iVoox y en Spotify.

Relevancia

Los Ángeles Lakers es una de las franquicias más laureadas de la NBA. Justo con Boston Celtics son los dos equipos que más anillos tienen a sus espaldas y mientras los de Nueva Inglaterra llevan ya unos años coqueteando con la élite a raíz de su entrenador y una serie de magias voodoos que su GM, Danny Ainge,  ha hecho en forma de picks, en cambio, la franquicia angelina ha ido haciendo un ejercicio disimulado de tanking, algo así como The Process pero de forma simulada.

En estos años, Lakers ha conseguido jugadores con futuro prometedor o simplemente jugadores que luego han servido para una cosa cuando se esperaba otra totalmente de ellos. Con la llegada de Magic y Pelinka, todo parecía que iba a cambiar y los guiños a el CBA y el hacer hueco salarial se veían en cada uno de los movimientos que los nuevos  porteadores de los sueños lacustres estaban haciendo.

Hace más o menos un año, allá por principios de verano de 2017, Bill Simmons soltaba algo como él lo hace, como si no dijera nada pero diciendo algo que sabe, ha oído o le han dejado caer: Lebron James acabaría jugando en Lakers. Por aquel entonces, este rumor no fue más que uno más, sin mucha atención por parte de muchos o cogido con risas y demás por parte de otros. Los meses han ido pasando y ese rumor cada vez cogía más y más fuerza. Que si quería ir a una GRAN ciudad para acrecentar su figura como empresario, que si quería aprender de Magic en el tema negocios, que si tenía 2 casas en LA… cada vez todas las flechas señalaban más a la franquicia que conduce Jeanie Buss.

Llegamos a la agencia libre de 2018, Lebron James es agente libre y a los pocos días, más concretamente el 2 de julio, su agencia de representación y mediante una escueta nota de prensa por Twitter, hacía oficial aquel rumor de Bill Simmons, Lebron James jugará en Lakers.

Desde ese momento el nombre de Lakers ha sonado y se ha leído más en dos meses y medio (con agosto de por medio que es lo que es) que probablemente en los años anteriores donde la parroquia lacustre se ilusionaba con un jugador con nombre de cantante de R&B.

Además, Lakers ha cambiado su equipaje por primera vez desde 1998, haciendo una versión más retro, más similar a los años del Showtime pero con el toque moderno actual, haciendo que la camiseta de James ya es una de las más vendidas en lo que llevamos de tiempo y que probablemente cuando salgan los datos oficiales, Lakers vuelva a tener a uno de sus jerseys como el más demandado por los aficionados. Sigue sonando el nombre de LA, siguen viéndose el dorado y púrpura.

Y eso es lo que se trata en LA.

Así de sencillo. La franquicia estaba viajando en una barca de mediocridad y nifunifaismo que era ya preocupante. Desde la salida de Kobe, el equipo había fallado en intentar atraer a otra estrella que ocupar su lugar y en LA eso duele. Así salió Ketchup, incapaz de conseguir nada así y dejando de herencia los ya extinguidos contratos de Mozgov y Deng (#LakersLegends), pero sin nada para poder construir. Magic dijo justo antes del inicio de la temporada de firmas, que si no conseguía atraer a una estrella, lo dejaba… y Magic no es tonto y ya claramente tenía a James en la mira.

La llegada de James mucha gente la ligaba a la llegada de otro gran jugador. Paul George firmó antes que lo de James por Thunder y en Lupitalandia no se veía en ningún momento el traspaso de Leonard a Lakers a no ser que LA diera las letras de Hollywood, Jack Nicholson, los banners del Staples y el propio Staples, así que era algo que Lakers se negaba en redondo. Con lo cual, James (de momento) iba a estar sin esa estrella(s) que siempre le ha acompañado desde que salió por primera vez de Cavs.

En lugar de esto, Lakers ha firmado veteranos, pero no cualquier tipo de veteranos, sino esos jugadores que tanto nos gustan en La Crónica Desde El Sofá y que están muchas veces más cerca del jugonismo que del propio baloncesto.

Los nombres de McGee (!!), Stephenson (!!!!!!!!) y Beasley (!!!!!!!!!!!!!!) estaban claramente en la lista de unos 0 analistas como posibles/futuros compañeros de la aventura californiana de James. A Rondo no lo meto en el pack, porque Lakers ya llevaba un par de años rondando (:D) la idea de meter al ex base de Celtics en las filas lacustres para hacer de típico veterano para centrar a jóvenes, algo que muchos se echaron las manos a la cabeza, pero papel que ha funcionar perfectamente en las etapas de Chicago y New Orleans del nuevo base lacustre.

De nuevo para bien o mal se habla de LA.

Los contratos son anuales, con lo cual son piezas buenas para posibles traspasos si sale algo divertido o bien para el año que viene volver a tener espacio salarial para asaltar de nuevo el mercado. Son apuestas tal vez arriesgadas, pero en el riesgo está el éxito y ademés, personalmente pienso que estos jugadores no va a soportar el mayor bloque de minutos, dicho esto…

Vamos en este punto a volver un poco atrás, unos cuántos párrafos atrás donde hablábamos del trade que no fue de Leonard. Ahí se habló de muchos nombres donde RC Buford y Popovich pedían todo lo En, es decir, Ingram, Kuzma y hasta Hart. Magic & Pelinka se negaban a todo esto, con la premisa de que el núcleo joven del equipo debe seguir. Esa es la idea, juntar veteranía con la juventud con Lebron.

A Lebron James nos quedamos en su día sin verlo jugar frente a un no.1 como era Wiggins, de hecho, mucho se habló de aquel traspaso de Love, de que tal vez Cavs debió haber esperado a ver el combo James+Wiggins, pero se echaron adelante e hicieron el trade (y al final ganaron un anillo). Ahora la idea es ver cómo funcionan los Ball, Kuzma, Hart y sobre todo Ingram con alguien como James. La idea es buena, sobre todo por lo que han ofrecido en este tiempo los jóvenes, es decir, un potencial bueno que puede verse más que desarrollado con alguien como Lebron al lado. Un diamante por pulir y dónde tú has cogido al mejor joyero. Si todos apuntan a lo que parecen, la base es buena para juntarla con James.

Y de nuevo de esto se ha hablado mucho, de nuevo se habla de LA.

El experimento de Lakers podrá salir bien o mal, eso no lo sabremos hasta que no veamos rodar, pero lo que sí está claro es que Magic & Pelinka y en gran medida Jeani Buss han conseguido devolver a la franquicia al lugar que históricamente ocupa, a ese lugar donde se habla de ella y ya no como un equipo que se arrastra en la NBA, sino como algo que se está haciendo bien y se ha apostado por un proyecto a 4 años con Lebron James.

Los nuevos Cavs

Sin duda alguna a estas alturas de la película y sobre todo si estás leyendo esto ya sabes que el pasado jueves fue el final del mercado de traspasos de la NBA y evidentemente sabrás que el gran agitador de este final de mercado han sido Cleveland Cavaliers.

El equipo de Lebron James, básicamente ha hecho un PC Fútbol y ha cambiado gran parte de la plantilla, vamos a refrescarte la memoria por si acaso:

Entran: Clarkson, Nance, Hood, Hill
Salen: Thomas, Frye, Wade, Rose, Shumpert, Crowder

Vamos, lo que se dice una buena lavada de cara al equipo y bajar la media de edad, ya que los traspasados tenían una media de  30.3 años y los nuevos 26.5, con lo cual, la bajada de edad es importante.

Todo esto sobre el papel está muy bien, pero luego viene realmente lo divertido y la pregunta que todo el mundo se hacía: ¿Cómo Lue va a acoplar todo esto para que funcione desde ya?

Antes de seguir, supongo que la gran mayoría de los que seguís leyendo esto, sabéis que anoche, bueno, la noche del domingo 11 de febrero, Cleveland Cavaliers se merendó a Paul Pierce (y supongo que también a Antoine Walker) en el partido que les enfrentó a Boston Celtics, un partido mega esperado y que era la puesta de largo de los nuevos Cavs (y la retirada de la camiseta de Pierce, al final del partido!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!). Mucho se ha hablado ya de este partido y eso que fue hace un rato, sobre qué contento está Lebron, que si esto es otra cosa, que si mira que paliza, que tiemble el este, Clarkson MVP, etc etc etc, pero desde aquí vamos a intentar mirar todo esto con un poco más de perspectiva de ver qué puede ofrecer cada uno de ellos, porque como todo el mundo sabe, cuando la cosa entra, todos estamos contentos.

Empecemos por los jugadores de los que menos se ha hablado, de Hill y de Hood. Por una parte el de ex-Jazz siempre se ha visto como un muy buen anotador, uno de esos jugadores que te molaría siempre tener en tu Fantasy, ya que ves que siempre que juega contra tu equipo anota sin parar y es la máquina en ataque que te jode vivo, pero vamos a mirarlo desde el punto de vista contrario: ¿Por qué Utah se lo ha quitado de en medio (y quería quitárselo desde hace tiempo)?

Esa es una gran pregunta y a parte del tema salarial, ya que es agente libre este verano y claramente iba/va a pedir un pastizal, la llegada a Utah de Mitchell le había robado un poco de protagonismo y a pesar de estar haciendo una muy buena temporada, estaba un poco en el club de hago 4 partidos buenos y luego desaparezco en 8, por eso, un entrenador como Snyder se lo ha quitado de encima, por esa acaparación de balón que estaba teniendo para intentar mitigar el nuevo foco de atención que estaba sobre el rookie y volver a recuperarlo.

Por otro lado tenemos a George Hill, o RL de Next, el cual estaba teniendo en Kings la peor temporada de su carrera, con una desidia digna de la franquicia de Sacramento, dejándose llevar claramente en defensa (lamentable) y con un contrato de estos a lo Deng o Mozgov, sí, Hill cobra 20 kilates anuales… ¿Cómo se os acaba de quedar el cuerpo?, un pastizal ultra mega brutal por un jugador que en esos momentos no era más que otro más del montón. Kings se lo quita de en medio por todo esto y por más…y leñe son los Kings, les da igual un poco todo. Pero el jugador que estuvo en Pacers en aquel mítico año con Hibbert y George poniéndole las cosas muy jodidas a aquellos Heat de James, Wade y Bosh, aquel jugador sí que se lo curraba en defensa y en ataque era el inicio de todo.

Con lo cual, tenemos dos jugadores, uno  que igual estaba en el lugar equivocado y que puede aportar mucho. A Cavs le hacía falta un base, más después de quitarse a Rose y Thomas, y Hill puede entrar muy bien en ese rol de jugador que puede llevar perfectamente el equipo que puede defender (si se acuerda de ello después de tantos años sin hacerlo) y que no tiene problemas de ceder el protagonismo anotador a James (como ya lo hizo con George en Pacers). Mientras el otro, viene en año de contrato, a seguir anotando probablemente en la segunda unidad, convirtiéndose en un nuevo JR Smith desde el banquillo, es decir, un anotador nato, para esos ratos donde James esté descansando presencial o mentalmente en el partido, eso sí, no le pidamos mucha defensa porque eso no lo va a ofrecer. Esto si lo vemos todo de forma positiva, pero si no es así, pues eso, Hill dejándose llevar por la pasta que va a cobrar sí o sí, y Hood un poco haciendo la guerra por su parte sin importarle muy bien el resto.

Y por último, vamos a hablar de los ya #LakersLegends. Como lacustre, puedo hablar bastante bien de lo que pueden aportar o podrían aportar tanto Larry Nance Jr como La Jefa de Animadoras.

A Larry Nance, le nombré hace unos cuantos podcasts (sí, volveremos!!) como un jugador que perfectamente podría acabar con su camiseta colgada del Staples, es decir, un jugador con rol secundario pero que a todos entrenadores gusta, que todos entrenadores meten en sus rotaciones, con grandes minutos y que a todos les gusta lo que aporta en pista. Un jugador con un tiro que va mejorando poco a poco con el tiempo, pero con una sensación de que lo deja todo en pista que gusta tanto a técnicos como a aficionados (y compañeros en pista). Luego tenemos el aspecto del showtime que puede ofrecer por esa capacidad atlética por hacer mates heredada, algo que le ha hecho hacer algunas de las jugadas más destacadas en las últimas temporadas (menudo robo el año pasado con lo de Mate del Año…). En definitiva, una buena pieza que puede encajar muy bien como jugador de intendencia para pelear todo balón habido y por haber y que la llegada de Kuzma a Lakers había reducido un poco su presencia en el equipo. También, podríamos decir que ha sido el gran perjudicado de tener que entrar como pack (como en su día Russell) de Clarkson.

Y hablando de La Jefa de Animadoras. Jordan Clarkson estaba cuajando en Lakers una más que decente temporada, saliendo de banquillo y siendo un buen candidato para el premio a mejor 6o Hombre de la temporada. Pero Clarkson siempre ha tenido un problema, es como lo que estaba siendo Hood en Utah, vamos, un jugador que igual tiene 5 partido tremendos, enchufando todo y más, pero luego desaparece por arte de birla y birloque durante otros 10, algo que en Lakers, pues vale, pues venga, pero que en la exigencia que demanda James en sus Cavs, igual no puede molar tanto, pero si está enchufado, lo podría ver haciendo 30 puntos en cualquier partido de PO de primera o segunda ronda.

Con lo cual, son dos buenos jugadores, pero no dejan de ser jugadores de nuevo de intendencia que Lakers, sobre todo en el caso de Clarkson, quería quitarse para hacer hueco salarial, buscando El Dorado este verano, pero vamos, eso es otra historia.

Así serían las nuevas piezas que tiene Cavs, unos jugadores que en sus equipos básicamente no quería o no necesitaban ya, que entran como nuevas caras, como una buena ráfaga de aire fresco a un equipo que semanas atrás parecía hundido y lleno de miseria.

Habrá que ver con el tiempo, si lo visto en Boston va a ser lo normal, o simplemente ese primer partido donde todo el mundo quiere agradar y hace lo mejor que puede, me viene a la mente el primer partido de Nick Young en Warriors donde era poco más que DIOS vestido de jugador de basket. Sólo nos queda esperar, pero tal vez Cavs no haya ganado más incorporando a estos jugadores, sino simplemente abriendo la puerta a los que se han ido, como cuando tienes un virus, te pones bueno y el día siguiente abres todas las puertas y ventanas para ventilar, pues básicamente eso ha hecho Cavs, ventilar la casa.

Veremos cómo sale todo.

Episodio 117: ESPN – El Mediaset americano

En El Podcast Desde El Sofá de hoy hablamos de lo lamentable que fue la retransmisión con Shaq, Barkley y Smith en Navidad, del futuro draft del All-Star, de Lonzo Ball y de los molones ‘nuevos’ Raptors.

Tenemos también Las Gotitas del Knickerfucker para contarnos lo que pasa en La Gran Manzana y acabamos con un par de recomendaciones, una serie, Arrested Development, y un nuevo podcast del Imperio de La Crónica Desde El Sofá, El Resto, dónde sí, hablamos de tenis (http://elresto.es).

Puedes también oirnos en iTunes,en iVoox y en YouTube. También puedes preguntarnos lo que quieras en nuestro Ask.

¿Qué pasa en LA?

Verano 2017, momentos antes del Draft. Lakers con el segundo pick. Era un secreto a voces, pero Lonzo Ball se iba a convertir en el nuevo base del equipo de Luke Walton, días antes, la franquicia ya había hecho ese camino con el trade que llevaba a D’Angelo Russell (y Mozgov) de camino a Brooklyn. Magic le daba las llaves del equipo.

A partir de ese momento, los niveles de optimismo en LaLaLand subían hasta niveles donde algunos se aventuraban a hablar hasta de los PO, en algo que al cabo del tiempo se ha visto que ni por asomo.

Acabamos 2017 y Lakers se encuentra siendo actualmente uno de los peores equipos en la NBA y además, sin pick, pero todo el mundo se pregunta, ¿qué está pasando en LA?

La respuesta es fácil y a su vez extremadamente compleja. Debido a las movidas salariales y demás, Pelinka & Magic han confeccionado una plantilla este año no pensando en esta misma temporada, sino en qué va a pasar en verano de 2018, con todo el riesgo que ello conlleva.

La idea que tienen es sencilla, tener todo el margen salarial posible para poder atraer a dos agentes libres por el máximo, los rumores hablan de LeBron James y Paul George (JASDJFSDHFJHSGJHSHJFJHFJSDFJHASJHDFJHSDF….), pero claro, para hacer semejante hueco hay que hacer una buena limpieza antes. Esa limpieza pasa por liquidarse los contratos de Mozgov y Deng, las últimas herencias de la era Ketchup, uno ya lo has hecho, y el otro sigue en el equipo, aunque no aparezca por ningún lado. Por otra parte, un par de fichas clave en estos jóvenes Lakers tienen su futuro difícil para seguir con el plan: Jordan Clarkson y sobre todo Julius Randle.

Además y para seguir cuadrando números, este año has firmado a Kentavious Caldwell-Pope por un mega pastizal y diciendo que va a ser tu referente en defensa, además de un movimiento más para hacer un guiño a James, ya que ambos pertenecen a la misma agencia de jugadores. También, López llega en el último año de su contrato, otro más que no estará.

Con ello, te encuentras con una plantilla dónde realmente la gente de los despachos no está pensando en este año, sino en el próximo dónde quitando de los Rookies/Sophomores y Larry Nance, el resto van a ser carne de otro equipo. Mal tema.

Obviamos todo esto, pero no lo perdáis de vuestra cabeza y nos metemos en el inicio de temporada, dónde el ritmo alto que quería ya Walton desde que llegó a Lakers le viene como anillo al dedo a Ball y sus alegrías en ataque con el movimiento de balón.

Con esto, Lakers se ha convertido en este inicio de temporada en un equipo alegre, molón de ver en pista, ya que no aburre y encima tiene el toque irreverente de los jóvenes, con Kuzma a la cabeza, Ball con su ritmo frenético y con un Ingram creciendo de forma notoria en este su 2o año de profesional.

Pero una temporada NBA es muy larga y como siempre llegan los bajones, las lesiones, las derrotas y la cosa ya no fluye como antes y el jijijajaismo de hace unos meses se empieza a convertir en frustración y un mal ‘body language’ en pista que llaman los americanos. Llegan los rumores de traspaso de Randle, un jugador del cual se esperaba mucho y que no se sabe muy bien cada vez se le ve más estancado y habiendo declarado que va a salir a la agencia libre, con lo cual, no sabemos si por estos rumores o simplemente por su bajo rendimiento, sus minutos disminuyen en pista y de nuevo hay caras y malos rollos. KCP ahora es Convict-Pope y básicamente sólo juega los partidos de casa porque está en una especie de arresto domiciliario y sus partidos son lamentables. López fuera un mes. Clarkson bajando sus porcentajes de tiros. Kuzma se le ve cansado…

Para colmo se lesiona Ball. Lesión menor, una semana de descanso, pero en ese momento se ven todas las carencias de Lakers, quién lo iba a decir!!! Toda la prensa, fans de otros equipos y Twitterfauna en general rajando del 2 de Lakers por sus malos (sí, lo son) números en cuanto a tiro y de repente sale de la rotación lacustre y todos, absolutamente todos lo echan en falta y ya Lakers no juega a nada, recordando a otros tiempos donde el Capitán General Superior del Tanque Lacustre era entrenador del equipo.

La gota que definitivamente ha derramado el vaso ha sido esa reunión que ha tenido toda la plantilla donde parece ser se han dicho cosas bastante claras entre ellos y sobre la franquicia y su futuro, vamos, recordad lo que decíamos al principio del post, sí, eso justamente, jugadores alegando que el año que viene no van a estar, que tal jugador va a ocupar su posición, etc etc. Vamos un caldo de cultivo maravilloso para de nuevo sacar los tanques un año más… pero este año no hay pick y ya no se saca tanque, se pierde un año.

Entre todo este desaguisado extraño que ha surgido en LA hay una figura que de momento, a pesar de alguna que otra extraña decisión en cuanto a las rotaciones, nadie toca ni pone en duda, y ese es Luke Walton, lo cual me parece perfecto, ya que cargarle las culpas al entrenador de una mala planificación no tiene ningún sentido y más cuando el equipo está medianamente sano y centrado, da muestra de que se está cociendo algo interesante para el futuro.

No tengo ni idea cómo va a seguir la temporada, ni cuántos partidos le quedan a Lakers por ganar o Randle jugando de amarillo/purpura, pero lo que si tengo claro es que el equipo ni es tan malo como parece ahora, ni tan bueno como la gente pensaba, lo que si tal vez se debería hacer es dejar las cosas claras y potenciar aquello que quieres mostrar a esos futuros agentes libres, vamos, tienes que venderte bien, y queda media temporada para hacerlo, porque sino, acabará Lakers pagando un pastizal por el Amaré Stoudemire de turno y habiendo perdido otro año más.

Episodio 114: Con dos partidos

En El Podcast Desde El Sofá de hoy hablamos de dos partidos, del Lakers v Sixers, para debatir al respecto de sus plantillas jóvenes y su futuro.

Luego analizamos el tremendo Celtics v Warriors, es decir, el partido entre los dos mejores equipos de la liga (bueno… Morey mediante), sobre todo del trabajo de Stevens en la franquicia de Nueva Inglaterra.

Tenemos nuestra dosis de Las Gotitas del Knickerfucker y acabamos con algunas recomendaciones molonas, como siempre vamos.

Puedes también oirnos en iTunes,en iVoox y en YouTube. También puedes preguntarnos lo que quieras en nuestro Ask.

El enigma PG

Como no podía ser de otra forma, y aunque era una especie de secreto a voces, Adrian Wojnarowski soltaba unas de sus WOJBOMB diciendo que Paul George, el jugador de Indiana Pacers había hecho saber a la franquicia que no iba a renovar su contrato en verano de 2018, recalcamos, verano de 2018 y que iría a la agencia libre básicamente para intentar su firma con Lakers. Y como siempre pasa después de las WOJBOMB, internet explotó.

Esto era algo que todo el mundo había medianamente escuchado o especulado, a Paul George le pone mucho jugar en Lakers y visto que Pacers iba un poco sin saber muy bien a donde, la visión de ese verano de 2018 con Paul George de purpura y dorado se estaba empezando a ver más claramente.

Después de la WOJBOMB y del trade entre Celtics y Sixers que parece que se hará oficial hoy (lunes 19), vamos a tener unos días muy divertidos hasta el Draft que bien podía haber empezado a tuitear cosas, pero he preferido escribirlo por aquí, ya que toca ver el punto de vista de los 3 metidos en todo este follón, por una parte Indiana Pacers, por otra Los Angeles Lakers y finalmente el jugador.

Hasta hace tan sólo unos días, parecía que George estaba totalmente de acuerdo con Pacers, que la franquicia le había dicho que esperara que iban a intentarlo una vez más con Bird esta vez quitándose un poco de en medio y centrando todo en potenciar un núcleo con él y Myles Turner, parecía todo tranquilo, hasta que Woj hizo de las suyas, con esto, según apuntan ya muchos medios, la gente de Indina se ha empezado a mover para intentar sacar algo por parte de un jugador por el cual, si pasa la temporada vestido de Pacer igual no le llega nada. Es decir, están intentando aplicar el ‘menos da una piedra’.

Aquí el tema se complica, ya que si todo es cierto y Paul sale al mercado libre en 2018, estaríamos hablando que al equipo que se le traspase iría sólo a jugar una temporada, una situación similar a la de Dwight Howard cuando fue a Lakers, con la gran diferencia que desde Los Angeles se esperaba que Howard firmara con ellos y hasta parecía que el propio Howard iba a firmar, luego pasó lo que pasó… en este caso, todo apunta a que no.

Ayer, hablando vía Twitter con el gran Alberto de Roa, comentábamos que no tiene por qué ser un equipo con aspiraciones el que vaya a por George, sino tal vez podríamos ver alguno que otro con necesidad de hacerse un hueco dentro de la parafernalia NBA y salir en medios, vender camisetas, ser la imagen, tener un posible All-Star, ya que todo eso es dinero y claro, franquicias como Kings o Hornets salieron a la palestra, pero siempre sin analizar qué podrían ofrecer a Pacers a cambio, aunque las sombras de las primeras rondas siempre deben estar ahí.

Yo por mi parte pensaba en algo más, pensaba en qué equipo añadiendo la pieza George se podría convertir en candidato al título y rápidamente vino a mi mente un equipo que está interesado en lo que los americanos llaman el win now, y no es otros que Cleveland Cavaliers.

La idea es clara, creo que no hay un equipo ahora mismo en la NBA más capacitado de morderle la tostada a Warriors que Cavs, básicamente porque tienen a LeBron James, así de claro y sencillo y claro tienen un jugador en su plantilla, que creo que Indiana cogería con los brazos abiertos por muchas razones, Kevin Love.

De esta forma, Cavs se quitaría un pequeño problema que siempre se ha comentado que ha podido haber, aunque siempre lo han intentado a negar, conseguirían un jugador que le quitaría mucha presión a James tanto en ataque como en defensa, lo cual sería esencial de cara a otro posible anillo. Por su parte, Pacers conseguiría a un All-Star con varios años todavía por delante de contrato y con la mente puesta en lo brutal que era Love siendo un jugador determinante, siendo el jugador franquicia, un jugador que en un día malo te hace fácil el 20-10, el jugador que estaba en Wolves. Ambos equipos ganarían cosas que quieren y el jugador, no se, poder luchar por un anillo, sería divertido creo yo, además, si se diera este escenario… tal vez se pensaría el seguir en Cavs más temporadas, aquí es donde entra el dilema Lakers.

Los Angeles Lakers tiene aquí el gran dilema del apostador, de esa persona que tiene que arriesgar para o bien ganar mucho o bien perder más, por una parte, con el pick 2 de este año, el equipo de Jeanie tiene una gran baza a su favor, aunque parece que esa ronda se va a quedar en casa y la usarán para vete tú a saber qué jugador ya que se ha hablado ya de Fox, de Jackson y claro, de Ball.

Parece que todo apunta a que Paul George querría firmar con Lakers en verano de 2018, pero claro, evidentemente esto no es promesa firmada, básicamente porque está prohibido, pero como todo el mundo habla de ello, se da casi como un hecho, así que si eres Magic Johnson, lo primero que piensas es, para qué voy a dar alguna ronda, alguno de mis jóvenes por algo que va a venir por nada el próximo verano?, tiene su lógica, verdad? Pero vamos al caso que os metemos arriba… y si ese año de alquiler se pasa en Cleveland?? se pondría nervioso la cúpula de Lakers e intentarían el trade ahora cuando parece que PG está en el mercado?

Son muchas preguntas y está claro que el precio que va a pedir Indiana va a ser alto, pero claro, la gente que lo busque puede ir claramente por la parte del pensamiento de Magic, con lo cual, parece que George puede salir relativamente barato. El gran Weiko me comentaba si un Deng o Mozgov + Clarkson + 1a Ronda 2019 haría por George ahora mismo, mi respuesta ha sido clara: Sí. Ya que con Paul George en el equipo, más el pick de este año y la base de jóvenes que hay, en un par de años esa ronda no será claramente como la de estos años atrás, con lo cual realmente no estás dando tanto como parece, el tema es claramente si Indiana aceptaría algo así, cosa que estaría por ver, pero claro, todo esto siguen siendo elucubraciones de un modesto aficionado, así que a saber.

Finalmente, tendríamos que ver qué opina el jugador. No tiene cláusula anti trade, como Melo o en su día como Kobe, con lo cual no se puede negar a donde lo envíen, así que está claro que para renovar en ese equipo en ese verano 2018 del cual tanto hablamos, tendría que ser algo que realmente le gustara, como pueden ser Lakers o como podría ser Cavs o si me apuráis Celtics, aunque parece que Ainge tiene otra cosa en la cabeza, así que la situación de George sólo la sabe él y probablemente es la que menos importe, cosa curiosa, pero ahora mismo está en manos de las franquicias de la NBA, como todos vamos.

Así que esto es lo que hay, esto es lo que pienso y probablemente cuando leas esto, ya se haya aclarado todo y estamos ante otra WOJBOMB o con George vistiendo la camiseta de Kings dando la mano a Divac, quién sabe, pero según dijo anoche Lowe, parece que la cosa va rápida, así que…