Episodio 139: El trade de Dragicevic

Hoy, por tercera semana seguida (!!!!!!!!!!!) en El Podcast Desde el Sofá, hemos hablado del trade de Dragicevic, el cual le ha llevado a Houston Rockets a cambio de un jugador apedillado Anthony.

Además también tratamos el regreso de Cousins a las pistas y cómo lo hemos visto en los dos primeros partidos con Golden State Warriors.

Seguimos con algo fuera de lo común, es decir, datos!!!! sobre las actuaciones de Curry en las finales y finalmente acabamos con las nuevas camisetas del All-Star (spoiler: lamentables).

Hoy en El Podcast Desde El Sofá estuvo Javier Martín, Roberto Vázquez, Mario Maruenda y David Chanzá.

Escuchar el PODCAST

Picks All-Star 2019

Como es ya tradición en La Crónica Desde El Sofá, el año lo empezamos con nuestros picks para el próximo All-Star, esta vez (por fin) se disputará en Charlotte y para eso, pues hemos elegido a los nuestros:

David Chanzá

Año extraño en los picks del All-Star, ya que he tenido la sensación que se ha hablado menos del AS y de las votaciones que nunca, también que se ha abierto muy tarde el tema de las votaciones, no se por qué, pero aquí estamos de nuevo ante la cita de ver nuestros elegidos.

Por el Este ha habido una serie de jugadores que estaba claro que iban a entrar, es decir, Antetokounmpo, Leonard, Embiid e Irving, estos 4 picks son sin lugar a dudas intratable y alguien que piense que alguno de ellos no debería estar en la cita de Carolina del Norte es que probablemente no está viendo el mismo baloncesto que el resto de la humanidad.

Para el quinto puesto he tenido dudas, pero después de revisar un poco la temporada y viendo que la fiesta se celebra en casa de El Jefe, creo que sin lugar a dudas el quinto voto debe ir por mi parte para Kemba Walker.

El base de los Hornets está haciendo una temporada tremenda y ya ha tenido varios momentos GRANDES en esta temporada, parece que está siendo su temporada por fin y aunque han habido rumores sobre una posible partida, su lugar dentro de la franquicia de Charlotte parece más que indiscutible. Además el All-Star dónde es? Pues eso, Kemba tiene que ir y ser la bandera de las abejas y colega de Hugo.

En el Oeste la cosa ha sido similar, hay una serie de jugadores que deben estar sí o sí por lo que están haciendo durante la tempora y luego hay una serie de dudas que son las que vamos a tratar.

Los fijos son Davis, Harden, James y Curry. Podéis decirme que Curry se ha perdido partidos por lesión, pero es que cuando ha estado jugando, ha estado al nivel tremendo de hace un par de años, con un baloncesto brutal y sobre todo mostrando como nos tenía acostumbrado ese nivel NBA JAM que tanto nos gusta, así que con lo cual, debe estar.

Mi gran duda ha sido para la última plaza y esta era si dársela a Westbrook, Durant o George. Por movidas de la NBA, sólo me faltaba una plaza dentro del quinteto, y debía ser un frontcourt. Westbrook estaba como guard y claro, por lo que he comentado antes, creo que Curry está por delante, pero ojo a la temporada de Westbrook, no tan efectista como otros años, pero mucho más efectiva de cara a su equipo y muestra de ello es la posición de Thunder. Así que con lo cual, la duda final era entre Durant y George. Durant con la ausencia de Curry ha sido Warriors, sólo tenemos que recordar el partido que se cascó contra Raptors en Toronto, por poner un ejemplo, por otro lado George está surgiendo en este último tramo como un jugador decisivo en estos ‘sorprendentes’ Thunder, vamos, Paul George en más modo Paul George que nunca, pero Durant está por encima y además George no quiso venir a Lakers, así que… no lo cojo.

Mención especial a Jokic, que tal vez debería estar de poder pillar dos pivots, pero se ha quedado un poco a las puertas de haber pasado a Davis.

Mario Maruenda

Si mis elecciones de este año fueran una banda, serían Status Quo (y sí, son las mismas que David, no hemos subido la misma imagen dos veces). A falta de pelotas para sobrerreaccionar y quitar a LeBron, Durant o Davis para poner a George, Jokic o a Luka (the hype is real), y perdonándole a Steph Curry los partidos perdidos, para mi hay 9 de 10 puestos en los equipos titulares que resultan inamovibles. Me falta el último exterior en el Este: con Oladipo un tanto retrasado en la pelea por consecuencia de sus dolores en la rodilla, la elección está para mí entra Kemba y Ben Simmons, y ambos han tenido trechos esta temporada que no llegan para mí al nivel esperado de un jugador titular de All-Star. Si pudiera o pudiese, cascaba aquí a Blake Griffin, que total, es el base de los Pistons, y me quedaba tan a gusto. Al final he puesto a Kemba, porque Simmons tiene años por delante para serlo por goleada, y el base de Charlotte tal vez no se vea en otra igual.

Para lo que quiero aprovechar este momento, es para reivindicar fehacientemente al jugador más infravalorado de la NBA en estos momentos: Don Kyrie Irving. Salvo quizá un periodo muy pequeño al principio de la pasada temporada, nunca ha estado para la opinión pública en la lista corta de candidatos al MVP, sólo ha sido una vez All-NBA (2015, y en el tercer equipo) y su nombre muy rara vez se ha puesto, ni como mención honorable, entre los Elite 8 de la NBA, aquellos jugadores con los que completo el resto de mi lista de titulares del All-Star.

Y Kyrie rellena todas las cajas de una superestrella de la NBA. Da el nivel tanto desde el punto de vista estadístico como del estético. Lo ha hecho tanto en la Regular como en los Playoffs, acompañado como en solitario, al contraataque o a media pista. Ha ganado un anillo, ha estado en tres Finales, y ahora es líder indiscutible de uno de los mejores equipos de la Liga. Es uno de los pocos jugadores de la Liga verdaderamente imparables, y resistentes a cualquier defensa,

Como llegó muy pronto, y pisando muy fuerte, a veces se nos olvida lo joven que es, y que hasta hace bien poco (si no todavía) estaba en plena progresión: a unos meses de cumplir los 27, es sólo un año mayor que Anthony Davis, dos más que Embiid, y dos y medio que Antetokounmpo. Sus mejores años están viniendo, y su evolución como pasador y defensor le han convertido en un jugador sin apenas debilidades.

Porque en defensa, que siempre ha sido el primer pero que se le ponía, no es ni mucho menos un colador. Rápido de manos y de cabeza, nunca podrá estar en este aspecto, por tamaño y capacidad atlética, al nivel de otro de los jugadores de esta lista, pero cuando su esfuerzo es máximo es capaz de incordiar al rival y aparecer para robar, desviar y rebotear balones que no deberían ser suyos, y con su madera para aparecer en los grandes momentos, verlo es más fácil cuanto más importante sea el partido.

Está teniendo una temporada fabulosa, en un equipo en el que casi todos sus compañeros están por unos motivos u otros, decepcionando en relación a las expectativas creadas a su alrededor. Para mí la única cuestión es su durabilidad: se ha perdido un tiempo significativo en cuatro de las ocho temporadas de su carrera NBA (a sumar a los problemas en su único año universitario), y se ha perdido unos Playoffs y la recta final de otros en cuatro viajes a la post-temporada. Aunque le pueda pasar a cualquiera, no sorprendería verle en el banquillo, vestido de alta costura, cuando en Boston se estén jugando las castañas.

Pero ahora está sano, a tope, y es uno de los 10 mejores jugadores de la Liga, sin mucho que envidiar al resto de la cumbre. Digámoslo alto y claro antes que alguno de los jóvenes talentos de la Liga vengan empujando y volvamos a tener la tentación de desplazarlo del sitio que merece.

Resumiendo el All-Star 2018

Una de las grandes tradiciones en La Crónica Desde El Sofá es una vez pasado el fin de semana del All-Star, repasarlo a nuestra forma en un bonito post, pues bien, vamos a ello, ya que se claramente que todos vosotros es lo que estáis esperando ahora mismo.

Empezamos por orden cronológico, como debe ser, por el partido de los Rookies, o como ahora dicen el de los jugadores de primer y segundo año que enfrenta a un combinado de jugadores de USA frente a jugadores del resto del mundo.

El partido tuvo nula historia, 0, además fue decidido pronto con una diferencia de unos 30 puntos por parte del combinado del mundo que iban vestidos homenajeando a los míticos Buffalo Braves (que luego se convirtió en Clippers) mientra que los americanos se dedicaban a verlas venir vestidos con los colores de los míticos MPLS.

Del partido realmente sólo vamos a destacar al MVP, el serbio Bogdanovic que fue realmente el más sólido desde la linea de 3 y que aportó más al partido… y el final, pues eso, nos tocó recordar a aquel infame partido de 2004 donde al final fue más un concurso de mates que otra cosa, algo que realmente ni fu ni fa de los grandes.

Sinceramente, la NBA debe plantearse algo con este partido, ya que no funciona y empieza a ser soso a más no poder.

Vamos al sábado, el que mucho gente dice que es el día grande del All-Star y como siempre es el día de los concursos, así que vamos también por orden, empezando por el concurso de habilidades, donde la NBA volvía a la fórmula de grandes vs pequeños, pero empezaba mal, con Embiid perdiendo la pelota en uno de los driblings… mal, mal… y el concurso seguía sin realmente nada de ritmo ni nada apetecible, ya que simplemente se limitaba a que el primero que meta el triple, se llevaba la ronda, porque al final se limita a eso.

Finalmente Dinwiddie se llevaba el título y Embiid hacía hasta trampas en una de las rondas… lamentable la verdad.

Turno de los triples, el plato álgido en los últimos All-Star, donde el plantel de jugadores cada año estaba siendo mejor y mejor, pero esta vez la cosa no empezaba demasiado bien, ya que el resultado más alto de la primera ronda fueron los 19 de Harris. A destacar, negativamente, la lamentable ronda de George o Lowry.

En la final Devin Booker se salió tremendamente, con 28 puntos, la más alta desde que se introdujo el nuevo carrito con los balones tricolores, pero qué básicamente podemos decir que fue de las mejores ya que hizo un 20/25 (el récord está en un brutal 21/25 por parte de Craig Hodges y Jason Kapono). Klay Thompson en la final también se cascaba 25 puntos (18/25) y al final subía un poco un concurso de triples que fue de menos a más.

Llegábamos al punto álgido del sábado noche, el concurso de mates, donde de nuevo no ganó el concursante con el mejor mate, pero donde vimos un par de mates tremendas.

En general el concurso estuvo bien, pero creo que no pasará a la historia. El jurado era un poco extraño, con DJ Khaled, Mark Wahlberg, Chris Rock y luego Lisa Leslie y el gran Dr J, pero luego vimos que Khaled fue muy bien en las notas, hasta que al final se vino un poco arriba, pero no está mal la verdad, no fue desastroso.

En cuanto a los mates, tremendo el momento de Nance con su padre, el cual estaba realmente emocionado al ver a su hijo con su antiguo equipaje, todo un detalle ultra molón.

El mejor mate fue el segundo de Smith Jr., un mate poco o nada visto con una dificultad extrema pero que no le sirvió ni para llegar a la final, donde Nance hizo un mate con doble tap o doble rebote en el tablero y donde Donovan Mitchell, el rookie de moda en la NBA, se llevó el título con un mate emulando el de Carter en aquel MÍTICO concurso del 2000.

Domingo. Día del All-Star Game, el nuevo formato del partido de las estrellas que abandonaba el formato Este v Oeste para ser más un formato de partido entre colegas, donde los dos más votados, Curry y LeBron, elegían su equipo para enfrentarse unos a otros, pero claro, como es habitual en la NBA, antes del partido, presentación de los equipos. El año que los presentaron The Roots fue sencillamente lo mejor de todo el finde y claramente será difícilmente superable y si encima llevas a Kevin Hart, pues eso… lamentable.

Luego tenemos el tema del himno por parte de Fergie… ufffffff no sabría que deciros… me gusta las cosas diferentes, pero creo que la amiga Fergie se pasó del tema, pero ey! está bien las cosas diferentes, aunque nunca nadie superará el de Marvin Gaye.

El partido… HUBO PARTIDO!!! eso es la gran noticia de todo el fin de semana, el nuevo formato funciona!! y con eso ya es todo éxito. Los dos equipos mostraron ganas de ganar el partido, ganas de hacer las cosas bien, sobre todo el equipo de LeBron con Casey como entrenador que puso las cosas en su sitio en el aspecto defensivo, con jugadas de presión a toda pista, traps, 2vs1 y cosas así que molaron bastante.

Muy jugón también el pique Westbrook vs Embiid que ya venía de antes y que siguió durante el ASG, lo cual… mola y al final se extrapoló a TODOS contra Embiid, cosa que hizo que hasta D’Antoni tuviera que hacer cambios de ataque-defensa!!!!!!! Espectacular.

A destacar la seriedad de Thompson y Lillard desde fuera y el final del partido, con Review incluida y que al final se llevaba el Team LeBron donde éste se llevó un nuevo MVP.

En definitiva, y como resumen fue un buen AS, donde sin duda alguna, la nueva fórmula del partido de las estrellas y su correcta ejecución fue la gran nota del finde, por el lado negativo, el concurso de habilidades y el partido de Rookies, tienen que ser estudiados de nuevo…porque huelen reguleros…

Episodio 118: Al día

Vuelve el único e inigualable Podcast Desde El Sofá, donde hoy intentamos ponernos al día con todos los trades que vimos durante y antes del gran Trade Deadline de este año.

Hablar de todos los trades nos llevó, como no podía ser de otra forma, a hablar de los nuevos Cleveland Cavaliers, con todos sus pros y contras.

Después hicimos nuestras apuestas para los concursos del All-Star, Spoiler… no fue tan mal eh????????? y para acabar con el All-Star Weekend, Mario dio LA SOLUCIÓN al problema de esta fiesta, nunca mejor dicho, del baloncesto.

Seguimos con la recomendación semanal por parte de David, que nos trajo la cuenta de Instagram de uno de los mejores fotografos de la NBA y…entrando al final cual buzzer beater de Hardaway JR, llegaron Las Gotitas del Knickerfucker.

Puedes también oirnos en iTunes,en iVoox y en YouTube. También puedes preguntarnos lo que quieras en nuestro Ask.

Las camisetas del All-Star 2018

Se acerca la fecha del próximo All-Star y como no podía ser de otra forma, ya tenemos con nosotros las camisetas que vestirán los jugadores elegidos en la próxima cita del All-Star Game en el Staples Center de Los Ángeles.

Como todos sabéis este año ha habido cambios, muchos en muchas cosas, como por ejemplo, la entrada de Nike como proveedor oficial de camisetas y también la forma en que los equipos se han formado para este partido de las estrellas.

Para ello, las nuevas camisetas tendrán el logo del Jumpman de Jordan y el logo del equipo en grande delante, además, vendrán en blanco y negro, con una tipografía simulando las señales que se pueden encontrar por la ciudad californiana, además, en la parte de la nuca, vendrá la inscripción de LA 2018. También otro detalle, serán las estrellas que habrá en los laterales, simbolizando los All-Stars ya disputados.

Las camisetas ya están a la venta tanto en blanco como en negro, además de los jugadores que formarán parte de la NBA, Nike/Jordan sacará a la venta la camiseta de Jordan y Kobe Bryant también para conmemorar la cita de Los Ángeles.

Estas nuevas camisetas, nos recuerdan a aquella época en que la NBA decidió que cada jugador jugara con la camiseta de su equipo durante el All-Star Game, lo cual hacía del partido algo multicolor y diferente, este año será yin vs yan, blanco vs negro.

Nuestros picks para el All-Star 2017

Como viene siendo ya una tradición en La Crónica Desde El Sofá, aquí os vamos a traer nuestros picks para el próximo All-Star Game que se disputará en Charlotte New Orleans el próximo mes de febrero…

Mario Maruenda

Con todos los respetos para los merecedores aspirantes, me he puesto delante de la página de votaciones con varios jugadores ya elegidos: Harden, Westbrook, Durant, Davis, James, Antetokounmpo, Butler y Lowry estaban dentro. La mezcla de desempeño, números y rol dentro de sus equipos de estos ocho jugadores en el primer tramo de la temporada me ha parecido por encima del resto. No digo que sean los mejores jugadores de la Liga ahora mismo, pero si los ocho… ¿protagonistas? de lo que llevamos. Cinco repiten de mi lista del año pasado, uno estuvo lesionado, otro ha vuelto este año en mejor forma, sin Kardashian, y con venganza pendiente y el octavo es el puto Greek Freak. Suerte tengo de no tener que haber elegido entre ellos (podría haber añadido a la lista anterior a Paul o Curry perfectamente, pero es que van contra el candidato 1a y 1b para MVP, y ni me he molestado), y así puedo plantearme con más calma los dos que me faltan: un jugador interior en el Oeste y un exterior en el Este.

La lista corta de candidatos para la primera plaza la forman Cousins, Gasol, Leonard y Green (Draymond), con Griffin, Gobert y el voto antisistema a Pachulia un poco más atrás. En la segunda me he obligado a elegir entre Irving, Thomas, DeRozan, Walker y Wall.

En el último puesto del Oeste me pasa lo de siempre: qué fácil y qué difícil resulta para estas cosas dejar fuera a Cousins. Me resulta imposible justificar que Anthony Davis sea un fijo y él no, cuando sus estadísticas a día de hoy están calcadas, y si cambiaras a los dos jugadores de franquicia, da la impresión de que la posición de ambos equipos podría ser idéntica. Pero lo dicho, qué fácil es dejarlo fuera. Draymond Green es el corazón del equipo que más partidos ha ganado en la Liga, y Marc Gasol está haciendo una temporada fabulosa y los Grizzlies son la historia más bonita de la temporada, pero… en la prueba del algodón (empezamos la temporada, tienes un equipo que es un lienzo en blanco, con lo que sabes a día de hoy, te quedas con…) me sale Kawhi, y no me lo he pensado mucho.

En el Este, donde Wall y Walker, mereciendo mención, están un poco descolgados del resto, la elección está entre tres máquinas de anotar en primer, segundo y tercer lugar, que no ofrecen mucho en defensa. DeRozan, Irving y Thomas, parte indiscutible de la élite anotadora de la liga, se encuentra, tirando de tópicazo, en plena madurez: es el mejor momento de sus carreras. Pero hay que cribar, y tiro a DeRozan el primero, porque es menos eficiente (sí, los triples cuentan), pero sobre todo, porque comparado con los otros dos se desentiende de la tarea de distribución: tiene que hacer menos que Irving y Thomas.

Y así llegamos a la primera gran decisión de 2017: Kyrie o Isaiah. Thomas está teniendo una temporada ligeramente mejor por números, pero Irving ha sido protagonista de los mejores momentos de Cleveland esta temporada, y tras su papel en los últimos Finales, su perfil como estrella es más alto. Kyrie tiene una ayuda en LeBron con la que Isaiah no puede soñar, pero al mismo tiempo, tener que repartir con él el liderazgo, le quita las oportunidades que podría tener para coger estadísticamente a Thomas, que es líder y alma en su equipo (lo que también conlleva más responsabilidad). Creo que no cambiaría a Irving por Thomas si fuera Cleveland, pero tras pensarlo un poco, sí al contrario, así que en la prueba del nueve en este caso gana Irving.

Aún así, cuando los ponemos frente a frente, es inevitable recordar aquella gráfica de cuando Thomas aún estaba en Sacramento, y en plena fiebre Irving allá por 2013, alguien nos hizo ver que no eran tan diferentes. En el momento parecía una boutade, hasta con los números delante, pero el tiempo le ha dado la razón. Por este gráfico y aquella curiosidad de ser primero y último de un mismo Draft, han quedado conectados, pero a Isaiah siempre le ha tocado la pajita más corta. Thomas se fue de los Kings por la puerta de atrás, llegando a un equipo que tenía dos bases, por un contrato de mierda en el contexto multimillonario de la NBA, del que le traspasaron por unos cacahuetes. En Boston ya por fin le aprecian y gana partidos, pero tiene que seguir oyendo que a los Celtics “les falta una estrella”, como si él no lo fuera. Por todo eso, y porque encima parece que su temporada va a más, esta vez gana él.

David Chanzá

Este año las elecciones del All-Star son algunas más fáciles que nunca. Este año tenemos el hueco que deja Kobe, sí, yo soy de los que lo seguiría eligiendo pues porque me da la gana y porque sí, así de claro.

Así que partiendo de la base que hay una serie de jugadores que lo tiene claro, vamos a ver los picks en las dos conferencias para ver al final con que quedamos.

Empiezo por el Oeste donde el trio de OKC debe estar sí o sí en este quinteto inicial, ya que en esta primera de liga está siendo lo mejor de lo mejor. Sí, tres jugadores que han estado no hace mucho en el mismo equipo son candidatos al MVP y es muy divertido que ahora mismo sólo uno de ellos esté… cosas de decisiones, trades y movimientos extraños.

Con esto tenemos a Durant en su nueva etapa en Warriors por una parte, por otra tenemos al amigo Westbrook haciendo triples-dobles hasta para pedir pizzas y finalmente tenemos a un Harden que hace dos años coqueteó con el MVP, incluso en aquellos chungo-premios de los jugadores, se le dio a él, que ha vuelto con una sistema en su equipo que le beneficia al 3540% y que está cogiendo como propio y explotándolo a la máxima potencia.

Esta triple elección ya te deja con un susto… Curry?!?!?!?! Pues sí, amiguitos, el doble MVP este año se queda fuera de mis elecciones para el All-Star, no se si víctima del sistema o que simplemente ha querido coger un segundo plano dentro de su propio equipo con la llegada de KD. Lo cierto es, es que ahora mismo está haciendo números de su primer MVP, pero ey!, lo tenemos claro por aquí y se convierte en una víctima de la llegada de Durant a la Bahía…quién lo iba a decir.

Luego nos quedan las dos plazas de los ‘grandes‘. Desde que la NBA se cepillara a los pivots esta parte es a veces hasta complicada, pero vamos… hemos venido a jugar.

Por una parte Kawhi Leonard debe estar sí o sí. Es un jugador total en un equipo que está en Modo Popovich, es decir, sin casi hacer ruido y ahora mismo siendo el segundo mejor de la liga, jugando un baloncesto más que efectivo, pero vamos, ese es otro cantar. Leonard sigue a la suya, mejorando el tiro exterior (y todos los tiros en general) y siendo el puntal defensivo del equipo que sigue buscando (y encontrando) a Lupita, temporada sí, temporada también.

Para el último puesto, el cual todo el mundo decía que iba a ser para KAT, pero oh… decepción de temporada y a mirar hacia otro lado. Tal vez Davis?, sus números probablemente lo merezcan, pero un servidor va a ir un poco más allá y voy a bajar al Mississippi para ver que una de las historias de esta primera parte de temporada es ver como nuestros Ositos siguen a la suya, con un nuevo estilo de juego y con un pivot que ha sido jugador defensivo del año y que encima ha sumado a su faceta la de tirador de 3, acoplándose de forma perfecta a esa nueva filosofía y haciéndola suya. Marc Gasol.

Y tranquilos que no es un pick chovinista ni mucho menos, los que sois seguidores de La Crónica Desde El Sofá, sabéis que aquí probablemente de todo menos eso, pero la temporada de Gasol está siendo un lujo, sobre todo con esa baja que parecía que iba a ser mayor de Conley y haciendo que el equipo no pierda un ápice de competitividad en una conferencia donde gallitos hay por todos lados.

Cogemos nuestro SofiJet Privado y cambiamos de conferencia.

Aquí tenemos a Culebron James que de nuevo tiene que estar sí o sí, por motivos que creo que no hace falta perder mucho el tiempo para ello. Por otra parte tenemos a Jimmy Butler que lo está reventando en Bulls, no probablemente haciendo que su equipo pueda aspirar a ‘algo’, pero si en el plano personal donde claramente ha dado un paso adelante y ha adelantado por la izquierda y casi sin avisar a Paul George, uno de mis jugadores favoritos, pero que se va a tener que quedar fuera de mis picks.

Luego cruzamos el muro y allí tenemos que ver la tremenda temporada jugando a lo old school que está haciendo el anteriormente-futureLaker y ahora hombre casi franquicia de los Raptors de Toronto, el bueno de DeMar DeRozan (qué nombre más molón!) y un servidor también va a coger a Lowry. El base del equipo de Ujiri está de nuevo al nivel del año pasado, en un equipo que mantiene su base, con lo cual todo va mucho más rodado.

Mención especial aquí a Isaiah Thomas, que aunque no defiende ni al tato, es uno de los jugadores actualmente más tremendos de ver con su look Iversariano y sus actuaciones, merece estar en el All-Star la verdad y en este caso, en mi caso vamos, se queda de nuevo a las puertas.

El último puesto tengo que ponerme  el himatión e irme a Grecia para rendir pleitesía a Giannis Antetokounmpo (prometo que lo he escrito CASI bien a la primera…me faltó la n!!!) el cual está siendo la sensación de la liga en esta primera mitad. Sencillamente tiene que estar para esta fiesta del baloncesto llamada All-Star y que cada año nos gusta menos, pero que sigue ahí.

Episodio 82 – The Life Of Mario & David

En el podcast de hoy hablamos del único equipo que podría ganar a Golden State Warriors, del Cavs vs Raptors, volvemos a hablar del All-Star y como intentar arreglar el ASG y acabamos con Kanye West…

Puedes también oirnos en iTunes,en iVoox,en YouTube, en SoundCloud y en Radio4G, en su canal Radio4GUSA. También puedes preguntarnos lo que quieras en nuestro Ask.

Hay que arreglar el All-Star Game

Este artículo es el que cada año hago después del All-Star, donde repaso lo que ha sido el fin de semana de las estrellas en la NBA, donde las 3 jornadas siempre hay algo que contar. Pero este año voy a cepillarme esto porque me da la gana y voy a hablar de algo bastante más serio y que tenemos que hacer entre todos algo. Hay que arreglar el All-Star Game.

Anoche, cuando Marv Albert comentaba que el marcador del Air Canada Centre no tenía un 2 delante en la primera cifra, para poner 200 en los puntos, una parte de mi entraba en un modo de auto combustión interna que hacía que tuviera que escribir esto que estáis ahora mismo leyendo. El partido de anoche se quedó a nada de que dicho marcador entrara en un Efecto 2000 y el Apocalipsis reinara dentro del departamento de IT del comité organizador del ASW, con un marcador de 196-173 para el Oeste, algo que ni los Suns de D’Antoni o los actuales Warriors sueñan en sus noches más húmedas.

Siempre he dicho que el inicio de lo que vemos hoy en día fue en el All-Star de 2004, más concretamente en el partido de Rookies donde por primera vez jugaba LeBron James, Carmelo Anthony…y todo ese famoso Draft de ese mismo año, en esa edición el partido de los jugadores de primer año contra los de segundo, se dedicaron, sobre todo en los minutos finales a hacer un improvisado concurso de mates, con los jugadores quedándose parados en media pista esperando el mate de turno. A partir de este momento, los ASG se han convertido en un concurso de mates-triples en medio de un partido, algo que conforme están pasando los años está haciendo que el récord de anotación se supere edición tras edición.

Sí, desde esta parte del Atlántico vemos el partido como algo más que una pachanga, pero en USA el evento del domingo es algo más que importante, algo que figura hasta en algún contrato que otro con la consiguiente bonificación por jugarlo, todo un honor, todo un hito en tu palmarés el poder asistir a tan magno evento, de hecho, fijaros que hasta los jugadores lesionados tienen que hacer acto de presencia y ser presentados, vamos, es algo que tiene muy buena consideración, pues bien, os lo estáis cargando.

¿Cómo podríamos arreglarlo? Pues la verdad es que no lo se. A mi me gusta el formato y soy clasicista en ese aspecto. Me gusta el Este vs Oeste, los de un lado, contra los del otro, pero hay que hacer algo más para que esto no se convierta en una reunión de colegas con los hijos de los mismos en el banquillo haciendo cucamonas. Hay que ponerle algo de seriedad. Cierto que a esto también afecta la NBA que vemos hoy en día, es decir, una liga donde rara vez se ve algún pique tremendo y donde las rivalidades están contadas con los dedos de media mano. No, no hay la mala leche (o puñeterismo) de los 80 o 90 por decirlo de algún modo.

¿Ideas? Pues sinceramente como decía antes no me vienen muchas, tal vez como alguien dijo que los jugadores fueran elegidos en la misma pista por un entrenador u otro para conseguir algo de pique, pero esto echaría por suelo el misticismo del Este vs Oeste. Otra opción que se me ocurre es algo parecido a lo que han hecho en la NHL donde se han montado una especie de rey de la pista o no se, hacer como en los Rookies un USA vs Mundo? Aunque este año sólo ha habido 1 europeo en pista…

Los jugadores se lo toman como una fiesta, como un premio, como un descanso en una más que sobrecargada temporada, un soplo de aire fresco, pero habría que sentarlos y decirles 4 cosas a estos jugadores.

Me gustaría que en una edición se abucheara, se mostrara el publico cabreado con lo que está viendo. Sí, sois los mejores, pero os quiero ver competir mínimamente, no de risas y defendiendo a lo Harden (antiguamente) cada una de las jugadas, es decir, ni con la mirada. No pido que haya sangra y malos modos, sólo pido que un equipo quiera ganar, que tenga un incentivo para hacerlo y sobre todo para que el otro equipo no lo haga, que tal vez lo que necesitamos es eso.

Necesitamos que los jugadores que acuden a la cita de cada febrero tengan algún tipo de motivación, no se, agregar 10 millones de seguidores en Instagram a los jugadores que ganen o algo similar que haga que esta gente se ponga las pilas y realmente nos muestre algo que recordar. No me gusta lo del factor cancha para la conferencia que gane, como se hace en la MLB por ejemplo, no creo que esto sea una buena vara de medir, pero sí opino que la liga debe hacer algo para que esto no se convierta en partidos de 200 puntos, donde cada uno va a ver que mate o desde donde puede tirar.

Me gusta que sea una fiesta, que hayan cosas excéntricas, pero quiero competición, quiero piques, quiero a ese Iverson motivado para remontar 20 puntos, eso es lo que quiero, no tener que espera a que el partido esté igualado para igual en los últimos 5 minutos ver algo, para eso…que el partido dure 5 minutos.

No lo se, pero Adam Silver que se que lees esto, algo tienes que hacer para que en Charlotte el año que viene no veamos el 200 en el marcador y que sobre todo, cada vez la gente tenga menos ganas de ver el partido, que eso sí que sería triste…