Esta NBA está adulterada

Por si alguien de vosotros ha estado en alguna burbuja temporada y se levanta ahora con Chris Paul en los Clippers, os recordamos que no hace nada CP3 estuvo durante unas horas en la plantilla de Lakers, luego vino El Veto y a partir de ahí muchas cosas pasaron que hacen que la NBA de este año esté adulterada.

Empezamos por a los que les toca directamente, es decir Lakers, Rockets y Hornets.

Lakers sin duda es el que peor lo tiene, gracias a este veto a parte de quedarse sin Paul, se ha quedado sin Odom, cabreado por verse incluido en un trade (parece mentira que después de tantos años no sepa de qué va esto llamado NBA…) pidió sin dudarlo el trade con lo cual, adiós Odom. Lakers mientras se queda con Gasol, con lo cual no está mal, para que nos vamos a engañar. Rockets pierde a Gasol, que iba a ser lo que iba a recibir, pero a cambio retiene a dos de sus jugadores principales, Scola y Martin. Y Hornets pues no recibe nada de Rockets de momento.

Luego tenemos a los siguientes afectados. Mavs se encuentra casi sin querer con Odom, una pieza que le viene muy bien para su veterana plantilla.

En el caso que se hubiera hecho el trade, Rockets hubiera puesto todo lo ponible para poder conseguir a Marc Gasol y juntar a los dos hermanos, con lo cual Grizzlies lo hubiera tenido ‘algo’ más complicado retener a Marc.

La llegada de CP3 a Lakers hubiera supuesto el primer paso para hacerse con Howard, que finalmente se queda en Orlando, fastidiando de paso a Nets que lo tenían entre ceja y ceja. Nets piensa entonces en Nene, pero Nene visto lo visto se queda en Nuggets.

Celtics que veía que Hornets se movía fue a por el sign-and-trade para coger a West, pero entre que éste pedía mucha pasta y que Stern tenía el modo “de-aquí-no-se-mueve-nadie” desestimaron la operación, que al final la hizo Pacers.

Los Sixers tenían acuerdo con Denver para traspasar a Speights a Nuggets, en caso de no hacerse lo de Nene, pero claro, al hacerse, pues nanai.

Y llegamos a Clippers que han tenido que dar a Gordon, Kaman y Aminu para poder recibir a CP3.

Resumiendo, en el caso de que Stern no se hubiera disfrazado de dictador, tendríamos a unas 12 franquicias de la NBA que ahora mismo no tendrían los jugadores que tienen y seguro que detrás de las cortinas habían más cosas medio hechas o hechas enteras… y Kobe cabreado.