Episodio 139: El trade de Dragicevic

Hoy, por tercera semana seguida (!!!!!!!!!!!) en El Podcast Desde el Sofá, hemos hablado del trade de Dragicevic, el cual le ha llevado a Houston Rockets a cambio de un jugador apedillado Anthony.

Además también tratamos el regreso de Cousins a las pistas y cómo lo hemos visto en los dos primeros partidos con Golden State Warriors.

Seguimos con algo fuera de lo común, es decir, datos!!!! sobre las actuaciones de Curry en las finales y finalmente acabamos con las nuevas camisetas del All-Star (spoiler: lamentables).

Hoy en El Podcast Desde El Sofá estuvo Javier Martín, Roberto Vázquez, Mario Maruenda y David Chanzá.

Escuchar el PODCAST

Episodio 136: Motín

Vuelve El Podcast Desde El Sofá para hablar de otro nuevo proceso de autodestrucción, esta vez en Chicago, donde las cosas han pasado a otro nivel totalmente diferente.

Después hablamos de qué está pasando en Houston y para acabar tratamos lo que puede pasar (o no) cuando a partir del próximo 15 de diciembre se puedan traspasar jugadores nuevos en sus equipos.

Hoy en El Podcast Desde El Sofá estuvo Javier Martín, Roberto Vázquez, Mario Maruenda y David Chanzá.

Podcasts de la Crónica desde el Sofá

Puedes oirnos también en Apple Podcasts, en iVoox y en Spotify.

Episodio 135: Y Dwight no ha hecho nada

Hoy en El Podcast Desde El Sofá hablamos del proceso de autodestrucción de Washington Wizards, comentando todas las posibilidades de traspaso y qué equipos puede optar a alguno de los jugadores.

Para acabar, comentamos rápidamente qué pasa con Melo, Fultz, Young…

Hoy en El Podcast Desde El Sofá estuvo Javier Martín, Roberto Vázquez, Mario Maruenda y David Chanzá.

Podcasts de la Crónica desde el Sofá

Puedes oirnos también en Apple Podcasts, en iVoox y en Spotify.

La ventana

Hay un término en el ámbito periodístico norte americano que siempre me ha fascinado. Una expresión que seguro que todos vosotros habéis oído y habéis leído en multitud ocasiones y que muchas veces probablemente haya pasado por delante sin dar mucha importancia, la ventana.

Tendría que investigar bien, pero probablemente el origen sea algo militar, ya que en alguna película que otra también aparece. La traducción directa al castellano sería algo así como la oportunidad, pero claro, una oportunidad no se abre o se cierra o está algo cerrada o algo abierta, en cambio una ventana sí.

Cuando se habla de la ventana en deporte, se habla de eso, de una serie de oportunidades que están ahí y como una ventana, cuanto más abierta, más oportunidades hay. Esa ventana se puede abrir, se puede cerrar o simplemente puede dejar de existir.

La ventana de Houston Rockets para asaltar el anillo no sabemos si está más abierta o cerrada que lo estuvo el año pasado.

Hagamos un poco de memoria. Houston Rockets el año pasado fue el mejor equipo durante la temporada regular de la NBA, con 65 victorias (!!!) haciendo una de las mejores temporadas en la historia de la liga, con el récord de triples anotados en lo que de momento es el momento cumbre del MoreyBall, es decir, 3>2.

La llegada de Chris Paul el año pasado trajo consigo muchas dudas, ya que ver a un jugador como Paul, muy acostumbrado al tiro de media distancia a la filosofía de tirar de 3 o hacer bandeja, fue uno de los puntos clave en la temporada pasada. Pero el resultado no pudo ser mejor. Paul quitaba a Harden de su faceta organizativa del juego, con lo cual, el 13 de Houston podía hacer y deshacer en ataque casi a su antojo y con ello consiguió su anhelado MVP. Todo era perfecto, todo funcionaba extremadamente engrasado.

El equipo confeccionado por Morey estuvo exactamente a un partido de ganar a Golden State Warriors en las finales del Oeste, estuvo probablemente a unos 27 triples fallados de ganar el Oeste en el séptimo partido de dichas finales, es decir, estuvo a nada de jugar la final de la NBA, donde probablemente hubiera tenido un amplio porcentaje de posibilidades de asaltar un nuevo anillo para la franquicia de Texas, desde que allá por los 90, aprovecharan de forma genial los años sabáticos de Jordan.

Pero no fue así.

La sensación de oportunidad perdida ha llegado a la franquicia de Houston y este verano tenían que afrontar cosas importantes para su espacio salarial.

Chris Paul renovó por 4 años a 40 millones por temporada. Un contrato de niveles everísticos y siendo claramente un pequeño peaje a su incorporación la pasada temporada. Además, una de las grandes incógnitas del verano que era Clint Capela, también finalmente acabó firmando su renovación en Houston por 5 años a 18 millones la temporada. Con este espacio claramente cubierto y con Harden también con un contrato sabroso, las renovaciones de Ariza y Mbah a Moute se antojaban complicadas al menos y así fue.

Trevor Ariza ha decidido llevar su talento al desierto de Arizona, donde formará parte de Phoenix Suns, mientras que Mbah a Moute volvía a Clippers dejando un poco huérfano el apartado defensivo de un equipo, que precisamente en ese apartado fue lo que hizo ponerse a nada de asaltar el Oeste.

Con estas salidas y con el espacio salarial cogido con pinzas, las incorporaciones que ha hecho Morey sólo podían ser por contratos mínimos, como han sido la de Michael Carter-Williams (ex-Rookie del año, sí, así fue la clase ese año…), Gerald Green que nunca sabes si realmente te puede aportar o restar, James Ennis, es decir, intendencia pero nada realmente para substituir lo perdido, ahhhh y también llegó… Carmelo Anthony.

Melo, de la clase de 2003, entra en su 16º año como profesional y llega en el momento más bajo de su carrera, siendo carne de traspaso por pipas y siendo una leyenda viva en Atlanta Hawks, a un equipo donde todo va sobre ruedas y donde su aportación puede ser como lo que vimos en Thunder o tal vez algo más. Su nuevo entrenador: Mike D’Antoni.

Volvemos ahora unos años atrás. Linsanity en el momento cúspide cuando aquellos Knicks aprovecharon la lesión del 7 ex de Nuggets, para darle las llaves del equipo a un joven semi asiático que puso patas arriba el Madison Square Garden en varias ocasiones (aún recuerdo el partido contra Lakers…) y donde su historia llegó a sitios donde nadie pensaba que podía llegar. A Melo, un jugador al que le gusta ser el foco de todas las miradas, todo esto no le acabó de convencer mucho e hizo que la relación empezara a no funcionar. Si a esto le sumamos los malos resultados, así como un equipo que no estaba hecho a la idea de D’Antoni, hizo que esa relación se desgastara de forma casi insuperable. Ahora, unos años después, se vuelve a encontrar con el mismo entrenador.

Ambos no se han cansado en decir que está todo superado y que no será problema, pero siempre estará ahí.

Habrá que ver también el rol de Anthony dentro del equipo. Nos hemos cansado de oír que el FIBAMELO es lo que realmente vendría bien a este equipo, pero ahí creo que no estoy de acuerdo. FIBAMELO es un jugador tirando mucho de 3 (en distancia FIBA) que realmente son tiros de 2 de larga distancia, como en su día hacía Chris Paul, eso para el sistema de Morey-D’Antoni es básicamente una herejía, así que no veo que ese FIBAMELO sea lo mejor para el sistema. Además, parece que el rol de salir de banquillo era otra posibilidad, algo que nunca tampoco le ha gustado al jugador de la Universidad de Siracusa, pero por mi parte voy a dejar un gran voto de confianza, ya que tampoco se pensaba que Paul podría encajar en este equipo y si no se llega a lesionar estaríamos hablando ahora del primer anillo de Harde, Paul…

Melo tendrá que poner de su parte, así como D’Antoni y va a ser uno de esos checks que tenemos todos en mente en comprobar este año, ver como Carmelo Anthony se acopla a un sistema tan determinado como el de Houston Rockets. Una auténtica incógnita.

Además, Houston Rockets probablemente vuelva un poco a la media y la brutal temporada del año pasado no se repita, con un Oeste donde Warriors se ha reforzado, donde Spurs tiene ahora a DeRozan, donde Nuggets pintan bien y donde, no lo olvidemos, está LeBron James en Lakers, los cuales probablemente no sean un rival directo de estos Rockets, pero no deja de ser otro foco de atención en una conferencia ya de por si cargada de focos y estrellas.

Con todo esto, tenemos que volver a la ventana y no sabemos si sigue corriendo bien el aire o si por lo contrario está ya un poco cerrándose y dejando pasar una ocasión única que tuvieron el año pasado mientras fallaban triple tras triple.

Y es que ya lo dice el dicho: Vivir o morir del triple.

La reacción del trade de Anthony

Carmelo Anthony ha sido traspasado de los Knicks a Oklahoma City Thunder a cambio de Kanter, McDermott y una segunda ronda de 2018, algo que probablemente ya sabrás a estas alturas y claro, nosotros, como toda la humanidad y comunidad de la NBA tenemos que opinar sobre ello.

No sabíamos como hacerlo, así que simplemente vamos a ir a lo fácil, vamos a poner la conversación entera que se vivió en nuestra linea interna entre algunos de los integrantes de La Crónica Desde El Sofá, los cuales vamos a ocultar su identidad, para conservar su dignidad, si es que les queda algo.

Digamos que tenemos a Persona 1, Persona 2, Persona 3, Persona 4 y a partir de aquí que cada uno extraiga consecuencias.

Sábado 19:15:

Persona 1:


– La fanaticada Knickerbocker que cuenta al respecto?

Persona 2:
– Un problema menos. Sacamos el tanque de manera descarada y a muerte con OKC que creo han sido los más legales a la hora de montar un equipo aspirante

Persona 1:
– Teniendo en cuenta los 3 que se juntan en Thunder, con cuántos balones van a jugar?
– Lo peor del trade es que nos quedamos sin Judi Melo…

Persona 2:
– Lo mejor del trade es que se postulan como serios aspirantes a top3 por la cola.

Persona 1:
– Knicks tiene su pick para 2018?

Persona 2:
– Hell yeah, Knicks tienen todos sus picks.

Persona 1:
– Pues tanques por la 5th ave!!!

Persona 2:
– Y Lukita ahí, esperando a enfundarse la chamarra de los Knicks.

Persona 3:
– Porzincic o Donzingis?

Persona 2:
– Donzingis.

Persona 3:
– Ahora que haya un mal rollo entre horny y kristaps para que no juegue mucho y… Oh wait!

Persona 2:
– ese mal rollo creo que ya existe.

Persona 4:
– Sin Phil y con el de estrella las cosas va a estar más suaves.
Yo estoy satisfecho con el trade, Kanter es mal contrato pero tiene 25 años y fama de hacer vestuario. McBuckets ante casi su opción final y también 25-26 años.
Dentro de lo barajado todo el verano parece un trade win-win-win.
(Melo es la 3ª pata).

Persona 2:
– A mi no me parece que Kanter sea mal contrato, mal contrato es Noah o Mozgov.

Persona 4:
– Hombre eso son residuos radiactivos.

Persona 2:
– De no estar GSW por Melo habrían soltado rondas y buena mierda pero es lógico que nadie apueste por aspirar contra GSW porque es misión imposible, mismo caso que con Paul George, que salió regalado también, aunque este en su último año de contrato.

Persona 4:
– El de PG fue más descarga radiactiva. Presti ha ganado el verano, apuesta fuerte y si en año que viene se va todo el mundo tiene la plantilla libre de contratos tóxicos.
El de Kanter es malo, el de oladipo era terrible.

Persona 2:
– De todas formas con una clausula ‘no trade’ de por medio esta jodido traspasar a quien sea.

Persona 4:
– Eso tengo dudas, a Melo le queda 1 año opcional después de +30 pero no se si la cláusula se la lleva a OKC.

Persona 2:
– supongo que si renuncias, renuncias.

Persona 4:
– Viendo como esta el juego interior del este, sin bromas, Porzingis y Kanter se van a poner ciegos.

Persona 2:
– A Willy lo mismo no le parece bien el trade, jajaja
demasiados tios por dentro.
me sobra KOQ, me sobra Noah por supuesto, me sobra mucha gente.

Persona 4:
– Los mayores de 25 años no van a rascar, no tiene sentido darles minutos.
O’Quinn y Lee estarán ahí esperando a que alguien se lesione y esté dispuesto a dar una 2ª ronda o algo por ellos.

Persona 2:
– Lee es buena pieza para contender, en Celtics por ejemplo me cuadra bastante.

Persona 4:
– Eso o un waive.

Persona 2:
– Le quedan años eh.

Persona 4:
– Qué tiene, 30-31?

Persona 2:
– digo de contrato, que cortar a Lee es comerte 3 años de contrato.

Persona 4:
– A Lee le sacas algo usable.

Persona 2:
– ya ya, lo suyo sería una primera ronda baja y un contrato no-tan-mierder.

Persona 4:
– Una primera ni de broma.

Persona 2:
– Una primera de un contender no deja de ser muy parecida a la segunda de Bulls que han dado por Carmelo.

Persona 4:
– Algún rookie en mal estado tipo DaR que se pueda intentar rehabilitar sería interesante.

Persona 2:
– alguna peste ponzoñosa, jajajaja.

Persona 4:
– Esta el año y el este para estas cosas

Persona 2:
– bueno, a mi lo que me importa es que las rondas son del equipo y que hay tres años de tanqueo máximo que son los años que duran los contratos de Noah y compañía.

Persona 4:
– Apestar y jugar entretenido con los niños. Hacer hueco salarial y el verano que viene volver a empezar.

Persona 2:


– es cosa mia, o esta diciendo que con Carmelo OKC esta en la mierda?
no se puede ser mas puto subnormal.

Persona 4:
– Es amigo de Antúnez.
Hoy he leído un tweet que decía que llevamos tanto tiempo sobrevalorando a Melo que ahora le estamos infravalorando.
El lider de OKC va a ser Russ al 120%.

Persona 2:
– No se, me da por el culo tanto soplapollas. No ha sido aspirante al MVP y nadie ha pretendido que lo fuera, pero sí ha sido máximo anotador por ejemplo. A veces da la sensación de que la gente lo veía como a Kevin Martin o un anotador de mierda de ese perfil.

Persona 4:
– Es un experimento raro pero FIBA Melo en un equipo que puede defender con PG, Robertson y Adams es para tenerlo en cuenta.

Persona 2:
– Carmelo ha sido mejor jugador que, por ejemplo, Ray Allen, alguien a quien todo Dios le come el rabo (yo incluido) y que no ha ganado nada por si mismo en su puta vida.

Persona 4:
– Si no hubieran hecho el subnormal el en traspaso desde Denver y hubiera llegado en la FA.

Persona 2:
– Ya bueno, o si ese traspaso hubiera sido a Miami, es que también depende mucho de la suerte de cada uno, al final jugadores como Ray Allen o Pierce maquillan su carrera por traspasos y otros como Carmelo o Chris Paul se tiran toda la carrera tragando mierda.

Persona 4:
– Todos tiene un poco la culpa también. Melo y Paul son victimas de si mismos y sus taras.

Persona 2:
– esta claro
pero más taras que Pierce no tiene nadie
que a todas ellas les suma una soplapollez enorme
es el tio mas tonto de toda la puta NBA
y de regalo se quiere retirar ‘a la Kobe’ y solo le faltó que le tirasen chicles en algún pabellón…

FIN

Carmelo Kyam Anthony

Es evidente que todo lo que sucede a día de hoy en el equipo gira entorno al señor Carmelo Anthony. Hoy voy a dar mi opinión sobre este señor, una opinión completamente condicionada por el estilo de juego que a mi me gusta y por el estilo de juego que Carmelo desarrolla.

Últimamente se ha hablado demasiado de como ha cambiado su manera de jugar y de como ha evolucionado a ser un jugador más completo en lugar de un anotador puro. A mi personalmente me parece que Carmelo Anthony esta jugando acorde a lo que le pide el entrenador y que, evidentemente, no jugaba igual al principio de la temporada que ahora porque el equipo se ha ido adaptando a esa idea de movimiento ofensivo. Con Mike Woodson el juego del equipo en estático era bastante predecible y todo giraba en la figura de Carmelo, con Fisher y el triángulo el balón no se queda en las manos de nadie y los jugadores se mueven mucho más con lo que es más sencillo que Carmelo anote algo menos y reparta más balones. Sobre el apartado reboteador, desde hace tres veranos que se dijo que había estado boxeando para ganar masa muscular que además coincidió con el año que jugo de 4 con Woodson ya mejoró enormemente en el rebote. Yo a Carmelo siempre le he visto implicado en tareas defensivas, en muchos casos por agilidad no da para defender a según que perfil de jugador, en otros casos se despista, pero de ahí a no defender como Harden o Bryant va un abismo. Evidentemente no es LeBron James, pero es un buen defensor que además tapona ocasionalmente en transición y en ayudas. Como la mayoría de los jugadores que superan los 30 años Carmelo Anthony esta dosificando mejor su energía y leyendo mejor los partidos, es una evolución lógica en jugadores de primer nivel, la otra evolución lógica es no adaptarte a tus cambios físicos y acabar marginado aún habiendo sido un semidios como Iverson, por ejemplo.

Carmelo Anthony

Independientemente del juego que este desarrollando Carmelo tristemente en este equipo hay otro motivo por el que se habla de Anthony y no es otro que su traspaso. Hay dos corrientes de especuladores de la Trade Machine muy diferenciadas. La primera de todas opta por destruir y vender todo lo posible para adquirir jóvenes talentos, rondas y empezar de cero rodeando a Porzingis de jugadores de su quinta con los que progresar y crear un gran equipo desde el draft. La segunda corriente es la de tirar con lo que se tiene, confiando en la cohesión del equipo e intentando adornar con piezas el próximo verano que se espera una buena subida del límite salarial. Yo personalmente soy de esta última pero ambas tienen sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Sobre destruir diré que si yo ahora tuviera que hacerme fan de cualquier franquicia de la NBA estoy casi convencido que elegiría cualquiera menos 76ers y Wolves. Destruir te puede meter en un agujero del que no salgas, eligiendo jóvenes que no terminan de despuntar porque no encuentran veteranos de nivel en los que fijarse o porque simplemente no son lo que se esperaba de ellos. Nadie duda de Wiggins pero yo sospecho que no será el próximo LeBron James precisamente. Destruir esta muy bien para equipos que están en una conferencia complicada y no terminan de dar el salto pero si algo me ha enseñado la NBA estos últimos años es que la paciencia suele dar sus frutos. Hornets, Hawks, Raptors o Spurs son ejemplos de equipos que funcionan de manera estupenda, cada uno a su nivel, sin necesidad de reventar la plantilla cuando se tiene uno o dos años malos. Hornets, Hawks, Raptors o Spurs son ejemplos de que un grupo de personas con un talento determinado son capaces de jugar mejor a medida que se van conociendo entre ellos ¿Si los Spurs hubiesem sido los Knicks cuanto tiempo habría tardado la gente en pedir el traspaso de Duncan, Parker o Ginobili cuando ‘todavía valían algo’? Pues ahora no se que valor de mercado tendrán, pero solo han perdido 6 partidos en lo que va de temporada, todos ellos a domicilio.

Carmelo-Anthony

 

Evidentemente intentar sacar algo por Carmelo Anthony es muy jugoso. No se hasta que punto hay algún equipo que daría jugadores jóvenes y rondas y que además necesite la ayuda de Carmelo, se me ocurre Miami y poco más. La otra opción es quedarte con el mejor jugador que ha pasado por el equipo en los últimos 15 años, disfrutarlo y llegar hasta donde llegues, sin más. La idea de continuar de la misma manera tiene como base dos factores importantes más allá del hecho puntual de que este año nuestra ronda es propiedad de Toronto. El primero es que los Knicks tienen el dinero por castigo, sería ridículo no invertir en buenos jugadores solo porque quieres ‘progresar con jóvenes y desde el draft’, una puñetera locura. El segundo es que no considero que ningún agente libre importante se quiera acercar a un equipo con un montón de chavales con talento y sin posibilidad real de aspirar a nada. Kevin Durant no suena para 76ers, Marc Gasol no sonó para Wolves y para que en el mejor de los casos consigas a alguien del perfil de Greg Monro tampoco estás consiguiendo ningún elemento diferenciador. Tampoco es que haya servido de mucho tener a Carmelo en la plantilla en la agencia libre del año pasado, pero desde luego sin el posiblemente no estaría aquí Afflalo por ejemplo, o al menos no por 8 kilos al año. Pocos equipos se han comido el mundo desde el draft, me vienen recientemente a la cabeza Golden State y aún así tuvieron 5 años una paciencia infinita con el desarrollo de su jugador estrella, algo que en el MSG no se tendría, algo que en su día no se tuvo con los Gallinari, Chandler y compañía cuando la grada coreaba aquel ‘we want Melo’.

Para mi Carmelo Anthony es un jugador diferencial en esta liga, es muy fácil hablar de lo que no hace, comparándolo con jugadores que son historia viva como LeBron James, pero la realidad es que hace bastante más de lo que ha hecho nadie en esta franquicia. Ewing fue un jugador enorme, en los 70 disfrutamos de varios jugadores gigantes que ganaron dos anillos y el siguiente en la lista se llama Carmelo Anthony. Lo que hay que hacer no es destruir o malvender a un jugador único, lo que hay que hacer es rellenar la plantilla con jugadores en condiciones. Cuando Michael Jordan se retiró por primera vez, en el 93 Scottie Pippen quedó tercero en la votación de MVP. Jordan no jugaba solo. Ir mejorando año a año es fundamental, quedarte con lo que funciona es básico, no dinamitar tu plantilla después de una mala temporada es algo que no hacemos desde que el vigente propietario esta al mando y que deberíamos empezar a poner en práctica dado el lamentable resultado de los últimos 15 años. No vas a encontrar nada mejor que Carmelo en la agencia libre y las probabilidades de encontrar algo de su nivel en el draft, tener paciencia para que se desarrolle y puedas competir son ridículas.

Cuando Bango se tomó un té en Londres

IMG_20150115_222656966_HDRAyer, la NBA volvió a disputar un partido de la temporada regular en Londres. Sus visitas se han vuelto algo habitual por estos lares y cada año podemos disfrutar de ellas. Eso sí, no sabemos si cuando deciden el partido a celebrar hacen apuestas sobre los equipos, porque lo menos destacable suele ser el baloncesto.

Volvamos, ahora sí, al escenario por excelencia para el baloncesto en la ciudad del Támesis: el O2 Arena. Siempre que hemos acudido a una gran cita en la ciudad nos ha tocado aposentarnos en las estrechas filas del coliseo (es un multi espacios) londinense.

No voy a entrar a valorar si es el lugar adecuado para este tipo de eventos, pero dada la naturaleza que toman, no lo es. Tener que levantarte cada vez que alguien de la fila de 30 personas quiera ir a comprar cerveza o al lavabo, ni es cómodo ni recomendable cuando has ido a ver un partido de baloncesto.

Ese es el problema, que mucha gente en el O2 anoche, simplemente estaban allí por decir que han ido a un partido de baloncesto americano (sin saber realmente ni lo que es) En este punto es fácil reconocer a la gente que realmente entiende algo y los que no.

Los primeros nos mantenemos sentados, atentos al partido, animando al equipo con el que simpatizamos y las buenas jugadas del otro. Los otros, lamentablemente, se la comprando cerveza, levantando a todo el mundo, aplaudiendo y tratando de saludar a los jugadores de los equipos de fútbol que han acudido al evento, así como a famosos varios que suelen aparecer por allí.

Como otros años, la atmósfera es muy distinta a un verdadero partido NBA. Pero hay un halo de esperanza, la comunidad de expatriados norteamericana: estadounidenses y canadienses que viven en Londres y saben como se vive un evento de este tipo.

Después de la crónica social, es hora de hablar del partido.. bueno, el partido en realidad también tiene mucho de crónica social porque uno de los dos equipos parecía que estaba de vacaciones o como ya os dijimos en Twitter, pensando en la cena (y mira que la gastronomía inglesa no es de las mejores)

IMG_20150115_220343450

Los Knicks siguen su camino para firmar una de las peores temporadas de su historia, el equipo por momentos parece una banda de chavales en el recreo jugando al baloncesto antes de comerse el bocadillo del almuerzo. Con prisas, fallos, sin ideas.. no importa si Calderón habla con Fisher, se tapa la boca y vuelve a la pista dando saltitos, al final a Carmelo se le acabará resbalando la pelota igual.

Y mientras tanto los Bucks estaban allí, como invitados de piedra, haciendo su juego y ganando el partido, porque empezaron bien, tuvieron sus lagunas, aguantaron el tirón y al final supieron mantener el resultado.

Seguramente acabarían confusos, sobretodo cuando te abuchean en los tiros libres y después te aplauden por encestarlos, son cosas que solo pasan en Londres.

Y por supuesto, por allí estaba Bango, la mascota molona de los Bucks, haciéndose fotos con todo el mundo y animando a la grada, que ya estaba bastante animada por si misma tras la ingesta de alcohol durante casi 2 horas.

Por cierto, otros títulos para este artículo podían haber sido: La incomoda crónica desde el O2 de Londres, Crónica de una derrota anunciada, Cesc y sus amigos del Arsenal ven a unos tíos correr detrás de un balón.. ¡Y es naranja! o algo así, pero entonces la crónica habría sido totalmente distinta.