El cierre patronal es ya una realidad

A esto de las 3 de la tarde en New York, se acababa la reunión entre propietarios y jugadores, y se anunciaba lo que muchos nos temíamos desde hace tiempo, habrá cierre patronal, el temido lockout en la NBA, a las 12:01 AM, EST, las 6 de la mañana hora española.

Al no ser capaces de llegar a un acuerdo antes de la fecha límite, en la que finaliza el actual convenio colectivo, todas las actividades de la Liga no darán comienzo, empezando por el periodo para hablar con agentes libres, que queda aplazado hasta la fecha pertinente. A la salida de la reunión, que duró 3 horas, imperaba el pesimismo y se decía que las dos posturas están aún muy lejos.

El nuevo acuerdo podría llegar en cualquier momento, y por tanto, aún hay posibilidades de que la temporada 2011/2012 se juegue completa. De la misma forma, podría no llegar a jugarse ningún partido, o jugarse 50, como en el último parón patronal, el de la temporada 98/99. Todo está en el limbo ahora mismo a expensas de que las dos partes acerquen posturas.

Con el sistema actual, los jugadores se embolsaban el 57% del BRI, es decir de los ingresos relacionados con el baloncesto, que la pasada temporada ascendió a 2.100 millones de dólares, una media de 70 por equipo. Según la Liga, 22 de los 30 equipos están perdiendo dinero: 370 millones de dólares entre todos al año, y por eso quieren ver reducida esta cantidad. Uno de los caballos de batalla es la estimación de esa cifra de pérdidas que es bastante polémica, porque en ella se han incluido las amortizaciones de las compras de los equipos y de la construcción de pabellones, algo que según el gremio de jugadores no debería repercutir en ellos, y que reduciría de 22 a 10 los equipos que están perdiendo dinero.

En la primera y agresiva propuesta de los propietarios, proponían un límite salarial fijo de 45 millones de dólares para el año que viene (en el que a los jugadores se les reducirían los contratos ya firmados) con lo que la NBA pagaría 750 millones menos en salarios a jugadores el año que viene, un descenso que paliaría de inmediato las pérdidas, y permitiría a los salarios ir creciendo paulatinamente.

La otra opción que ofrecieron posteriormente los propietarios fue la de mantener la cifra de 2.000 millones al año durante los próximos 10 años. En este caso, los jugadores mantendrían los salarios de manera similar a la temporada pasada, pero no crecerían con el tiempo, por lo que acabarían perdiendo poder adquisitivo: el BRI proyectado para 2021 según los jugadores, es de 5.000 millones de dólares en lugar de los 3.700 de este año, y por tanto, pasarían a cobrar un 40% de los ingresos estimados al finalizar el convenio, muy alejado de la cifra actual. Esta cantidad se organizaría con un tope salarial flexible de unos 62 millones, que algunos equipos podrían superar con penalizaciones más duras que las actuales, hasta un límite firme. Vamos, un tope fijo disfrazado.

Los jugadores, por su parte, se niegan a aceptar un límite salarial fijo y han aceptado reducir unos 500 millones su salario durante estos 5 años (quieren un acuerdo más corto, por los 10 años que los propietarios desean), sin mantener su salario en ningún caso por debajo del 50% del BRI, pero sus propuestas han sido mucho más vagas que las de las franquicias. Las dos ofertas ofrecidas por los propietarios les parecen esencialmente iguales, porque el total que se piensa repartir debería similar durante el periodo completo de 10 años, pero desde luego están mucho más cerca de la segunda, porque les permitiría mantener sus contratos en las mismas cantidades el año que viene y mantendría los contratos garantizados.

Otros detalles menores que les dividen son, la duración de los contratos, que los propietarios quieren reducir de 5 a 3 años para jugadores que cambian de equipo, y de 6 a 4 para los que se quedan con su franquicia, algo que los jugadores podrían aceptar, siempre y cuando estén completamente garantizados, la vuelta al antiguo límite de edad de 18 años, ya que el sindicato desea que los jugadores se puedan incorporar directamente desde el instituto, la flexibilidad para realizar traspasos ya que los jugadores quieren que aumente el margen entre salarios que entran y salen en los traspasos y se elimine la llamada BYC que hace casi imposible traspasar a un jugador que acaba de firmar el segundo contrato de su carrera, después del de novatos, para que haya un mayor movimiento de jugadores, mientras que por su parte los propietarios abogan por un sistema aún más restrictivo en el que desaparecerían los sign-and-trades, el periodo en el que un equipo tiene derecho de tanteo que los jugadores quieren reducir de una semana a 48 horas para dar más agilidad al mercado de agentes libres

Una de las claves del pulso es la capacidad de los jugadores para apoyarse entre ellos y aprender de los errores. Una de las bazas que se guarda la patronal es que muchos jugadores de la NBA, pese a cobrar contratos millonarios viven al día, y el no cobrar los cheques puntualmente les mandaría a la bancarrota. Los jugadores llevan un tiempo avisados de esta situación, y los más pudientes están dispuestos a colaborar con sus compañeros, pero todavía no sabemos si han sabido apretarse el cinturón. De todos modos, esto se empezaría a ver más tarde, ya que la gran mayoría de jugadores comienza a cobrar con el inicio de la temporada, en noviembre.

El otro gran as de la patronal es que una serie de ingresos están asegurados, haya temporada o no. Aprendieron de anteriores situaciones, y ahora se han asegurado que por ejemplo, las televisiones pagarán igual el dinero que le corresponde la temporada siguiente, lo que les da un mayor incentivo para la espera que al sindicato de jugadores.

El jefazo David Stern ha hablado hace unos minutos para NBA TV, y de nuevo, el pesimismo es la tónica dominante. Reconoce que, en comparación con el cierre patronal del 98, no están más cerca a estas alturas,

Una de las primeras consecuencias del cierre patronal, será visible en las páginas webs de los equipos, de donde tienen que desaparecer todas las fotos y vídeos de los jugadores a golpe de viernes. Un buen momento para los amantes de las cheer-leaders y las mascotas, a los que el final del convenio no les afecta. Otras situaciones en las que el lockout ya está teniendo un impacto son la liga de verano de Las Vegas que ya fue cancelada, los partidos en Europa que aún no han sido programados y están ya en el alero, y los jugadores que jueguen con sus selecciones este verano, que no estarán asegurados por las franquicias.

Seguiremos oyendo hablar de esto, y se espera una nueva reunión pronto. Esperemos que un momento como este, en el que la Liga vive su mejor situación en cuanto a popularidad y seguimiento desde la era Jordan, todo se solucione, pero al llegar a esta situación, las posturas en lugar de acercarse, tienden a alejarse un poco más, en el tira y afloja que no espera.

Y atención que la cosa se podría poner aún peor: si los jugadores hacen al igual que la NFL, y se separan del sindicato para denunciar personalmente a la NBA por monopolio, el asunto será aún más farragoso.

Paciencia.

Actualización Ya lo hemos comentado alguna vez, y por eso no lo incluimos en el artículo original, pero algo que no es compatible con el lockout, es la desbandada de los jugadores a Europa. Independientemente de que habría que ver de donde sale el dinero para que los cracks consideren rentable el venir, y pagar su seguro, la FIBA tiene un acuerdo con la NBA que no permite que ningún jugador bajo contrato NBA juegue en Europa, salvo una autorización expresa (Letter of Clearance) que la NBA no está dispuesta a conceder a sus jugadores. Solo los agentes libres que ahora mismo no tienen contrato (Marc Gasol, Andrei Kirilenko, Jose Juan Barea, Marco Belinelli, Carlos Arroyo, Nene o Peja Stojakovic entre ellos) podrían considerar la posibilidad.

Mercado de traspasos NBA 2011

Este jueves 24 de febrero, a las 3 de la tarde en la Costa Este, 9 de la noche en España, se ha cerrado el mercado de traspasos en la NBA. Este ha sido sin duda uno de los años más ajetreados que se recuerdan porque ha habido de todo: superestrellas cambiando equipo, franquicias asentadas haciendo movimientos dudosos de cara a Play-Off, muchas rondas de Draft circulando (como se nota que los equipos consideran que este año viene flojo) y muchísima acción en la recta final. A continuación tienes todos los movimientos que se han dado esta semana, y también nos puedes seguir en nuestro Twitter o buscando el hashtag #TraspasoNBA por si hay alguna pequeña novedad.

  • El circo empezó con el mega-traspaso a tres bandas entre Nuggets, Knicks y Wolves. Carmelo Anthony (extenderá su contrato hasta 2015, 83.5 millones los cuatro próximos años), Chauncey Billups (los Knicks se hacen cargo de sus 14.2 millones de salario la próxima temporada), Corey Brewer (agente libre restringido este verano), Renaldo Balkman (en nómina hasta 2013), Anthony Carter (acaba contrato) y Shelden Williams (acaba contrato) irán a los Knicks. Los Nuggets adquieren a Raymond Felton (acaba contrato en 2012), Danilo Gallinari (agente libre restringido en 2012), Wilson Chandler (agente libre restringido este verano), Timofey Mozgov (contrato no garantizado más allá de 2012, agente libre restringido en 2013 si se garantiza), la elección sin restricciones de primera ronda del Draft de los Knicks en 2014, las elecciones de segunda ronda de Draft de Golden State Warriors en 2012 y 2013, cuatro excepciones de traspaso de 17.1 (récord histórico en la Liga), 1.7 y dos de 0.8 millones, 3 millones de dólares en efectivo, el derecho a intercambiar primeras rondas con los Knicks en 2016 y el pívot de Minnesota Kosta Koufos (agente libre restringido en 2012) que se ha añadido al traspaso. Los Wolves reciben a Eddy Curry (11.3 millones que expiran este verano), Anthony Randolph (agente libre restringido en 2012), una futura elección de segunda ronda de Denver y otros tres millones en efectivo.

    Traspaso Knicks NBA Carmelo Anthony

    Hay que señalar que los traspasos han sido separados (había que hacer primero el de los Wolves para poder ejecutar el de Denver), pero los Knicks no recibirán ninguna excepción de la primera transacción, lo cual limitará su margen de maniobra en el futuro. Los Nuggets se ahorran 16.5 millones está temporada, y se sitúan con una nómina de 66.9 millones, por debajo de los 70 que marcan el límite a partir del cual se paga el impuesto de lujo.

  • El siguiente traspaso ha sido el de James Johnson que se va a los Raptors a cambio de la primera elección del Draft este año de los Heat, que va para Chicago. Ahora los Bulls se encuentran 2.9 millones por debajo del límite salarial, y tienen 4 primeras rondas en los dos próximos años (la propia y la de Miami en 2011, la propia y la de Charlotte, top-14 protegida, en 2012), por lo que podrían hacer sitio a jugadores como Anthony Parker (2.8 millones) o Courtney Lee (1.3 millones) sin entregar otro jugador a cambio.

    James Johnson a Toronto

    Hay que reseñar que la primera ronda de los Heat fue parte de lo que pudo obtener Toronto por firmar-y-traspasar a Chris Bosh este verano. Teniendo en cuenta que no parece que vayan a utilizar antes del jueves los 9 millones que les quedan de la excepción que generó la huida de Bosh, los Raptors habrían traspasado al ala-pívot por James Johnson, y quien sea que elijan con su elección de primera ronda, el primer año que no esté entre las 14 más altas de aquí a 2015.

  • Carl Landry, que está en último año de contrato se va a New Orleans Hornets a cambio de Marcus Thornton (que será agente libre restringido este verano) y dinero en efectivo. Los Hornets se hacen con un nuevo grande, y los Kings consiguen un anotador unidimensional en Thornton, pero al acabar todos los contratos en verano (si los clubs lo desean) podría darse el caso de que ninguno de estos dos continúe con su equipo más allá de este año.

    En un primer momento se incluyó a David Andersen, que no tiene garantizado el contrato del año que viene, en el traspaso, pero no está en el acuerdo final, ya que los Hornets tienen varias excepciones de traspaso que podrían usar para hacerse cargo del salario de Landry.
  • Uno de los nombres que más ha sonado en las últimas semanas, ya tiene destino. O no, ya que Troy Murphy, que está en su último año de contrato, será cortado por Golden State (equipo que le drafteó y en el que jugó 6 años), y podría acabar en un equipo de play-off, y dejar de ser el jugador con la sequía de postemporada más larga de la Historia (y si Mike Dunleavy y los Pacers se clasifican para Play-Off, el jugador que más partidos habría jugado sin llegar jamás a la fase final, será el nuevo Wolf, Eddy Curry). Los Warriors, recibirán además una 2ª ronda de Draft de 2012 de los Nets, y enviarán a cambio a Dan Gadzuric y el que fuera elección número 8 de Draft, Brandan Wright. Ambos, al igual que Murphy, acaban contrato este verano, con Wright siendo el único agente libre restringido.
    Traspaso Troy Murphy Brandan Wright
  • Y atención al acuerdo que se acaba de alcanzar, porque este no lo vio venir nadie: segunda superestrella que se mueve, Deron Williams a los Nets de New Jersey. Al final Devin Harris, que estuvo a punto de ser traspasado a Portland (a cambio de Andre Miller), Dallas (que alivio para los Nets que los Mavericks no hayan aceptado la supuesta oferta de Dominique Jones, una 1ª ronda, y el último año de contrato de Caron Butler, y solo ofrecieran al alero) o Atlanta, va a Utah junto al novato Derrick Favors, la primera ronda del Draft de los Nets este año (sin protección alguna), la primera ronda del Draft de los Warriors en 2012 (protegida en el top-7 en 2012 y 2013, protegida top-6 en 2014, y se convertiría en segundas rondas de 2014 y 2016 si no se entrega antes, por lo que jamás será una elección mayor al 6º puesto) y 3 millones de dólares en efectivo.
    Traspaso Deron Williams New Jersey Nets NBA 2011
    Cinco reflexiones rápidas: 1ª, otra estrella que cambia el Oeste por el Este, que se está cargando de buenos jugadores; 2ª, los Jazz se deshacen del jugador que trajo el enfrentamiento con Sloan ¿volvería el veterano técnico?; 3ª, al hilo de esto, si Deron tenía problemas con Sloan por cuadriculado, lo que nos vamos a divertir cuando se junte con Avery Pequeño General Johnson; 4ª, el paquete ofrecido por Deron es supuestamente menor que el que daban por ‘Melo (y Billups) y 5ª, los Nets vuelven a entrometerse en los planes Knicks, quitándole uno de sus tres objetivos 2012.
  • Kirk Hinrich (que cobrará 9 millones en su próxima y última temporada de contrato) se presume como nuevo base titular de los Atlanta Hawks a los que llega también Hilton Armstrong (en último año de contrato) a cambio de Mike Bibby (cuyo contrato finaliza en 2012 en el que cobrará 6.4 millones), Mo Evans (último año de contrato), el novato Jordan Crawford y una 1ª ronda de Draft.
  • Traspaso NBA Hinrich Bibby
    En un traspaso en el que el componente financiero es poco importante, ya que las cantidades y duraciones de los que entran y salen son prácticamente iguales, los Hawks cambian de base y los Wizards obtienen como recompensa al prometedor Crawford y una elección más en este Draft en torno a la posición número 20.

  • Otro traspaso más que parece salido de la nada: Baron Davis, que cobrará 14.75 millones en su última temporada de contrato, la 2012/2013, se va, junto a una 1ª ronda del Draft de este año (sin protección, así que atentos, porque lo que ahora mismo va a ser una elección entre el 8 y el 10, se podría convertir en Top 3 en la Lotería) a Cleveland, a cambio de Mo Williams, que tiene la opción (y asumimos que tal y como esta ahora mismo y con la nueva CBA acercándose, lo hará) de renovar dos años más a 8.5 millones por año, y Jamario Moon que acaba contrato este año.

    Trapaso un tanto extraño por ambas partes. Es verdad que los Clippers ahorrarán dinero, porque Williams cobra algo más que la mitad que Davis, y los Cavaliers obtienen, a un precio carísimo, una alta elección en un mal Draft, pero deportivamente las dos franquicias están traspasando jugadores que dejaron sus mejores días detrás de ellos.
  • Traspasos como el de Deron Williams o Baron Davis nos resultaron extraños, pero tenían su explicación. Nos cuesta más ver por ejemplo este: Kendrick Perkins (agente libre este verano) y Nate Robinson (cuyo contrato de 4.5 millones acaba el verano que viene) camino de Oklahoma a cambio de Jeff Green (agente libre restringido este año), Nenad Krstic (que también acaba contrato esta temporada) y la 1ª ronda del Draft de 2012 de los Clippers (protegida Top-10 hasta 2015, sin protección en 2016).

    Perkins, que llevaba ya unos años siendo pieza clave para Celtics en Play-Off, se va sin previo aviso (aunque los Celtics obtienen otro pivot de vuelta), y si se mantiene sano (gran condicional, ya que por lo pronto está lesionado esta semana, con un esguince de ligamento en su rodilla izquierda) va a ser una pieza importantísima para los Thunder. Los Celtics tendrán como pivots para pelear por el anillo a los O’Neal y el recién adquirido Krstic, por lo que una posición clave de su quinteto, nos hace dudar hoy mucho más, y supongo que esta noticia no se ha debido acoger nada mal en Miami o Los Angeles. Quizá la clave estaba en que este verano acaba contrato, y al no ser agene libre restringido, podrían haberle perdido sin recibir nada a cambio.
    Además, los Celtics obtienen a Jeff Green, esa elección número 5 del Draft de 2007, que era el epicentro del paquete que mandaban los Celtics a cambio de Ray Allen, y que comenzó la reconstrucción que a la postre, les daría el título.
  • Y Perkins no es el único pívot fichado por los Thunder, que siguen añadiendo centímetros de cara a Play-Off y podrán dar más minutos a Ibaka en la posición de 4: Nazr Mohammed va de Charlotte a Oklahoma City con D.J. White y Mo Peterson haciendo el camino inverso.
  • Trapaso NBA Mohammed Peterson
    Tanto Peterson como Mohammed acaban contratos de cuantía similar este verano, por lo que la motivación de los Bobcats puede ser conseguir al joven y raramente utilizado White, primera ronda del Draft en 2009, a cambio de alquilar al pívot lo que queda de temporada.

  • Un traspaso que llevaba horas en la lista de rumores era la vuelta de Shane Battier a Memphis junto al base novato Ishmael Smith, a cambio del fracasado número 2 del Draft de 2009, Hasheem Thabeet, DeMarre Carroll y una futura elección de primera ronda, que como mínimo será en 2013, aunque podría pasar aún tiempo, ya que la de Memphis de este año es propiedad de los Wolves, y tiene una serie de protecciones por la que tal vez tarden algún año en entregársela.

    Battier vuelve en su último año de este contrato a ayudar al equipo que le drafteó en 2001, y que se ha quedado sin Rudy Gay por un mes, a llegar a Play-Off, a cambio de reconocer el error que supuso draftear a Thabeet, dejando a Tyreke Evans, James Harden, Steph Curry o incluso Ricky Rubio encima de la mesa. Daryl Morey, el GM de los Rockets, consigue convertir una pieza que podría haber perdido por nada este verano en un pívot de más de 2.20 metros, del que tal vez sean capaces de sacar algo, y una elección de Draft que puede acabar en la Lotería. Además ahorran unos 2.5 millones de dólares, que al estar por encima de la línea que marca el impuesto de lujo, se hubieran convertido en 5 a pagar.
  • Y no paró aquí Houston: Aaron Brooks, que será agente libre restringido este verano, se va a Phoenix, y de vuelta viene el sustituto de Nash, el esloveno Goran Dragić, al que los Rockets tienen la opción de renovar por un año y 2.1 millones, y una primera ronda de Draft.
    Traspaso Brooks Dragic
    La elección que ha cedido Phoenix es de 2011, pero dependerá de su clasificación para Play-Off: si llegan a la post-temporada, su elección será para Houston, si no, que es lo más probable ahora mismo, los Suns se quedan con su elección en la Lotería y mandan a los Rockets en su lugar la 1ª ronda de los Magic este año.
  • Después de que Charlotte hubiera estado negociando con Cleveland, y hubiera reclamado a Nicolas Batum en el traspaso, al final, en el paquete que reciben de Portland por Gerald Wallace y su contrato hasta 2012 (o 2013, si el jugador lo renueva unilateralmente) no irá incluido el frances: Joel Przybilla que acaba contrato, Dante Cunningham que es agente libre restringido, Sean Marks que acaba contrato, la primera ronda del Draft de los Blazers en 2013, y la primera ronda del Draft de los Hornets (protegida Top-7 en 2011 y Top-8 hasta 2014) que probablemente se hará efectiva este año, son la recompensa.

    Los Bobcats reciben así un pívot para suplir la baja de Mohammed esta temporada, y un jugador interesante para dar minutos de refresco como Cunningham, y veremos como organizan los Blazers una rotación que ya tiene a Batum y LaMarcus Aldridge en los puestos en los que se suele desempeñar Wallace. Charlotte tiene que cortar además 3 jugadores después de los traspasos de hoy, porque ahora mismo tiene 18 en plantilla, y no puede ser ninguno de los que han recibido. Sherron Collins, Derrick Brown y tal vez Dominic McGuire, son los candidatos más claros.
  • Después de colocar a Perkins, Boston sigue limpiando la casa: dos hombres altos, Semih Erden y Luke Harangody, que tienen modestos contratos, esta y la siguiente temporada, van a Cleveland a cambio de la elección de 2ª ronda de los Timberwolves en 2013, y Marquis Daniels se va a Sacramento a cambio de dinero en efectivo.
    Traspaso Daniels Erden
    Daniels podría quedarse sin jugar lo que resta de temporada, y acaba contrato, por lo que los Celtics no contaban con él. El jugador ayudará a Sacramento, que necesitaba firmar un jugador para cumplir con la nómina mínima que marca la Liga. Los Cavaliers por su parte, pueden sacar buenos minutos, especialmente de Erden, en el futuro, y aunque la elección de los Wolves puede ser una de las más altas de la segunda ronda, la situación dentro de dos años puede ser diferente.
  • Y finalmente, el traspaso que pudo ser y no será: los Grizzlies no querían vender a O.J. Mayo ahora que su precio no podía estar más bajo, pero lo han intentado hacer, ya que aceptaron la oferta de Indiana (Josh McRoberts y una primera ronda del Draft), tres minutos tarde, de tal manera, que en principio, O.J. se queda en Memphis, y ya veremos que tal avanzan las relaciones entre jugador y franquicia.

La última esperanza para David

Como ya te hemos comentado alguna vez, este verano se acaba la CBA (el Collective Bargaining Agreement, vamos, el convenio), y toca negociar una nueva que ponga de acuerdo a jugadores y propietarios. Como podéis imaginar, la cosa no va a ser fácil, con los equipos ansiosos por reducir costes e incluir mecanismos que les puedan librar de los errores que tantas veces cometen, y los jugadores tratando de garantizarse un futuro lo más largo, grande y seguro en lo económico.

Uno de los caballos de batalla es la inclusión de la etiqueta de Jugador Franquicia, que ahora mismo está en funcionamiento en la NFL y que permitiría, de ser aplicada, entre otras cosas, agarraos que vienen curvas… que los Nuggets pudieran tener 3 años más a (un muy descontento) Carmelo Anthony.

A pesar de que David Stern comentó en octubre que no pensaba incluir semejante mecanismo, la realidad es que muchos de los propietarios, especialmente los de los equipos con mercados pequeños, están haciendo todo lo posible para que así sea, porque aumenta su influencia considerablemente a la hora de negociar con los futuros agentes libres. Su inclusión dependerá probablemente del panorama que la NBA prefiera ver: movimiento de los jugadores más importantes en agencia libre, principalmente hacia los equipos de mercados más grandes y con solera, o jugadores que se ven atados a sus clubs.

Ya hemos comentado que en principio esta etiqueta dificulta sobremanera que los cracks de la NBA cambien de equipo, o al menos que lo hagan por un precio injusto, y ahora explicaremos el porqué. En la NFL, cuando un jugador acaba su contrato con un club y se convierte en agente libre, su equipo tiene la posibilidad de nombrarlo Jugador Franquicia. Cada equipo puede nombrar un jugador franquicia al año, y un mismi jugador, puede ser Franquicia tres años.

El primer año que nombras a un Jugador Franquicia, se le hace un contrato de una sola temporada, con un salario que es, como mínimo, el mayor entre el 120% del suyo actual, o la media de los cinco mayores contratos en su posición. Esta media y distinción por posiciones, se hace en una NFL en la que los puestos están muy jerarquizados, para poner al jugador en su contexto: un quarterback cobraría unos 16 millones y un running back 8. En la NBA, en la que la media entre posiciones no es muy dispar, y en la que, habría que definir unas posiciones que no son tan claras, la definición debería cambiar ligeramente. Si fuera implementada tal y como esta, con cifras de esta campaña, en el caso de Carmelo, que cobra este año 17.149.243$, pasaría a ganar como jugador franquicia, al menos, el 120% de esa cantidad, 20.579.091$, ya que la media de los cinco jugadores que más cobrarán la temporada que viene en su posición (LeBron James, Paul Pierce, Rudy Gay, Kevin Durant y Luol Deng) es bastante inferior, 14.466.650$.

Este contrato puede ser exclusivo, o no exclusivo. En el primer caso, el jugador no puede negociar con ningún equipo, y pertenece por completo al club. En el segundo caso, el jugador se convertiría en algo parecido al agente libre restringido de la NBA actual, ya que podría firmar un contrato con otro club, mientras su club de origen tiene derecho de tanteo. En caso de que finalmente, el club no decidiera igualar la oferta, recibiría dos primeras rondas del Draft pertenecientes al que acaba de fichar a su jugador. Esta regla también necesitaría algún ajuste para poder aplicarse a la NBA, ya que en una situación con los mismos parámetros que la actual, al haber escala salarial (en la NFL hay tope para todo el equipo al completo, pero no hay máximo para un jugador), en la mayoría de casos, ningún equipo puede ofrecer un salario por encima del estipulado, por lo que la etiqueta no exclusiva, se convierte en exclusiva en la práctica. Además, el valor de dos primeras rondas del Draft de la NFL es superior al de la NBA.

Si al jugador se le volviera a aplicar la etiqueta al año siguiente, se le volvería a hacer contrato por un año más, con un valor mínimo del mayor entre el 10% del salario del año actual, o de nuevo, la media entre los cinco mejor pagados en su posición. En el caso de Carmelo, se aplicaría la primera cantidad, 22.637.000$ en la 2012/2013, ya que es altamente improbable que la media de los jugadores mejor pagados ese año vaya a estar por encima de ese valor.

La etiqueta se podría llegar a aplicar al mismo jugador una tercera y última vez, también por un solo año más, y en este caso, el salario mínimo será el mayor de estas tres opciones: la media de los cinco jugadores mejor pagados, en la posición que mejor se pague (en el caso de la NFL, léase quarterbacks), el 120% de la media de los cinco jugadores mejor pagados en la posición del jugador, o el 144% del salario del jugador el año anterior. Vamos a poner el ejemplo con Anthony de nuevo, imaginándonos que ya lleva siendo jugador franquicia 2 años, es decir, con las cantidades actuales y del año que viene. La posición mejor pagada el año que viene en la NBA, va a ser la de ala-pivot, en la que los cinco jugadores que mejor cobran (Rashard Lewis, Tim Duncan, Kevin Garnett, Dirk Nowitzki y Pau Gasol) ganarán una media de 20.491.804$. El 120% de la media de los aleros mejores pagados el año que viene sería de 17.359.980$. Y el 144% del salario actual de Melo, es 24.694.909$, y por tanto, esto sería lo que cobraría el año que viene como jugador franquicia, en ese escenario hipotético, en el que lleva dos años siéndolo.

Si cobran tan bien, ¿por qué los jugadores no quieren esta etiqueta entonces? Pues porque lo poco que pueden ganar de más, lo pierden en libertad y en seguridad a largo plazo. Si ya te encuentras entre los jugadores mejor pagados en tu posición, la diferencia entre la actual extensión de contrato (subidas anuales del 10.5%) y las subidas del 20, 10 y 44% no es muy sustancial, especialmente los dos primeros años. Y a cambio, te verías atado a ese equipo a disgusto tres años más, y te encuentras que durante tres temporadas, solo tienes firmada una más de contrato, toda una desgracia si te lesionas de gravedad. En la NBA, en la que este tipo de problemas no son tan frecuentes, la seguridad salarial no preocuparía tanto, pero en una NFL en la que la media de la carrera de los jugadores es 3.3 años, si parece importante firmar por el mayor tiempo y dinero garantizado posible.

Evidentemente, este mecanismo es perfecto para retener a los mejores jugadores en su posición, ya que alarga hasta en tres años la fecha en la que el jugador se convierte en agente libre, dándole un poder en la negociación que ahora mismo no tienen. Los Nuggets ganarían un trienio para traspasar a ‘Melo, con toda la calma del mundo, y sin tener que aceptar ofertas a la baja como la de los Knicks.

Teniendo en cuenta que el jugador al que se le asigna la etiqueta va a pasar a cobrar como uno de los mejores, a un club no le interesaría aplicársela a cualquiera. Por ejemplo, no creo que los 76ers estén por la labor de ofrecer los más de 14 millones que hemos visto que ganarían los aleros, a Jason Kapono, que será agente libre este verano para retenerlo o evitar perderlo. Sin embargo, si puede merecer la pena aplicársela a un jugador que no esté en el Top 5, pero si tenga un buen valor, para ganar poder negociador. Por ejemplo, un caso que se me ocurre, es el de los Hornets, que podrían perder a David West sin recibir nada a cambio este verano.

La franquicia de New Orleans podría optar por convertir a West en franquicia, sobrepagándole el año que viene (recibiría 20 millones) y poniéndole al lado una oferta para extender su contrato de 55 millones por 6 años, inferior a la que el jugador está buscando: más de 10 millones al año. En ese momento, West se encontraría en la siguiente disyuntiva: elegir entre la seguridad que le otorgan 55 millones garantizados, o esperar un año, en el que tendría que recibir una oferta mejor que 35 millones por cinco años si no quiere perder dinero. Aunque a día de hoy parece razonable que pudiera conseguir ese contrato, el jugador estaría tan solo a una mala temporada a sus 32 años, de perder dinero, o incluso, en el peor de los casos, una lesión de gravedad le haría perder esos 35 millones. Y en el caso que decidiera no firmar la extensión, los Hornets han ganado un año para poder traspasarle.

Espero que este artículo os sirva para entender el funcionamiento de la etiqueta de Jugador Franquicia. Aunque como ya hemos comentado, los detalles y cifras tendrían que ser estudiados, la idea básica sería la misma: posponer el periodo de agencia libre de los mejores jugadores, y quitarles la seguridad financiera a largo plazo, de manera que los equipos ganan poder y tiempo para retener o traspasar a sus jugadores de la manera más conveniente.

Noches de Fantasy

Esta noche 13 partidos en la liga y claro, son ese típico día en que todo tu roster juega. Llega el momento de demostrar lo buen o mal manager que puedes ser, ya que tienes que dejar a jugadores en banquillo, a quién quitar? a quién dejar?…

Es complicado de explicar, pero en Noches de Fantasy lo mejor es mirar como va en general tu equipo. Aquí ya entraríamos a ver en qué tipo de liga juegas, si es un head-to-head o bien una general, pero básicamente la táctica sería la misma: observar de qué pie cojeas y potenciar eso.

Esto muchas veces supone una arma de doble filo ya que si ese jugador que te suma muchas asistencias y que ves que en ese apartado vas sobrado, lo cambias por uno de rebotes… ese movimiento puede hacer que pierdas esas asistencias y esa general de pases… Así que hay que ir con mucho cuidado con esta táctica.

Otra que se suele emplear en Noches de Fantasy es la de ver los emparejamientos y meter a jugar a los jugadores que juegan contra rivales en teoría más fáciles, es decir, poner a jugadores que sabes que van a hacer buenos números… aunque en estos casos siempre pasa lo mismo, uno de los que has dejado en el banquillo tiene una Career Night y te fastidia todo… muy típico.

Y por último está la táctica de ‘dejatodocomoestá’ es decir, no se toca nada o simplemente metes en banquillo aquellos que en norma general te hacen peores números, vamos, las típicas últimas rondas de draft y/o lesionados.

Así que, sigas la táctica que sigas seguramente al día siguiente te levantarás viendo los resultados y diciendo: ¿Por qué no metí a [pon aquí el nombre del jugador que has dejado en banquillo y que se ha salido] en lugar de [pon aquí el que al final no jugó o hizo una castaña de partido]?.

Retorciendo los números (III)

  • A mediados de diciembre, los Dallas Mavericks se ponían por segunda vez en la historia de la franquicia por encima del 50% de partidos ganados. ¿La primera? Cuando empezaron ganando su primer partido en la NBA, en la temporada 1980-1981. Desde entonces, 2450 partidos y 30 años después, los Mavericks han vuelto a ser una franquicia ganadora.
  • Vamos a aprovechar esta situación, para repasar el porcentaje histórico de las franquicias NBA. Los récords aquí presentes están calculados a día de hoy e incluyen los partidos jugados por todos los equipos de la franquicia, incluídos los de la BAA y de la ABA. Un asterisco denota que la franquicia no ha ganado nunca el campeonato, y dos, que no ha llegado a la final:
  • Franquicia Récord Porcentaje
    Los Angeles Lakers 3052-1877 0.619
    Boston Celtics 2999-2038 0.595
    San Antonio Spurs 2060-1475 0.583
    *Phoenix Suns 1928-1517 0.560
    *Utah Jazz 1618-1338 0.547
    Portland Trail Blazers 1752-1532 0.533
    Philadelphia 76ers 2583-2280 0.531
    Milwuakee Bucks 1803-1642 0.523
    Oklahoma City Thunder 1841-1689 0.522
    *Orlando Magic 893-832 0.518
    Chicago Bulls 1841-1768 0.510
    Houston Rockets 1795-1734 0.509
    *Indiana Pacers 1780-1752 0.504
    *Dallas Mavericks 1233-1229 0.501
    New York Knicks 2503-2530 0.497
    **Denver Nuggets 1752-1782 0.496
    Detroit Pistons 2438-2489 0.495
    Atlanta Hawks 2400-2468 0.493
    Miami Heat 889-920 0.491
    **New Orleans Hornets 888-920 0.491
    Sacramento Kings 2307-2618 0.468
    *Cleveland Cavaliers 1529-1754 0.466
    Golden State Warriors 2307-2726 0.458
    Washington Wizards 1809-2199 0.451
    *New Jersey Nets 1546-1989 0.437
    **Toronto Raptors 514-719 0.417
    **Minnesota Timberwolves 697-1029 0.404
    **Charlotte Bobcats 200-325 0.381
    **Los Angeles Clippers 1186-2097 0.361
    **Memphis Grizzlies 420-813 0.341
  • Los Phoenix Suns son la mejor de las 14 franquicias que no han ganado el campeonato, además es la más longeva de todas ellas: 42 temporadas. La peor franquicia que ha ganado el trofeo son los Washington Wizards, que ganaron en 1978, como los Bullets, con Dick Motta de entrenador y Wes Unseld de MVP.
  • Los Heat y los Hornets entraron el mismo año en la Liga, en 1989, y llevan récords prácticamente idénticos: A día de hoy, Miami ha jugado (y ganado) un partido más y han perdido los mismos. Aún así, Miami ha ganado un título, y los Hornets son la segunda mejor de las siete franquicias que no ha llegado a las Finales. El equipo con mejor récord que no ha jugado jamás la serie final son los Nuggets.
  • Al igual que han hecho los Mavericks, cuatro franquicias más podrían ponerse durante esta temporada por encima del 50% de partidos ganados en su historia. Los Knicks lo conseguirían si terminan la temporada con un 58-24 (o mejor), es decir, ganar 38 de los 48 partidos que le quedan. Los Nuggets necesitarían un 59-23, y ganar 39 de 48 para llegar. Los Hornets tendrían que alcanzar las 60 victorias, lo que significaría un 39-7 de aquí a abril. El equipo que más victorias necesitaba al empezar la temporada, Miami, es el único que visto lo visto parece que puede conseguirlo: necesita ganar 38 partidos, perdiendo solo 7, para terminar el año con 66 victorias.
  • Los Detroit Pistons se hubieran puesto por encima de .500 con 60 victorias esta temporada, algo que tienen ya imposible por haber perdido 24 partidos. También parecía improbable que los Hawks hubieran conseguido el 78-4 que necesitaban para ser una franquicia ganadora.
  • Dallas necesita acabar 48-34 para mantener su nuevo status. Indiana también se mantendría por encima del umbral con un asequible 25-57. Houston, Chicago y Orlando ya han superado las 9, 11 y 16 victorias que necesitaban respectivamente para no acabar el año por debajo de .500, por lo que a priori, ningún equipo se convertirá en perdedor este año.
  • Ahora vamos a repasar la longevidad de los jugadores en activo. El jugador que más temporadas lleva en la Liga es Shaquille O’Neal. Entró en el Draft de 1992 y esta es su decimonovena campaña. 17 temporadas llevan en la Liga Jason Kidd (el jugador en activo que más partidos ha disputado), Grant Hill y Juwan Howard, del Draft de 1994. Shaq es además el jugador más veterano, acabará la temporada con 39 años, que cumplirá el 6 de marzo. Hay otros dos jugadores nacidos en el año 1972, pero en octubre: Grant Hill y Kurt Thomas.
  • El segunda ronda que lleva más tiempo en activo es Rashard Lewis, desde que fue elegido en el Draft de 1998. Sean Marks también fue escogido en ese Draft pero fue cortado y pasó un año en Polonia. Stephen Jackson, entró en el Draft un año antes, en 1997, pero pasó por la CBA, Australia, Venezuela y la República Dominicana, y no debutó en la NBA hasta el año 2000.
  • De jugadores sin draftear, Ben Wallace, que lleva desde 1996 en la Liga, es el más longevo en activo. El pívot, que llegó a los 1.000 partidos en Liga el pasado 22 de diciembre, es el segundo jugador que alcanza el millar sin pasar por el Draft, tras Avery Johnson (aunque Moses Malone no fuera oficialmente drafteado por la NBA, no lo puedo considerar undrafted). Para superar al diminuto base en partidos jugados, Wallace necesitará otra temporada, porque aunque juegue en todos los que quedan de esta, estaría uno por debajo de los 1.054 del Pequeño General
  • Derrick Favors, nacido el 15 de julio de 1991, es el jugador más joven de la Liga. Solo hay otro jugador nacido en 1991, Xavier Henry.
  • Algunos de los hitos estadísticos que podríamos ver esta semana: Grant Hill está a 27 puntos de los 16.000 y Antonio McDyess a 23 de los 12.000. Kobe Bryant (26.695) puede ponerse noveno en la lista histórica de anotadores, superando a Oscar Robertson si anota 16 puntos más. Y Dirk Nowitzki (21.811) está a 3 de seguir escalando en el Top 25, y adelantar a Gary Payton en la vigesimocuarta posición. Andre Miller, por su parte, está a 8 asistencias de ser el 16º mayor asistente de la Historia. Sus 6.719 le convierten en el tercer mayor asistente en activo por detrás de Kidd y Nash.

Retorciendo los números (II)

  • Pau Gasol (19.6/11.4) ha tenido un bache anotador que le ha sacado por poco de la lista de jugadores promediando un 20/10 en la que quedan Kevin Love (20.5/15.6), Dwight Howard (21.5/12.0) y Blake Griffin (20.3/11.9). De conseguir un 20/10 al final de temporada, Blake sería el 29° rookie en hacerlo en la historia de la NBA y la ABA, el primero en 11 años desde el 20.1/10.0 de Elton Brand en la temporada 99/00.
  • En la victoria del domingo ante los Nuggets, Amar’e Stoudemire metió 30 puntos por octavo partido consecutivo, récord de la franquicia neoyorquina. Si siguiera así podría amenazar la mejor racha reciente, los 16 partidos de Kobe Bryant entre enero y febrero de 2003. Me imagino que de aquí al récord de Wilt Chamberlain, 65 partidos del 4 de noviembre de 1961 al 22 de febrero de 1962, ya tendríamos tiempo de hablar.
  • Josh Smith tenía un porcentaje de 0.266 en lanzamientos desde la línea de 3 durante su carrera. En su tercera temporada llegó incluso a promediar más de 2 tiros por partido. Alguien, con buen criterio, le emplazó la temporada pasada a no volver a tirar triples, y solo lanzó 7. Y esta temporada, alguien con mejor criterio aún le he pedido que vuelva a tirarlos: lleva 17 de 38 un 0.447 de acierto y es el 18° octavo jugador con mejor porcentaje. ¿Los mejores? Mike Bibby y DeShawn Stevenson con un 0.536.
  • Aunque Kevin Love esté siendo el mejor reboteador con diferencia de la Liga por partido (15.6, el segundo Bogut con 12.2) no es el que más rebotes coge percentualmente. El TRB%, una estadística que estima el porcentaje de los rebotes disponibles que un jugador ha cogido, la lidera Reggie Evans, que se queda con el 26.4% de los balones que repele el aro. Love con 24.6% es el segundo, y Marcus Camby con 23.1% el tercero.
  • Nunca un equipo de Phil Jackson que haya perdido 4 partidos seguidos en una temporada como los Lakers hicieron del 26 de noviembre al 1 de diciembre ante Utah, Indiana, Memphis y Houston ha ganado el título. Equipos no entrenados por Phil, sí que lo han hecho, los últimos, los Miami Heat de 2006 que perdieron 4 en diciembre contra Denver, Los Angeles (Clippers), San Antonio, y de nuevo Denver.
  • La velocidad a la que juegan los equipos se mide con el Pace Factor o Factor de Ritmo, que cuenta el número de posesiones en un partido de estos equipos en 48 minutos. Los equipos con más ritmo son los Wolves (97.7), Nuggets (96.5) y Knicks (96.4). Los que menos, Blazers (88.5), Pistons (89.1) y Nets (89.2).
  • Desde 1987 el jugador que más partidos de su carrera ha jugado sin llegar en ninguno a los 10 rebotes ha sido Steve Kerr, 910 partidos de Liga Regular y 128 de Play-Off sin llegar a los 10. Entre los jugadores en activo, Jason Williams, el base de los Magic, es el líder. En sus 774 partidos de Liga Regular y 67 de Play-Off, ha llegado a 9 rebotes tres veces, pero nunca a la decena.
  • Como ya comentamos aquí, George Karl llegó esta semana a las 1000 victorias en Temporada Regular, uniéndose a Don Nelson (1335), Lenny Wilkens (1332), Pat Riley (1210), Jerry Sloan (1207), Phil Jackson (1115) y Larry Brown (1097). Su porcentaje de victorias (0.595) es el cuarto del grupo, por detrás de Jackson (0.705), Riley (0.636) y Sloan (0.605) y por delante de Brown (0.549), Nelson (0.557) y Wilkens (0.536). Los próximos entrenadores en activo en la lista son son Rick Adelman (911), Gregg Popovich (756) y Flip Saunders (619). Adelman llegará lo más seguro en la 2012-2013 si mantiene el trabajo, ya que solo necesita promediar 33 partidos ganados durante estos tres años, pero podría incluso ser la temporada que viene si promedia 49 partidos ganados durante esta y la siguiente campaña.
  • Otro que se hizo milenario esta semana fue Tim Duncan. 1000 partidos de Liga Regular para él, 998 como titular. La lista de jugadores en activo con más partidos la lidera Jason Kidd con 1210 y Duncan es el décimo, tras Shaquille O’Neal, Kevin Garnett, Juwan Howard, Derek Fisher, Ray Allen, Kobe Bryant, Steve Nash y Joe Smith. El próximo en llegar a 1000 será Ben Wallace, que tiene 996. Eso sí, todavía están todos muy lejos de los 1611 partidos de Robert Parish que lideran la Historia de la Liga.

Retorciendo los números

  • Pau Gasol (22.8 ppp, 12.1 rpp) y Dwight Howard (21.8 ppp y 11.6 rpp) son los únicos jugadores por encima del mítico 20-10, 20 puntos y 10 rebotes por partido. Rebajando las condiciones a 18/9 tendríamos que añadir a la lista a Paul Millsap, Carmelo Anthony, Luis Scola, Kevin Love y Blake Griffin.
  • Por cierto, Gasol nunca ha logrado un 20/10 en una temporada completa, lo más cerca que ha estado fue un 20.8/9.9 con Memphis en la temporada 2006-07.
  • Ninguno de los tres que lo consiguieron la temporada pasada están en la lista esta: David Lee, Zach Randolph y Chris Bosh.
  • El conocido, gracias al legado del maestro Montes, como Mr.20-10, Elton Brand lleva sin lograrlo desde la 05-06. Este año, con 15.9/7.8 está bastante lejos, pero ha mejorado en comparación son su primera temporada en Philadelphia.
  • En la lista de 18/9’s veíamos a un jugador que nunca había estado ni cerca de esos guarismos reboteadores: Carmelo Anthony. Ya sea porque se esté tomando el rebote más en serio, o por las bajas de Denver en el juego interior, está promediando 9.1. Su mejor marca personal fueron 7.4 en la temporada 07-08. Esta temporada ya lleva 4 dobles-dobles, incluyendo un partido de 22 rebotes (récord personal) en 14 partidos. La temporada pasada tardó 37 en llegar al 4º.
  • El anotador más eficiente (mejor True Shooting Percentage) anotando más de 10 puntos por partido está siendo Richard Jefferson, 15.6 puntos/.669 TS%. De los 21 anotadores de 20 puntos o más por partido, lo es Kevin Martin, 23.4 puntos por partido a un ritmo del .641%. ¿El peor de este grupo? Michael Beasley con un TS% de .536 en sus 21.9 puntos.
  • De los 263 jugadores que promedian 5 o más puntos por partido el más ineficiente es Chris Kaman, .390 TS% en sus 11.4 puntos por partido. ¿Tercero por la cola? Su compañero de equipo, Baron Davis. Si estos son los veteranos que tenían que tirar del carro Clipper, ahora entedemos muchas cosas.
  • Mirando al porcentaje de utilización, una estadística que revela el porcentaje de jugadas en las que un jugador tira a canasta cuando está en el campo, los jugadores más utilizados son, por este orden, Kobe Bryant, Kevin Durant y LeBron James.
  • De los 155 jugadores que promedian 25 o más minutos por partido, los menos usados en ataque son Reggie Evans, Thabo Sefolosha y Tyson Chandler.
  • Viendo esta cifra se puede comprender porque el Big Three de Miami es más Two and a Half Men. LeBron tiene un porcentaje de 0.320, Dwayne Wade de 0.308 y Chris Bosh de 0.221. Entre jugadores de 25 minutos o más, James es tercero de la liga, Wade sexto y Bosh sexagesimonoveno.
  • Bosh no es siquiera el tercero en discordia más utilizado: Duncan en San Antonio, Terry en Dallas, Wall en Washington o Crawford en Atlanta tienen mejor porcentaje que él como terceros de su equipo. Y de Detroit le superaría incluso el cuarto: Ben Gordon (por detrás de Hamilton, Stuckey y Villanueva).
  • El equipo que más reparte sus tiros, en teoría, es Philadelphia. El Sixer más alto en la tabla de usage es Jrue Holiday en la posición 78 con un .214%. Memphis y Boston son los dos siguientes equipos en los que el USG% de su hombre más utilizado está a la cola de la Liga: Gay (54º) y Pierce (51º).
  • Sonny Weems ya ha hecho 3 partidos en los que ha superado toda la anotación de su primera temporada con Denver (19 puntos en 55 minutos de 12 partidos).
  • Ya sabemos que con Chris Paul en casa su trabajo es otro, pero el número de asistencias de Emeka Okafor podría batir récords. Lleva 3 en 13 partidos y si mantuviera este promedio de 0.2308 sería el peor de la Historia para jugadores con 25 o más minutos por partido en pista. Este récord negativo lo tiene Manute Bol que en los 80 partidos de su temporada rookie (85-86) jugando 26.1 minutos dio 23 en total (0.2875 por partido).

22 triples

22 triples, una auténtica barbaridad, de hecho es la segunda mejor cifra, tan sólo uno menos que los 23 que se marcó Orlando Magic en su día, pero vamos a mirar los números de otra forma diferente.

Las estadísticas de Suns dice que se jugaron 40 triples, de los cuales entraron 22, pero lo divertido viene al ver que tiros de 2 se jugaron 44 y metieron 21!! es decir, anoche los Suns, metió más de 3 que de 2.

Otro número que sorprende mucho, Lakers tiró 96 tiros en total, metiendo 47, mientras que Suns tiró 84 veces a canasta metiendo 43, es decir, Lakers metió más canastas que Suns, pero claro, sólo 9 triples frente a los 22 famosos.

Los números no mienten y dejan a la clara que a pesar de meter 22 triples tan sólo se ganó por 5, con lo cual, si Suns hubiera tenido un día muy bueno (y no uno brutal como el que tuvo) no hubiera ganado en LA.

Con lo cual los chicos de Alvin Gentry deberían estar bastante preocupados, ya que este acierto desde la linea de 3 no se tiene todos los días y si tienes un día malo o normal y supeditas todo tu juego al triple, lo más probable es que pierdas, a no ser que te salga un día como ayer y metas 22.

Así que aquí acuñaremos en letras mayúsculas y en negrita aquello de: QUIEN VIVE DEL TRIPLE, MUERE DEL TRIPLE.