Avance de temporada 2013-2014: Minnesota Timberwolves

Recuerda que puedes hacerte con esta previa (y todas las de la temporada, juntas, en PDF) en La Primera (y quizás última) Mega Guía de La Crónica Desde El Sofá para la temporada 13/14. Es totalmente gratuita, tan sólo os pedimos que hagáis una mención por Twitter o compartirla por Facebook mediante este botón:

O si insistís, no os vamos a decir que no tampoco, podéis comprárnosla sin tener que poner tuits ni likes…

zq8qkfni1g087f4245egc32po
Los Wolves vuelven a afrontar la temporada con aspiraciones de Playoffs, algo que llevamos oyendo un par de años, para que después, las lesiones, y el bajo rendimiento de alguno de sus fichajes, acaben tirándolo todo por la borda.

Cuando parecía que todos los importantes iban a empezar sanos Chase Budinger se lesionó para una buena temporada, pero si este es el único contratiempo, con otra ronda de incorporaciones interesante (Kevin Martin, Corey Brewer, los novatos Shabazz Muhammad y Gorgui Dieng), el trío sobre el que se asienta el equipo (Ricky, Love y Pekovic), y un gran entrenador como es Rick Adelman, los Wolves vuelven a ser candidato teórico a seguir jugando a finales de abril, y acabar con la peor racha activa de una franquicia (ya van 9 años sin entrar en Playoffs).

Si no lo consiguieran, sería una de las 4 sequías en la historia de esta bendita Liga que ha llegado a 10 temporadas. Glups.

  • Radiografía de los Timberwolves

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

    En la radiografía intentamos recoger una amplia información estadística de cómo funcionó cada equipo el año pasado, en ataque y en defensa, comparando en que percentil (porcentaje de equipos mejor/peor que ellos) se encuentran respecto al resto de la Liga.
  • Devastados por las lesiones

Si os hacéis una pizza en el horno, con el precalentamiento adecuado que indican en las instrucciones (que nos conocemos), os da tiempo para ver todas las jugadas de Ricky, Love y Pekovic juntos en la última temporada, y aún os sobra algo para poner un videoclip de Miley Cyrus. 13 minutitos disfrutaron los Wolves a su columna vertebral, que se perdió 109 partidos (25, 64 y 20 respectivamente), que unidos a los 18 que también faltó Kirilenko, los 59 sin Chase Budinger y que Brandon Roy no estaba para jugar (esto era más previsible), dejaron a Luke Ridnour como líder en minutos del equipo más castigado por los lesiones el año pasado, pasando incluso a los Lakers. Pero a diferencia del equipo de Los Angeles, todos (salvo Budinger) empiezan sanos esta temporada.

El año anterior, el trío Rubio/Love/Pekovic sí que pudo juntarse, en 23 partidos y 458 minutos y los resultados fueron interesantes: una ventaja de 6.7 puntos por 100 posesiones ante los rivales, y un registro de 13-10 para el equipo, pese a que la colección de alas de aquella época era lo que era (Webster, Beasley, Wes Johnson, Ellington, Tolliver y un novato Derrick Williams). Por tanto es comprensible el optimismo que rodea a las posibilidades de este equipo, al igual que lo era el anterior, por cierto.

Este año, salvo Budinger, empiezan todos sanos y listos, y no me apetece releer las declaraciones del Media Day para saber quién dijo (o lo comentaron de él) que “está en la mejor forma de su vida”, que seguro que habrá unos cuantos. La plantilla no está mal en cuanto a profundidad, así que sobre el papel, claro que este equipo podría aspirar a Playoffs. A ver qué pasa.

  • Kevin es Amor

El año pasado no pudimos apenas ver a uno de los mejores ala-pívots y jugadores blancos americanos de la Liga, Kevin Love, así que esperamos disfrutarlo este año al 100%.

La mayor carta de presentación de Love, como ya sabéis, es el rebote: líder en capturas por partido en 2011 y segundo en 2012, es uno de los mejores de este aspecto en la Liga. Aunque a veces se pueda pensar que es un acaparador, y un jugador que maquilla las estadísticas, lo cierto es que con él en pista, los Wolves cogieron el 55.2% de los rebotes, que sería la mejor marca de la Liga con mucho (Indiana cogió el 52.9%), y junto a Pekovic, la tasa subía un poco, al 55.6%. El año anterior, en el que jugó la temporada casi completa, los Wolves con él en pista capturaban el 51.9% de los fallos, que sería la tercera mejor marca de la Liga, aunque entre los 11 partidos que se perdió y lo que pasa cuando se va al banquillo, los Wolves fueron 15º ese año con un 50.2%. Así que por si alguien tenía duda, el impacto de Kevin Love en el rebote de los Wolves es verdadero e importante.

Ahora lo importante es el resto de cosas que puede hacer. En los 18 partidos que jugó el último año su acierto con el tiro fue horrible, pero en sus primeras 4 campañas en la Liga, Love fue mejorando su número de puntos por posesión año a año, y el porcentaje de tiro… prácticamente también (del tercer al cuarto año bajó, pero teniendo en cuenta el increíble aumento en su utilización, del 22.9 al 28.8%, no podemos decir que fuera peor, teniendo en cuenta que además lanzó más de 3, que es mejor para un ataque). Si es el viejo Kevin, puede anotar con suspensiones y rango de 3, de espaldas, continuando… va a la línea un montón, y es buen pasador. A tope es uno de los 10 mejores jugadores de la Liga (como certifica su aparición en el segundo equipo All-NBA en 2012), y su defensa, pese a la regular fama, acaba en positivo, gracias a que la inteligencia, la economía de movimientos, y el rebote camuflan otras debilidades.

Un pedazo de jugador que sólo necesita que su equipo le dé estabilidad.

  • Rubio todavía tiene espacio

Ricky Rubio, entra en su tercera temporada, al final de la cual puede recibir la extensión de su contrato, con una serie de incógnitas que resolver sobre su juego. Bueno, más bien una, porque todo el resto de cosas depende de cómo estornuda su tiro. Tuvo el segundo peor eFG% de jugadores con más de 1.000 minutos, sólo por delante de Draymond Green, con un 38.6%, después del 39.8% de su primer año. Eso quiere decir que Ricky metió 0.77 puntos por tiro de campo, cuando la media de la Liga está en 0.99.

Como fue mucho a la línea (el 19º jugador con más tiros libres por minuto, con un 20% más de tiros libres intentados respecto al año anterior), y acierta un 80%, en realidad, su efectividad anotadora es algo mayor. Si miramos a su porcentaje de tiro verdadero, ha mejorado ligeramente sobre la temporada anterior, y sube bastantes puestos, dejando a 27 jugadores por detrás de él, pero de nuevo, su 48.2 TS%, que equivale a 0.96 puntos por tiro, está a una buena distancia del 1.05 que marca la media.

No son sólo los problemas con el triple, en el que ha estado peor está temporada, pasando de un acierto razonable, 34%, a un paupérrimo 29.3%: fue también el jugador con peor porcentaje en tiros dentro del semicírculo de no-carga, vamos, al lado del aro, con un 44.1%, y tercer peor por encima de 50 intentos, justo por encima de otro jugador que sufrió su misma lesión: Iman Shumpert. Conviene no olvidar esto: Ricky salió de una rotura de ligamentos en la rodilla, y la recuperación es dura y lleva su tiempo. Si cogemos los números de sus últimos 27 partidos, los de marzo y abril, el acierto en el triple mejora: 35.9% de los triples acertados, y nos da una razón para el optimismo.

Por supuesto, que además, no es sólo su tiro. Ya lo comentaremos después pero los Wolves fueron de los peores equipos desde el perímetro de la pasada década, y eso afecta al espacio en ataque, y a todo el resto del juego.

Aún así, aunque Ricky no corrija la anotación en todas sus vertientes, es un jugador magnífico. El RAPM (+/- ajustado y normalizado) le considera el segundo mejor base defensivo (técnicamente empatado con Conley), donde su tamaño, entendimiento del juego y habilidad para robar el balón causa estragos en los rivales. No es habitual ver un RAPM positivo en ese lado de la cancha en un novato, especialmente si es base, ya que desde 2001 sólo lo han conseguido, además de él el pasado año, Chris Paul (de milagro), Rondo, y, lo vais a flipar, Chris Duhon (que no volvió a ser un “plus” en defensa en el resto de su carrera).

Y pese a los pobres números individuales en ataque, el RAPM le asigna una pequeña contribución positiva que le coloca como 39º mejor jugador de la NBA la pasada campaña. Aunque mide precisamente cosas distintas a la producción personal del boxscore, muy poquitos jugadores que no lo hacen bien por sí mismos, y están en la parte baja de la lista en puntos por tiro, logran compensarlo con otras cosas y acaban con un impacto positivo.

Rubio no es de esos. 4º en asistencias por minuto (tras Rondo, Paul y Vásquez), sólo el profesor Andre Miller y CP3 dan más pases para anotar cerca de la canasta, quizá las más interesantes, ya que tiene mucho más valor poner un balón ahí, que simplemente sacarla a la media distancia y esperar que la suspensión entre. Además, en su caso, puede que esos números estén desinflados en su contra debido al pobre talento anotador y tirador que tenía alrededor. De todos modos, aún con todas estas reservas sobre el resto de Wolves, tener a Ricky en pista, tampoco les ha servido para salir de la lista de los 10 peores equipos en ataque, así que su contribución es tan positiva como modesta hasta ahora.

Como ya hemos anotado en alguna otra previa y más artículos en la molona página web que regentamos, aunque se habla mucho de que los hombres altos necesitan “desarrollarse”, son los bases los que más tardan en destaparse. Muchos no rompen la crisálida, o desarrollan esa habilidad que les convierte en excelentes hasta el 5º o 6º año de sus carreras, así que Ricky todavía tiene tiempo. No es ni mucho menos una temporada decisiva en su progresión o su carrera, por mucho que estemos ansiosos de verle hacer más. Los Wolves le podrían ofrecer una extensión hasta octubre de 2014, han guardado el contrato de 5 años, el de jugador designado para él,  y es muy razonable pensar que alguien en la Liga pagaría el máximo por su conjunto de habilidades tal y como están ahora mismo. Mientras no vaya para atrás, esta temporada lo que marcará es su avance en el escalafón, no su situación financiera.

Rubio necesita pegar un buen salto todavía, parece que tiene las herramientas para hacerlo, pero lo que no debería tener es prisa.

  • El Padrino tuvo recompensa

Pekovic firmó un contrato este verano de 5 años y 60 millones de dólares, rango de dinero en el que es habitual encuentran a los terceros espadas de equipos aspirantes al título. Lo cierto es que tras un año revelación en 2012 en el que se destapó como uno de los mejores anotadores interiores en la NBA, y nos enseño que ya podía salir a una pista NBA sin cometer una falta inmediatamente, el Nikola de 2013 fue prácticamente el mismo que nos sorprendió: las manos un poco más seguras, recortando las pérdidas tras pase, mejor en la defensa colectiva en los bloqueos directos… y casi ya. Lo que, teniendo en cuenta que el de este año era peor equipo, tenía más protagonismo, jugaba más tiempo, y no perdieron muchos partidos más, no tiene que ser una mala noticia: confirmarse también es un triunfo.

Cumplirá los 28 en enero, así que era evidente que la progresión no iba a ser eterna, pero este año con toda la caballería y (puede que…) por fin tiradores, tendrá menos dos-contra-uno’s en contra, y más espacio para hacer su numerito de entrar avasallando al pobrecito que le tenga que esperar en la pintura. Por eso no sería una locura esperar mejores números personales

Y por último, la defensa, sigue un poco peor de lo que su monstruosa y tenebrosa figura insinúa. La falta de vuelo juega en su contra, ya que apenas aporta intimidación en las ayudas, y los jugadores con toque a unos pasos de la canasta no pierden el tiempo tratando de meterle bajo el aro: en su lugar tratan de explotar la falta de capacidad vertical. A ver si este año jugar con un ala-pívot fijo, después de muchos minutos con Williams y Kirilenko, le puede ayudar en algo, aunque Love tampoco puede corregir el problema.

  • Punto de mira desviado

El mayor problema de este equipo la temporada pasada en pista está clarísimo: el tiro exterior. Los Wolves metieron tan solo el 30.5% de sus lanzamientos de 3, y fueron 22º en intentos (como para tirar más…) y penúltimos en triples anotados. Tuvieron el 2º peor acierto de los últimos 10 años, sólo “superado” por los Bobcats de las 7 victorias. De los 57 jugadores con 100 triples o más, ninguno juega en Minneapolis.

Cortefiel Saunders, el nuevo General Manager de los Wolves, encendió la bat-señal y encontró la respuesta en Kevin Martin, que ha acertado un 38.5% de los triples durante su carrera, un 42.6% el pasado año, y que coincidirá por 3ª vez con Rick Adelman. También renovaron a Chase Budinger (parecía que iba ser buena idea…), que con un 35.8% desde que llegó a la Liga no es exactamente Reggie Miller, pero mejoraba ampliamente lo que hay si es que se recupera en algún momento, y regresa Corey Brewer, con un paupérrimo porcentaje de 29.8% en general, pero con una muy buena marca (si la mantiene) de 41.2% en la esquina izquierda.

Hablábamos antes del lamentable porcentaje de 3 de Corey Brewer (29.6% la pasada temporada) pero no comentamos que muy tímido para tirar tampoco es: 307 intentos el año pasado, 3.75 por partido. Sólo 32 jugadores en la historia de la NBA han lanzado semejante cantidad de bombas por partido sin llegar al 30% (uno de ellos lo hizo en los Wolves 2013, Alexey Shved) así que hay que ponerle bien la correa para que no se emocione, y a media cancha, seguramente, no deba estar en otro sitio diferente a la esquina izquierda. En los Nuggets no lo veían así, ya que viene de batir su récord de tiros por minuto, con 17.6 por 36 (incluyendo tiros libres), lo mismo que Dirk Nowitzki (!) pese a que su porcentaje de tiro verdadero (50.6%) no llega a la media, y por alguna extraña razón, él o George Karl pensaron que su carga debía ir a mas en Playoffs, y su porcentaje de utilización en la post-temporada fue plusmarca personal. Y sí, los Nuggets ofrecen muchas opciones a la contra para inflar número, y fue el 2º jugador que más jugadas finalizado en transición de la Liga (un 29%), pero, ¿sabéis qué? Deberían haber sido aún más.

Dicho esto, siempre y cuando no ponga el balón en el suelo con un rival delante, Brewer puede ser un jugador muy útil para redescubrir precisamente el juego al contragolpe, que pensábamos ver antes en Minnesota atendiendo al personal que han juntado. Love llegó a la Liga como el candidato a recuperar el outlet pass, el pase de contraataque nada más coger el rebote, a ser el Wes Unseld de nuestra generación. Ricky es un jugador electrizante a campo abierto, un mago en ver la pista a toda velocidad. Adelman, por su parte, dirigió a la franquicia que lideraba la Liga en ritmo a principios de la década pasada, aquellos Kings que enamoraban. Todas las piezas para tener un equipo aplastante a la contra están puestas.

Sólo les hacía falta alguien que corriera la pista, que se dejara ir en cuanto el rebote vuela, y pocos o nadie en la Liga lo hacen como Corey Brewer. Los Wolves utilizaron la contra por debajo de la media el pasado año, pero con todos sanos no deberían tener excusa. La pareja LovePekovic puede asegurar el rebote sin mucha ayuda a mayores, lo que seguramente permita salir al menos a un hombre en cada jugada y Kevin Martin siempre puede hacer el papel de tirador rezagado que llega a la contra secundaria. Budinger era otro jugador preparado para correr el campo desde las alas, (Shabazz Muhammad quizá también), y Adelman tenía la opción de haberlos juntado y mandar a toda la caballería a correr. Incluso, puede añadir a Derrick Williams de 4 en una unidad de pequeños junto a Love que podría ser espectacular en transición, y revolucionar partidos. Es una propuesta arriesgada, y que tendría problemas a media pista y en defensa, pero supondría un cambio de ritmo inmediato.

Sin Chase, no nos extrañaría ver a Brewer insertado en el quinteto titular por ofrecer esa posibilidad de echar a correr constantemente, y porque es un buen contrapunto a Kevin Martin en defensa. Tener sus brazos y los de Ricky en un mismo quinteto podría causar caos en las líneas de pase rivales, que iban a estar en tensión constante moviendo el balón. Siempre y cuando, a media cancha, no le saquen de la esquina, por favor.

  • Competencia feroz

Lo cierto es que el puesto de compañero de Kevin Martin (él habló en términos de titularidad cuando firmó por este equipo) y los minutos en las alas están caros. Como la nueva incorporación ofrece la posibilidad de jugar de alero o escolta, se abren muchas alternativas: Brewer, Shved, Williams o el novato Muhammad, están en el ajo, y hay que sumar el hecho de que Barea, aunque no será titular porque es el único suplente de Ricky, si puede acabar con minutos de escolta en una combinación junto a K-Mart y Rubio. No hay un favorito claro, y todos tienen sus pros y unos cuantos contras. El rendimiento, y visto lo visto en este equipo, las lesiones, ayudarán a Adelman a decidir

Y por dentro, Greg Stiemsma ofrecía buena defensa en el puesto de pívot suplente, pero Dieng quizá pueda tener un impacto parecido, añadiendo además un nivel mínimo de competencia en ataque, y ojo porque tiene tiro desde la bombilla y pasa muy bien, si cristaliza en la NBA sería un robo del Draft fácilmente, y hay precedente: Roy Hibbert. Jugadores muy diferentes, pero trayectorias parecidas. Y si no funcionara el experimento del novato, Turiaf puede más o menos ofrecer lo mismo que el rubio teñido (porque… ese pelo horrendo que tenía Greg no es suyo, ¿no?).

Y cerramos con Derrick Williams. Debido a todos los jugadores interesantes que había en los puestos exteriores, y a que ya el año anterior pasó todo el tiempo prácticamente en la posición de 4, Williams parecía candidato a ser ala-pívot, y por tanto, poco más que simplemente suplir a Love y esperar por si causa baja. Pero la lesión de Budinger puede haberle comprado un tiempo más de alero. Habrá que estar atentos de aquí al día 31, para ver si Minnesota extiende la opción de su cuarto año de contrato (el siguiente, este todavía pertenecerá al equipo), por 6.3 millones. De no hacerlo, Williams será agente libre sin restricciones el verano que viene, y estará jugando ya por un contrato.

El número 2 del Draft de 2011 es la viva prueba que pese al cacareado cambio de la Liga al small-ball, siguen existiendo los tweeners, ese adjetivo un tanto despectivo para definir a aquellos jugadores, que ni son un 3, ni un 4. Creo que le mantendrán en plantilla porque aún es joven y mostró mejoría (su porcentaje de triple ya es interesante para un ala-pívot) y una mayor seguridad en el segundo año, pero todavía tira demasiado, para lo que puede hacer en ataque, donde es poco más que un finalizador, y está por debajo de la media como defensor interior. Él sí que tiene algo más de presión este año por demostrar cosas (aunque la decisión sobre su continuidad se tome antes de empezar la temporada, lo que significa que también tiene un Training Camp muy importante por delante), porque si su techo va a ser el de típico sexto hombre alto… no vale lo que cuesta.

Mercado de traspasos NBA 2011

Este jueves 24 de febrero, a las 3 de la tarde en la Costa Este, 9 de la noche en España, se ha cerrado el mercado de traspasos en la NBA. Este ha sido sin duda uno de los años más ajetreados que se recuerdan porque ha habido de todo: superestrellas cambiando equipo, franquicias asentadas haciendo movimientos dudosos de cara a Play-Off, muchas rondas de Draft circulando (como se nota que los equipos consideran que este año viene flojo) y muchísima acción en la recta final. A continuación tienes todos los movimientos que se han dado esta semana, y también nos puedes seguir en nuestro Twitter o buscando el hashtag #TraspasoNBA por si hay alguna pequeña novedad.

  • El circo empezó con el mega-traspaso a tres bandas entre Nuggets, Knicks y Wolves. Carmelo Anthony (extenderá su contrato hasta 2015, 83.5 millones los cuatro próximos años), Chauncey Billups (los Knicks se hacen cargo de sus 14.2 millones de salario la próxima temporada), Corey Brewer (agente libre restringido este verano), Renaldo Balkman (en nómina hasta 2013), Anthony Carter (acaba contrato) y Shelden Williams (acaba contrato) irán a los Knicks. Los Nuggets adquieren a Raymond Felton (acaba contrato en 2012), Danilo Gallinari (agente libre restringido en 2012), Wilson Chandler (agente libre restringido este verano), Timofey Mozgov (contrato no garantizado más allá de 2012, agente libre restringido en 2013 si se garantiza), la elección sin restricciones de primera ronda del Draft de los Knicks en 2014, las elecciones de segunda ronda de Draft de Golden State Warriors en 2012 y 2013, cuatro excepciones de traspaso de 17.1 (récord histórico en la Liga), 1.7 y dos de 0.8 millones, 3 millones de dólares en efectivo, el derecho a intercambiar primeras rondas con los Knicks en 2016 y el pívot de Minnesota Kosta Koufos (agente libre restringido en 2012) que se ha añadido al traspaso. Los Wolves reciben a Eddy Curry (11.3 millones que expiran este verano), Anthony Randolph (agente libre restringido en 2012), una futura elección de segunda ronda de Denver y otros tres millones en efectivo.

    Traspaso Knicks NBA Carmelo Anthony

    Hay que señalar que los traspasos han sido separados (había que hacer primero el de los Wolves para poder ejecutar el de Denver), pero los Knicks no recibirán ninguna excepción de la primera transacción, lo cual limitará su margen de maniobra en el futuro. Los Nuggets se ahorran 16.5 millones está temporada, y se sitúan con una nómina de 66.9 millones, por debajo de los 70 que marcan el límite a partir del cual se paga el impuesto de lujo.

  • El siguiente traspaso ha sido el de James Johnson que se va a los Raptors a cambio de la primera elección del Draft este año de los Heat, que va para Chicago. Ahora los Bulls se encuentran 2.9 millones por debajo del límite salarial, y tienen 4 primeras rondas en los dos próximos años (la propia y la de Miami en 2011, la propia y la de Charlotte, top-14 protegida, en 2012), por lo que podrían hacer sitio a jugadores como Anthony Parker (2.8 millones) o Courtney Lee (1.3 millones) sin entregar otro jugador a cambio.

    James Johnson a Toronto

    Hay que reseñar que la primera ronda de los Heat fue parte de lo que pudo obtener Toronto por firmar-y-traspasar a Chris Bosh este verano. Teniendo en cuenta que no parece que vayan a utilizar antes del jueves los 9 millones que les quedan de la excepción que generó la huida de Bosh, los Raptors habrían traspasado al ala-pívot por James Johnson, y quien sea que elijan con su elección de primera ronda, el primer año que no esté entre las 14 más altas de aquí a 2015.

  • Carl Landry, que está en último año de contrato se va a New Orleans Hornets a cambio de Marcus Thornton (que será agente libre restringido este verano) y dinero en efectivo. Los Hornets se hacen con un nuevo grande, y los Kings consiguen un anotador unidimensional en Thornton, pero al acabar todos los contratos en verano (si los clubs lo desean) podría darse el caso de que ninguno de estos dos continúe con su equipo más allá de este año.

    En un primer momento se incluyó a David Andersen, que no tiene garantizado el contrato del año que viene, en el traspaso, pero no está en el acuerdo final, ya que los Hornets tienen varias excepciones de traspaso que podrían usar para hacerse cargo del salario de Landry.
  • Uno de los nombres que más ha sonado en las últimas semanas, ya tiene destino. O no, ya que Troy Murphy, que está en su último año de contrato, será cortado por Golden State (equipo que le drafteó y en el que jugó 6 años), y podría acabar en un equipo de play-off, y dejar de ser el jugador con la sequía de postemporada más larga de la Historia (y si Mike Dunleavy y los Pacers se clasifican para Play-Off, el jugador que más partidos habría jugado sin llegar jamás a la fase final, será el nuevo Wolf, Eddy Curry). Los Warriors, recibirán además una 2ª ronda de Draft de 2012 de los Nets, y enviarán a cambio a Dan Gadzuric y el que fuera elección número 8 de Draft, Brandan Wright. Ambos, al igual que Murphy, acaban contrato este verano, con Wright siendo el único agente libre restringido.
    Traspaso Troy Murphy Brandan Wright
  • Y atención al acuerdo que se acaba de alcanzar, porque este no lo vio venir nadie: segunda superestrella que se mueve, Deron Williams a los Nets de New Jersey. Al final Devin Harris, que estuvo a punto de ser traspasado a Portland (a cambio de Andre Miller), Dallas (que alivio para los Nets que los Mavericks no hayan aceptado la supuesta oferta de Dominique Jones, una 1ª ronda, y el último año de contrato de Caron Butler, y solo ofrecieran al alero) o Atlanta, va a Utah junto al novato Derrick Favors, la primera ronda del Draft de los Nets este año (sin protección alguna), la primera ronda del Draft de los Warriors en 2012 (protegida en el top-7 en 2012 y 2013, protegida top-6 en 2014, y se convertiría en segundas rondas de 2014 y 2016 si no se entrega antes, por lo que jamás será una elección mayor al 6º puesto) y 3 millones de dólares en efectivo.
    Traspaso Deron Williams New Jersey Nets NBA 2011
    Cinco reflexiones rápidas: 1ª, otra estrella que cambia el Oeste por el Este, que se está cargando de buenos jugadores; 2ª, los Jazz se deshacen del jugador que trajo el enfrentamiento con Sloan ¿volvería el veterano técnico?; 3ª, al hilo de esto, si Deron tenía problemas con Sloan por cuadriculado, lo que nos vamos a divertir cuando se junte con Avery Pequeño General Johnson; 4ª, el paquete ofrecido por Deron es supuestamente menor que el que daban por ‘Melo (y Billups) y 5ª, los Nets vuelven a entrometerse en los planes Knicks, quitándole uno de sus tres objetivos 2012.
  • Kirk Hinrich (que cobrará 9 millones en su próxima y última temporada de contrato) se presume como nuevo base titular de los Atlanta Hawks a los que llega también Hilton Armstrong (en último año de contrato) a cambio de Mike Bibby (cuyo contrato finaliza en 2012 en el que cobrará 6.4 millones), Mo Evans (último año de contrato), el novato Jordan Crawford y una 1ª ronda de Draft.
  • Traspaso NBA Hinrich Bibby
    En un traspaso en el que el componente financiero es poco importante, ya que las cantidades y duraciones de los que entran y salen son prácticamente iguales, los Hawks cambian de base y los Wizards obtienen como recompensa al prometedor Crawford y una elección más en este Draft en torno a la posición número 20.

  • Otro traspaso más que parece salido de la nada: Baron Davis, que cobrará 14.75 millones en su última temporada de contrato, la 2012/2013, se va, junto a una 1ª ronda del Draft de este año (sin protección, así que atentos, porque lo que ahora mismo va a ser una elección entre el 8 y el 10, se podría convertir en Top 3 en la Lotería) a Cleveland, a cambio de Mo Williams, que tiene la opción (y asumimos que tal y como esta ahora mismo y con la nueva CBA acercándose, lo hará) de renovar dos años más a 8.5 millones por año, y Jamario Moon que acaba contrato este año.

    Trapaso un tanto extraño por ambas partes. Es verdad que los Clippers ahorrarán dinero, porque Williams cobra algo más que la mitad que Davis, y los Cavaliers obtienen, a un precio carísimo, una alta elección en un mal Draft, pero deportivamente las dos franquicias están traspasando jugadores que dejaron sus mejores días detrás de ellos.
  • Traspasos como el de Deron Williams o Baron Davis nos resultaron extraños, pero tenían su explicación. Nos cuesta más ver por ejemplo este: Kendrick Perkins (agente libre este verano) y Nate Robinson (cuyo contrato de 4.5 millones acaba el verano que viene) camino de Oklahoma a cambio de Jeff Green (agente libre restringido este año), Nenad Krstic (que también acaba contrato esta temporada) y la 1ª ronda del Draft de 2012 de los Clippers (protegida Top-10 hasta 2015, sin protección en 2016).

    Perkins, que llevaba ya unos años siendo pieza clave para Celtics en Play-Off, se va sin previo aviso (aunque los Celtics obtienen otro pivot de vuelta), y si se mantiene sano (gran condicional, ya que por lo pronto está lesionado esta semana, con un esguince de ligamento en su rodilla izquierda) va a ser una pieza importantísima para los Thunder. Los Celtics tendrán como pivots para pelear por el anillo a los O’Neal y el recién adquirido Krstic, por lo que una posición clave de su quinteto, nos hace dudar hoy mucho más, y supongo que esta noticia no se ha debido acoger nada mal en Miami o Los Angeles. Quizá la clave estaba en que este verano acaba contrato, y al no ser agene libre restringido, podrían haberle perdido sin recibir nada a cambio.
    Además, los Celtics obtienen a Jeff Green, esa elección número 5 del Draft de 2007, que era el epicentro del paquete que mandaban los Celtics a cambio de Ray Allen, y que comenzó la reconstrucción que a la postre, les daría el título.
  • Y Perkins no es el único pívot fichado por los Thunder, que siguen añadiendo centímetros de cara a Play-Off y podrán dar más minutos a Ibaka en la posición de 4: Nazr Mohammed va de Charlotte a Oklahoma City con D.J. White y Mo Peterson haciendo el camino inverso.
  • Trapaso NBA Mohammed Peterson
    Tanto Peterson como Mohammed acaban contratos de cuantía similar este verano, por lo que la motivación de los Bobcats puede ser conseguir al joven y raramente utilizado White, primera ronda del Draft en 2009, a cambio de alquilar al pívot lo que queda de temporada.

  • Un traspaso que llevaba horas en la lista de rumores era la vuelta de Shane Battier a Memphis junto al base novato Ishmael Smith, a cambio del fracasado número 2 del Draft de 2009, Hasheem Thabeet, DeMarre Carroll y una futura elección de primera ronda, que como mínimo será en 2013, aunque podría pasar aún tiempo, ya que la de Memphis de este año es propiedad de los Wolves, y tiene una serie de protecciones por la que tal vez tarden algún año en entregársela.

    Battier vuelve en su último año de este contrato a ayudar al equipo que le drafteó en 2001, y que se ha quedado sin Rudy Gay por un mes, a llegar a Play-Off, a cambio de reconocer el error que supuso draftear a Thabeet, dejando a Tyreke Evans, James Harden, Steph Curry o incluso Ricky Rubio encima de la mesa. Daryl Morey, el GM de los Rockets, consigue convertir una pieza que podría haber perdido por nada este verano en un pívot de más de 2.20 metros, del que tal vez sean capaces de sacar algo, y una elección de Draft que puede acabar en la Lotería. Además ahorran unos 2.5 millones de dólares, que al estar por encima de la línea que marca el impuesto de lujo, se hubieran convertido en 5 a pagar.
  • Y no paró aquí Houston: Aaron Brooks, que será agente libre restringido este verano, se va a Phoenix, y de vuelta viene el sustituto de Nash, el esloveno Goran Dragić, al que los Rockets tienen la opción de renovar por un año y 2.1 millones, y una primera ronda de Draft.
    Traspaso Brooks Dragic
    La elección que ha cedido Phoenix es de 2011, pero dependerá de su clasificación para Play-Off: si llegan a la post-temporada, su elección será para Houston, si no, que es lo más probable ahora mismo, los Suns se quedan con su elección en la Lotería y mandan a los Rockets en su lugar la 1ª ronda de los Magic este año.
  • Después de que Charlotte hubiera estado negociando con Cleveland, y hubiera reclamado a Nicolas Batum en el traspaso, al final, en el paquete que reciben de Portland por Gerald Wallace y su contrato hasta 2012 (o 2013, si el jugador lo renueva unilateralmente) no irá incluido el frances: Joel Przybilla que acaba contrato, Dante Cunningham que es agente libre restringido, Sean Marks que acaba contrato, la primera ronda del Draft de los Blazers en 2013, y la primera ronda del Draft de los Hornets (protegida Top-7 en 2011 y Top-8 hasta 2014) que probablemente se hará efectiva este año, son la recompensa.

    Los Bobcats reciben así un pívot para suplir la baja de Mohammed esta temporada, y un jugador interesante para dar minutos de refresco como Cunningham, y veremos como organizan los Blazers una rotación que ya tiene a Batum y LaMarcus Aldridge en los puestos en los que se suele desempeñar Wallace. Charlotte tiene que cortar además 3 jugadores después de los traspasos de hoy, porque ahora mismo tiene 18 en plantilla, y no puede ser ninguno de los que han recibido. Sherron Collins, Derrick Brown y tal vez Dominic McGuire, son los candidatos más claros.
  • Después de colocar a Perkins, Boston sigue limpiando la casa: dos hombres altos, Semih Erden y Luke Harangody, que tienen modestos contratos, esta y la siguiente temporada, van a Cleveland a cambio de la elección de 2ª ronda de los Timberwolves en 2013, y Marquis Daniels se va a Sacramento a cambio de dinero en efectivo.
    Traspaso Daniels Erden
    Daniels podría quedarse sin jugar lo que resta de temporada, y acaba contrato, por lo que los Celtics no contaban con él. El jugador ayudará a Sacramento, que necesitaba firmar un jugador para cumplir con la nómina mínima que marca la Liga. Los Cavaliers por su parte, pueden sacar buenos minutos, especialmente de Erden, en el futuro, y aunque la elección de los Wolves puede ser una de las más altas de la segunda ronda, la situación dentro de dos años puede ser diferente.
  • Y finalmente, el traspaso que pudo ser y no será: los Grizzlies no querían vender a O.J. Mayo ahora que su precio no podía estar más bajo, pero lo han intentado hacer, ya que aceptaron la oferta de Indiana (Josh McRoberts y una primera ronda del Draft), tres minutos tarde, de tal manera, que en principio, O.J. se queda en Memphis, y ya veremos que tal avanzan las relaciones entre jugador y franquicia.

Melo Square Garden

Se dice que los deportistas acaban jugando donde ellos quieren. En este caso, será así: Carmelo Anthony, después de tanto tiempo, ya es oficialmente un Knickerbocker. Con el número 13 seguramente, porque el 15 cuelga del Madison en honor a Earl The Pearl Monroe.

Carmelo parecía el chico bueno de su promoción, cuando en 2006, a la hora de renovar contratos de novato, el elegía hacerlo por 5 años, en lugar de los 4 que firmaron Wade, James y Bosh. El resto de la clase de 2003 ya estaba pensando entonces en un posible próximo destino, y Carmelo que era feliz en Denver con un equipo más que apañado, y con futuro, decidió dar un voto de confianza a la franquicia y renovar por el tiempo más largo posible. Ahora se va. Dice que no quería irse como LeBron y Chris, sin dejar nada a la franquicia que le drafteó. A mí me parece una mentira tremenda. Tremendísima. Sin el fantasma de la pérdida de millones (contados en decenas) por la CBA que entrará en vigor el próximo año, Carmelo se hubiera ido sin dar siquiera las gracias, dando un sonoro portazo tras de sí, en verano.

Carmelo no sabe lo que quiere. Es verdad que pasó unos años de su vida en New York, que no muy lejos de allí consiguió un título universitario con Syracuse, y que hacer retumbar el que posiblemente sea el escenario baloncestístico más mítico del mundo y su rabiosa afición, es el sueño de todo chaval. Y como detrás de un gran hombre (aunque solo sea por tamaño) hay una mujer (aquí omito el adjetivo intencionadamente), ‘Melo tuvo que atender a las peticiones de su señora, una presentadora de canales musicales de medio pelo, famosilla de tercera fila, carne de reality show, que quería vivir cerca del foco más grande. Pero supongo que ya se dará de bruces con la realidad: lo que el talento no da, New York no lo presta.

Anthony no hace esto por motivos deportivos. Nadie puede pensar que los Knicks como se encuentran actualmente construidos son mejores, o tienen más futuro que el equipo en el que estaba Carmelo jugando ayer. Y lo comentaremos más tarde, pero no parece que tengan la flexibilidad suficiente para ampliar el megalómano proyecto. Se va además, a la Conferencia a la que más futuro se le vislumbra, y desde la que pinta más difícil llegar a disputar las Finales, después de ese balance de poder que ha empezado este año. Por dinero, tampoco, de hecho, el vil metal es lo que más le ataba a Denver, el motivo por el que el traspaso se ha dilatado, y ha resultado tan costoso para los Knicks.

Anthony no quería nada. Lo quería su mujer, lo querían los agentes carroñeros de la agencia CAA que están haciendo todo lo que pueden y más para pegarle todos los bocados que puedan a la Gran Manzana, y conseguir influencia en New York, o donde quiera que se la den. Y por fortuna para los Nuggets, la avaricia del grupúsculo y la coincidencia en tiempo con la finalización del convenio laboral, les ha permitido poder sacar algo de tajada, de una situación, que de haber sido de otra manera, hubiera acabado con los Nuggets viendo como su mujer le abandona en verano, llevándose la casa, el coche, los niños y hasta el perro. Y dejándole por otro, que será algo más guapo, pero jamás le tratará tan bien.

De vuelta al baloncesto, el traspaso final queda configurado de la siguiente manera: Melo, Chauncey Billups, Renaldo Balkman, Anthony Carter, Shelden Williams y Corey Brewer desde Minnesota, llegan a los Knicks. Raymond Felton, Danilo Gallinari, Timofey Mozgov, Wilson Chandler, la 1ª ronda del Draft de los Knicks en 2014, las 2ªs rondas de los Warriors en 2012 y 2013 y 3 millones de dólares en efectivo van a Denver. Eddy Curry, Anthony Randolph y otros tres kilitos para los Wolves. A lo largo del día de hoy conoceremos más detalles de como se configuró exactamente el traspaso, porque se ha tenido que crear alguna excepción por el camino.

Knicks Nuggets Traspaso Carmelo Anthony

Los Nuggets, que además de Carmelo, pierden a Billups, aparte de obtener talento joven y alguna elección de Draft, van a ahorrar mucho dinero. Para empezar, 17.7 millones de salario este año, entre lo que sale y lo que entra. Esta cantidad es muy significativa, porque les permite estar en más de 4 millones por debajo de la línea que marca el llamado impuesto de lujo, la cifra a partir de la cual se paga como impuesto un dólar por cada dólar que te pases, y dejas de recibir tu parte proporcional de lo recaudado por ese impuesto. Por tanto haciendo cuentas, entre los 17.7 millones en salarios, los 13 que hubieran tenido que pagar doble por pasarse, los 3 que le dan los Knicks en el traspaso, más los 4 que aproximadamente suelen ser los millones repartidos entre los equipos que no pagan la tasa, los Nuggets se ahorrarán unos 37 millones, en comparación con lo que se hubieran gastado si no hubieran hecho ningún cambio.

La contribución de los Wolves es meramente testimonial: consiguen a un jugador en el que llevan mucho tiempo interesados, y que hace apenas un año tenía destellos de futura estrella en Anthony Randolph, a cambio de entregar a un Corey Brewer que a pesar de ser sólido y trabajador en defensa, parece haber alcanzado ya su potencial, y además se convertirá en agente libre este verano.

Y atención, porque, aunque este tipo de detalles no han salido todavía a la luz, en principio parece que los traspasos de New York con Denver y Minnesota podrían ser totalmente independientes (no hay transacciones entre los Nuggets y los Wolves), lo cual significaría que el hecho de que el cadáver de Eddy Curry y su último año de contrato se hayan incluido en la operación, le puede dar a los Knicks una excepción de hasta 11.3 millones. Y esta sería la única carta que los Knicks podrían jugar para cumplir el sueño que empezó cuando Chris Paul hizo un brindis en la boda de Melo este verano: traerse a CP3 para completar otro gran trío. O Deron Williams. Tanto monta.

Los Knicks ya no tienen de ahora en adelante flexibilidad salarial, ni elecciones de Draft hasta 2015, ni otro jugador joven, prometedor y consolidado, para traspasar, Landry Fields aparte. Como podéis imaginar, el rookie de Stanford y dos elecciones de Draft dentro de 4 y 6 años, no satisfarían a New Orleans o a Utah para traspasar a sus estrellas. Con una excepción, que otorga alivio económico inmediato al que la recibe, ya podrían empezar a hablar. Pero de todos modos, van a necesitar que el nuevo convenio dé más margen para gastar (o al menos, que las cosas se queden como están, aunque todo indica que será el contrario), una gran presión y resistencia por parte del jugador, mucha suerte y fotos de Kevin O’Connor o Dell Demps en situaciones comprometidas si lo quieren hacer realidad.

Desde el punto de vista deportivo, aunque salvo que cambien todas las previsiones, el equipo no puede hacer otro gran movimiento, yo creo que los Knicks estaban más que obligados a hacerlo. Jugadores como Carmelo en la Liga hay pocos, el resto de huecos, se van completando poco a poco. Es verdad que queda un gran vacío en el banquillo, pero es menor la diferencia que hay entre reservas y parches temporales en los 12 minutos de asueto, que entre lo que te va a dar un jugador como Anthony sobre Gallinari 36 minutos. ‘Melo, con sus defectos, que los tiene, es excelso. Está infravalorado entre la élite por su aspecto holgazán y el segundo plano en el que ha permanecido siempre, pero su facilidad para anotar, y sobre todo, su precisión asesina en los últimos minutos, en los que contra la creencia popular, es con mucho el mejor de la Liga, y por amplio margen, serán más reconocidos por el público, contando con el altavoz del Garden de por medio.

Y aunque a medio plazo sea una rémora, que no se nos olvide que los Knicks se llevan también a Billups. Chauncey, es, a día de hoy, mejor base que Felton, y además tiene experiencia en Play-Off. Entiendo la decepción del fan neoyorquino que ve como muchas de sus jóvenes piezas están volando en el traspaso, pero de cara a esta temporada, se han llevado a los dos mejores jugadores del traspaso. Deportivamente, sobre el papel, a corto plazo, salen ganando, con mucho, ellos.

De hecho, el que este traspaso se haya visto como una victoria moral y un abuso de un bando sobre otro, tiene mucho que ver con las expectativas. Todos pensábamos que Carmelo tenía la sartén por el mango, pudiendo firmar por los Knicks este verano sin dar nada a cambio, pero ahora esta clarísimo que no. Que los Nuggets tenían mucho más poder que el que mucho iluso creía. Que, como ya bien sabemos, aunque algún romántico no se quiera dar cuenta, los jugadores se mueven como primera, o como mucho, segunda prioridad, por dinero. El nuevo Knick no quería arriesgarse a perder ni un dólar. Si lo querían, no podían dar un paquete de mínimos, lleno de sobras. Tendrían que acercarse al valor real del jugador.

Y todo es percepción. Los Knicks han dado menos de lo que Melo valdría con un contrato de alta duración, acompañado por Billups. Que es mucho más que lo que ellos pensaban que acabarían dando. Y parte de la culpa la tiene el papel de los Nets, con Prokhorov al mando, que han jugado sus cartas muy astutamente, y nunca sabremos si realmente estaban detrás de Melo, o simplemente han ido de farol todo este tiempo, sabiendo que Anthony no quería jugar allí, para tratar de exprimir lo más posible a sus odiados vecinos, que lo serán más que nunca (tanto odiados como vecinos) en próximas fechas.

Si además, consiguen que los Nuggets le envíen alguno de los jugadores, (Mozgov y Gallinari o Felton, a cambio de dos primeras rondas de Draft), a un precio muy inferior al que le hubieran pedido al otro lado del Hudson, el recochineo será máximo. Este rumor, que se manejó toda la tarde e incrementó la confusión en el despacho de Dolan, y en el que también se implicaba a un Devin Harris que los dimes y diretes llevaban a Dallas, fue desmentido a última hora, pero viendo la configuración actual de la plantilla de Denver, es inevitable pensar en que en cualquier momento se puede traspasar alguna pieza.

Ahora después de que se desbloquera la indecisión, y se acabara el melodrama, los traspasos deberían empezar a caer como fichas de domino de aquí al jueves. Los Knicks parece que solo podrán añadir tamaño fijándose en jugadores sin equipo (ya han traído a prueba varias veces a Earl Barron), los Nuggets, de los que nos abstenemos en hacer ningún análisis deportivo hasta que acabe la semana, podrían mover a cualquiera de las piezas obtenidas en este traspaso, a jugadores importantes que podrían acabar contrato si ejercen sus opciones y dejarían al equipo sin obtener nada a cambio por ellos, como Nene, JR Smith y Afflalo o a contratos de larga duración como el de Al Harrington que ya no pintan nada en un equipo en reconstrucción. Además, otras franquicias que tenían el ojo puesto en la situación como los Nets, los Mavericks, los Rockets o los Lakers, ya podrán maniobrar sin tener miedo a perder las fichas que le podrían haber traído a Carmelo.

Anthony, ya tienes lo que querías. O lo que querían por ti. Sé feliz.