PO Desde El Sofá (VII): Detalles

En un periodo de Playoffs en el que los partidos del Oeste están siendo mucho más entretenidos que los de la Leastern Conference (más Leastern que nunca), la serie de Dallas-Oklahoma estaba siendo la más divertida para nosotros, y detrás de ella estaba la de Los Angeles-Memphis, que, eso sí, tenía más emoción.

Y ayer volvió a pasar, partido divertido entre Veleros y Ositos, con muchísima emoción hasta el final, en el que Rudy Gay se cascó dos tremendísimos triples seguidos (no creemos en el ser clutch, pero si eso existe, Gay, lo es), pero acabó condenando involuntariamente al equipo: tras fallar Bledsoe dos tiros libres, a los Grizzlies, sin tiempos muertos, le bastaban dos puntos para ganar, y Conley, ante una matadora defensa Clipper que le dejó un pasillo a la canasta, que solo hubiera estado mejor marcado con pétalos de rosa y fragancia francesa, decidió buscar a Gay y darle una patata más caliente que un quinceañero viendo American Pie. La original, claro. Y Rudy comprobó que sí que hay dos sin tres.

El resto de pensamientos inconexos viendo el partido, como sigue: Chris Paul sigue llevando dos coronas para nosotros, mejor base de la galaxia, y niño bueno con más mala hostia. A Zach Randolph, que sigue teniendo una clase descomunal, le han faltado 15 días. En Los Angeles están buscando los tickets para devolver a DeAndre Jordan (el partido lo acabó jugando Reggie Nutgrabber Evans) y sus 43 millones en 4 años, pero Donald Sterling lo habrá traspapelado entre los recibos de sus asistentas de día, prostitutas de noche. Y es imposible que Blake Griffin acabe su carrera entero, no creemos que pase de la temporada que viene que le partan la cara.

Y en una serie que podía ir 3-0 para los Grizzlies fácilmente, pero en la que van 1-2 abajo, el detalle final: en un partido acabó decidiéndose por un solo punto, Marreese Speights regaló un balón en línea de fondo a Blake quedando 2.3 segunditos del segundo cuarto, y probablemente, por miedo al póster, le dejó matar el balón mientras el tiempo expiraba. Evidentemente, el enfoque a los últimos segundos de partido hubiera sido diferente con los Clippers con dos puntos menos. Pero hay queda, para enseñar a los chavales que todo detalle cuenta.

Y para enseñar a los entrenadores, Speights tuvo un descomunal +/- de -22 (es decir, los 18 minutos que estuvo en pista, el parcial lo ganó por 22 Clippers) en contraste con el +17 de Marc. Venga, Hollins, de Del Negro, que usó tres bases para defender en el tramo final, y porque Billups no estaba, nos los esperábamos, pero de ti…

PO Desde El Sofá (VI): A otro ritmo

Nos vamos a las Rocosas, al estado de Colorado, al Pepsi Center… estás situado ya? pues bien, parece que los Denver Nuggets también lo estuvieron y decidieron hacer lo que mejor saben: correr.

El otro día en el segundo partido ya lo advertíamos y pronto se vio que el equipo de Karl lo tenía bastante claro, había que cambiar el ritmo, subirlo y para eso Ty Lawson era el elegido. Denver cogió enseguida una diferencia que casi se antojaba definitiva con un +24 en el segundo cuarto que casi hacía preveer que veríamos a Eyenga y demás…

Pero a partir de este momento Denver se dejó un poco ir, como guardando cosas y esto casi le cuesta un susto, ya que Lakers se llegó a poner a 4 puntos y el Pepsi Center enmudeció, pero el equipo de Brown fuera de casa es como diría yo… lo más parecido a un equipo ACB?? pues eso.

2-1. Y se pone la cosa interesante, ya que tendremos que ver como Lakers ajusta alguna que otra cosa para ralentizar el partido y que Bynum & Gasol entren más en juego, sobre todo debajo del aro.

Con todo esto, destacar a McGee… pero no a JaVale, el cual hizo un ‘gran y sorprendente’ partido, si no a Pam!! la madre de JaVale que estaba detrás de una canasta y era una hooligan más. De hecho, cada acción de su hijo hacía una cucamona más grande que la anterior, siempre muy pendiente de cámaras y demás… tremendo.

PO Desde El Sofá (V): Circulen, no hay nada que ver

Anoche nos pusimos con el duelo del Garden, el Knicks-Heat, y nos arrepentimos. Menudo pestiñote. Una ensalada de aclarados mal ejecutados con reducción a la pérdida continua. Un chuletón de tiros dudosos y jugadas descuidadas. Y ni siquiera fue un partido físico. No fue cosa de buena defensa especialmente, solo tuvimos mal ataque. Y encima, tras pasar los tres primeros cuartos igualados, no tuvimos ni emoción al final.

Sabíamos que Miami y New York eran dos equipos muy astrocéntricos, y con Amar’e Stoudemire haciendo un santicañizares, Chris Bosh al que todavía le tiraban los puntos después del parto continuo en el que vive instalado este hombre, y LeBron James con un flojísimo partido y problemas de faltas, la cosa se puso muy fea, muy rápido. Algo así como Sam Cassell corriendo a toda velocidad. Y los que quedaron, Anthony y Wade, flojos en general para su nivel por tener que tirar del carro, pese a la gema ocasional.

Hasta la afición del MSG, estuvo bien flojita. Cuando el viento iba a favor, fueron ruidosos, molestos e incluso se permitieron iniciar varias veces el cántico de “Asshole!” para LeBron James (Stay classy, New York). Pero dejaron que el equipo tirará de ellos, en vez de ser al contrario, y fueron rápidos en sucumbir al desaliento cuando Miami encadenaba rachas.

Al final, Miami ganó bien, tras una salida rabiosa de LeBron al parqué en el último cuarto en el que metió 17 (sus números finales, salvo por las pérdidas, de ensueño otra vez), y los triples claves de Chalmers para mandar la ventaja por encima de la docena, que mató el partido a falta de unos pocos minutos. Si los Knicks no fueron capaces de sacar un partido adelante ante un equipo descuidado en el que James no estuvo mucho rato en pista, no vamos a hablar ya de pasar a la segunda ronda, evitar la barrida (que sería el tercer 0-4 consecutivo tras el del año pasado y el de 2004) es un objetivo que parece inalcanzable.

Busquen en YouTube un mate de J.R. Smith, y un tapón (mal pitado como falta) de LeBron a Carmelo, lo único molón de la noche. Y circulen, que aquí no hay nada que ver.

PO Desde El Sofá (IV): Dolor, Mucho Dolor

Quedaban dos minutos de partido en el AT&T Center, y por megafonía sonaba el Sweet Caroline. Los Spurs ganaban de 36 puntos, y por supuesto que todo el público de San Antonio se lanzó a cantar el mítico “Dah, dah, DAH!” de la canción. San Antonio ahora mismo ha encontrado a Lupita, han acabado su camino por México, y están en Cabo San Lucas puliéndose margaritas como Kawhi Leonard anotó ayer triples: de tres en tres.

Al final, el despiece se redujo a 31 puntos, y el partido no tuvo ninguna historia: Utah jamás estuvo por delante, a los 5 minutos perdía de 12, y salvó un parcial 0-9 que les ponía a 5 en el segundo cuarto, y que fue respondido inmediatamente por un 20-0 de vuelta de San Antonio, no estuvieron ni cerca.

El candidato a MVP Oh, La, La! Parker hizo lo que quiso y acabó como máximo anotador con 18 puntos, pero en este partido dejó hacer a los actores secundarios: Leonard le siguió con 17 puntos, Gary Neal parecía Parker cuando TP no estaba, pull-up 3‘s incluidos, Boris Diaw vuelve a ser efectivo y hasta Danny Green se animó a hacer de base en un par de posesiones que acabaron en la canasta tras pasar, y pasar, y pasar (y pasar) la pelota.

Los Spurs siguen teniendo quizá la imagen de equipo aburrido y plomizo, pero ahora mismo, salvo por los fans de las acrobacias atléticas extremas, eso es el nadir de su realidad: su juego es brillante, y siempre tienen hasta la espectacular jugada ocasional de Ginobili o Parker para colarse en el Top 10 de SportsCenter.

Leonardo DaVinci demostró la imposibilidad del movimiento perpetuo, pero Popovich ha logrado el perpetuum mobile sin ser siquiera ingeniero, la respuesta estaba en estudiar ruso, por lo que se ve. Al sistema diabólico de Gregg, se le han añadido además este año dos piezas que se acoplan perfectamente, y que tienen mayor importancia de la que parece, por lo muchísimo que aportan sin retener el balón, meramente conduciéndolo.

Huelga decir que los resultados que Kawhi Leonard, a por el que fueron, y Boris Diaw, con el que en teoría se encontraron, darían ahora mismo en cualquier otro equipo, serían mucho menos satisfactorios. En Diaw hay un hombre alto cuya habilidad para pasar el balón es probablemente lo único que le mantiene en la NBA, y en Leonard uno de los jugadores que mejor se mueve en ataque de la Liga. Boris jamás podía aprovechar su talento en Charlotte, y los cortes quirúrgicos de Leonard seguramente se perderían River Walk abajo fuera de esta ciudad. Pero aquí aportan otras dimensiones, los papeles de intermediario y finalizador que no tenía este equipo, y que suman diversidad y eficacia, al ataque. Si encima tenemos en cuenta como ataca Leonard el rebote ofensivo, miel sobre hojuelas. Y miel de la mejor.

Algún partido en Salt Lake City, ciudad de enrabietados fanáticos, puede oscilar hacia a unos Jazz, que viendo jugar a Favors y a Kanter como hicieron ayer pueden tener motivo para el optimismo futuro: tienen 4 excelentes jugadores interiores de nivel, por lo menos, titular, entre 19 y 27 años. Tendrán que mover a alguno, y si aciertan en la recompensa hay equipo para rato. Pero anoche solo hubo dolor. Mucho dolor.

Tapón de ensueño de Jeff Teague

Ayer cuando iba a terminar el primer cuarto del segundo partido de los PO que enfrenta a los Hawks y los Celtics, Jeff Teague volo por encima de Keyon Dooling para bloquear su tiro desde la zona de tres, pegado a la grada, sintiendo el calor de la afición de Atlanta.

Lo mejor de todo es que lo hizo delante de The-Dream, el cantante de R&B y hip hop que se encontraba allí animando a su equipo y éste le dió su total aprobación como puede verse al final del vídeo.

Y es que el #0 de Atlanta tiene a sus fieles.

PO Desde El Sofá (III): Kobe, Kobe, Kobe

Segundo partido de la serie en el Staples y los Lakers ya empiezan a poner tierra de por medio ante unos Nuggets que empiezan (tal vez algo tarde…) a mostrar sus verdaderas armas.

Lakers sabe lo que tiene que hacer frente a Nuggets: meter balones dentro. Esta táctica le vino perfecta durante el primer partido donde Bynum hizo su triple-doble y donde claramente los de Denver se vieron desbordados por el juego interior, pero en este segundo partido George Karl empezó a ajustar cosas… como buen segundo partido.

El primer ajuste, la defensa doble sobre Bynum, esto le ha causado muchos problemas al bueno de Andrew durante este año, pero claro, esto hace que alguien esté libre… y el más listo del lugar es Kobe.

El Bryant que vimos anoche en el Staples nos recordó al de años atrás, con una muy buena elección de tiro y sobre todo manteniendo muy implicados a sus compañeros. Esto no significa que él no se tire todo lo tirable, esto significa que sabe mejor elegir el tiro, con lo cual sus compañeros se mueven mejor…

El arreón de Denver a base de contra ataques, es el mejor equipo de la NBA en esta faceta, no vino sino a reflejar lo que se va a encontrar LA en Colorado, un equipo que va a presionar y va a intentar correr todo lo que pueda y más. De nuevo Bryant será clave, su % cuanto más alto mejor para Lakers, ya que esto evitará esos contra ataques… eso pasó ayer. Eso y que Bynum sigue a un nivel tremendo….

PO Desde El Sofá (II): Querer y no poder

Volvemos al ritmo normal de PO, es decir cuando cada noche tenemos 2/3 partidos y seguirlo todo es mucho más sencillo, anoche nos fuimos a Miami…

No se muy bien por qué, pero mi corazón decía que tenía que ver el Heat v Knicks… raro, porque mi cabeza claramente me volvía a mandar a OKC, pero bueno, nos fuimos a Miami.

Los Heat lo tienen fácil, así de claro. Knicks es un equipo raro, extraño, que depende de forma brutal de Melo y eso se vio de forma clara en el segundo partido de la serie, donde los Knicks aguantaron lo que Anthony aguanto su ritmo anotador. El resto se veía totalmente dominado por unos Heat que dan la sensación de ir a medio gas y apretar cuando les apetece… el año pasado usaron también esta táctica y cuando quisieron apretar… todos sabemos que pasó.

Amaré y Melo no están para jugar juntos, se ha visto en liga regular y ayer se volvió a ver, parece que Stoudamire se ha dado cuenta también y por eso le soltó una leche a la caja de cristal de un extintor, resultado? mano escamochada y duda para el resto de la serie. PERFECT! De nuevo más motivos para la vuelta de Lin

Cada vez tengo más claro que los Knicks buenos eran los de Amaré como estrella, Gallinari como segundo espada y D’Antoni en el banquillo… vamos los Knicks pre-melodrama… pero creo que ya es tarde para eso…

PO Desde El Sofá (I): Entre barbas y lesiones…

Hemos llegado a esa época del año que más nos gusta, han llegado los PO y hemos tenido ya el primer fin de semana, donde los 16 equipos ya han entrado en acción y donde ya podemos ir viendo alguna cosita que otra…

Ya hemos tenido el primer gran partidazo y como no, ha venido en la serie que lo esperábamos, en OKC se han visto dos estilos totalmente diferentes de juego, por un lado Carlisle no se que le pone en el Gatorade a los Mavs que es llegar los PO y enchufarse todos de forma brutal, además de una forma que recordaba al equipo vigente campeón del anillo, con Terry colosal y un Kidd sabiendo lo que hacía… pero creo que no contaban con Harden.

La barba de Harden volvía después del intento de decapitación de World Peace aka RonRon y lo hizo por todo lo alto, fue la clave sin duda para contrarrestar el banquillo de Mavs que con Terry a la cabeza intento aguarle la fiesta a los chillones de OKC, con un impacto en el juego brutal y acabando como no jugando con Durant y Westbrook. Todo el mundo se queda con el game winner de Durant o con los tapones de Ibaka, pero la clave para la victoria fue Harden y su forma de  tirar del carro cuando los Thunder más lo necesitaban.

Rose out. Para Bulls es un drama. Aunque Thibodeau ha sabido llevar a Bulls al mejor record casi sin él, para Chicago esta perdida es terrible y deja el camino más placentero para los Heat. Veremos a ver si Bulls saca garra y fuerza y nos sorprende a todos…

Heat lo tuvo fácil, poco más que añadir, pero encima se le pone más fácil todavía con la grave lesión de Iman Shumpert, un stopper para Lebron (si algo lo puede parar) y que ahora va a hacer que Lin fuerce su vuelta… tendremos de nuevo Linsanity? habra que ver cuando vuelve y sobre todo cómo vuelve, pero parece que Heat se puede marcar un 4-0 fácil…

El finde también nos deja la mega remontada de los Clippers en Memphis, señores, a falta de 7 minutos, Grizzlies ganaba de 20!!!!! sí, de 20!! a partir de ese momento sólo metió 1 punto… un tiro libre, mientras que Paul y Nick Young estaban on fire y los Grizzlies parecían un equipo de infantiles dejando solos a los tiradores… Clippers puede haber dado un golpe muy fuerte encima de la mesa en esta serie con esta victoria, aquí os dejo el vídeo de la remontada…