All-Star Weekend Día 1: Jam Session

Ayer jueves estuvimos en la Jam Session, el parque temático que monta la NBA con ocasión del All-Star, con todo tipo de opciones para divertirse y pasarlo bien. Sacarse fotos con el trofeo Larry O’Brien, en una rueda de prensa, en el plató de NBA TV o en el vestuario de los Magic es posible con mayor o menor truco. Hay pistas por todos lados y los partidillos y concursos de tiro se suceden. El ba-lon-ces-to no para. Nunca.

La Jam Session empieza de manera oficial una hora después de la apertura de puertas con todo el mundo que participará hoy arropando a Stern en la pista central para empezar las festividades. Bob Lanier con la voz cantante y Darryl Dawkins, George Gervin, Dikembe Mutombo (al que ya no volvimos a ver para nuestra desgracia), A.C. Green o Robert Horry juntos con Kyrie Irving o MarShon Brooks. Después de las palabras de David y las autoridades locales, las leyendas y el futuro de la NBA se pusieron a hacer ejercicio con las hordas de niños que se aprovechaban del programa FIT.

Tuvimos la oportunidad de charlar un rato con el Hall of Famer Lanier, al que pedimos opinión sobre las quejas de los jugadores de hoy en día cuando se encuentran en equipos no competitivos como le ocurrió a el en sus Pistons, pero evitó meterse en problemas y nos dijo que “no vivo su vida, por lo que no puedo hablar de su situación”. Descartó volver a intentar trabajar como entrenador o asistente, ya que “fue algo que no funcionó. Y cuando el Señor tiene otros planes…”. Y desde su papel de embajador de la NBA, comentamos como la Liga está cambiando: “La envergadura y la rapidez lo son todo ahora mismo, la fuerza no importa tanto como hace 30-40 años. La gente entrena mejor, come mejor, no depende tanto del peso.”

Al terminar de hablar con Lanier, dando una vuelta alrededor de la pista, vimos a David Stern atendiendo a los medios en un rincón apartado y solo llegamos al final de su intervención. Así es esto, si no se posee el don de la omnipresencia es imposible estar a todas las oportunidades que un evento como este ofrece. El jefazo ratificó que el 1 de marzo es la fecha para llegar a un acuerdo acerca del nuevo pabellón de Sacramento, y se lamentó de no haber llegado a un acuerdo para resolver el cierre patronal más temprano teniendo en cuenta que “el acuerdo llevaba un tiempo encima de la mesa”. También minimizó la importancia que la agenda condensada tiene en las lesiones: “No estamos viendo más lesiones de lo habitual. Simplemente los equipos prefieren dar reposo a un jugador uno o dos días con lesiones pequeñas, y con este calendario ese reposo coincide con dia de partido.”

También hablamos con Gervin, al que recordamos su pasado en el Manresa, que aún tiene en mente como experiencia positiva, y nos preguntó por la marcha del equipo. También quisimos conocer su opinión sobre la recuperación del H.O.R.S.E. en el All-Star, concurso en el que él participó en la que quizá sea la edición más memorable, contra Pistol Pete Maravich, y la nueva cancelación le parece normal: “Ahora no hacen ningún truco. Simplemente tiran, no hacen realmente nada elaborado ni extravagante”.

También tuvimos un concurso de triples entre Horry, Gervin, Green y Tim Hardaway, que tras tres rondas, muchas bromas, y todo el buen rollito del mundo, se acabó llevando Green encestando el balón de 2 puntos sobre la bocina.

Después de esto, poco más. Kemba Walker y Kyrie Irving tuvieron que firmar autógrafos a destajo en diferentes stands, y el Cavalier, mucho más simpático que el Bobcat, para desentumecer un poco la muñeca se acabó acercando a una de las pistas para echarse unos triples con la gente que quedaba.

Ahora toca descansar que en menos de 8 horas, tenemos una rueda de prensa de USA Basketball, con José Luis Sáez y Marc Gasol como invitados especiales, para, no sé, tal vez anunciar un USA-España en Barcelona el 24 de julio.

Si quieres estar puntualmente informado, te recomendamos nuestro Twitter, que vamos actualizando siempre que tenemos algo que contar y podemos.

Analizando los concursos

Estamos en semana especial, semana de All-Star, semana donde aún habiendo partidos de liga regular, todo el mundo tiene la mente puesta en el fin de semana y en Orlando donde estaremos

Así que es tiempo de ir abriendo un poco de boca y vamos a analizar, a nuestra forma los diferentes concursos que podremos ver el próximo sábado en el Amway Arena de Orlando.

Haier Shooting Stars

Mecánica: un jugador de la NBA, otro de la WNBA y una ‘vieja’ gloria a tirar tiros alternados desde diferentes posiciones.
Participantes: Orlando (Jameer Nelson, Marie Ferdinand-Harris, Dennis Scott), Atlanta (Joe Johnson,  Lindsey Harling, Steve Smith), New York (Landry Fields, Cappie Pondexter, Allan ‘Hilo de Seda’ Houston), Texas (Chandler Parsons, Sophia Young, Kenny Smith)
Análisis: La verdad es que este es el concurso más difícil de analizar, ya que el tiro de medio campo condiciona tanto todo, que el que lo meta primero tiene muchas papeletas para ganar. Personalmente tengo ganas terribles de ver de nuevo a Allan Houston, eso sumado a Landry Fields, hace del equipo de NY uno de los favoritos. Ojo con Kenny Smith que el año pasado enchufó la de medio campo muyyyy rápido.

Taco Bell Skills Challenge

Mecánica: Prueba de habilidades, con dribbling, pases y tiros…
Participantes: Stephen Curry, Kyrie Irving, Tony Oh La La Parker, John Wall, Russell Westbrook, Deron Williams
Análisis: Wow! este sin duda va a ser una de las estrellas de la noche, con un cartel tremendísimo de bases mega jugones y de donde podemos sacar de todo. Para esta prueba hay que ser rápido, muy mucho y los 6 lo son, luego un poco de acierto de tiro, que todos lo tienen y por último precisión a la hora del pase… todos de nuevo. Yo personalmente voy con Deron o Parker que están más on fire que el resto, pero ojo, cualquiera puede ganar ahora mismo… Muchas ganas de ver este concurso de habilidades…

Foot Locker Three-Point Contest

Mecánica: El mítico concurso de triples…
Participantes: James Jones, Joe Johnson, Kevin Love, Ryan Anderson, Anthony Morrow, Mario Chalmers
Análisis: Bueno, primero el no ver a nadie de los Warriors ya duele mucho de salida, ya que es el mejor equipo con % de tiros de 3, pero bueno… luego extraña muy mucho gente como Kevin Love, pero bueno… una vez visto lo visto y sin saber si finalmente Joe Johnson (duda hasta última hora – EDIT: finalmente no estará…) estará en el concurso, creo que tal vez un microondas como James Jones tiene bastantes posibilidades de repetir su victoria del año pasado… Ojo con Morrow…

Sprite Slam Dunk Contest

Mecánica: El concurso de mates de toda la vida…
Participantes: Paul George,  Derrick Williams, Chase Budinger, Iman Shumpert (Jeremy Evans).
Análisis: Cayendo finalmente Iman Shumpert por lesión, este concurso de mates es probablemente el más abierto de los últimos años. Sin una estrella, sin un candidato prefijado para ganar y con mucho saltarín jugón suelto joven con ganas de comerse el aro. Ojo al sistema de este año: 3 mates en una única ronda por parte de cada uno y voto popular. Lo bueno de esto es que se van a ver mates brutales, nadie se va a guardar nada para la supuesta final, ya que no hay, así que podemos pasarlo muy pero que muy bien con el concurso de mates de este año…

Dejamos el sofá y nos vamos… al All-Star!

Sí, vamos a dejar el sofá unos días y nos vamos a ir al All-Star, pero además, literal, a partir del miércoles estaremos en Orlando y el sábado en Madrid para vivir el fin de semana de las estrellas en primera persona…

Desde el próximo miércoles estaremos por tierras de Disney para asistir a todos los eventos habidos y por haber (o a aquellos que nos de tiempo) del All-Star que se celebra el próximo fin de semana en Orlando. Iremos al Amway Center el viernes para ver el partido de Rookies y Sophomores (o la cosa rara que van a hacer este año), el sábado en los concursos y el domingo en el gran All-Star Game. Además te contaremos todo lo que pasa entre bambalinas en los entrenamientos, ruedas de prensa, pre/post partido,… todo!

Además, el próximo sábado noche estaremos en la Viewing Party de adidas en el Hard Rock Café de Madrid, donde entre otros contaremos con la presencia del mítico Ron Harper, ganador de 5 anillos con Bulls y Lakers. Desde allí veremos la jornada de los concursos, en una noche que tiene pinta de ser mítica.

Para no perderte nada, te recomendamos que nos sigas desde ya en Twitter y Facebook, ya que fotos, comentarios y demás irán casi al instante por allí. Aquí en la web tendréis como siempre las mejores crónicas de todos los días, de todo lo que vamos a vivir en esta All-Star Week en La Crónica Desde El Sofá.

Desmontando a Lin

Vaya por delante que me encantaría que Jeremy Lin se convierta en una estrella en la Liga. Me fascinan las historias de currantes, esas con un punto de perdedor (si es que a alguien que ha ido a Harvard se le puede catalogar de tal cosa), las que encabezan artículos y párrafos con un “contra todo pronóstico”, las de dormir en sillones o en aeropuertos. Si bien a veces en esta era 2.0 en la que las noticias y las reacciones llegan por todos lados, tanto bombo puede saturar un poco, y yo estoy un poco aburrido de tanto Lin para allá, Lin para acá, la histeria tenderá a remitir y nada me gustaría más que Jeremy sobreviera a todo esto.

Pero uno, que es un poco escéptico, bastante rabelesiano, y amante, más de los números que de la luna cuando cae la medianoche, no puede parar de ver los astéricos en las actuaciones del taiwanés nacido en California, en vez de sentarse y simplemente disfrutar del espectáculo.

Empezamos por lo bueno, que lo hay: Jeremy Lin indiscutiblemente tiene nivel para jugar en la NBA. Poniéndole todos los peros que se quiera, está produciendo, cosa que mucha gente que también recibe minutos y oportunidad para tirar, no está haciendo. Y con Lin, New York, una franquicia que estaba desangelada, gana partidos. Desde que empezó la locura con los 25 puntos a New Jersey, los Knicks han encadenado 7 consecutivos ganando. En Toronto incluso, con él metiendo la canasta de la victoria. Aunque no mantenga los 24.4 puntos y 9.1 asistencias que promedia en este periodo mágico, que le pondrían en territorio MVP directamente, si se estabilizara en torno al 18/8 estaría metido de lleno en la conversación del All-Star… ya para el año que viene. Y no para darle pases a Shumpert en el concurso de mates, precisamente.

Ver jugar a Jeremy Lin además es muy divertido. Lo hace sin miedo, con agresividad, penetrando constantemente, dividiendo los dos contra uno como solo los mejores lo hacen, algo que es buena señal para su futuro. En la NBA moderna es importantísimo que el base ataque la canasta: puede crear mejores y más fáciles asistencias y si logra ir a la línea, estará ante el tiro más eficiente con el que se puede acabar una posesión después de un mate. Los mejores bases lo hacen. Durante estos 7 partidos, Lin promedia 8 tiros libres intentados por partido lo que le pondría 4º en la Liga por detrás de Howard, Durant y Love. Su 71.4% de acierto, aunque mejorable, no está mal. La receta para ganar, la sabe.

Es tremendamente inteligente, y a diferencia del resto de bases que tienen en New York, sabe ejecutar e interpretar perfectamente los bloqueos y continuación, algo que le va a venir muy bien a los Knicks, que tienen al que quizá sea, el mejor hombre alto en la Liga en esta situación, Amar’e Stoudemire, y otro de los más infravalorados en este aspecto, Tyson Chandler, que aunque no aporte el componente del tiro a media distancia, pone una presencia y envergadura a las pantallas como muy poquitos pueden hacer, finaliza bien cerca del aro, y mete sus tiros libres. Aunque la vuelta de Amar’e conlleve una pequeña bajada en los números de anotación de Lin, deberían aumentar sus asistencias (en los dos partidos con Stoudemire, 11 y 13 asistencias, nuevos récords personales) y la eficiencia del ataque de New York. Amar’e hará mejor a Lin y al equipo. ‘Melo… ya veremos.

Y hablando de compañeros, otro minipunto para Lin por la compañía con la que ha tenido que trabajar. A Steve Novak también lo han cortado dos veces, a Jared Jeffries también le cortaron los Rockets, Mike Bibby fue cortado por viejales, Bill Walker fue relleno en el traspaso del alguacilillo Nate Robinson y Landry Fields es una segunda ronda del Draft. El talento no sobraba, y él ha hecho lo que tenía que hacer.

Una vez que hemos comentado lo que nos gusta y por qué creemos que Lin tiene futuro en la Liga… vamos con los palitos. Los números de Jeremy Lin están algo… inflados. El sistema D’Antoni le permite acabar un volumen de posesiones comparable a los mejores jugadores de la Liga. Su porcentaje de uso esta temporada es del 31.1%. Sexto en la Liga por detrás de Kobe, Westbrook, James, Anthony y Durant. Y si pudiéramos aislar la estadística para estos últimos 7 partidos, creo que adelantaría a algunos de estos jugadores para ponerse al nivel de Kobe… o superarlo.

Es decir, Lin finaliza muchísimas jugadas con su tiro, con un pase, o con una pérdida, (de las que luego hablaremos y juega muchos minutos a un buen ritmo). Es decir, tiene más oportunidades de generar números. Para entender, y poder comparar la producción de un jugador, es importante ligarla al número de oportunidades que tiene. Es el mismo motivo por el cual la temporada anotadora de LeBron es mucho mejor que la de Kobe aunque Bryant anote casi un punto más por partido: hay una diferencia de 4.5 tiros por partido. En el caso de Lin, si comparamos los números con los bases que irán al All-Star, vemos lo siguiente:

Jugador Nº de posesiones/partido que acaban en tiro, asistencia o pérdida
Jeremy Lin 35.5
Deron Williams 32.3
Russell Westbrook 31.2
Derrick Rose 30.3
Tony Parker 28.6
Chris Paul 26.6
Steve Nash 25.6

Es decir, y con el ejemplo más extremo, Lin finaliza 10 posesiones por partido más que Nash, un 40%, y más que muchos otros bases de la Liga. Si le dieran de 5 a 10 oportunidades más por partido para tirar o pasar, y eligiéramos las mejores rachas (suponiendo que esta es la mejor racha de Lin) muchos bases de nivel medio se acercarían a la producción de Lin. Un ejemplo bastante cercano: José Manuel Calderón. En sus últimos 4 partidos está promediando 22 puntos y 10 asistencias utilizando 27.4 posesiones por partido (11.1/8.8 en 20.8 posesiones finalizadas en promedio en el total en la temporada, 15 menos que Lin en su semana fantástica). En muchos casos, más de los que nos creemos, aparecen rachas muy buenas de jugadores por 5~7 partidos, y el aumento de producción es lineal con el de las oportunidades.

Ahora, si vemos el número de posesiones con resultado negativo (tiro fallado o pérdida), Lin también lidera la tabla, pero le han alcanzado Westbrook y Williams, que no son tan eficientes como el resto de sus compañeros en el All-Star.

Jugador Nº de posesiones/partido que acaban en tiro fallado o pérdida
Jeremy Lin 14.9
Russell Westbrook 14.9
Deron Williams 14.6
Derrick Rose 12.5
Tony Parker 11.6
Chris Paul 9.2
Steve Nash 8.3

Además, durante estos 7 partidos ha perdido el balón 5.3 veces por partido, por encima del 4.4 con el que lidera la Liga Westbrook. De seguir así, pulverizaría el récord de la Liga que puso Pistol Pete Maravich con 5 en cada encuentro en el ’78, primer año que se empezaron a registrar oficialmente. Obviamente, al igual que esperamos que los números positivos, los puntos y las asistencias, vayan regresando a la media, sobre todo porque el número de jugadas finalizadas por él tenderá a bajar, también el número de pérdidas debería de ir disminuyendo.

Y en cuanto a los resultados del equipo, los Knicks llevan 7 partidos ganados… con un calendario muy muy favorable. Han ganado a 4 de los 7 peores equipos de la Liga. Solo han ganado a un equipo que lleve más victorias que derrotas, los Lakers, que además, fuera de casa están entre los 10 peores de la Liga, llevando un registro de 5-10. Solo han jugado dos veces en el segundo partido de un back-to-back (contra Minnesota y Sacramento) mientras que 4 de estos 7 rivales se han enfrentado a ellos en la segunda noche de dos partidos consecutivos (Nets y Lakers además de los Wolves y Kings).

Está claro que esos partidos hay que ganarlos, tampoco queremos restar mérito gratuitamente. El jugador de segundo año ha ayudado a llevar a los Knicks a la victoria todas esas noches, y hay que estar ahí, pero hay que entender que su racha ha llegado en el que probablemente sea el periodo con el calendario más favorable para los Knickerbockers en todo el año.

Mañana viernes juegan contra los Hornets, el segundo peor equipo de la Liga por lo que la fiesta debería continuar, pero el domingo los Knicks en general, no solo el base, tienen un gran reto en Dallas, con un equipo que descansa el sábado.

Deseamos que Jeremy Lin siga soñando despierto, y sería bueno tanto como los aficionados como para la Liga, haber descubierto una nueva estrella… pero no son Lingotes de oro todo lo que reluce.

(A ver si pensabais que os ibais a librar del juego de palabras).

Dinamismo en Phila

Creo que poca gente daba un euro o un dolar por los Philadelphia 76’ers, pero ahí están, terceros en la conferencia este sólo detrás de Chicago y Miami… pero cual es su secreto?

Si miramos el roster de los Sixers, pocos nombres le sonarían a la gran masa de seguidores NBA, sin duda Iguodala sería ese jugador que todo el mundo señalaría, pero a partir de ahí? Pues bien, los Sixers, después de unos años donde la sombra de Iverson ha sido extremadamente larga han salido a la luz, con un equipo joven, dinámico, donde todo el mundo aprieta en defensa y donde la primera premisa es irse rápido hacia el aro.

Iguodala es la base, de eso no hay duda. El jugador salido de la Universidad de Arizona, después de muchos rumores de traspaso e incluso de pedirlo él mismo, es ha dado cuenta que puede ser el franquicia y ha visto que el modelo actual de los Sixers es uno al cual se puede acoplar con una precisión casi suiza. La semana que viene en Orlando será All-Star y atrás quedarán todos esos rumores de traspasos y demás. Cómodo y a gusto…

Holiday es el lugarteniente, un jugador muy a lo Pippen, es decir, de esos que parece que no están pero que son clave para que el equipo funcione y más con la idea de Collins de defender, correr y meter. Luego metemos a un buen pivot, como es Elton Brand que a veces recuerda al de Clippers, lo juntamos a un Spencer Hawes que si las lesiones ‘raras’ le permiten, tiene muy buena pinta y nos da un juego interior muy digno para el Este.

El año pasado tuvieron el pick no.2 en el draft. Evan Turner fue el elegido, pero apenas contó para el equipo y su paso por la liga fue casi anecdótico, poca gente recordaba incluso quien era el no.2 detrás de Wall. Este año, aunque Turner sigue sin mostrar aquello que prometía, él mismo ha comprendido su rol y su salida desde banquillo son más que beneficiosas para el equipo que ha creado Doug Collins.

Y luego desde el banquillo o tal vez titular sale Lou Williams, un tirador de estos que si tiene el día tontorrón te puede destrozar, como hizo contra Lakers. Luego gente como Young, Meeks, Vucevic o el según la ESPN peor jugador de la liga, Lavoy Allen, saben de que va el tema y va ayudar, porque esa es la idea de Collins y todos están con ella en la cabeza…

Es un equipo joven, dinámico, de esos que mola ver y eso es raro por el este, pero es que Doug Collins ha sido muy listo, ha visto lo que había, ha visto a su estrella y ha sabido como juntar todo eso para sacar la mejor forma de jugar…

Lin Lin Lin Lin

Jeremy Shu-How Lin o Jeremy Lin a secas. Ese es el nombre, ese es el hombre más querido en la capital del mundo ahora mismo. Lin, shophomore de 2o año procedente de la rara (en temas de basket) Universidad de Harvard, no entró en el draft y ahora mismo en sus únicos 3 partidos como titular, lleva números de mega estrella.

Lin entró como pocos entran en la liga, sin draft, sin hacer ruido, pero con cierta aureola de jugón. El pasado verano, el de 2010, en los workouts con Golden State, todo el mundo esta pendiente de él, pendiente de ese joven asiático, descarado como él sólo, con buen tiro y buena visión de juego. Warriors al final le firmó contrato para dos años, les convenció y además era un jugador que se iba a acostumbrar bien al ritmo de Ellis y Curry, es decir, un juego dinámico, rápido, atractivo para el espectador… y además a la comunidad asiática le gustaría el tema… aunque Lin es nacido en LA… Nike vio filón y también le firmó contrato. Era el sueño de todo chico, era el producto de toda marca…

Pero pronto se vio que Lin iba a ser un ‘deshecho’ más, apenas tuvo minutos y varias veces fue mandado a los Reno Bighorns, el equipo de la D-League asociado a los Warriors, se estaba acabando el sueño? Todo podía ir a peor…

Llegamos al lockout, Lin sigue en Warriors pero justo el primer día de Training Camp, ya con el lockout solucionado, los Warriors lo cortan para liberar algo de salario… y su boom se iba por el mismo sitio por el que llegó. Llegan los Rockets y hace el training camp con ellos, iba a ser su segunda oportunidad dentro de un equipo cuya comunidad asiática estaba más que establecida después del paso de Yao Ming por Houston, pero justo el día de Nochebuena, un día antes de empezar el show, los Rockets se hacen con Samuel Dalembert y para liberar ficha, Lin de nuevo es cortado…

Se queda sin equipo, olvidado, uno más en esa infinita lista de jugadores que prometen pero se quedan a mitad de camino. En NY, con un GRAN problema de bases, se van quedando sin casi nadie y viendo como Bibby no es ya nada… Piensan en Lin y el 27 de diciembre entra a formar parte de la franquicia de la gran manzana, pero se le asigna rápidamente de nuevo a la D-League… otro paso atrás?

Ni Baron Davis, ni Toney Douglas, ni Iman Shumpert, ni muchísimo menos Mike Bibby parece que sean del agrado de D’Antoni y esto junto a las lesiones y ausencias de Amaré y Melo, hacen que Knicks llamen a Lin… y aquí todo cambia.

Empieza a jugar sus minutos, minutos de la basura casi siempre, pero el pasado 4 de febrero frente a los Nets, D’Antoni la de 36 minutos y Lin hace 25 ptos y 7 asistencias, se desata la locura… sobre todo en su forma de jugar frente a uno de los grandes como es Deron Williams que se ve totalmente superado por este joven desconocido de Harvard.

Dos días más tarde, llega Devin Harris y sus Jazz… 28 puntos y 8 asistencias… de nuevo locura en unos Knicks que iban algo (por no decir muy) a la deriva… El MSG se empieza a rendir a los pies de Lin y sin duda es el nuevo ídolo. Los Knicks lo empiezan a usar como imagen de la franquicia en sus promos y llega el partido contra los Wizards, el primero fuera, John Wall enfrente y primer doble doble, 23 puntos y 10 asistencias… con humillación incluida al propio Wall… empieza a no ser flor de un día.

 

Pero anoche fue el summun, lo máximo. En el partido más esperado en NY, el duelo contra Lakers, donde todo el MSG y casi toda la ciudad se engalana, Lin demuestra que con esfuerzo y perseverancia (y tal vez algo de suerte) se puede llegar a casi todo. 38 puntos, 7 asistencias, 4 rebotes y el Madison a sus pies.

Hoy todo el mundo habla de Linsanity, de Emperor Lin, de LINVP… de todo con esas 3 letras que tanto estamos oyendo… Ahora falta ver si quedará todo en un sueño, un sueño de una de las franquicias a las que les gusta más este tipo de cosas… y sobre todo, queda la gran pregunta… qué pasará cuando vuelva Melo, Amaré y sobre todo Culopollo Davis?

Lin, Lin, Lin…

Hablando con The Basketball Jones: “El mejor sitio para ver NBA, el sofá”

Uno de los mejores blogs y sobre todo videcast sobre NBA se hace en Canada y se llama The Basketball Jones.

TBJ se emite a diario y en directo en The Score, cadena canadiense de deportes que es para hacernos una idea como la Eurosport por aquí, es decir, un medio grande e importante.

La Crónica Desde El Sofá y The Basketball Jones tienen muchas cosas en común, nuestra forma de ver el baloncesto es diferente a los medios de hoy en día, nosotros lo vemos desde el punto de vista de pasarlo bien, de disfrutar de lo que más nos gusta, la NBA, para ello nada mejor que hablar con ellos y más concretamente con Tas Melas sobre TBJ, baloncesto y NBA en general…

– The Basketball Jones empezó casi de la nada, como una idea entre amigos y ahora tenéis un programa diario en directo en The Score, ¿cuál es el secreto?
El secreto es ver la película del 2006 “The Secret” cada día antes del trabajo, es espléndida… El verdadero secreto es dar a la gente el producto que quieren durante mucho tiempo y  sin tener que pagar por él… y esperar que alguien se de cuenta, The Score lo hizo y ahí estamos.

– Venimos de un lockout ‘largo’, ¿crees que este lockout ha tenido algo positivo?
Los domingos suelo comer helado, si no lo hago durante un par de domingos…uf QUIERO HELADO. Eso es lo positivo que nos ha quedado del lockout: la gente ha echado mucho de menos la NBA, por tanto ahora esa gente está consumiendo y viendo basket como si no hubiera mañana. Es como el dicho “La ausencia, hace crecer el cariño”, ahora bien, también te digo que si esa “ausencia” hubiera durado más, la gente no hubiera vuelto de la misma forma…

– ¿Qué hubiera pasado con TBJ si la temporada se hubiera cancelado? ¿TBJ World Tour?
Sinceramente, ni idea (no somos los mejores planificadores…). Menos mal que hicimos el TBJ No Season Required Tour en lugar de nuestra primera idea… Skeets y yo mirándonos en una habitación el 1 de Noviembre y nada más hasta que empiece la temporada. Tal vez TBJ no existiría ahora si eso hubiera salido adelante…

– ¿Qué es lo más complicado a la hora de grabar TBJ?
Saber más que el espectador. Tenemos que leer y ver casi todo lo que tiene que ver con la NBA o si nos pueden tirar atrás cualquier cosa o simplemente parecer tontos al decir algo, así que esa es la parte más complicada: abarcarlo todo.

– ¿Alguna vez pensasteis en dejarlo?
Soy una persona bastante constante y por eso nunca he pensado seriamente en dejarlo, pero sí que hubo un punto de inflexión… En 2010, ya estábamos 4 años con TBJ sin recibir compensación alguna y al final The Score nos fichó. Nos contrataron en marzo, pero si hubiéramos llegado al verano como los 4 anteriores, es decir, sin conseguir nada de TBJ, no se si hubiéramos empezado ese otoño cuando volvió la NBA…

– ¿Qué ha supuesto para vosotros el boom de las redes sociales (Facebook, Twitter)?
Tampoco han cambiado mucho la forma que tenemos de hacer TBJ, pero sí  la forma de comunicarnos con nuestros seguidores y mejorar nuestra forma de hablar de basket con ellos.

Hacemos caso a cada persona que tiene un comentario o sugerencia sobre el programa, hasta a los capullos, contestamos a todo el mundo. También Facebook y Twitter  hace que sea más fácil robar las ideas que la gente tiene y dice sobre la NBA, no… es broma, nos gusta citar la referencia de opinión u observación que leemos en Twitter o Facebook. De hecho, nuestro “Like A Bosh” video no hubiera sido posible si uno de nuestros espectadores no nos hubiera tuiteado la idea…

– Y centrándonos ya en la liga… ¿quién y qué equipo piensas que van a ser las grandes sorpresas?
Resulta extraño llamarles sorpresa pero creo que los Mavs van a sorprender a todo el mundo baloncestístico. Casi nadie les da una mínima oportunidad para competir en el oeste…y luego, me está encantando lo que está haciendo Rodrigue Beabois.

Otro tapado que podría sorprender son los Pacers, siempre que David West vuelva a ser el que era antes… eso ayudaría mucho.

– ¿El gran fracaso?
Se que Chris Paul puede ganar él sólo partidos durante los playoffs, pero no creo que los Clippers se vayan más lejos de la 2a ronda y claro las expectativas en torno a ellos son enormes. El juego de Blake Griffin no ha mejorado ni evolucionado como pensaba que lo haría este año.

– ¿Cuál es tú equipo favorito o liga (exceptuando la NBA, claro)?
Jugué al beisbol cuando era pequeño y una persona poco atlética como yo, podría ser medianamente decente en este deporte… me gusta esa idea. También me gusta escupir las cáscaras de las pipas.

– ¿Cuál es tu lugar favorito para ver un partido de NBA?
Mi sofá. La posibilidad que tengo de parar un partido, echarlo para atrás en cualquier instante, me permite analizarlo tal y como quiero. De esa forma me puedo fijar en las cosas estrafalarias que nos gusta enseñar a nuestros seguidores, eso no lo puedes hacer viendo el partido en un bar o con los colegas.  También me gusta oirlo todo, ver todas las jugadas… ya me entiendes. De vez en cuando, también quedamos para ver un partido, pero básicamente prefiero ver los partidos solo. Además, de esa forma tengo todo el helado que quiera…

– ¿El mejor recuerdo que tienes de la NBA?
Alvin Williams metiendo una suspensión en el Madison Square Garden en abril del 2001 dando a los Raptors su primera (y única) victoria en una ronda de los PO. Es mi equipo y lo sigue siendo desde que en el 95 Isiah Thomas (primer GM de la franquicia de Toronto) saliera a través de un panel de papel con el logo grande morado de los Raptors.

– ¿Y el peor recuerdo? ¿Los 81 de Kobe?
Hmmm, esta es complicada. Los Raptors estuvieron muy mal aquella noche, fue impactante ver a Kobe meter 81, pero tampoco fue tan impactante ver la defensa de Raptors.

Mi peor recuerdo… creo que fue cuando a Amaré Stoudemire y a Boriw Diaw les sancionaron por ‘dejar el banquillo’ durante el 4o partido de las semis del oeste en 2007. Es una norma arcaica que básicamente eliminó a los Suns de aquellos PO. Phoenix iban a jugar en casa, con la eliminatoria estaba empatada a 2 y no iban a tener a 2 de sus jugadores clave básicamente porque salieron del banquillo durante una trifulca que pasaba en la pista, que encima fue causada por los Spurs (una flagrante de Robert Horry). Los Spurs ganaron el 5o partido y el 6o para ganar las semis y al final ganar el anillo. Este fue el gran obstáculo para aquellos Suns de ‘meterla en menos de 7 segundos’.

– ¿Jugador favorito?
Nunca puedo responder a esta pregunta, no tengo uno preferido, me gustan muchos. Los que me gustan son aquellos que juegan con un talento algo limitado, con mucho trabajo y dejándose el culo en cada jugada, gente como  Alvin Williams, Jorge Garbajosa, Dennis Rodman, Wesley Matthews, Ben Wallace, etcetera.

Talking to The Basketball Jones:”The Best place to watch NBA, the couch”

One of the better blogs and, above all, videocast, about NBA comes from Canada and it is called The Basketball Jones.

TBJ broadcasts live, daily, in The Score, a Canadian sports network, which, to put in our perspective, is akin to Eurosport: a big and respected media outlet.

La Crónica Desde El Sofá and The Basketball Jones are somewhat similar, we have another way of looking at basketball, different to today’s media, where we look forward to have fun, to enjoy what we like best, the NBA. So, nothing better than talk to them, more precisely to Tas Melas, about TBJ, basketball and NBA in general.

– The Basketball Jones began from an idea between friends and now you’re going to make a daily live show at The Score, what’s the secret?
The secret is watching the 2006 film, “The Secret“, every day before work. It is splendid. The real secret is giving people a product they want for a long period of time while not getting paid for it, and hoping someone notices, which The Score did.

 – We came from a ‘long’ lockout, do you think that this lockout had any positive aspect?
On Sundays, I eat ice cream. If I don’t have it for a couple consecutive Sundays, I REALLY want ice cream. That’s precisely the positive that has come out of the lockout: people really missed their basketball, so now those same people are consuming games like crazy. It’s the old saying: “Absence makes the heart grow fonder.” Now, if that absence lasted too long, fans wouldn’t have come back the way they did.

– What would have happened with TBJ if NBA season was cancelled? TBJ World Tour?
Honestly, we don’t know (we’re not the greatest of planners, obviously). We’re just glad we got to go on the “No Season Required” tour instead of our original plan – Skeets and I locking ourselves in a room on November 1st and not coming out till the season started. TBJ may not exist if that transpired.

 

– What’s the hardest part of broadcasting/recording a TBJ show?
Knowing more than the viewer. We have to read, watch and consume everything we can regarding the NBA, or else we’ll get called out and just look plain stupid. So, that’s the hardest part: putting all the time in.

– Did you ever think of giving up (the show/podcast)?
I’m a pretty stubborn guy so I never seriously considered giving it up, but there definitely would have been a breaking point somewhere along the line. In 2010, we were four years in without receiving any real compensation, and finally, The Score picked us up full-time. They signed us in March. If we went in to the summer the same way we had gone in to the 4 previous summers – without making money – I don’t know if we would have started up again that fall.

– How social networks like Facebook or twitter have influenced the way you produce TBJ?
Social networks haven’t really changed what we produce, but it’s obviously changed how we communicate with our fans and enhanced the conversation regarding everything basketball.

We listen to each and every person who has a suggestion/comment (even the jerks). We answer everyone. Also, Facebook and Twitter make it easy to steal people’s ideas/thoughts about the NBA. I kid. We do a good job crediting anyone who has made a point/observation that we mention. Actually, our “Like A Bosh” video would’ve never happened if a fan didn’t tweet us the idea. 

– Focusing on the league… Who and what team do you think they will be the most surprising ones?
It’s odd to call them a surprise, but I think the Mavs will shock the basketball world. Not many are giving them a chance to compete in the west and I really like what Rodrigue Beaubois has been doing lately.

Another darkhorse that could surprise are the Pacers – if David West can become the player he once was, that’ll help a lot.

– And the greatest failure?
I know Chris Paul can win several games on his own in the playoffs, but I don’t think the Clippers will make it past the 2nd round, and the expectations surrounding them are high. Blake Griffin’s game hasn’t expanded like I thought it would coming in to this season.

– What’s your favourite sport/league (except from the NBA, of course)? 
Well, I played a lot of baseball growing up, and it’s a game a non-athletic guy like myself could be decent at, so I like that about it. I also like spitting sunflower seeds.

– What’s your favorite place to watch an NBA game?
My couch. The ability to stop and rewind a game at any second allows me to analyze it the way I want. That way, I can pick up on the quirky stuff we like to show our viewers; you just can’t do that in a bar setting or with friends. I also want to hear everything said, see every play… You get what I mean. Once in a while, I’ll mix it up and hang with guys while watching a game, but more often than not, I’d rather watch them alone. Plus that way, I get all the ice cream.

– Your best memory from the NBA?
Alvin Williams knocking down a jumper in Madison Square Garden in April, 2001, giving the Raptors their first (and only) playoff series win. They’re still my team and have been since ’95 when Isiah Thomas came jumping through that piece of paper which had a big purple Raptor logo printed on it.

– And the worst? Kobe’s 81?
Hmm, this a tough one. The Raptors were just plain old sad that night when Kobe went for 81 – it was shocking to see Kobe go for 81, but it wasn’t shocking to see Toronto play defense that way.

My worst memory is actually when Amare Stoudemire and Boris Diaw were suspended for “leaving the bench” in game 4 of the western conference semifinal in 2007. An archaic rule basically eliminated the Suns from the playoffs. Phoenix was going home, series tied at 2, and they didn’t have two key players because they stepped towards the altercation that was happening on the court, which was caused by San Antonio (Robert Horry’s flagrant foul). The Spurs won game 5, game 6 to finish the series, and of course, went on to win the title. It was just another obstacle the Suns seemingly ran in to every season during their “7 seconds or less” era.

– Who’s your favorite player ever?
I can never answer this question. I don’t really have just one. I love so many players. The guys I like are the ones who do the most with their limited skill sets and work their asses off at all times. Guys like Alvin Williams, Jorge Garbajosa, Dennis Rodman, Wesley Matthews, Ben Wallace, etcetera.