Con menos pelo, mejor

Si de algo está sirviendo este inicio de temporada en la NBA es para ver que hay gente muy pero que muy solida ya en la liga y eso que apenas llevamos unos pocos días, es gente que… se ha cortado el pelo.

Por una parte tenemos a los Lakers, invictos en el momento de escribir esto y que tienen a un ex-melenudo, Gasol,  que este verano a parte de descansar le dio por retocarse un poco el pelo y está demostrando que todo eso le está sirviendo para ser ya jugador de la semana y llevar las riendas de unos Lakers que con la ayuda de un banquillo que está sorprendiendo, son de momento el equipo a batir.

Luego esta Dirk Nowitzki, el aleman siempre empieza la temporada con la melena al viento hasta que el otro día dijo por twitter que se la cortaba, lo hizo… y al día siguiente su canasta le daba la victoria a los Mavs enfrente a los Celtics, unos Mavs que tienen a Tacañon Carlisle de entrenador de pelo siempre más que rehecho y que ahora luce un agresivo rapado, se habrá quitado las esposas defensivas? quien sabe.

También está el caso de Vujacic, sí, ya se que apenas juega en Lakers, pero él también se cortó el pelo hace nada y bien, de todos es conocido que hace unas semanas anunció su compromiso con Maria Sharapova, así que otro que le ha ido bien el corte de pelo.

Pero claro siempre hay excepciones a la norma y eso lo tenemos en el caso de Chris Bosh, que en los Heat de los Superamigos anda más perdido que el que drafteo a Miralles para los Heat. Con sólo 14.5 ptos por partido y una pauperrima cifra de 5.4 rebotes, empiezan a demostrar de lo sobrevalorado que estaba en Raptors, un equipo donde todo el juego pasaba por sus manos y claro… así subían los números, así que también el cortarse el pelo ha servido para demostrar lo que realmente era.

Así que creo que con menos pelo, mejor.

Repartiendo que es gerundio

Apenas llevamos un par de semanas de liga y más que hablar de lo que está haciendo Miami, es decir, poca cosa, la gente está realmente sorprendida por el nivel de los bases en este inicio.

Un base, al menos en la NBA, tiene que hacer muchas cosas, desde mantener el tempo del partido y de tu equipo, hasta saber anotar o saber hacer anotar al resto de equipo, lo dicho muchas cosas, de ahí que sea una posición más que clave en cualquier equipo.

Afortunadamente, para los que nos gusta el baloncesto, ahora en la NBA hay una espectacular hornada de bases o PG como los quieren llamar por aquellos lares, podría nombrar a unos cuantos y tal vez lo haga luego, pero en los tenemos de todos los estilos y colores.

Tenemos por una parte, el veterano respondón que aún quiere demostrar que está en la élite, ese jugador que allá donde ha pasado ha hecho números y que tenerlo en una Fantasy, son asistencias seguras sí o sí. Hablamos de Kidd.

Tenemos por otra parte, el veterano asentado que después de muchos años en el mismo equipo, no sabemos por qué, pero es esecial y eso que ni anota mucho, ni asiste mucho… entonces por qué? por qué este base es esencial en su equipo y su equipo es esencial para el base?…tal vez por eso. Hablamos de Fisher.

Tenemos al veterano criticado, pero no sabemos muy bien como lo hace, que equipo donde va disfruta del respeto de compañeros noche tras noche, demostrando que es la clave en el equipo, hablamos de Miller.

Tenemos al joven, ese jugador que siendo de primer nivel, no es elite 100% de la liga, aún así cada día va mejorando un poquito más y quiere más y más atención, pero aún así la gente no le ve como elite, como un top 3, pero aún así, en su equipo es la clave absoluta. Hablamos de Rose.

Tenemos al rookie, al que se quiere comer el mundo y quiere demostrar que todas las espectativas puestas en él están de sobra puestas. Él quiere ser el centro de todo, quiere todos los focos para él: anota, asiste, da espectáculo… hablamos de Wall.

Tenemos al jugón, al que se sabe el mejor y se lo cree. Al que sabe que un día puede anotar 40 y al siguiente no anotar nada, pero seguir mandando en el equipo. Se sabe que es el franquicia del equipo y noche tras noche, quiere que la gente lo vea como el mejor, hablamos de Deron.

Tenemos al avanzando, ese jugador que hace unos años nadie hubiera dado un duro, perdón… euro!, por él pero que ahora se hincha a hacer asistencias por un tubo, eso sí, todos se plantean que hubiera pasado si hubiera estado en otro equipo, con otros compañeros… todos preguntan, que haría en otro equipo, por que mucho pasar pero… tiro?. Hablamos de Rondo.

Tenemos al estancado, al que prometía y que parecía que iba a ser lo más completo habido siempre, con anotación, asistencias e incluso rebotes, pero un buen día llego a donde no tenía que llegar y ahí se quedó. Hablamos de Devin Harris.

Y por fin tenemos al mejor. Hablamos de Paul.