PO Desde El Sofá (VI): Esto ya lo había visto antes

No se la de veces que hemos visto lo de anoche en el Fieldhouse de Indiana. Creo que de nuevo tengo la sensación de haber vivido todo esto antes y es que, ya son muchas veces en que la gente quiere intentar enterrar a LeBron James, empieza el partido y vemos lo de siempre.

Anoche Indiana Pacers tuvo la oportunidad de poder meter un 3-1, pero entre unas cosas y otras, y dos triples de Kyle Kover, la serie la tenemos en un bonito 2-2, que probablemente poca gente esperaba a estas alturas.

Cleveland Cavaliers saltó a la pista para no dejarse sorprender, para que no apareciera ningún Bogdanovic de turno para aguar la fiesta y fastidiar más de lo conveniente la serie entera, para ello, LeBron propuso algo que nos tiene acostumbrados, es decir, hacer mover el balón para que los compañeros tuvieran protagonismo en el partido, ya que nunca sabes cuando uno de ellos puede ser clave para la victoria. El turno fue de Korver.

El veterano tirador no empezó para nada fino durante los primeros compases del partido, pero sus dos triples que mencionamos al principio, fueron claves para sepultar la mini ventaja que había cogido Pacers para intentar ese deseado 3-1. Cavs tuvo el control y la manija tanto del tempo como del marcador durante gran parte del partido y no fue hasta bien entrado casi el final del partido cuando Pacers asomó mínimamente la cabeza, comandados por uno de nuestros favoritos, el gran Lance Stephenson que está claro que donde mejor rinde es con Pacers y en Indiana.

Ventajas tremendas de más de 10 puntos que pudieron hacer que el partido se acabara muchísimo antes, pero el arreón final de Pacers fue como nadar y ahogarse en la orilla, con esos dos triples seguidos de Korver que sentenciaban el partido.

Y bueno… James fue James, poco más que añadir, pero aún así, Pacers lo apretó bien, como hacía tiempo que no veíamos una defensa general contra él.

La jugada final con la lucha de Stephenson y Green fue extraña, como a veces el partido, los árbitros pitaron lucha y luego todo se saldó con una falta de Lance (que probablemente fue) y sin nada para Green… algo raro.

Sofi del Día: Al aficionado grande de Pacers con el flamenco rosa que no paró de animar en todo el partido y creo que en más de alguna ocasión tuvo ganas de estamparle el flamenco a alguien…

PO Desde El Sofá (I): Vencen, pero no convencen

Estamos en tiempo de playoffs y como es ya habitual en La Crónica Desde El Sofá (hasta que dure) cada día tendréis una pequeña crónica de lo que hemos visto la noche anterior (o probablemente durante el día tranquilamente) y al final, el Sofi diario…

Los Cavaliers se llevaron el partido inaugural de esta edición de Playoffs, en un enfrentamiento muy ajustado que Indiana pudo ganar en la última posesión. Cleveland no dejó que Paul George se encargará del tiro final, y CJ Miles no pudo castigar el dos contra uno a la estrella de su equipo en la jugada definitiva.

LeBron y compañía fueron por delante durante todo el partido, pero no llegaron a distanciarse, y cuando en el último cuarto estuvieron varias posesiones sin encontrar el aro, los Pacers metieron el miedo en el cuerpo a todo un pabellón que lleva un par de meses viendo a su equipo flaquear.

Cleveland no ha mostrado aún (o eso esperamos, por su bien) esa defensa “secreta” que prometía Lue estos días (no es que la tengan que sacar aún, que esto es muy largo), y volvieron a vivir de un ataque explosivo y de lo difícil que es para cualquier equipo no ser castigados por James, Irving y Love. Indiana ganó la batalla del rebote, tuvo éxito penetrando y atacando el aro de los Cavs con sus exteriores (primero Monta Ellis, luego Lance Stephenson, que parece otro de Pacer y contra LeBron), y mientras, Paul George, que anotó 6 triples, perforaba por fuera con suspensiones. Al menos lograron parar a Indiana cuando más lo necesitaban: un par de robos en los minutos finales de Irving (¿quizá el jugador que más se crece en el clutch de la Liga?), y la apuesta exitosa en la jugada final contra George les ha servido para ganar un partido que no debería haberse complicado tanto.

Y es que la estrategia defensiva de McMillan tampoco fue para echar cohetes, y LeBron (32 puntos, 65 eFG%, 13 asistencias) pasó toda la noche dándose un banquete por encima los jugadores exteriores de los Pacers que quedaban emparejados con él en cambios de dudosa eficacia. Indiana ha hecho un buen trabajo en líneas generales frente a los tiradores, y no han dejado que les rotarán hasta el aburrimiento, pero el precio que han pagado es dejar a James muy cómodo en enfrentamientos favorables. Tardó unos minutos en hacer notar su presencia en ataque, pero cuando empezó a tomar el control en el último tramo del primer cuarto, en el momento en el que los suplentes empezaban a aparecer en pista, fue para no soltarlo. Calentó con un par de pases excelentes a Frye y Jefferson en cortes al aro, pero se dio cuenta que podía aprovechar las defensas individuales para dominar también mediante la anotación. En los últimos minutos los Pacers tuvieron algo de éxito enfrentándole con Young, pero un estruendoso mate cuando Indiana recuperaba el marcador por primera vez tras tres cuartos, restableció el orden. Lo que apenas vimos fue el prometido enfrentamiento GeorgeJames, que a diferencia del tremendo partido de temporada regular que nos dejaron estos equipos hace poco, pasaron una buena parte del partido evitándose.

El partido pudo romperse en el segundo cuarto, cuando Love e Irving fallaron algunos triples desde las esquinas tras buen movimiento de balón que podrían haber hecho desmoralizante la diferencia, y pareció también visto para sentencia al final del tercer cuarto cuando a un parcial de 10-0 se unía la necesidad de mandar a George al banquillo para darle unos minutos de respiro. Pero entonces fue cuando Born Ready mantuvo a Indiana con vida, y no sólo aguantó la diferencia, sino que logró limpiarla. Jugó los últimos 14 minutos de partido y aunque no acertó con un triple postrero que habría acongojado a unos Cavs encantados de dejarle tirar, si no es por su actuación, tampoco habrían podido llegar a ese punto.

Lo cierto es que los Pacers están muy lejos de tener la munición de los Cavs, y pese a intercambiar golpes con ellos esta noche, les cuesta mucho más desarrollar las posesiones y conseguir tiros buenos que a los Cavaliers. Varias veces ellos solitos se han ahogado contra el reloj, y de alguna han podido salir con acierto o con una segunda oportunidad tras rebote, pero a lo largo de una serie contra Cleveland no va a ser suficiente. Y si el equipo de Lue empieza a ayudar con más eficacia, que hoy han tenido bien poca, va a ser aún peor, porque los Pacers tienen un déficit de tiradores a los que hacer llegar el balón cuando la zona se blinda. La oportunidad que han perdido hoy es enorme, pero la serie no debería estar tan igualada como para lamentarlo.

Al final, pese al susto, lo que sirve es la victoria, y eso le va a dar un poco de tranquilidad a Cleveland.

Sofi del día: A Jeff Van Gundy por su papel de Andrés Montes trucho: llamar a Stephenson Lance Romance, ¿genialidad o no?

Ese extraño equipo

512130600

Hace poco más de un año, en la segunda ronda de Play Offs se enfrentaban en el oeste el equipo de todos, Golden State Warriors frente a Memphis Grizzlies.

La escuadra de David Joerger, llegó al cuarto partido con 2-1 a su favor y una sensación general de que la serie estaba más balanceada hacia Tennesse que para donde al final fue. Todo eran alabanzas a la forma de plantearlo todo de Grizzlies, desarbolando de forma tremenda el juego de unos Warriors que hasta la fecha estaba siendo casi incontestable.

Memphis se sustentaba en un trio del cual a partir de él todo rondaba sin problemas. Marc Gasol y Zach Randolph en la pintura haciendo lo de siempre y que todo el mundo ya tiene en mente, junto con una dirección de todo de la mano de un Mike Conley a nivel All-Star. Todo estas piezas bien encajadas hacía que los Tony Allen, Vince Carter y demás fueran aditivos a una formula que estaba muy bien cuadrada.

No ha pasado un año y de la identidad de ese equipo queda más bien poco. Ya no es ese equipo reconocible y que sabías que podía pasar o por donde te podían sorprender. Las lesiones es uno de estos grandes factores, su jugador franquicia ya se pierde el resto de temporada.

Marc Gasol tiene la misma lesión que tuvo Jordan al inicio de su carrera y que como veis no le afectó mucho para luego, pero bueno, también podemos decir que tiene la misma lesión que Yao Ming…y bueno, ya sabéis que pasó con el gigante chino y su dolencia. Con lo cual las incognitas van más allá de si puede jugar en Rio o no, algo que la franquicia de Justin Timberlake ahora mismo creo que ni se plantea, pero bueno, ya sabemos como somos por aquí cuando nos ponemos chovinistas.

Pero lo que hace realmente extraño a este equipo son los últimos movimientos que ha hecho en estas semanas, deshaciéndose de jugadores que estaban contando en la rotación de Joerger de una forma más que habitual como Lee y Green y metiendo en su lugar cosas como Lance Stephenson o Birdman, algo muy extraño. Con Mario Chalmers que da la sensación de estar más gordo con la camiseta de los ositos que cuando estaba en South Beach, todo muy extraño, ya que con la tontería en el equipo se han juntado Randolph, Barnes, Allen, Stephenson, Birdman, Chalmers… toda una retaila de buena gente o de gente que si sale alguna noticia extraña en el TMZ te la crees en un 99% de posibilidades.

Con todo esto Memphis está con un récord positivo y tranquilamente en el oeste con 33-23 al día de escribirse esto y con un 7-3 en sus últimos partidos, un porcentaje más que aceptable para una franquicia que si no te dicen esto que te acabo de contar, estarías pensando que en su mente tiene más tanques que otra cosa.

Es extraño, raro, pero habrá que ver si Joerger puede juntar todas las piezas y seguir haciendo de Grizzlies ese equipo fiable que en cualquier momento te la puede liar, de momento es curioso verlos jugar y encima con Lance allí, en cualquier momento pueden pasar cosas así:

Repasando los pies

Como muchos de vosotros ya sabeís y si no aquí estamos para decirlo, desde hace ya casi 1 año creamos El Calzador, un blog totalmente dedicado al mundo de las zapatillas.

Durante este primer año de vida de El Calzador, hemos repasado muchas cosas, pero sobre todo han pasado por El Laboratorio las mejores zapatillas del mercado en cuanto a baloncesto.

Así que, pocas cosas mejores ahora en verano, donde hay poca información de NBA que repasar lo que han sido las mejores zapatillas vista en la NBA, pero además analizadas al dedillo? Verdad que pocas cosas?.

Pues aquí tienes las reviews que hemos ido creando desde El Laboratorio de El Calzador:

Jordan XX9

Jordan XX9

 

Nike Kobe X

Nike Kobe X

 

Nike KD7

Nike KD7

 

AND1 XCelerate MID

AND1 XCelerate MID

 

Nike Kyrie 1

Nike Kyrie 1

 

adidas Wall 1

adidas Wall 1

 

adidas DRose 5

adidas DRose 5

 

Nike Lebron 12

Nike Lebron 12

AND1 Prime Mid

Aquí estamos, en el Laboratorio de la Crónica Desde El Sofá una vez más, para analizar el modelo estrella en España para este otoño de la marca americana And1, las And1 Prime Mid.

 

And1 Prime Mid

 

And1 lleva dedicándose al baloncesto desde 1993 y es la única marca exclusiva de baloncesto que encontraremos en el mercado. Es por ello que hemos querido dedicarle en esta nueva temporada un espacio para analizar que nos ofrecen para la campaña ‘vuelta al cole/vuelta a las pistas’. En la NBA And1 viste a jugadores como Isaiah Cannan de los Houston Rockets o Jamaal Franklin de los Memphis Grizzlies aunque su principal estrella conocido por todos es Lance Stephenson, que este año debutará con linea de ropa propia y con el que la marca tiene intención de volcarse en los próximos años. España se la hemos visto por ejemplo a Eulis Baez del Herbalife Gran Canaria.

And1 Prime Mid

 

 

CARACTERÍSTICAS

 

Lo primero que nos sorprende al ver la And1 Prime Mid es el cambio en los materiales usados. And1 nos tenía acostumbrados a una superficie lisa uniforme, ya fuese de piel sintética o de otro material. Pues bien, en este modelo en concreto han intentado reducir el número de costuras y han introducido una malla en ambos laterales que ofrece una mayor ventilación y provoca que se reduzca el peso de la zapatilla, ambas características muy demandadas en el calzado deportivo actual. La zapatilla está llena de detalles, la puntera y parte de la piel sintética vienen con un pequeño relieve muy chulo que le da un toque distintivo. Además en el talón tiene el nombre y unas marcas en relieve y en la lengüeta tiene el logo oficial de la marca.  La suela es de alta abrasión, pensada tanto para indoor como para outdoor, es de agradecer que en And1 siempre hayan prestado mucha atención a la resistencia y el rendimiento de sus productos también fuera del parquet. Otra característica de la zapatilla es la cámara de aire L2G que llega desde 2/3 de la suela hasta el talón, nada ostentosa pero muy funcional y que luego descubriremos como nos ayuda a la hora de jugar.

DSC_0345_

EN LA PISTA

 

Personalmente siempre he elegido And1 para jugar al baloncesto. Hace bastante tiempo de mis últimas And1, lo que dice mucho de su durabilidad, y tenía mucha curiosidad por ver como responden los nuevos modelos de la marca. La zapatilla se comporta de manera sólida. Se considera una zapatilla ‘Mid’, el cordaje llega bastante arriba lo que nos aporta una gran sujeción en el tobillo pero no molesta en los giros puesto que por la parte trasera y en los laterales no es muy alta. Los materiales por dentro son realmente cómodos y la amortiguación de la cámara L2G es notoria, siendo por las características de la propia cámara bastante rígida con una muy buena absorción de los golpes y una notable amortiguación del talón, algo que me ha gustado bastante. No sabemos como evolucionará con el tiempo y el uso la cámara, lo que sí que parece es que aguanta bastante peso y no se hunde o deforma como pasa con otros modelos de otras marcas. Se echa en falta algo de amortiguación delantera, aunque el material de la suela es flexible y no resulta incómoda para nada.

La suela merece un apartado para ella sola. Es realmente un elemento muy conseguido. La hemos probado tanto en parquet como en la calle y en ambas situaciones se ha comportado de maravilla. El agarre que proporciona es determinante en la respuesta del jugador, tanto en apoyos como en cambios de ritmo o dirección.

De manera general es una zapatilla que no te va a fallar en la pista y que va a rendir a un gran nivel. Sí que es cierto que la amortiguación parece pensada para un jugador de peso, quizás un interior, puesto que al ser una amortiguación dura una persona que pese poco o que no salte constantemente no va a notar tanto esa característica mientras que la suela se podría decir que está pensada para jugadores que realicen cambios de ritmo, dirección y en general se muevan bastante.

And1 Prime Mid

EN LA CALLE

 

Si no atas hasta arriba y las dejas un poco sueltas son unas zapatillas que puedes llevar por la calle perfectamente porque se adaptan bastante bien a tu pie. Visualmente el azul brillante combina bastante bien, a mí personalmente me gusta mucho pero entiendo que es una zapatilla pensada para la pista y no tanto para el día a día. Viene con cordones en dos colores, yo le he puesto los amarillos que dan un toque más distintivo pero también existe la opción en blanco para los más clásicos.

DSC_0336_

En España el modelo lo podemos encontrar en tres colores, el azul, blanco y rojo con el que hemos hecho el artículo, el blanco y azul clásico de USA y un tercer color exclusivo en tallas pequeñas en rojo y amarillo muy muy muy chulo (una lástima que solo esté en tallas pequeñas).  La gran ventaja con la que parte este modelo es su ajustado precio, ya que anda  aproximadamente por los 90 euros y en relación calidad precio es muy complicado encontrar algo mejor. La puedes encontrar en un sinfín de comercios a lo largo de la geografía española en este buscador.

Sin nada más que apuntar sobre este modelo, agradecer desde aquí la amabilidad y cortesía por parte de And1 España con los que compartimos una mañana conociendo su catálogo para este año, probando y disfrutando de lo que nos ofrece la marca a los amantes del balón naranja

 

.And1 Prime MidAnd1 Prime MidAnd1 Prime MidDSC_0339_DSC_0337_DSC_0338_

PO Desde El Sofá (XXII): Cerrado por derribo

Pantallazo-88

Como ya hemos hecho en otras temporadas, iniciamos los PO Desde El Sofá, donde cada día escribiremos sobre lo que hemos visto el día anterior, a nuestra forma y siempre desde el sofá.

Decía Jay-Z en ‘D.O.A.’: “This ain’t a number one record, this is practically assault with a deadly weapon”, y lo mismo podríamos decir de este partido. Miami borró a Indiana temprano, sin esperar a que pusieran las calles, y por fin pueden respirar tranquilos, certificando que la hegemonía en el Este la mantiene el equipo más al sur.

No es que la versión irregular de los Pacers que ha llegado a Playoffs diera en algún momento la impresión de poder aguantar una serie completa poniendo buena cara, pero hasta el rabo todo es toro, y los mimbres que tan difíciles le han puesto las cosas en otras ocasiones, ahí están. Pero sin continuidad, Indiana se va al hoyo con más preguntas que respuestas, pese a quedarse a dos meros partidos del pase a las Finales.

Como ya dijimos, esto se acabó muy pronto, y de manera muy expeditiva. Vogel colocaba a Stephenson sobre LeBron desde el principio, y este siguió con la provocación innecesaria, el toqueteo a destiempo, y la poca deportividad, que esta vez no funcionaron (si es que alguna vez lo han hecho). Al menos, Lance era el único que producía algo en ataque, donde la peor versión de los Pacers no era capaz de crear separación, generar movimiento, ni plantarse en la pintura, y con tan poquitas ideas, quedaban a merced de acertar los más complicados y defendidos tiros. George lo hizo en la segunda mitad del pasado partido, Stephenson al comienzo de este, pero esa estrategia suele tener una esperanza de vida corta.

Conocemos ya demasiado a los Pacers como para saber que el problema es endémico, pero por supuesto, también hay que reconocer los méritos de Miami. Cuando Indiana logró por fin hilvanar una preciosa jugada de movimiento e inversión del balón por todo el perímetro, Miami llegó justo a tiempo en el último suspiro en todas las rotaciones, forzando una pérdida por agotar los 24 segundos de posesión. Las caras de George y Vogel en ese momento eran reveladoras: si aun cuando hacemos lo que tenemos que hacer, estos tíos nos desactivan…

Miami por su parte, se lo tomó con calma. No hicieron lo que pide el cuerpo con el emparejamiento favorable en altura, y siguieron buscando a LeBron en posiciones lejanas al aro, en lugar de forzar su juego de espaldas, que seguramente habría tenido a Hibbert como invitado sorpresa en la cueva. Abriendo el campo con el resto de jugadores más allá del triple en la zona débil, LeBron se enfrentó a Stephenson de frente, con bote, para poder ver de dónde soplaba el viento. Tardó Miami unas pocas posesiones en buscar la grieta, pero cuando lo hicieron, ya con Allen o Birdman en pista, golpearon mucho y rápido, y la pared se vino abajo dejando escombros para el resto del encuentro.

Y por si acaso, Bosh limpió los restos, gustándose ante un equipo ya pensando en bajarse en las Bermudas. No había llegado el descanso, y ya estaba el punto final puesto. El Este más feo de la última década ya ha sido tomado por el único equipo que quedaba dominante, y esto supone un respiro para todos.

El día 5 empiezan las Finales, a las que Miami llega sin ventaja de campo, pero con más reposo que nunca. Disfrutad.

Sofi del día: ¡ODEN! Su debut en Playoffs con Miami fue gracias al tiempo de la basura… pero fue, ¿no?

 

PO Desde El Sofá (XXI): The Blow

Paul George

Como ya hemos hecho en otras temporadas, iniciamos los PO Desde El Sofá, donde cada día escribiremos sobre lo que hemos visto el día anterior, a nuestra forma y siempre desde el sofá.

Primer match ball para Pacers. El cabeza de serie 1 en el este, afrontaba este partido con la necesidad imperiosa de ganar, eso o irse a pescar. Heat, algo relajado, encaraba este partido con las ganas de acabar la cosa rápido y tener 1 semana de descanso hasta The Finals, las cuales por cierto empiezan el próximo jueves. Y la cosa estuvo movida.

No nos equivocamos si decimos que el partido de anoche fue el mejor de toda la serie. Intensidad, buenas canastas, polémica, incertidumbre y hasta cucamonas de esas que nos encantan. De todo, hubo de todo.

Pacers empezó enchufado, nutriendo de balones a Hibbert para que hiciera lo que no había hecho en los partidos anteriores, meterse abajo y castigar el juego interior de Heat. Y así se fue jugando el 1Q con Pacers apretando y con Heat que daba la sensación que aún ni habían bajado del avión, pero poco a poco esto fue cambiando.

Rashad Lewis, sí, Rashad Lewis fue la clave ofensiva en Heat a base de enchufar triples que los metió en un partido donde Lebron estaba más tiempo en banquillo que en pista por culpa de faltas. Aún sin Lebron, a Pacers le entró la habitual pajara que ya nos tienen acostumbrados y mientras el público empezaba un silencio inquietante, el equipo de Spoelstra iba comiendo la moral y metiendo puntos para casi sentenciar las finales y recoger ese feo trofeo que se le da al ganador de conferencia.

Todo cambió en el segundo tiempo. Todas las perdidas de Indiana se acabaron y surgió la figura de Paul George, para cargarse el equipo a cuestas y aprovechar que James no estaba para campar a sus anchas y meter todo lo metible y más. El 3Q acabó con un triple sobre la bocina de George que era el mejor resumen posible a lo que habíamos visto sobre la pista.

El cuarto final tuvo de todo. Con George desatado, James volvió a pista y aún estando desacertado a más no poder, entre sus jugadas y que daba la sensación de que Pacers buscaba más provocar la 6a de James que otra cosa, Heat empató el partido a falta de 3 minutos para acabar el partido.

En estos minutos finales surgió de nuevo George, que estaba ON FIRE…y también Rashad Lewis que con un triple tremendo, metía toda la incertidumbre y más para que se jugara todo a la lotería de los tiros libres.

Pacers se llevó el partido, pero nos deja muchas cosas en el aire. Indiana ha tenido que tirar de un mega partido de George para doblegar de milagro a Miami, que casi ni pudo contar con James por las faltas…curioso. Habrá que ver qué versión de Pacers vemos en Miami dentro de un par de días.

Sofi del día: Lance Stephenson, poco más que añadir.

PO Desde El Sofá (XVIII): Desajustes

Wade no ha sido

Como ya hemos hecho en otras temporadas, iniciamos los PO Desde El Sofá, donde cada día escribiremos sobre lo que hemos visto el día anterior, a nuestra forma y siempre desde el sofá.

El segundo partido en una serie de playoffs siempre suele ser aquel en el que los entradores empiezan a ajustar piezas. Jugadores, movimientos, ritmos para obtener algún resultado de cara a ganarle la partida al otro equipo. Desde Heat se hizo este movimiento rápido con la entrada de Haslem en el quinteto, pero realmente el ajuste lo hizo Pacers…pero al revés.

Wade tenía el día, ese día que nunca tuvo mientras lo tenía yo en mi Fantasy (sí, soy pesado, lo se, pero uffff me jodió mucho la verdad…), ese día, donde su tiro está acertado y donde sus entradas a canasta son como aquellas que hacía por South Beach antes de la llegada de James, cuando él era el dueño de la playa. Poco a poco empezamos a ver que esto era un partido del este, con mucha defensa, pocos puntos y donde habían más fallos que aciertos, que nunca sabes si son provocados por el equipo rival o por uno mismo.

En este aspecto Indiana se llevo la palma y todo lo que había avanzado en el primer partido, lo desajustó en este. Con un ataque lento y algo caótico y una defensa que sí, apretaba, pero poco más la verdad.

Lance Stephenson tuvo su partido, ese partido donde el ritmo lo marca él, la intensidad él y todo él. Muestra de ello fue la jugada final donde a falta de 0.1 palmeó un saque de banda. Tremenda.

0.1

 

Pero la segunda parte iba a traer un poco más de lo mismo. Se jugaba al ritmo, o al no-ritmo, que marcaban los Heat, con Wade a su rollo y con Bosh que empezaba a meter algo desde fuera. Los franquicia por su parte, estaban algo escondidos, sin querer aparecer mucho la verdad.

El final del partido fue un resurgir de James, que se puso el mono de faena en ambas parte de la pista para conseguir un parcial de 10-0 a falta de 2 minutos que ya fue insuperable para unos Pacers que se encontraban más que ofuscados en ataque y eso le hacía que en defensa no acabaran de rendir. Vimos a los Pacers caóticos del final de temporada (y parte de los PO).

O cambian de cara y/o actitud y se ponen todo a lo Stephenson, o Heat de nuevo medio dejándose llevar puede llevarse el Este.

Sofi del Día: Se lo vamos a dar a este chaval que acertó con la pancarta, pero que se le quedó esa cara cnforme iba viendo el tema…

Sad Pacers