Lin Lin Lin Lin

Jeremy Shu-How Lin o Jeremy Lin a secas. Ese es el nombre, ese es el hombre más querido en la capital del mundo ahora mismo. Lin, shophomore de 2o año procedente de la rara (en temas de basket) Universidad de Harvard, no entró en el draft y ahora mismo en sus únicos 3 partidos como titular, lleva números de mega estrella.

Lin entró como pocos entran en la liga, sin draft, sin hacer ruido, pero con cierta aureola de jugón. El pasado verano, el de 2010, en los workouts con Golden State, todo el mundo esta pendiente de él, pendiente de ese joven asiático, descarado como él sólo, con buen tiro y buena visión de juego. Warriors al final le firmó contrato para dos años, les convenció y además era un jugador que se iba a acostumbrar bien al ritmo de Ellis y Curry, es decir, un juego dinámico, rápido, atractivo para el espectador… y además a la comunidad asiática le gustaría el tema… aunque Lin es nacido en LA… Nike vio filón y también le firmó contrato. Era el sueño de todo chico, era el producto de toda marca…

Pero pronto se vio que Lin iba a ser un ‘deshecho’ más, apenas tuvo minutos y varias veces fue mandado a los Reno Bighorns, el equipo de la D-League asociado a los Warriors, se estaba acabando el sueño? Todo podía ir a peor…

Llegamos al lockout, Lin sigue en Warriors pero justo el primer día de Training Camp, ya con el lockout solucionado, los Warriors lo cortan para liberar algo de salario… y su boom se iba por el mismo sitio por el que llegó. Llegan los Rockets y hace el training camp con ellos, iba a ser su segunda oportunidad dentro de un equipo cuya comunidad asiática estaba más que establecida después del paso de Yao Ming por Houston, pero justo el día de Nochebuena, un día antes de empezar el show, los Rockets se hacen con Samuel Dalembert y para liberar ficha, Lin de nuevo es cortado…

Se queda sin equipo, olvidado, uno más en esa infinita lista de jugadores que prometen pero se quedan a mitad de camino. En NY, con un GRAN problema de bases, se van quedando sin casi nadie y viendo como Bibby no es ya nada… Piensan en Lin y el 27 de diciembre entra a formar parte de la franquicia de la gran manzana, pero se le asigna rápidamente de nuevo a la D-League… otro paso atrás?

Ni Baron Davis, ni Toney Douglas, ni Iman Shumpert, ni muchísimo menos Mike Bibby parece que sean del agrado de D’Antoni y esto junto a las lesiones y ausencias de Amaré y Melo, hacen que Knicks llamen a Lin… y aquí todo cambia.

Empieza a jugar sus minutos, minutos de la basura casi siempre, pero el pasado 4 de febrero frente a los Nets, D’Antoni la de 36 minutos y Lin hace 25 ptos y 7 asistencias, se desata la locura… sobre todo en su forma de jugar frente a uno de los grandes como es Deron Williams que se ve totalmente superado por este joven desconocido de Harvard.

Dos días más tarde, llega Devin Harris y sus Jazz… 28 puntos y 8 asistencias… de nuevo locura en unos Knicks que iban algo (por no decir muy) a la deriva… El MSG se empieza a rendir a los pies de Lin y sin duda es el nuevo ídolo. Los Knicks lo empiezan a usar como imagen de la franquicia en sus promos y llega el partido contra los Wizards, el primero fuera, John Wall enfrente y primer doble doble, 23 puntos y 10 asistencias… con humillación incluida al propio Wall… empieza a no ser flor de un día.

 

Pero anoche fue el summun, lo máximo. En el partido más esperado en NY, el duelo contra Lakers, donde todo el MSG y casi toda la ciudad se engalana, Lin demuestra que con esfuerzo y perseverancia (y tal vez algo de suerte) se puede llegar a casi todo. 38 puntos, 7 asistencias, 4 rebotes y el Madison a sus pies.

Hoy todo el mundo habla de Linsanity, de Emperor Lin, de LINVP… de todo con esas 3 letras que tanto estamos oyendo… Ahora falta ver si quedará todo en un sueño, un sueño de una de las franquicias a las que les gusta más este tipo de cosas… y sobre todo, queda la gran pregunta… qué pasará cuando vuelva Melo, Amaré y sobre todo Culopollo Davis?

Lin, Lin, Lin…

Semana de mates

Y no hablamos de la asignatura de sumar y restar, sino de los increíbles mates que hemos tenido esta pasada semana en la NBA, vamos a repasarlos un poco…

Blake Griffin
Tremendo, brutal, alucinante… todos los adjetivos son pocos para describir la nueva burrada  de Griffin, parecido eso sí al de Mosgov, cara de dinosaurio incluída, pero en este Perkins (el cual cerró su cuenta de Twitter poco después del hecho…) intenta taponar sin conseguirlo…

LeBron James
Alley hoop en South Beach y James que vuela por encima de John Lucas III, la verdad es que creo que este no es tan tremendo como el de Griffin, ya que el amigo Lucas no sabe nada de lo que está pasando, simplemente estaba allí… Podría James hacer lo que le hizo Carter a Weis?

Deron Williams
Este tiene un gran plus sobre el resto… Deron es base y encima lleva cintita molona… y para colmo juega en los Nets!!!! otro plus más, los mega equipajes molones de los Pacers, lo cual hace todavía más bonito el mate…

Andre Iguodala
Este me gusta mucho, Iguodala encara el contra ataque, rápido, muy rápido… ver a Korver y marcando los pasos casi a cámara lenta hace un brutal mate que tiene el gran mérito de los pasos lentos…

Las camisetas del All-Star 2012

adidas acaba de presentar las que serán las camisetas del próximo All-Star Game del 26 de febrero.

Son muy parecidas a las del pasado año, pero se ha querido rendir homenaje al All-Star celebrado también en Orlando hace 20 años, aquel con Magic jugando después de dar la noticia de ser portador del HIV y de los míticos 1 vs 1 contra Isiah Thomas.

La camiseta también tiene de fondo la textura del parquet de la pista de los Magic, a modo de homenaje a Orlando que es donde se celebrará este año el All-Star.

Hablando con The Basketball Jones: “El mejor sitio para ver NBA, el sofá”

Uno de los mejores blogs y sobre todo videcast sobre NBA se hace en Canada y se llama The Basketball Jones.

TBJ se emite a diario y en directo en The Score, cadena canadiense de deportes que es para hacernos una idea como la Eurosport por aquí, es decir, un medio grande e importante.

La Crónica Desde El Sofá y The Basketball Jones tienen muchas cosas en común, nuestra forma de ver el baloncesto es diferente a los medios de hoy en día, nosotros lo vemos desde el punto de vista de pasarlo bien, de disfrutar de lo que más nos gusta, la NBA, para ello nada mejor que hablar con ellos y más concretamente con Tas Melas sobre TBJ, baloncesto y NBA en general…

– The Basketball Jones empezó casi de la nada, como una idea entre amigos y ahora tenéis un programa diario en directo en The Score, ¿cuál es el secreto?
El secreto es ver la película del 2006 “The Secret” cada día antes del trabajo, es espléndida… El verdadero secreto es dar a la gente el producto que quieren durante mucho tiempo y  sin tener que pagar por él… y esperar que alguien se de cuenta, The Score lo hizo y ahí estamos.

– Venimos de un lockout ‘largo’, ¿crees que este lockout ha tenido algo positivo?
Los domingos suelo comer helado, si no lo hago durante un par de domingos…uf QUIERO HELADO. Eso es lo positivo que nos ha quedado del lockout: la gente ha echado mucho de menos la NBA, por tanto ahora esa gente está consumiendo y viendo basket como si no hubiera mañana. Es como el dicho “La ausencia, hace crecer el cariño”, ahora bien, también te digo que si esa “ausencia” hubiera durado más, la gente no hubiera vuelto de la misma forma…

– ¿Qué hubiera pasado con TBJ si la temporada se hubiera cancelado? ¿TBJ World Tour?
Sinceramente, ni idea (no somos los mejores planificadores…). Menos mal que hicimos el TBJ No Season Required Tour en lugar de nuestra primera idea… Skeets y yo mirándonos en una habitación el 1 de Noviembre y nada más hasta que empiece la temporada. Tal vez TBJ no existiría ahora si eso hubiera salido adelante…

– ¿Qué es lo más complicado a la hora de grabar TBJ?
Saber más que el espectador. Tenemos que leer y ver casi todo lo que tiene que ver con la NBA o si nos pueden tirar atrás cualquier cosa o simplemente parecer tontos al decir algo, así que esa es la parte más complicada: abarcarlo todo.

– ¿Alguna vez pensasteis en dejarlo?
Soy una persona bastante constante y por eso nunca he pensado seriamente en dejarlo, pero sí que hubo un punto de inflexión… En 2010, ya estábamos 4 años con TBJ sin recibir compensación alguna y al final The Score nos fichó. Nos contrataron en marzo, pero si hubiéramos llegado al verano como los 4 anteriores, es decir, sin conseguir nada de TBJ, no se si hubiéramos empezado ese otoño cuando volvió la NBA…

– ¿Qué ha supuesto para vosotros el boom de las redes sociales (Facebook, Twitter)?
Tampoco han cambiado mucho la forma que tenemos de hacer TBJ, pero sí  la forma de comunicarnos con nuestros seguidores y mejorar nuestra forma de hablar de basket con ellos.

Hacemos caso a cada persona que tiene un comentario o sugerencia sobre el programa, hasta a los capullos, contestamos a todo el mundo. También Facebook y Twitter  hace que sea más fácil robar las ideas que la gente tiene y dice sobre la NBA, no… es broma, nos gusta citar la referencia de opinión u observación que leemos en Twitter o Facebook. De hecho, nuestro “Like A Bosh” video no hubiera sido posible si uno de nuestros espectadores no nos hubiera tuiteado la idea…

– Y centrándonos ya en la liga… ¿quién y qué equipo piensas que van a ser las grandes sorpresas?
Resulta extraño llamarles sorpresa pero creo que los Mavs van a sorprender a todo el mundo baloncestístico. Casi nadie les da una mínima oportunidad para competir en el oeste…y luego, me está encantando lo que está haciendo Rodrigue Beabois.

Otro tapado que podría sorprender son los Pacers, siempre que David West vuelva a ser el que era antes… eso ayudaría mucho.

– ¿El gran fracaso?
Se que Chris Paul puede ganar él sólo partidos durante los playoffs, pero no creo que los Clippers se vayan más lejos de la 2a ronda y claro las expectativas en torno a ellos son enormes. El juego de Blake Griffin no ha mejorado ni evolucionado como pensaba que lo haría este año.

– ¿Cuál es tú equipo favorito o liga (exceptuando la NBA, claro)?
Jugué al beisbol cuando era pequeño y una persona poco atlética como yo, podría ser medianamente decente en este deporte… me gusta esa idea. También me gusta escupir las cáscaras de las pipas.

– ¿Cuál es tu lugar favorito para ver un partido de NBA?
Mi sofá. La posibilidad que tengo de parar un partido, echarlo para atrás en cualquier instante, me permite analizarlo tal y como quiero. De esa forma me puedo fijar en las cosas estrafalarias que nos gusta enseñar a nuestros seguidores, eso no lo puedes hacer viendo el partido en un bar o con los colegas.  También me gusta oirlo todo, ver todas las jugadas… ya me entiendes. De vez en cuando, también quedamos para ver un partido, pero básicamente prefiero ver los partidos solo. Además, de esa forma tengo todo el helado que quiera…

– ¿El mejor recuerdo que tienes de la NBA?
Alvin Williams metiendo una suspensión en el Madison Square Garden en abril del 2001 dando a los Raptors su primera (y única) victoria en una ronda de los PO. Es mi equipo y lo sigue siendo desde que en el 95 Isiah Thomas (primer GM de la franquicia de Toronto) saliera a través de un panel de papel con el logo grande morado de los Raptors.

– ¿Y el peor recuerdo? ¿Los 81 de Kobe?
Hmmm, esta es complicada. Los Raptors estuvieron muy mal aquella noche, fue impactante ver a Kobe meter 81, pero tampoco fue tan impactante ver la defensa de Raptors.

Mi peor recuerdo… creo que fue cuando a Amaré Stoudemire y a Boriw Diaw les sancionaron por ‘dejar el banquillo’ durante el 4o partido de las semis del oeste en 2007. Es una norma arcaica que básicamente eliminó a los Suns de aquellos PO. Phoenix iban a jugar en casa, con la eliminatoria estaba empatada a 2 y no iban a tener a 2 de sus jugadores clave básicamente porque salieron del banquillo durante una trifulca que pasaba en la pista, que encima fue causada por los Spurs (una flagrante de Robert Horry). Los Spurs ganaron el 5o partido y el 6o para ganar las semis y al final ganar el anillo. Este fue el gran obstáculo para aquellos Suns de ‘meterla en menos de 7 segundos’.

– ¿Jugador favorito?
Nunca puedo responder a esta pregunta, no tengo uno preferido, me gustan muchos. Los que me gustan son aquellos que juegan con un talento algo limitado, con mucho trabajo y dejándose el culo en cada jugada, gente como  Alvin Williams, Jorge Garbajosa, Dennis Rodman, Wesley Matthews, Ben Wallace, etcetera.