El Podcast Desde El Sofá: Ep. 54 – SPOILER: Hablamos de NBA…o no

En El Podcast Desde El Sofá de hoy hablamos de Spoilerandia aka el League Pass, de candidatos al MVP, de los Oscars, Draft 2011 vs Draft 2012, zapatillas y de alguna cosilla más…

Puedes también oirnos en iTunes,en iVoox,en nuestro canal de YouTube y en Radio4G, en su canal Radio4GUSA. También puedes preguntarnos lo que quieras en nuestro Ask.

Mi primera camiseta llevaba el 3

Allen Iverson

Aquellos que son más o menos habituales en La Crónica Desde El Sofá saben bastante bien que aquí un servidor es seguidor lacustre desde épocas ya casi inmemorables (allá por finales de los 80), pero lo que tal vez mucha gente no sepa, es que mi primera camiseta no fue una dorada y purpura, si no fue una negra allá por el 2001, cuando o te la traían de USA o poco había que hacer, con el 3 a la espalda, un logo ultra molón y el nombre de Iverson en la espalda.

Supongo que a estas alturas estaréis ya hartos de leer y leer artículos sobre todo lo que ha significado Iverson dentro y fuera de la NBA, así que como hicimos con McGrady, yo voy a expresar mi recuerdo, lo que para mi ha sido el 3 de Phila, uno de los que sin duda formaría parte de mi Mt. Rushmore, ahora que ha estado tan de moda el debate.

Del mítico Draft del 96, Allen Iverson ha sido una referencia para el jugador pequeño y me explico, como Bill Simmons explica en LA BIBLIA aka The Book Of Basketball, era ese jugador pequeño, ese jugador más cercano a la altura del resto de los humanos que ha hecho cosas más brutales dentro de la pista (y que nuestra generación ha visto). Todo el mundo tiene en mente los innumerables crossovers que ahora habitan por YouTube, pero lo que tal vez mucha gente no sepa, sobre todo los más jóvenes es el boom en la sociedad que supuso la irrupción de Iverson en la liga.

Cuando Iverson consiguió su MVP en la temporada 2000-2001 promediando 31.1 puntos y dominando el juego de una forma insultante, la liga estaba dentro de la llamada época hip-hop, una época donde los Clippers empezan a sacar ese juego molón con Miles & cia y donde el MVP de la liga era el look de la liga: trencitas, ropa extremadamente ancha, colgantes a más no poder (BLING BLING!) y si puede ser alguna camiseta retro también anchota, ese era el look de la liga, esa era la NBA de principios de siglo. Muestra de todo esto fueron los brutales anuncios que el propio Iverson hizo para Reebok con Jadakiss y con producción (brutal) de los Trackmasters:

Así que visto todo esto, el ex-comisionado (leñe! que raro se hace escribir esto) David Stern viendo que la cosa se le iba de las manos y no le gustaba que se relacionara la NBA tan (pero que tan) estrechamente con el mundo hip-hop introdujo el aún vigente y por aquel entonces polémico código de vestimenta. Otro legado más de Iverson.

Pero volvamos a la pista, a ese rectángulo donde el natural de Hampton, VA, era capaz de alumbrar a toda una generación y donde si no llega a ser porque coincidió con los mejores Lakers en muchos años, ese 2001 hubiera sido el año en que habría inscrito su nombre y el de los Sixers en el Larry O’Brien, de hecho, recuerdo más que bien esa final, donde los Sixers eran lo que se podría decir un one-man-team, o lo que es lo mismo, el equipo de Iverson, donde el 3 era todo para no solo el equipo, sino para la ciudad. El primer partido cayó de manos de los de la ciudad de la Gran Campana en un Staples abarrotado donde AI metió 48 y donde dejó uno de los momentos más épicos del baloncesto reciente… con Tyron Lue de protagonista:

Ese fue el único partido que los de LA perdieron en todos los PO y se acabaron llevando el anillo, pero Iverson firmó unas finales dignas de enmarcar con 25,35,35 y 37 ptos respectivamente en el resto de partidos.

Otro de los momentos épicos de Iverson fue aquel All-Star de 2001 en Washington, año 1 DCMC (Después del Concurso de Mates de Carter), donde el 3 de Phila, en este caso el 3 del Este, llevó a su conferencia a una remontada histórica de casi 20 puntos con un final tremendo. La magia de YouTube hace que los últimos minutos estén disponibles y lo mejor de todo, con Montes comentando (NADIE y repito NADIE, superará a Andrés Montes comentando los partidos), así que mejor que le clickeis al play y disfrutéis de lo que era un GRAN All-Star Game, sobre todo del duelo Marbury vs Afro Kobe del final…:

Pero si seguís investigando por YouTube seguro que encontráis cosas incréibles del 3 de Phila, aunque para mi esos dos partidos, son sin duda los momentos.

Los años pasaron y desde aquel 2001 la carrera de Iverson ya no fue lo mismo, en Sixers se pusieron las cotas muy altas para conseguir cosas, con lo cual ya vinieron los traspasos, los problemas y demás, pero de esa época mejor no acordarse.

Anoche, se le retiraba su número en ‘su casa‘, en el lugar donde él disfruto de su mejor juego y donde hizo que todo el mundo quisiera ponerse una cintita, un calcetín roto en el brazo y hacerse trencitas en la cabeza mientras jugaba a baloncesto con ropa 2 tallas mayor a la tuya, a mi me hizo que mi primera camiseta, fuera negra, con logo molón de Sixers y con el 3 a la espalda.

Rose vuelve

Cuando no ha pasado ni un mes desde que dio comienzo la temporada de la NBA parece que vamos recuperando algunas de las sensaciones que echamos de menos el año pasado. Una de ellas era la de ver a los Bulls bajo la batuta de Derrick Rose, el que fuera MVP hace un par de temporadas.

Todo el mundo en la Ciudad del Viento quiere ver la confirmación del gran equipo que tienen los Bulls, un equipo que es una realidad, con varias temporadas a sus espaldas y que se caracteriza sobretodo por el sacrificio y el trabajo en conjunto. Eso es algo que el año pasado se echo en cara a Rose.. nadie sabía cuando iba a volver.

Pasó el All-Star, los Playoffs sufriendo frente a los Nets y perdiendo por agotamiento frente a los Heats, después de una temporada que fue un calvario de lesiones.. Y Rose seguía en la grada, esperando su momento.. llego a decir que se quería recuperar al 110% y en ello está.

Mucho se escribió y se dijo sobre su actitud, sobretodo comparada con el gran esfuerzo que estaban realizando sus compañeros en el parquet, pero todo era cuestión de tener paciencia y recuperar física y mentalmente a la estrella del equipo.

New York Knicks v Chicago Bulls

Las buenas sensaciones de la pretemporada han dejado paso a ciertas lagunas en el principio de la temporada regular.. y lo que es peor, un amago de lesión que hizo que se encendieran todas las alarmas. Afortunadamente, todo quedo en un susto y este fin de semana Rose volvía a dirigir al equipo para conseguir la victoria sobre los Pacers, hasta ahora invictos.

Los números de Rose volverán a ser los del MVP de 2011, de eso estamos seguros, pero por ahora hay que quedarse con esa vuelta a la actitud ganadora y la garra que caracteriza a estos Bulls. Todas las cámaras se fijan en él, todos los focos de atención, todo el equipo gira entorno a él cuando esta jugando.

Los Bulls solo han disputado nueve partidos, queda mucha temporada por delante pero Rose ha vuelto, es solo cuestión de tiempo que vuelva el MVP.