Daniel Gibson, ese personaje…

La pasada semana se jugaba un Lakers vs Cavs en el Staples, donde era la visita del actual no.1 del Draft al Staples y donde destacó de forma casi sobresaliente, hasta aquí todo normal. Nos plantamos en el inicio del partido, donde cada jugador tiene su liturgia,… me fijo en el banquillo de los Cavs y veo que Daniel Gibson empieza a dar la mano a todo el mundo, llega a la esquina, se agacha y se pone a cuatro patas… ahí mi vista ya se fija 100% en él… e imitando a un perro, hace como que hace sus necesidades encima de la esquina del campo… pero lo mejor viene cuando se levanta y con los pies hace el acto de taparlo… sí, esto también pasa en la NBA…

Canción triste de Hill Street

En Cleveland no existe la calle Hill St. En su condado, sí. Dentro de Cuyahoga, al que pertenece la Ciudad Bosque, está la localidad de Maple Heights. Y allí, un callejón residencial que desemboca en las vías del tren, comparte nombre con la calle de la serie policíaca de melancólico título, que se desarrolla en una ciudad imaginaria del noreste de los Estados Unidos, que bien podría ser, Cleveland.

Maple Heights y su Hill Street están a medio camino entre la ciudad de Cleveland y Akron, donde nació LeBron Raymond James. Ahora mismo, sirve para separar como un abismo dos mundos, en los que, para variar, el que llora es el vecino del Norte.

Los Cleveland Cavaliers perdían ayer para toda la temporada a Anderson Varejão, “tal vez, su mejor jugador”, Byron Scott dixit, y seguían distanciándose como peor equipo de la Liga. De sus últimos 21 partidos, solo han ganado 1.

A los pocos minutos, su indiscutiblemente mejor jugador hace seis meses, despedazaba a los Trail Blazers para seguir haciendo historia. De los últimos 22 partidos, Miami Heat solo ha perdido 1. El contraste en toda su crudeza.

Cuando el capítulo empezó, parecía que iba a ser diferente. Miami empezó con un un 9-8 y Cleveland con un 7-9 que les ponía parejos en la competición. Nadie esperaba que los Heat terminaran la temporada así, pero había cierta expectación por ver si los Cavaliers aguantaban en puestos bajos de Play-Off, de tal manera que se pudieran cruzarse con los Heatles en una de las series con más tensión de la Historia de la Liga.

Y entonces el hijo prodigio volvió a casa. Cruzó Hill Street hacia arriba, Miami ganaba de 30 puntos en el Q al finalizar el tercer cuarto, y las trayectorias de los dos equipos se dispararon en direcciones opuestas a velocidad Mach 3.

Acuciados por las lesiones, Byron Scott tuvo que poner ayer en pista contra Phoenix un equipo que parecía más bien los elegidos para representar al Oeste en el All-Star de la D-League. Manny Harris, rookie no drafteado de Michigan, fue titular y jugó 40 minutos. También lo fue Christian Eyenga, otro jugador de primer año que este año lleva jugados muchos más minutos en los Erie Bayhawks que en los Cavs. Desde el banquillo, 20 minutos para Samardo Samuels, otro que ha pasado más tiempo como halcón de bahía que como caballero, y que tampoco fue drafteado, y otros 20 para el undrafted con experencia NBDL que faltaba, Alonzo Gee que ya ha pasado por tres equipos NBA… esta temporada.

Uno de los consuelos puede ser el Draft, para el que se están posicionando bien. Pero aún suponiendo que las juguetonas bolas de ping-pong no les releguen hasta, incluso, la cuarta posición, ningún diamante espera a priori. Los dos jugadores más apetecibles a principio de temporada eran el base de Duke Kyrie Irving, que va a estar lesionado todo el año y puede decidir no entrar en el Draft, y Harrison Barnes alero que se ha presentado en La Fábrica de Churros, North Carolina, con tal empanada encima, que le tiene de caída libre en las previsiones para el Draft.¿La agencia libre? Sin traspasos, que no los descartamos, no tendrán espacio salarial este verano, sino en 2012. Y luego hay que saber gastarlo.

El propietario de los Cavs, Dan Gilbert prometió que Cleveland iba a ganar un Larry O’Brien antes que Miami. Tal vez su promesa se cumpla. Pero de momento, no depende de su equipo. Él solo puede entonar, el Blues de Hill Street.

Y LeBron fue a Cleveland

LeBron James volvió anoche a Cleveland, en uno de los partidos más esperados de toda la NBA, desde que el 6 de los Heat anunciara su marcha a Miami con los Superamigos.

Había una expectación máxima ante la llegada del que era niño mimado de la NBA y que ahora mismo es una de las personas más odiadas dentro de la liga, ya que incluso los Heat habían mantenido en secreto todo lo que iban hacer en su viaje a Cleveland, según ellos por la integridad de los jugadores.

LeBron llegó, con los Beats pro enchufados para aislarse de todo, entre un pasillo de policia, periodistas y curiosos, en la cara ya se le veía lo que más le gusta: todo el mundo pendiente de él.

Nada más salir a calentar los ‘buuuu‘ del público no tardaron en sonar, esto se vino incrementado en la presentación de los Heat, en la que el speaker de los Cavs apenas susurró su nombre, con mucho desprecio.

Mucho se especuló si iba a hacer su gesto con la tiza al aire y soplando, pero lo hizo y la gente reaccionó de la siguiente forma:

Ahí en la foto podemos ver de todo, desde gente que se da la espalda, hasta gente que levanta su dedo corazón mostrando su amor por Culebron, gente con cara de indiferencia, Craig Sager mirando a ver que pasaba y mucha cámara de foto para captar el momento.

Durante el partido cada vez que LeBron tocaba el balón, más buuus pero nada fuera de lo normal de hecho, la primera canasta de los Heat… fue de LeBron… Se vio en muchos momentos a James riendo, incluso hablar con el banquillo de los Cavs, un banquillo que se mostraba siempre serio y pasando bastante de él, todo sea dicho…

Sobre el partido, nada, aburrido sin historia y como todos esperábamos el mejor partido de James en lo que va de liga con 38 puntos, 8 asistencias y 5 rebotes, siendo el catalizador total de la victoria de los Heat.

Como último apunte a destacar el número infinito de pancartas que se pudieron ver en el partido, nuestros amigos de The Basketball Jones están haciendo una recopilación de ellas, pero sin duda la mejor es una que aún no se ha visto en foto:

‘Deberíamos haber drafteado a Darko’.

Sorpresas o no…

Por el este, todos esperaban que a estas alturas Miami estuviera ya casi clasificado para PO, pero la cruda realidad que el equipo de los Superamigos es un equipo más que ramplón, que sobrevive de las individualidades y que está muy, pero que muy lejos de ser un equipo dominante… ya ni hablamos de superar aquel mítico 72-10, vamos, me parece un insulto…

Celtics sigue a lo suyo, dominando en el este con un equipo un año más viejo, pero con un Rondo que parece que ha dado otro paso adelante y todo después de quitarse la cinta… claro este no se podía cortar más pelo, así que bien. O’Neal está encajando mejor de lo que muchos se pensaban en el equipo y está aprovechando claramente la baja de Perkins, con lo cual, junto al Otro, hacen del juego interior de los Celtics algo más potente, aunque el amigo Jermaine aún no ha hecho gran cosa. El resto, van a la suya como siempre.

Los Magic es el equipo del que nadie habla, pero que sigue ahí. Ha mantenido el bloque y eso se nota, ya que los de Van Gundy siguen ganando y ganando, con esa aportación/cambio que ha sido el ingreso al equipo de Quentin ‘Ex-Brandy’ Richardson. Ahí junto a los Magic, están los Bulls, eso sí, sin Boozer aún lesionado pero con Rose a un nivel tremendo, este es un equipo muy a seguir…

Sorprendente el caso de los Cavs, nadie le daba más de 20 victorias y actualmente, a pesar de su horrorosa camiseta, se encuentra a 0.5 victorias de los Heat. Es curioso lo de este equipo, parece que hayan dicho: vamos a demostrar que con cuLeBron no se acaba el mundo y de hecho lo están demostrando con una buena rotación y muchos jugadores por encima de los dobles dígitos de media en anotación. Sin duda Mo Williams, Varejao y sobre todo JJ Hickson han dado ese paso adelante… y sobre todo la dirección en el banquillo de Byron Scott.

Entre las decepciones (y ya no se si meterlo aquí o verlo como algo normal) los Knicks, que aún con Amaré no dejan de ser un equipo normalito, ramplón y del grupo del ni fu ni fa, queda demostrado que hay que rodear bien a un jugador y que sobre todo Felton no era el base indicado… pero quien sabe, aún queda liga…

Cambiamos de conferencia y vamos a la que todo el mundo dice que es el oeste más flojo de los últimos años. Una grandiosa sorpresa asoma en lo alto de las tablas clasificatorias, New Orleans Hornets.

El equipo de Chris Paul está sorprendiendo a todo el mundo, con un juego sin complejos y sobre todo con un Chris Paul a nivel de MVP que está guiando al equipo a un record sorprendente de victorias, poca gente daba algo por estos Hornets. Okafor parece que ha despertado y empieza a apuntar todo aquello que se le veía cuando llegó a la liga pero que todavía no había demostrado. David West hace de Davis West y la incorporación de Ariza les ha venido muy bien a los de New Orleans para asentar aún más el equipo. También mencionar el papel de Monty Williams, el entrenador de los Hornets, el cual después de pasar 5 años de asistente en los Blazers, debuta en la NBA y está haciendo que todo el mundo se fije en sus Hornets.

El resto, todo con una calma tensa, en Lakers, a pesar de las 2 derrotas seguidas, una de ellas con record por parte de los Suns, el equipo sigue en la linea marcada por Phil Jackson, donde este año sobretodo me está sorprendiendo el aporte del banquillo de gente como Shanon Brown, Blake o el propio Barnes, a parte de Odom, que parece que jugar con USA y casarse (y supongo que comer gominolas…) le está sentando más que bien, será curioso ver cuando Bynum esté sano (!!!!!!) que hará Phil con él, lo dejará en el banquillo o lo pondrá de titular. Gasol y Kobe a lo suyo, es decir a niveles altos a más no poder.

En San Antonio parece que le han dado algo al amigo Duncan, parece más joven que nunca y está demostrando que los Spurs no están para nada acabados y pueden dar mucha guerra en este oeste donde Rockets echa mucho de menos a Yao y los equipos, llamados a animar (Clippers, Kings, Warriors) no van a dejar de ser eso… animadores y los Thunder de momento aún no son ese equipo que sorprendió a todos el año pasado, tal vez por eso, porque todos están ya avisados de Durant & cia.

La liga sigue su curso y casi un mes después hay sorpresas positivas o negativas… pero a veces si lo pensamos bien… igual no son tan sorpresas no?

Pregunta de la semana: Cuánto va a tardar Pat Riley en coger las riendas de los Heat?