Review: Nike Kobe IV PROTRO

Nos ponemos la bata blanca y vamos a nuestra Batcueva particular, para abrir otra vez El Laboratorio y analizar estas nuevas y flamantes Nike Kobe IV PROTRO.

Características

Para ponernos en antecedentes, vamos un poco a explicar el concepto de PROTRO.

PROTRO significa algo así como calzado profesional pero con zapatilla retro, así mismo lo definió el propio Kobe Bryant cuando salieron las primeras Nike Kobe I PROTRO que ya hemos visto en varios modelos, para aclararnos, básicamente es coger un modelo retro y meterle tecnología actual para así poder jugar con ellas como de un modelo de hoy en día se tratara.

Con esa mentalidad, Nike ha editado las Kobe IV PROTRO, la primera zapatilla de Kobe que fue de caña baja y que fue una auténtica revolución en el calzado deportivo allá por 2008.

Para el primero, del que seguro que veremos más, se ha elegido uno muy especial, con los colores de los Charlotte Hornets, recordando la noche en la que Kobe Bryant fue drafteado por la franquicia de North Carolina, para luego ser traspasado a Lakers, para celebrar esto, en el talón podemos ver la fecha de aquel mítico draft 6.26.96 (en formato anglosajón). La misma fecha la podemos encontrar en las plantillas dentro de la zapatilla.

Además, a parte de los colores y la fecha, estas nuevas Kobe IV PROTRO tienen a través de casi toda la zapatilla la forma del hexágono característica de las abejas, otro pequeño detalle jugón para darle más historia a la zapatilla.

Luego tenemos ya los detalles que ya venían en la anterior, el 24 en el talón, la firma de Kobe en el lateral de una de ellas, así como esa suela que tanto nos gustó en su día. Además, se ha respetado el sistema de calcetín que tenía la original, esa primera versión del Flywire, así como los materiales, aunque tanto la zona del talón como la puntera parece de mejor calidad, poco se ha cambiado respecto a hace 11 años, lo que hace ver lo tremenda zapatilla que fue la Kobe IV cuando salió en su día.

Pero vamos a la polémica que ha rodeado la salida de estas Kobe IV PROTRO, cuando se anunciaron, se dijo que la zapatilla traería una unidad Full Zoom, finalmente no ha sido así y la zapatilla trae exactamente la misma amortiguación de hace 10 años, eso sí, se ha cambiado la media suela y se ha metido Phylon que es más actual y con más durabilidad que la que se ponía hace 10 años.

Dicho todo esto, vamos a ponerlas, a apretarlas bien y vamos a saltar a la pista con ellas.

En la pista

Lo primero que notamos es que evidentemente esta Kobe es 100% Kobe, es decir una zapatilla que se coge de forma tremenda al pie, con lo cual el pie va perfectamente cogido.

Otra de las cosas que siempre nos ha gustado de las Kobe, es ese pequeño trozo de suela que sobre sale en la parte exterior que está hecha para aguantar de forma tremenda los desplazamientos lateral, una marca de la casa de la linea Kobe que siempre ha sido muy aclamada entre los jugadores que la han usado.

Evidentemente hubiéramos querido que estas Kobe IV PROTRO tuviera el Full Zoom que se prometió, pero aún así la cápsula Zoom que tenemos en el talón se nota, tal y como se notaba en las Kobe IV originales, unas zapatillas que destacaron por ser muy buenas en cuanto a amortiguación durante aquella época, dando una sensación de que el pie va bien amortiguado.

La tracción sigue siendo igual que la que vimos en su día, es decir, tremenda con esa suela mezclando los dibujos y ese dibujo así como estrellado mientras que las espigas salen de allí. Además que el soporte se nota por la placa de carbono que podemos ver en la suela y que siempre nos ha gustado tanto. Con lo cual el pie va siempre bien cogido y la zapatilla va a responder perfecta a nuestros movimientos.

En la calle

Acabamos el entrenamiento y aflojamos los cordones de las Nike Kobe IV PROTRO para poder llevarlas en el día a día.

Las Kobe siempre han sido unas zapatillas que perfectamente se han podido llevar para el día a día y si un modelo hizo que eso fuera posible hace más o menos 10 años, esas fueron las Kobe IV, una zapatilla de caña baja de la cual salieron multitud de colores y que era todo un cambio por aquella época, así que estas PROTRO no es más que seguir la linea de hace 10 años, donde te puedes poner perfectamente estas zapatillas para el día a día sin necesidad de que tu pie vaya sufrir de ninguna forma.

Este primer color es uno que siempre nos gusta, ya que esa combinación Hornet es una de nuestras favoritas de siempre, además con el blanco, hace que se puede poner con casi cualquier cosa.

Aunque al principio puede apretar, esta zapatilla con el uso va a dar de si, de forma que vamos a tener un calzado tremendo y muy jugón para el día a día y además más que probable que veamos más colores, tal y como pasó con las PROTRO 1.

Conclusiones

Las Nike Kobe IV es una de las zapatillas más míticas que han salido en la historia del baloncesto, por todo lo que significaron, por ese paso revolucionario a la caña baja en unas zapatillas de baloncesto y estaba claro que tarde o temprano se iban a reeditar.

El concepto PROTRO se hizo de forma perfecta con las Nike Kobe I PROTRO, donde se mejoró los materiales (tremendo el cuero que le pusieron), así como con una mejor amortiguación, en estas Kobe IV PROTRO, básicamente tenemos la misma zapatilla que en 2008, además sin el prometido Full Zoom (que hubiera cambiado todo). Está claro que tampoco se puede cambiar tanto la zapatilla, ya que entonces perdería la esencia de una zapatilla que fue o que es casi perfecta, pero entonces no debería haberse llamado PROTRO, sino simplemente reeditar las Kobe IV.

Dicho esto, las Nike Kobe IV PROTRO es un zapatillón mítico que algo debe de tener cuando mucha gente la está usando actualmente para jugar de forma profesional, tanto en NBA como en otras ligas.

Además es un buen momento para hacerte con una pieza única que todo coleccionista debe tener y que además de momento ha salido en un color mítico.

Esta NBA está adulterada

Por si alguien de vosotros ha estado en alguna burbuja temporada y se levanta ahora con Chris Paul en los Clippers, os recordamos que no hace nada CP3 estuvo durante unas horas en la plantilla de Lakers, luego vino El Veto y a partir de ahí muchas cosas pasaron que hacen que la NBA de este año esté adulterada.

Empezamos por a los que les toca directamente, es decir Lakers, Rockets y Hornets.

Lakers sin duda es el que peor lo tiene, gracias a este veto a parte de quedarse sin Paul, se ha quedado sin Odom, cabreado por verse incluido en un trade (parece mentira que después de tantos años no sepa de qué va esto llamado NBA…) pidió sin dudarlo el trade con lo cual, adiós Odom. Lakers mientras se queda con Gasol, con lo cual no está mal, para que nos vamos a engañar. Rockets pierde a Gasol, que iba a ser lo que iba a recibir, pero a cambio retiene a dos de sus jugadores principales, Scola y Martin. Y Hornets pues no recibe nada de Rockets de momento.

Luego tenemos a los siguientes afectados. Mavs se encuentra casi sin querer con Odom, una pieza que le viene muy bien para su veterana plantilla.

En el caso que se hubiera hecho el trade, Rockets hubiera puesto todo lo ponible para poder conseguir a Marc Gasol y juntar a los dos hermanos, con lo cual Grizzlies lo hubiera tenido ‘algo’ más complicado retener a Marc.

La llegada de CP3 a Lakers hubiera supuesto el primer paso para hacerse con Howard, que finalmente se queda en Orlando, fastidiando de paso a Nets que lo tenían entre ceja y ceja. Nets piensa entonces en Nene, pero Nene visto lo visto se queda en Nuggets.

Celtics que veía que Hornets se movía fue a por el sign-and-trade para coger a West, pero entre que éste pedía mucha pasta y que Stern tenía el modo “de-aquí-no-se-mueve-nadie” desestimaron la operación, que al final la hizo Pacers.

Los Sixers tenían acuerdo con Denver para traspasar a Speights a Nuggets, en caso de no hacerse lo de Nene, pero claro, al hacerse, pues nanai.

Y llegamos a Clippers que han tenido que dar a Gordon, Kaman y Aminu para poder recibir a CP3.

Resumiendo, en el caso de que Stern no se hubiera disfrazado de dictador, tendríamos a unas 12 franquicias de la NBA que ahora mismo no tendrían los jugadores que tienen y seguro que detrás de las cortinas habían más cosas medio hechas o hechas enteras… y Kobe cabreado.