Llegó la racha negativa

El concepto ‘racha negativa’ no es lo suficientemente explícito para lo que le ha sucedido a los New York Knicks desde hace una semana hasta la fecha. De ser jugadores que ejecutaban y pasaban la pelota con coherencia, buscando las mejores posiciones posibles de tiro, han pasado a ser un mojón de tamaño considerable. Pocos motivos se me ocurren para justificar esta mala racha, puesto que el sistema es el mismo, los jugadores son los mismos y están intentando ejecutar de la misma manera.

El cansancio puede ser el primer detonante para justificar el mal momento. El bache empieza a mitad de una gira de cuatro partidos, habiendo ganado los dos primeros contra equipos difíciles y jugando en una cancha complicada como es Miami. En ese momento fue salir la segunda unidad y empezar el apagón. El segundo motivo puede ser la pérdida de tensión en los jugadores. Evidentemente al principio todos los jugadores salen con el culo apretado para intentar hacerlo lo mejor posible, no entrar en barrena a las primeras de cambio y no ser señalados por prensa y aficionados. Una vez han demostrado que la dinámica ha cambiado, esa tensión se puede perder y eso hace que llegues tarde a balones divididos, entren menos tiros y defiendas peor. El tercer impedimento que se me ocurre es que la segunda unidad ha terminado por hundirse totalmente. Echábamos en falta al O’Queen de principio de temporada, Williams solo jugó el partido inaugural y los demás salió al trote y Grant ha jugado con muchos altibajos, solo faltaba por hundirse Galloway, y se hundió. Ni rastro de Langston, siendo su actuación más decepcionante la de la noche de Orlando.

Pero bueno, identificar problemas es muy sencillo, tan sencillo como dedicarle horas a la estadística y a repasar partidos, o directamente copiarlo de webs americanas como hacen algunos genios de la pluma por la península ibérica. La gracia de la existencia en el S.XXI es solucionar problemas y me gustaría saber como narices los Knicks van a retomar la dinámica positiva, algo que no han sido capaces de hacer en dos años. A raíz del partido contra OKC el señor Derek Fisher decidió no acabar los partidos con Robin López, siendo Galloway su sustituto y por ende moviendo tanto a Porzingis como a Melo una posición más a dentro. Contra Houston en el partido de la gira estuvo justificado puesto que Howard no jugó ese partido y Porzingis podía emparejarse con Capella. Contra Miami no hubo partido desde el segundo cuarto así pues no se puede hablar de gestión de plantilla y minutos porque los cambios venían justificados por una situación desesperada. A partir de Orlando sí que me chirriaba más la situación y contra Houston anoche en casa tuvieron que volver a poner a Seraphin porque evidentemente Porzingis no es capaz de frenar a Howard. No se hasta que punto Robin López ha quedado señalado por sus numerosas pérdidas en aquel último cuarto pero me parecería un error que podría llegar a desmotivar a tus jugadores señalarlos de esa manera ante los errores.

La parte positiva de todo esto es que jugamos contra 76ers y Nets los próximos partidos, dos partidos para resurgir, reencontrar buenas sensaciones y en general volver a jugar al baloncesto. La parte positiva es esa, la negativa es que como palmemos puede estallar esto de muy mala manera. Además si los chicos siguen aportando energía y ese plus que tuvieron contra Houston en casa ante la ausencia de Carmelo, sumando el regreso de Anthony, podríamos volver a rallar un nivel ofensivo adecuado. Además parece que Seraphin, dentro de su irregularidad, parece que ha venido para aportar, toda ayuda es poca.

Es difícil rajar del equipo

Lo que en los últimos años ha sido una casa de putas, literalmente, se esta convirtiendo en una franquicia NBA. Evidentemente ninguna franquicia NBA esta libre de cometer errores. Salvo San Antonio, todas las franquicias fallan y no todos los movimientos son acertados. En esa dinámica se encuentran ahora mismo los Knicks, franquicia característica por ser el hazmerreír en los últimos 15 años cortesía del amigo Jimmy Dolan. Con aciertos esperados, fallos coherentes y, sobre todo, algún acierto inesperado como el de el bueno de Kristaps, nos hemos movido en los primeros 14 partidos. El mencionado rendimiento y la adaptación de Robin López así como de la irregularidad de muchos y la cohesión de muchos otros son cosas normales en un equipo NBA. Por fin los New York Knicks parecen un equipo.

A estas alturas de temporada, con 14 partidos a las espaldas, ya habría sucesos suficientes como para empapelar la Catedral de Burgos. Por el contrario se agradece ver que ganamos con Carmelo Anthony desaparecido entre las faltas y Trevor Ariza en Houston, al igual que fuimos capaces de ganar en Oklahoma City con un último cuarto dantesco y agarrándonos a la defensa y el desacierto del rival. La optimización de recursos debería ser el principal objetivo de Derek Fisher, si un jugador no esta jugando bien va automáticamente al banco puesto que tienes profundidad para que otro intente cumplir con la tarea. En este sentido hay luces y sombras, nadie sabe porque dejó que Batum nos abriese literalmente el culo jugando bastantes minutos contra Galloway, pero en general esta manteniendo a todos los jugadores enchufados y recompensando buenas actuaciones con minutos.

bradley-beal-kristaps-porzingis-nba-new-york-knicks-washington-wizards1-850x560

A día de hoy y según el calendario las derrotas en Houston y en Oklahoma eran fijas por diferencia de plantilla y cohesión de la misma; a día de hoy en ambas canchas hemos ganado aprovechándonos de lesiones del rival sumado a la intensidad de los chicos y la fe en la victoria. Hemos ganado más partidos que ‘deberíamos haber perdido’ de los que hemos perdido que ‘deberíamos haber ganado’ y eso es un punto de partida genial. Hay que mejorar muchos aspectos lógicamente pero aparentemente si las lesiones nos respetan hay mucho margen de mejora, los automatismos aún no están pulidos.

Ya llegarán las giras por el Oeste con una o cero victorias, como es lógico por otra parte. Lo interesante es cerrar una gira con derrotas lógicas y victorias coherentes. Si rascas una victoria en San Antonio nadie se va a quejar, si por el contrario pierdes es algo que nos esperamos todos. El problema llega cuando vas a Utah y palmas, o vas al Staples y los de amarillo también te la pasan por la chepa. Para llegar a Playoffs vamos a tener que rozar el 50% de victorias y los partidos que en principio son asequibles hay que asegurarlos, por eso dio rabia la derrota contra Hornets. Mucha gente estaba preocupada al ver que estando por encima del 50% de victorias aún estábamos fuera de los ocho primeros. A día de hoy la clasificación no es realista, no se han realizado suficientes giras por el Oeste, no se puede decir que el calendario haya sido parejo para todos los equipos, el que más ha jugado ha sido Atlanta con 15 partidos.

Nada más se debería decir en estos momentos sobre la franquicia, hay que dejarlos trabajar, jugar y entenderse. Pocos años llegamos a Diciembre sin pensar en la agencia libre. Calderón funciona, Afflalo funciona, Carmelo funciona, el rookie esta funcionando por encima de sus expectativas, Galloway confirma que aspira a un contrato de 10 kilos… Es momento de abrir una bebida y unas aceitunas a gusto del consumidor, sentarse en el sofá y disfrutar de la tranquilidad.

Tres preguntas, una respuesta

Hoy seré breve. No se puede perder un partido como el de Hornets, es de los que tienes que cerrar y mas habiendo tenido tantas opciones. Me dan igual los árbitros, esas dos décimas de segundo que hubieran validado el triple de Porzingis, lo que hubiera sido de recibo es llegar al último minuto 8 arriba.

La primera pregunta es algo que parece que tiene fácil respuesta pero a mi no me resulta tan evidente ¿Son correctas las rotaciones de Fisher? Aparentemente parece que todavía esta probando, en muchos casos juegan 11 y 12 jugadores. Además no es la cantidad de jugadores que participan en los encuentros sino el tiempo que tarda en poner a los teóricos titulares en pista, especialmente en el último cuarto. Para mi la respuesta es mixta, por un lado esta bien que la mayor parte de los jugadores estén sobre la pista. Creo que es interesante además dejar claro a los suplentes que no tienen minutos asegurados, que depende directamente de su rendimiento. En contrapunto es complicado sacar partidos adelante si no entran tus jugadores más importantes cuanto antes en el último cuarto. El partido de Hornets se escapa por parcial que se sucede en el último cuarto bastante desagradable.

Lance Thomas New York Knicks

La segunda pregunta es retórica ¿coincidirá en alguna fase de la temporada un banquillo que aporte y ofrezca garantías con un 5 inicial en forma? Se podría decir que los primeros partidos los sacaron a flote los suplentes. Era evidente que los titulares no estaban dando la talla, desde Calderón y Carmelo con porcentajes mierdosos hasta Robin Lopez que andaba perdido y Vujacic que pasó de ser el jugador número 12 a ser titular por las circunstancias. Ahora bien, Calderón parece un jugador de baloncesto semidecente aportando en ataque lo que se espera de él, es decir, eficiencia, sentido común y buenos porcentajes; Carmelo se ha puesto el mono de follador de aros; Robin Lopez parece que a veces se entera por donde le da el aire; Afflalo ha vuelto! y sigue pudiendo jugar al baloncesto ¡Milagro! y Porzigis empieza a levantar un ‘runrún’ por generar expectación positiva y no por resultar el pufo que muchos pensaban que sería. Ahora bien, desde el banquillo el único que esta dando la cara es Galloway puesto que como ya hemos comentado la semana pasada Grant ha bajado enormemente fallando los últimos 12 triples que ha intentado entre otras proezas; O’Queen parece el hermano malo de Kyle; Seraphin nos da minutos como los de New Orleans alternando con minutos nefastos; Williams no sabemos si sigue siendo jugador de baloncesto; Lance Thomas no pasa de ser un complemento peleón sin brillo y sin mucha capacidad;… Y me atrevería a decir que Lou Amoundson, con sus limitaciones, esta siendo de lo poco salvable de todo el banco. Creo que si el banquillo es capaz de volver al nivel de juego de los tres primeros partidos y el quinteto titular aguanta jugando al nivel que lo esta haciendo últimamente podríamos hablar de entrar en Playoffs rozando el 50% de victorias en la temporada. Si por el contrario varios jugadores siguen jugando de manera errática perderemos partidos como el de Hornets y se nos escaparán partidos como el de Cleveland, por paquetes, por lechones y por no saber cerrar los últimos cuartos.

La tercera pregunta es directa ¿En que cojones piensa el aficionado medio de los New York Knicks con respecto a Porzingis? El chaval esta haciéndolo bastante bien, eso es innegable, pero he leído comentarios de traspasar a Carmelo y rehacer alrededor de Porzingis. Esta pregunta deriva a otra: ¿Qué mierda es esta? Y no, para esta no quiero saber la respuesta. No tiene sentido querer reconstruir alrededor de un chaval de 20 años que ha demostrado en 20 partidos que tiene facilidad para tirar, que no para anotar puesto que sus porcentajes de tiro son los que son, y que le echa unos cojones bastante tochos. Es un número 4 del draft, es lógico que salga buen jugador, puede salir malo pero es relativamente fácil que por las mismas sea buen jugador. A mi todavía no me ha demostrado nada y pedir traspasar a Carmelo es para hostiar a mas de uno.

Y la respuesta es sencilla, además de inconexa con las preguntas, Carmelo Anthony sigue siendo un jugador top de esta liga. No me gustan los rankings y por tanto decir si es top3, top6 o top50 no me parece que tenga mucho sentido. Creo que la importancia de los jugadores se valora no por las estadísticas individuales sino por la capacidad de aportar en el momento y de la manera que lo necesita su entrenador. Así pues no se exactamente como catalogar el talento de Carmelo, lo que tengo bien claro vistos los últimos partidos es que Carmelo sigue siendo un jugador top, y me alegro dicho sea de paso. Salvo el pequeño apagón en los últimos cuartos contra Hornets y Cleveland, motivados principalmente por la incapacidad para mover el balón correctamente por parte del equipo, Carmelo ha demostrado que sigue siendo letal. Además contra New Orleans jugó bastante tiempo de ala-pívot y trincó 14 rebotes, algo que desde Woodson que no veíamos. No me gusta Anthony de cuatro, me parece que sufre más físicamente y eso es perjudicial a la larga pero es un recurso que puede hacer bastante daño.

Para cerrar, viendo el récord que tenemos y que todavía no terminan de encajar todas las piezas, sigo siendo optimista con respecto a entrar en Playoffs. El calendario ha sido duro, jugando contra equipos por encima de las 50 victorias el año pasado, lo que me dice que si todo se hace de manera coherente lo lógico sería que contra equipos mas asequibles mejoremos nuestro récord para seguir rondando el 50% de victorias.

Vías de agua

Mala semana para el equipo. Yo no se quién ha sido el sádico que ha diseñado el calendario pero me da la sensación de que tenemos bastantes partidos complicados a inicio de temporada, algo que no ayuda a coger impulso y generar química en la pista. Evidentemente con equipos como San Antonio no generas ni química, ni entendimiento, ni nada, te destrozan y a otra cosa. Aún así el equipo ha intentado dar la cara que no es poco, no ha bajado los brazos como el año pasado. Además, contar con ganar a Cleveland o San Antonio es ridículo así que en ese sentido seguimos con el plan.

Como se pensaba a inicios de campaña y al comenzar la pretemporada se disimuló bastante bien, tenemos un problema en anotación. No contentos con que la mayor parte de la plantilla no sea capaz de generar una canasta por sí mismos de manera consistente el jugador principal a la hora de realizar ese trabajo esta jugando de pena. Salvo por el partido contra Washington Anthony esta desaparecido. Me gustaría que también se realizasen jugadas para Porzingis, no es que le considere el nuevo Nowitzki como he leído por alguna parte pero parece un tío solvente capaz de anotar si recibe de acara al aro en una posición ventajosa y es algo que deberíamos explotar. Añadir también que tampoco le considero el nuevo Bargnani, le pone bastante más ahínco. Los puntitos de los secundarios cada vez son menores, el aporte de los jugadores menos importantes ha quedado bastante reducido. Además solo hay que mirar los puntos por partido de los tres primeros partidos y de los siguientes.

Contra Lakers Calderón jugó uno de esos partidos que esperas que sea capaz de realizar con mayor frecuencia. Defensívamente no fue un lastre puesto que sus oponentes no eran jugadores brillantes, aún así Williams, Young, Clarkson y Russell no pasaron apuros. Lo que sí hizo bien José Manuel fue anotar los tiros cómodos, algo que es fundamental en la figura del base, cuya principal característica además de organizar los ataques es su alto porcentaje de acierto. Ojalá sea un punto de inflexión en la temporada y sea capaz de mantener este acierto en los setentaytantos partidos que quedan por delante. López es otro que parece que se ha entonado atrás. No se debería buscar en él un arma ofensiva válida, algo que sospecho Fisher intenta deliberadamente, pero está acertando en ayudas en defensa y momentos puntuales. Debe mejorar a la hora de intimidar, en los pick & roll defensivos y en el uno contra uno, sigue bastante lejos de lo que se espera de un pívot titular.

El tempo de partido esta en el debe de Fisher, como muchas otras cosas por cierto. En ocasiones, y pienso ahora mismo en el partido contra San Antonio, los jugadores aceleran sin pensar en que sus porcentajes bajan de manera alarmante, convierten el partido en un correcalles en el que un equipo veterano, capaz de analizar que situación es ventajosa y cual no, te puede meter en 3 minutos un parcial de 11-2 y sacarte del partido. También vengo observando que hay jugadores que están perdiendo el impulso inicial. O’Queen por ejemplo ya no sale tan activo ni es tan rentable como parecía en un principio. Grant sigue penetrando y asistiendo bien pero tirando fatal, por no hablar de que detiene el movimiento de balón y por tanto perjudica los esquemas ofensivos. Derrick Williams no es el de la pretemporada ni el del partido inaugural, tiene destellos pero no esta anotando con solvencia, también se nota la labor de scout de los equipos rivales.

El punto negro más preocupante de esta semana es sin duda el partido contra Bucks. Estuvimos muy fallones en el tiro y no supimos defender a piezas secundarias como O’Bryant. Si aspiras a entrar en Playoffs un partido como el de Lakers hay que controlarlo desde el principio y no remontarlo en los últimos 3 minutos. Si aspiras a entrar en Playoffs un partido como el de Bucks hay que ganarlo por dos motivos, porque está dentro de un rango realista de objetivos a nada que realices bien tareas como controlar secundarios, cerrar el rebote y realizar transiciones defensivas en condiciones y porque añades una derrota al casillero de un rival directo por un puesto. El ejemplo mas evidente lo tenemos en el ya famoso triple anotado por Anthony Davis contra OKC el año pasado, ese partido les metió en Playoffs al final de la temporada. Todo esto claro, suponiendo que aspiramos a entrar en Playoffs, algo que espero que ni se piensen puesto que no tenemos ronda este año.

Ahora mismo me surgen dos dudas, [y con esto ya termino]. Si Phil Jackson será capaz de reconocer su error, despedir a Fisher y contratar a un ser humano capaz en su puesto y si Arron Afflalo se ha despedido de sus familiares por carta o por teléfono. A mi me gustan las cartas, me parece mas romántico.

Empieza la temporada regular

A punto de jugar el cuarto partido se puede decir que de momento van dos buenos partidos en contra de uno no tan bueno. Hasta ahora la segunda unidad ha sido mejor que la primera, podríamos decir que nuestros suplentes funcionan mejor que los suplentes de los rivales de momento, los cinco salen a darlo todo y si son capaces de aguantar 79 partidos mas habrán hecho su trabajo de manera solvente. No se me ocurre ni un ‘pero’ de momento a esta segunda unidad y si varias cosas que destacar. Que el mejor jugador del año pasado sea suplente este año es una buena manera de empezar a dar la vuelta a la tortilla. Langston Galloway se ha ganado cada céntimo de su salario con sudor y talento pero no es un jugador que a día de hoy te vaya a sacar de ningún marrón a medio-largo plazo y no se le debería exigir nada similar por eso es genial que pseudolidere la segunda unidad aportando energía. Me parece una buena idea, y desconozco se si ha sido premeditado, que la segunda unidad este cimentada en la intensidad de los jugadores, es muy de los Knicks de los 90, salir ahí a partirse la cara. Un día de estos a O’Queen le van a mandar al vestuario antes de tiempo por los castañazos que suelta pero hacía tiempo que no teníamos un jugador de ese perfil y se agradece que cuando él está en pista se piensen dos veces pasearse por la zona por la probabilidad de recibir un buen hachazo. Williams es una moneda al aire, y en lo que se le ha visto no ha demostrado regularidad en ningún equipo en el que ha estado y aquí tiene momentos lúcidos y momentos mas grises pero se mantiene activo todo el tiempo en pista y eso es lo importante.

Lance Thomas New York Knicks

Y llegamos al jugador estrella de la segunda unidad, Lance Thomas, un tío que debería estar jugando en la liga de la República Checa por talento pero que le esta poniendo unos huevos del tamaño de un rascacielos. Me alegra ver que en mi equipo se premia el esfuerzo, demasiados años acumulando talento perezoso que a la larga te hunde. A Lance Thomas le pueden salir las cosas o no, tirará uno o dos tiros y anotará o fallará, pero nadie le va a negar el empeño que le pone. Decía Phil Jackson al cierre de la pasada temporada que Cleanthony Early tenía que defender mejor si quería seguir jugando en la NBA, un tío que tiene mejor mecánica de tiro y un físico mas compensado que Lance Thomas no juega ni un minuto porque Lance, un tipo con una complexión física peculiar que corre ligeramente encorvado y cuya suspensión da miedo, sale con el cuchillo entre los dientes noche tras noche. Bien es cierto que esforzarse es mucho de cuento de Disney pero que también hace falta tener talento, por eso Lou Amundson no juega, porque no tiene talento suficiente y por mucho que se esfuerce no será capaz de aportar suficiente en una rotación competitiva, pero también es justo que este con el equipo y haga precisamente eso, equipo, entrenando fuerte y estando preparado por si hiciera falta en algún partido.

Por otro lado tenemos el quinteto titular que es pura comedia. Se podría decir que Robin López ha estado algo mejor que en la pretemporada, se le ve mas asentado y aunque cada vez que encara el aro a mi me dan temblores de momento tiene un acierto semi-aceptable. En defensa se le ven lagunas porque no es un gran jugador pero es apañado, a veces acierta que ya es bastante más de lo que teníamos el año pasado. En el uno contra uno de momento ha hecho aguas porque contra Atlanta tuvo delante a un señor que le metió unas cuantas desde lejos para luego llevárselo dentro y meterle otras cuantas. Monroe también jugó bastante e hizo lo que le pareció y Gortat no dio problemas porque se salió del partido con tres faltas en ataque lamentables e impropias de un jugador que cobra lo que cobra el polaco. Sobre Robin de momento lo dejamos en el aire porque va a más y veremos en que acaba, aunque sospecho que no será un referente y espero que no se le haya fichado con esa idea. Tenemos también al amigo ‘Porzino’ al que se le ve activo pero poco eficiente. Sin prisa, ya llegará, pero no hay que juzgar a nadie en sus circunstancias. Carmelo no estuvo en los dos primeros partidos, el de Atlanta aún estando Carmelo habría costado bastante sacarlo adelante así que tampoco es grave, dónde si que disfrutamos fue contra Washington, un partido que sin Carmelo habríamos perdido. Supongo que volverá a un nivel similar al que llegó en 2013, espero que buscando tiros interiores con mayor porcentaje de acierto.

563592405d3e5.image

Donde todavía tenemos que mejorar como ya he dicho en varios escritos es en el backcourt. Aunque Vujacic esté jugando a un nivel aceptable con una intensidad y un acierto dignas de mención no me parece que sea un jugador que nos vaya a dar un plus, un jugador titular de propio derecho, y creo que como parche la broma esta bien pero necesitamos a Afflalo cuanto antes. El tema de José Manuel Calderón es diferente, ya no es un jugador válido para la NBA. La misma frase aplicable a Cleanthony Early sobre la defensa lo es a Calderón, no es capaz de defender con eficacia y constancia a ningún jugador que se le ponga delante y de esto se ha dado cuenta Fisher (a buenas horas). Se agradece ver gestos del entrenador como Galloway acabando el partido contra Wizards pero no seamos necios y recordemos lo que aprendimos el año pasado, no hay que extralimitar a tus jugadores, no le pidas a Galloway que sea un buen titular porque no lo será y acabarás quemándolo, pídele que sea un buen suplente y tendrás un buen suplente desde el principio. Por eso me preocupa el tema de Calderón, porque creo que el backcourt suplente se complementa bastante bien y no deberíamos tocarlo y me cuesta encontrar una solución para un jugador que te hace iniciar todas las defensas de manera deficitaria. Y lo peor de todo es que a pesar de su pésimo porcentaje de anotación en los primeros partidos en ataque ha estado bastante bien, aportando su clarividencia ofensiva, y no me cabe la menor duda de que los tiros empezarán a entrar antes o después. Supongo que poner a Vujacic de base titular es temerario pero no se me ocurre nada mejor que enterrar a José en el fondo del banquillo, esperar al verano y ver que opciones se abren porque un traspaso me parece irreal, nadie va a querer a un jugador que no puede defender a nadie.

En relación a los tres partidos solo voy a decir que el de Bucks me pareció más demérito de Milwaukee que mérito de Knicks, el de Atlanta me pareció mas mérito de Atlanta que demérito de New York y el de Washington es una sacada de rabo de Carmelo Anthony donde le explicó a John Wall que en temas de jerarquía el sigue teniendo el miembro más largo. A partir de ahí me gustó el detalle de acabar con Galloway en el tercer partido y la cantidad de minutos que jugó Lance Thomas para contrarrestar a un cuatro abierto como Gooden, eso es lectura de partido de primer grado pero algo es algo, poco más puedo decir de Fisher. Es bastante complicado contrarrestar al mejor equipo del Este del año pasado cuando se ponen a jugar en equipo, precisamente a lo que aspira esta plantilla de Knicks. Por el momento me parece positivo que los chicos hayan salido con una actitud batalladora, es lo mínimo que se les debe exigir y lo están dando. Me parece que estamos ejecutando el triángulo ofensivo más de lo que yo me esperaba y además está generando situaciones de ventaja como dice la teoría así que estoy bastante tranquilo con esto. Veremos que puede aportar Seraphin ahora que ya está recuperado y cuando anuncian lo de la intervención quirúrgica a pecho abierto de Afflalo por error, yo ya no cuento con el pobre muchacho.

 

Ah, y por cierto, saludos a Jared Dudley, el tirador mas sobrevalorado de la NBA. Por la boca muere el pez.

Review: NBA 2K16

Ya llevamos casi un mes con el NBA2K16 en las estanterías de casi cualquier centro comercial y tienda especializada de videojuegos y desde La Crónica Desde El Sofá hemos decidido dar nuestra particular visión a este pedazo de juego de baloncesto.

Con este análisis pretendemos varias cosas, la primera es acercar al fan puro de la NBA hacia lo que nosotros consideramos que es el complemento ideal para una temporada NBA, derribando muros y tópicos como que los videojuegos no son lo suficientemente realistas o que si no se es un jugador habitual el juego se hace demasiado cuesta arriba. La segunda es enseñar qué tiene de baloncesto este juego de baloncesto, es decir, hasta que punto es realista este juego. Por estas dos circunstancias hemos dividido el análisis en tres partes. En la primera te contaremos a nivel general que nos ofrece el juego y poco la historia del mismo, en la segunda te contaremos los diferentes modos de juego e investigaremos en ellos y en la tercera nos meteremos en harina (y ya veremos como salimos de esta) explicándote las posibilidades tácticas del juego en la misma pista, lo que sería un análisis táctico del juego.

 

CARACTERÍSTICAS GENERALES

 

Para que el que haya vivido bajo tierra los últimos 15 años o el que directamente haya decidido ignorar el entretenimiento virtual diremos que la franquicia NBA 2K es ya una franquicia veterana con 16 entregas que siempre ha intentado impregnar sus entregas anuales de realismo baloncestístico. Además siempre han conseguido rodear los modos de juego principales con experiencias molonas agregadas, esto es, partidos callejeros, personalización de jugadores, bandas sonoras maravillosas y manejo fácil e intuitivo. Y ahí es donde a nosotros más nos gusta NBA 2K16, su manejo es sencillo. Si eres un jugador habitual tienes una serie de combinaciones en el mando que harán que no te aburras en meses pero si eres una persona que no suele jugar habitualmente a videojuegos y que por tanto no dispones de reflejos de un ‘jugador pro’ no pasa nada, hay muchos niveles de dificultad y unos pequeños tutoriales en los que te explican desde los movimientos mas sencillos hasta las combinaciones más complejas por lo que en dificultades bajas es posible encontrar diversión sin dominar ni mucho menos la amplia gama de movimientos y combinaciones de las que dispone el videojuego.

NBA 2K16

Para este NBA2K16 tenemos cuatro ediciones normales disponibles con el único diferencial del protagonista de la portada. Stephen Curry, James Harden, Anthony Davis o los hermanos Gasol protagonizando su histórico salto entre dos en el All Star del pasado año. Luego podemos encontrar una quinta edición, esta con bastante contenido adicional, con el señor Michael Jordan en la portada. Cada año y cada edición mejora una serie de animaciones y una cantidad de movimientos de los jugadores. Este año lo que más nos ha sorprendido es la física entre jugadores. Sí es cierto que se nota que una infinidad de movimientos han sido mejorados pero lo que realmente hace que merezca la pena a nivel jugable además de la actualización de las plantillas es que se puede diferenciar mucho mejor la manera en la que dos cuerpos chocan sobre la pista. Esto es algo que se consigue, además de trabajando para plataformas de última generación, yendo siempre al límite e intentando perfeccionar lo que ya te han dicho que es perfecto. Y se agradece que no caigan en una actualización de plantillas anual, un lavado de cara al menú y una portada nueva porque a muchas sagas deportivas les ha pasado esto a lo largo de los últimos 25 años y nada bueno trae consigo, lo grandioso de NBA2K es que a pesar de ser el videojuego de baloncesto mas exitoso del momento no se conforman e intentan llegar a un nivel superior sin que la competencia le obligue a ello.

 

En los controles avanzados tenemos muchas novedades. El sistema de pases es el más completo que hayamos visto hasta la fecha pudiendo dominar pases al pecho, picados, bombeados y de alley oop de una manera muy sencilla, apenas pulsando una o varias veces el botón de pase. El juego de poste lo han simplificado a la hora de ejecutar jugadas de posteo con diferente finalización, ya no hace falta dominar el mando como si fuese un cubo de Rubik, podemos seguir disponiendo de un enorme abanico de movimientos al poste siendo más sencillo ejecutarlos. Sobre la inteligencia artificial del juego simplemente diremos que es perfecta. Siempre tendrás un nivel de juego que puedas dominar fácilmente, un nivel de juego que logre ponerte en aprietos y un nivel de juego en el que tengas que sudar tinta china para poder hacerte con la victoria, siempre de manera realista. A la hora de defender tenemos una serie de indicadores que según el color nos dirán si estamos defendiendo bien a nuestro par o si estamos mal situados. Estos indicadores son muy útiles en cuanto a defensa individual y nos ayudarán al principio a calibrar nuestra defensa. A nivel ofensivo también tenemos un indicador similar en el tiro que nos dice si estamos tirando bien o si por el contrario soltamos la pelota antes o después de lo recomendable. Igualmente estos indicadores ayudan a calibrar nuestro tiro, pero ojo, no todos los jugadores tienen la misma mecánica por lo que no siempre deberemos soltar la pelota en el mismo momento. La jugabilidad es maravillosa y muy intuitiva llena de ayudas para que te adaptes al control lo antes posible.

NBA2K16

Nosotros no vamos a entrar en motores gráficos o historias similares porque somos una web de baloncesto por lo que simplemente diremos que el juego ‘se ve de lujo’, y aunque se viera algo peor a nosotros nos daría un poco igual porque nuestra exigencia no está en este aspecto. Lo que sí que nos gustaría mencionar es la posibilidad de jugar con un montón de equipos de Euroliga como el vigente campeón, el Real Madrid, y el F.C. Barcelona. Además en España tenemos audio adaptado como es costumbre, algo que se agradece enormemente y a cargo de dichos comentarios está Antoni Daimiel, Sixto Miguel Serrano y Jorge Quiroga. Además en las animaciones de los jugadores nos encontraremos costumbres calcadas de las propias estrellas como le celebración mítica de James Harden, los polvos de talco de LeBron James o ese gesto habitual de muchos de sacarse el protector bucal en tiros libres, tiempos muertos y pausas diversas.

 

Por último para cerrar este apartado de características queremos mencionar la banda sonora. Tristemente en los últimos años la banda sonora había perdido esa esencia que sí que tenían las primeras entregas de NBA2K. Por entonces podíamos encontrar bastante Rap de tendencia clásica pero contemporáneo, que se alejaba un poco de las tendencias actuales y que buscaban un poco la esencia del playground. Desde aquellas bandas sonoras de Dan The Automator han pasado ya unos años y si bien el contenido de la sucesivas secuelas en materia de bandas sonoras era completísimo incorporando otros grupos mas mainstream o últimamente incorporando estilos musicales actuales se había perdido parte de esa esencia urbana. Con NBA2K16 tenemos tres Dj’s con diferentes estilos musicales y puedes elegir cual quieres que suene con mayor frecuencia. De esta manera nos tienen contentos a todos, a los que le gusta la música mas contemporánea pueden elegir los tracklist de DJ Mustard, para los que quieren una banda sonora asociada al Rap pero más comercial esta el tracklist de DJ Khaled y para los que nos gusta lo clásico, los que íbamos a la cancha en nuestra juventud escuchando a Nas y pasábamos el tiempo con las mixtapes de And1 tenemos un tracklist hecho por DJ Premier que se agradece bastante y recupera ese aroma callejero que tenían las primeras entregas. Además también hay un mix de temas clásicos de otros NBA2K y un mix de artistas internacionales. En cuanto a temas musicales el juego va más que sobrado, es una barbaridad.

 

MODOS DE JUEGO

 

Para el que no haya jugado nunca a un NBA2K diremos que los modos de juego son interminables, para el que haya jugado hace tiempo le diremos que los modos de juego son mucho mas extensos y variados que los de hace unos años y para el que haya jugado el año pasado solo le diremos una cosa: SPIKE LEE. Y es que hay pocos señores que se dediquen a temas audiovisuales con mayor relación con el baloncesto que Spike Lee.

Por un lado tenemos el modo General Manager en donde nos hacemos cargo de una franquicia NBA. Cada franquicia tiene un dueño al que a la larga le podremos comprar participaciones de la misma pero que mientras es nuestro jefe nos impone objetivos y condiciones. Hay dueños más tacaños, dueños que lo sacrifican todo por ganar y por tanto miran menos los dólares pero exigen resultados deportivos y los hay con más paciencia y con menos paciencia. El dueño es un elemento importante en el desarrollo del juego y marcará las pautas de actuación según sus preferencias, al final tenemos que contar con que nos estamos gastando sus dólares y eso le pone nervioso. Además en este modo tenemos una serie de empleados contratados que nos ayudarán en labores secundarias. Disponemos de ojeadores, servicio médico, asistente de General Manager y Director general. Cada uno tiene sus tareas en las que te ayudan y todos pueden hacer su trabajo de manera automática o puedes personalizar determinados aspectos. Así por ejemplo puedes elegir qué jugadores quieres que estudie el cuerpo de ojeadores o simplemente les dices que estudien a los jugadores de cara al draft que ellos consideren. Luego esta el personal del staff técnico, el primer entrenador y el segundo entrenador. Ambos tienen una alineación en cuanto al tipo de juego que les gusta ver jugar a sus equipos y al igual que el asistente al General Manager. Esta característica es nueva este año, así puedes jugar con personal que prefieran que sus equipos juegue rápidos y con tiradores abiertos por ejemplo o preferir jugar de una manera mas tacaña dándole importancia a las defensas férreas y a los ataques largos. Al ser una característica nueva todavía la encontramos bastante verde pero la idea es genial y esperemos que en esa línea desarrollen mucho más, porque se nos ocurren muchísimas compatibilidades con jugadores y diferentes variaciones en los estilos de juego. Además el personal es dinámico, esto significa que tu segundo entrenador seguramente quiera ser primer entrenador y el asistente de General Manager con total seguridad quiere ocupar tu puesto con lo que hay que vigilar la espalda en determinado momentos.

NBA 2K16

La segunda gran novedad del modo General Manager la encontramos a la hora de simular los partidos. Evidentemente puedes jugar los partidos controlando tu equipo, que previamente has configurado y que tiene todos esos jugadores que te encantan has podido permitir según los límites salariales de la liga pero cuando eres un señor General Manager en condiciones delegas las tareas de la pista a tu fantástico entrenador, ese que es perfecto está lejos de ser perfecto pero al que aprovechas al máximo y que conjunta de maravilla con los jugadores. El caso es que antes tenías la opción de simular el partido vía SimCast, que era una especie de ‘play-by-play’ con el que no podías interactuar pero sí podías intervenir y pasar a jugar lo que quedase del partido. Pues bien, han creado otra versión mejorada de SimCast paralela a la que ya existía que nos permite ver el partido en directo sobre una especie de mapa o radar. Podemos simular el partido desde velocidad normal hasta 6 veces la velocidad normal pudiendo entrar a jugar el partido en cualquier momento pero también pudiendo incidir en la táctica, en la manera de presionar defensívamente y en el tiempo de partido, pidiendo a tus jugadores que jueguen más rápido o más lento. Además en este modo les podemos pedir que jueguen de una determinada manera, buscando a tu estrella, abriendo el campo, buscando movimientos al poste, sin ser necesario que tomemos el mando del partido. Es una mejora brutal que nos ayuda a completar temporadas enteras sin necesidad de jugar los 82 partidos y controlando mucho mejor como se juega en los propios partidos simulados.

 

El otro modo de juego principal es el que antes conocíamos como MiCARRERA y que ha sido fagocitado enteramente por el señor Spike Lee. En este modo solo manejas a un jugador, el tuyo, el que te has creado al inicio del juego, y la idea es pasar por el instituto, la universidad y el primer año de carrera profesional acompañado por unos cortes cinematográficos y una historia preestablecida por el famoso director de Nueva York entre partido y partido. Si bien otros años te tenías que ganar tu estatus en el draft mediante tus workouts previos o ganarte un puesto en el equipo a base de sudar tinta este año han ido mas allá y han metido una trayectoria previa por la que serás juzgado y drafteado en consecuencia. Es una historia divertida que para nada molesta en el desarrollo del modo de juego y que ameniza los primeros pasos de tu jugador. Además, para los que nos encanta Spike Lee, se nota enormemente su dirección y su guión siendo una historia perfectamente encajable en cualquier película con planos clásicos suyos.

NBA 2K16

El modo de juego para los que no están habituados es sencillo, tienes que salir a la pista y hacerlo lo mejor posible. Tienes una serie de objetivos fijados por tu entrenador que son dinámicos y responden a las situaciones que hay en ese momento sobre la pista, además tus compañeros tienen una opinión de ti, si realizas buenas acciones colectivas sube su valoración, si eres un chupón, pierdes balones y no defiendes a tu par bajas en su valoración. Juntando todos los factores de tu actuación en la pista recibes una recompensa en forma de monedas que luego puedes invertir en tus propias estadísticas para mejorar. Al principio evidentemente serás un jugador mediocre y tendrás que trabajar bastante para aguantar a tu par, seleccionar muy bien tus tiros para no lanzar ‘alcachofas’ y en general actuar de manera comedida y a medida que vas mejorando tus estadísticas te vas convirtiendo en la estrella que siempre supiste que eras. En general es un modo muy completo que han mejorado con la historia de Spike Lee y con un nuevo sistema de gestión del tiempo libre, pudiendo ir a tomar algo con jugadores ‘amigos’, pasando un día con los fans, pasando el día con tus compañeros de equipo o dedicándole tu tiempo a esos patrocinadores que te untan con moneditas que tanto nos gustan para mejorar estadísticas. Si otros años has jugado este modo y este año dudas de si jugarlo o no por el lógico parecido te podemos decir que este es de los años que más ha cambiado el modo MiCARRERA habiendo recibido un lavado de cara espectacular.

 

Hay más modos de juego, desde partidos sueltos hasta temporadas únicas, sin posibilidad de continuación. También tenemos los modos on-line que cada vez acaparan más tiempo a los usuarios. Nosotros no vamos a entrar en los modos on-line porque nos parece que son experiencias únicas y diferentes dependiendo de la manera y la experiencia del usuario contra el que participas. Aquí ya no jugamos contra una inteligencia artificial sino contra la picaresca de un ser humano. Podemos organizar ligas, torneos, partidos sueltos tanto con amigos como con jugadores anónimos. Sin lugar a dudas es otro tipo de reto completamente diferente y muy entretenido.

 

REALISMO

 

Y llegamos a la parte del artículo clave ¿Qué hay de realismo en NBA2K16? ¿En qué se parece a la realidad y en que se sigue quedando en un simple videojuego de ‘monigotes’? La respuesta es que NBA2K16 es el videojuego que más se aproxima a la realidad táctica de una cancha de baloncesto, y se aproxima muchísimo.

Podemos dividir la táctica ofensiva en tres modalidades. La primera de todas es una muy clásica, un Pick&Roll de toda la vida. Para el Pick&Roll tenemos todas las opciones que un bloqueo y continuación nos ofrece en la pista real. Podemos pedir el bloqueo por ambos lados de nuestro defensor, una novedad de este NBA2K16 que se agradece porque en otras ediciones te ponían el bloqueo por un lado por el que no ibas a poder salir. Además la continuación de ese bloqueo puede ser hacia canasta, puede ser abrirse para buscar tiro o puede ser amagar el bloqueo e irse de manera que generas un desconcierto en el defensor. También tenemos la opción cuando nos ponen el bloqueo de irnos por el lado que no hay bloqueo, mareando a nuestro defensor como muchas veces hemos visto en las canchas americanas. Se podría decir que la consecución del Pick&Roll es real 100% a nivel ofensivo. A nivel defensivo la inteligencia artificial no es idiota y evidentemente si basas todo tu juego en P&R al final te acaban haciendo dos contra uno, con ayudas incluso de un tercero y tu estrategia ofensiva de alevines se te hunde rápidamente. En ese sentido la inteligencia artificial esta muy muy espabilada.

NBA 2K16

Otra versión de nuestras tácticas ofensivas es un pequeño menú desplegable con unas cuantas opciones rápidas. Entre otras tenemos la ‘táctica recomendada’ que salta dando a un solo botón y es una táctica que el juego entiende que es la óptima de acuerdo a los jugadores que tienes en pista. Además tienes las tácticas rápidas que son jugadas sencillas para tus jugadores claves. Así, si juegas con Oklahoma City una de las tácticas es un aclarado para el señor Russell Westbrook, otra de las tácticas es un balón al poste para el señor Serge Ibaka y otra de las tácticas rápidas es un corte para Kevin Durant. Son rápidas como su propio nombre indica y están pensadas para posesiones inferiores a los 14 segundos en donde tienes algo de margen para organizar pero tampoco te puedes volver loco con flechas, palos y círculos en una pizarra. De la misma manera que en el P&R la inteligencia artificial, y siempre dependiendo del nivel de dificultad que elijamos, se adapta si decides insistir con una misma táctica de manera constante; recibirás dos contra uno o se anticiparán a los pases que vayas a dar. Estas tácticas me recuerdan de manera bastante bastarda a los ataques del Real Madrid de Baloncesto de Joan Plaza con el juego al poste de Felipe Reyes y los cortes por debajo de canasta de Bullock, son sencillas, resultonas y te darán para ganar la ULEB pero si pretendes ganar un campeonato con este tipo de tácticas vas a sudar tinta china.

 

Y por último tenemos el gran libro de tácticas, el tocho, más de 100 variantes construidas sobre una pizarra y que puedes moldear a tu gusto dependiendo del modo de juego que elijas. Se podría decir que sobre la pizarra un entrenador diseña una jugada y dicha jugada puede acabar de muchas maneras porque abre varias posibilidades en sí misma. Pues en NBA2K16 tenemos exactamente la misma tipología de jugadas, son jugadas complejas en la pizarra que pueden generar diferentes tipos de ventajas en uno u otro momento de la propia jugada. De esta manera si tu pides una jugada con un corte por la zona, un bloqueo ciego para recibir en lo alto de la bombilla y pasar a tu compañero, a quien a la vez le han hecho otro bloqueo y esta liberándose para tirar de tres con ventaja siempre puedes decidir a la que recibes en la bombilla tirar si tu defensor se ha quedado atrás, también puedes decir doblar la pelota al jugador que te ha hecho el bloqueo y que con un poco de suerte ha quedado liberado en buena posición. Con este ejemplo queremos indicar que las tácticas de pizarra, como en un partido real, son dinámicas y de su éxito depende la buena lectura del usuario mas que el diseño de la propia táctica. Volvemos a aquello de que la inteligencia artificial se adapta a tu ataque y no puedes repetir una y otra vez la misma táctica porque te acaban calando pero al ser jugadas más elaboradas puedes romper la jugada en cualquier momento e improvisar si eres capaz de observar una ventaja. Esto es baloncesto, esto es la vida real, esto es talento y preparación táctica y todo esto lo podemos ver en NBA2K16 de manera brutal. Cuando sabes de baloncesto, te gusta el baloncesto, disfrutas con Gregg Popovich, con cambios de balón al lado débil, con ataques estructurados para variar y que no sepan por donde les vas a encontrar la fisura entonces disfrutarás organizando el playbook para cada jugador. Porque en NBA2K16 puedes organizar el playbook de manera específica para cada integrante de la plantilla, con jugadas similares que terminan de una u otra manera o jugadas diametralmente opuestas. Es una maravilla todas las opciones tácticas que hay detrás de un simple ataque y puedes pasar bastante tiempo eligiendo de que manera quieres destrozar a tu rival.

NBA 2K16

Por otro lado tenemos las tácticas defensivas en las que seré mucho mas conciso. Podemos elegir si queremos presionar a toda la cancha, si queremos hacer una trampa a media cancha o si queremos defender en individual en nuestro campo. Además podemos defender en zona y mixta. Todas las defensas son útiles según el momento pero sí es cierto que para llevar a cabo una zona o una zona mixta tendremos que ser muy muy precisos porque la probabilidad de fastidiarla es grande y la penalización son dos puntos en contra en el mejor de los casos, tres puntos en el peor. En general si te organizas bien, no arriesgas en exceso y tienes paciencia es asequible defender en condiciones, si por el contrario no paras de buscar el robo o la anticipación, pides dos contra uno a destiempo o eres un poco inconsistente te colarán por el aro bastantes mas pelotas de las que te gustaría.

 

CONCLUSIÓN

 

Se podría decir que NBA2K16 es evidentemente el mejor juego de baloncesto del mercado pero no se haría justicia a la cantidad de trabajo de especialistas en la materia que hay detrás de este desarrollo de Visual Concepts. Es un juego que pretende simular hasta el mas mínimo detalle y se podría decir que solo se les escapan detalles a los que posiblemente solo puedan llegar con mayor potencia de hardware, como alguna colisión que todavía se ve tosca. Desde como pisan los jugadores en el suelo a como se mueven y se relacionan con otros jugadores se destila oficio. El juego es espectacular pero es en los pequeños detalles en donde se ve el cariño que le han puesto para que los verdaderos aficionados al baloncesto apreciemos el producto. A nosotros honestamente nos da un poco igual lo que piense un jugador de videojuegos, una persona que al año consuma 10 o 12 títulos, a nosotros nos importa lo que nos aporta adicionalmente a nuestra afición por el baloncesto y simplemente es brutal la cantidad de opciones que nos da. Después de jugar al baloncesto y ver un partido de baloncesto no se nos ocurre una tercera opción que complemente al aficionado mejor que jugar a este videojuego. 10 de 10.

Idas, venidas y pronósticos

En los dos últimos partidos, Boston y Hornets, hemos podido ver poco o nada de lo que será la temporada real. Fisher sigue haciendo pruebas y especialmente el día de Charlotte jugaron humanos que no deberían pisar la pista habitualmente si queremos llegar a algo este año. Los jugadores nuevos, es decir, un 40% de la plantilla, van demostrando de qué son capaces y de qué son incapaces.

Robin López debe mejorar su tiro de media distancia porque Fisher se ha propuesto involucrarle para algo mas que meterlas desde debajo del aro. De esta manera tendríamos un jugador ofensivo pobre y un jugador defensivo igualmente pobre. El último pívot defensivo que tuvimos se llamaba Tyson Chandler y aunque salvo el año del DPOY su rendimiento fue irregular esta claro que Robin López compara contra alguien al que no puede ni aspirar, así que mucho se lo va a tener que currar. Se carga de faltas tontas rápidamente y entre él y O’Queen tenemos ahí un problema.

Cuanto mas veo jugar a Derrick Williams más estoy convencido de que va a llegar un punto en el que se va a extralimitar y a partir de ahí va a dejar de ser útil. En su papel esta anotando y aportando su físico al equipo pero en el momento en el que él considere que puede acaparar más balones de los que se debe permitir o jugarse tiros más complicados de lo recomendable empezará a ser una versión pobre de JR Smith. Y JR Smith ha tenido muchos mas momentos de suicidio colectivo que de aciertos espectaculares con lo que una versión pobre de eso es directamente un testículo estrangulado.

Mención especial para Arron Afflalo, parece que sigue conservando sus extremidades intactas y aunque poco hemos podido ver por lo menos tiene más claridad que la mayoría de los jugadores que hay en plantilla. Sobre Porzingis no se en que punto va a crujir, pero viendo la pretemporada que ha tenido y conociendo a los servicios médicos antes o después parte en dos. A ver si hay suerte y las predicciones se vuelven en nuestra contra como ha pasado con Afflalo de momento. También se ha podido ver que Kristaps es irregular y fallón pero no le falta calidad, esperemos que evolucione hacia una versión similar a Ryan Anderson porque aspirar a más es soñar.

Y por último comentar el tema de las predicciones en cuanto a victorias derrotas. Los famosos ‘Power Rankings’ están ahí para demostrar tres cosas: Todos sabemos que equipos son los buenos pero pocos aciertan el orden exacto de los mismos, nadie sabe quienes serán los equipos sorpresa y los equipos que se den el batacazo y siempre ponen a los Knicks de pena ya que por porcentaje histórico es lo mas factible. En mi opinión analizar sobre el papel a un equipo de media tabla no aspirante es ridículo. Hay casos excepcionales como el de Philadelphia en el que viendo la plantilla el año se puede dar mal o muy mal pero en muchos otros casos dependen de demasiados factores. No voy a empezar a enumerar todos los factores porque ni yo mismo los se, pero evidentemente las lesiones, la cohesión del equipo y el trabajo del entrenador para generar buena química y entendimiento son fundamentales. Sin estos factores hasta el equipo con la mejor plantilla sobre el papel se la pega, y sino podemos preguntarle al señor Chanzá por sus Lakers del Big Four de los que pocos recuerdan quién jugaba de alero pero muchos recuerdan el fracaso a pesar de las toneladas de talento de cuatro de sus titulares.

En este sentido como el usuario ‘maxorca‘ pidió que soltase una cifra yo me voy a aventurar con dos cifras. Si todo va normal, se lesiona alguien pero ese alguien no es Carmelo o no se pierde muchos partidos y en general se mantiene una estructura de 8-10 tíos jugando de manera constante creo que los Knicks este año pueden hacer playoffs por los pelos con aproximadamente 38-39 victorias quedando séptimos u octavos con equipos como Boston rondando posiciones similares. No creo como dijo alguien relacionado con los Knicks hace poco (no recuerdo quién pero me suena que fue Fisher o alguien del staff) que con este entrenador se pueda hacer una gesta similar a la de Atlanta entre otras cosas porque me parece que para eso hace falta mucho tiempo jugando juntos como es el caso de los Hawks, eso no se consigue en unos meses, ese entendimiento y cohesión. Además considero que el técnico no ha demostrado ser capaz de entrenar, de intervenir en el juego de manera dinámica ni de gestionar las rachas tanto propias como ajenas, ni las buenas ni las malas. Fisher es un ex-jugador con conocimientos del sistema que quiere implantar Phil Jackson puesto que se ha pasado media vida jugando en su equipo al igual que sus asistentes, no es un genio de la pizarra ni mucho menos.

Para mi la plantilla y la dinámica favorable hace que los Knicks estén por encima de equipos como Brooklyn, Detroit, Orlando e incluso Charlotte. Me salen 8 equipos mejores que New York y son Cleveland, Miami, Chicago, Toronto, Washington, Indiana, Milwaukee y Atlanta pero estoy convencido que uno o dos se van a caer ya sea por lesiones o porque les explote el proyecto de una u otra manera. Además a favor de los Knicks tenemos que gran parte de los fichajes de este verano tienen contrato para un año y opcional el segundo por lo que les interesa hacer las cosas bien para poder pescar más pasta el verano que viene con el previsible aumento salarial.