Una para mi, otra para ti

En Miami la gente llega tarde, siempre ha llegado tarde y parece mentira que este año con el boom que tiene el equipo, la gente siga llegando tarde. Pero al partido de anoche también llegaron más personas tarde… los Boston Celtics.

Valga la premisa que yo pensaba q esta serie iba a ser intensa, de poder a poder, con mucho juego de este que no se ve, de este de técnicas, faltas, piques y demás, vamos una serie fea y emocionante, pero de momento sólo es lo primero, porque aunque las ventajas de Heat nunca se fueron a más de 5 puntos hasta el final del partido, siempre daba una sensación de control de la situación que asustaba.

A Celtics se le ve como perdido, su Big 3 no surgió por ninguna parte, si exceptuamos como siempre a Garnett que parece que vaya a su bola, pero ni Allen ni Pierce, el cual parecía que estaba ‘tocado’ aparecieron en ningún momento. Rondo lo intentó y acabó con buenos números, pero casi nunca pudo con Bibby y eso ya es mucho decir…

Visto lo cual Heat hizo lo mejor que sabía hacer, repartirse las cosas, la primera parte fue de Wade, dando un recital en ataque y dejando roto a Garnett en una de las jugadas que pasarán a la historia de estos PO y la segunda parte fue de LeBron, que las enchufaba de todos los colores, es decir, una para ti y otra para mi, así de sencillo juegan los Heat.

A Celtics se les ve perdidos, algo raro, muy raro desde que Ainge hiciera el trade de Garnett…

PD: Los asientos libres era para Chris Paul y sus colegas que llegaron casi con el primer cuarto acabado…