La Semana Desde El Sofá (1)

Hace un tiempo que decidimos en La Crónica Desde El Sofá pivotar hacia el podcast, con ello pues íbamos a sacar más podcasts diferentes sobre mil cosas y con una periodicidad más habitual que nuestra irregular regularidad.

Pero este año vamos a intentar hacer una mezcla de ambas cosas, de escribir y de hacer podcast, así que cada semana, los lunes iremos con un mini resumen de lo que hemos visto durante la semana anterior.

Esto último es la clave de todo, es decir, no vamos a decir lo que está de moda o de lo que todo el mundo habla, sino de lo que hemos visto, a veces serán muchos partidos, otros serán menos, pero siempre habrá algo que contar, así que señores vamos a por La Semana Desde El Sofá (1).

Clippers, el candidato

La demostración de poderío que dieron en los dos primeros partidos ha sorprendido a todo el mundo. Plantilla compensada totalmente, donde básicamente tienen 2 equipos que podrían jugar perfectamente como titulares… y de momento sin George.

Houston, ¿Tenemos un problema?

D’Antoni va a hacer lo mismo que estos años atrás con Harden & Westbrook que lo que hacía cuando estaba Paul, es decir, empezarán y acabarán ambos y nunca estarán los dos en el banquillo, esto puede salir bien, pero cuando Westbrook está jugando, hay algo que no cuadra y la verdad es que no sabemos muy bien qué, pero falla algo…

Conley lo intenta

Lo dijimos por Twitter y lo volvemos a decir aquí. Mike Conley es muy bueno y llega a Jazz con ganas de demostrar todo lo que es, el gran problema es que llega a un equipo hecho, con muchas cosas automatizadas y de momento quiere hacer mucho. Tal vez volver a lo fácil sería lo mejor.

Continuidad en Bucks

En la NBA se está hablando mucho de los duos y demás, en los Bucks deberíamos hablar de la continuidad y eso es lo importante. Todos están un año más, Antetokounmpo va a tener un año más de rodaje y cuando todo esto se junta (y un gran entrenador), todo va semi rodado. Tal vez echen de menos en un futuro a Brogdon, pero de momento…

Profundidad en Nuggets

Esto es como los Bucks. Nuggets no se ha movido mucho en el mercado, pero no le hacía falta, lo tiene ya todo y además más rodado. Jokic se le espera que de un paso adelante y además la continuidad va a de nuevo ser clave, cuando no surja uno, lo hará otro y Denver se convierte en un serio candidato al oeste.

La sorpresa Howard

Dwight ha pasado de ser un meme jugador a ser una buena intendencia para Lakers. Sorprende mucho lo que está aportando desde el banquillo al juego interior ganas y lo más importante, se le ve motivado y metido dentro de la dinámica del equipo, veremos dentro de 76 partidos.

Leonard es muy bueno

Pero que muy, muy, muy, muy bueno…

¿Una nueva NBA?

Llevamos a penas un par de semanas de la nueva temporada de la NBA y seguro que aquí el que más o el que menos ya lleva unos cuantos partidos vistos a sus espaldas. Si eres de esos, seguro que te has dado cuenta que este año se está viendo mucha anotación, resultados de +120 de forma más que habitual y ya hemos visto alguno rozando los 150 puntos, una auténtica barbaridad. ¿Qué está pasando? ¿Es esto una nueva NBA?

¿Malas defensas?

Lo primero que nos viene siempre a la mente es que las defensas están siendo más permisivas que nunca, vamos, el típico tópico de que en la NBA no se defiende, pero si realmente vemos los partidos, los equipos están más o menos como siempre, es decir, los equipos defensivos juegan con ese ritmo lento para centrar y cerrar bien sus defensas y los rápidos dan menos importancia, con lo cual este factor no sería a que el nivel defensivo ha bajado.

Lo que si deberíamos tener en cuenta es que es inicio de la temporada y los sistemas aún están por construir. Las ayudas, los cambios y demás, están ahora formándose y muchas veces dejando a esos jugadores libres para anotar con facilidad, lo cual ayuda a meter más canastas y con lo cual más puntos.

3>2

Evidentemente 3 puntos son más que 2 y llevamos ya unos años en que el nivel de lanzamientos de 3 va subiendo más y más. Este año, ya directamente en la pretemporada se ha vuelto a ver esta tendencia y en este inicio de año se ha visto reafirmada. De hecho el año pasado por estas épocas los equipos están metiendo un 0.8 más triples que el año pasado, no es mucho, pero no dejan de ser unos 2.4 puntos más por partido. Lo dicho, no es una subida grande, pero si otro factor más a sumar.

Rebotes ofensivos

Al haber más tiro exterior y más probabilidad de fallo al ser más complicado, hay más rebotes, pero sobre todo este año tenemos una nueva norma muy interesante. Cuando un equipo coge un rebote ofensivo, el reloj se resetea a 14 segundos, no a los 24 que lo hacía antes, esto hace que hayan más posesiones, pura matemática, pero también hace que los equipos tengan más urgencia en meter canasta y los tiros suelen ser antes de lo que serían en una posesión normal de 24. Con lo cual tenemos más posesiones, tenemos más posibles puntos por parte tanto del equipo que ataca como del equipo que puede coger ese segundo rebote (en este caso defensivo).

Vamos a correr

Otro factor es el cambio de mentalidad de la NBA. Los entrenadores se han ‘medianamente’ hartado este verano en decir que su equipo tiene que jugar más rápido, con más ritmo y si exceptuamos a gente como igual Spurs o Grizzlies, el resto de equipos quieren salir rápidos a jugar. El sumun de esto lo tuvimos en su día con los Suns del ‘7 seconds or less’ de D’Antoni y Nash, y ahora muchos equipos quieren imitar esa filosofía para atacar las canastas y sacar de nuevo puntos con mucha eficiencia estadística, es decir, aquellos que se hacen en la zona con una bandeja/mate debido a una transición rápida. Esto hace que se sumen puntos fáciles y que el reloj corra poco, con lo cual más posibilidades de sumar.

Freedom of Movement

Te vas a hartar a oír esta frase esta temporada. Ya en el podcast este año, sobre todo los previos de temporada, tocamos el tema del gran número de faltas que estaba habiendo en la pretemporada y que hacía que los partidos se eternizaran cuando no debería ser así. En este inicio de temporada, no es que se estén pitando más faltas, si no que las defensas están yendo con más cuidado de cara a agarrar, bloquear y demás a los jugadores, con lo cual el ataque tiene más libertad para moverse y coger mejores posiciones para tirar o atacar el aro, esto lo que hace es subir las posibilidades de anotar, bien sea de 2 o incluso de 3 saliendo de bloqueos y demás.

Las defensas aún se están acoplando a esta nueva norma haciendo que muchas veces o bien los atacantes salgan con mejor posición o bien se pite falta y al haber más faltas, pues más posibilidades de tiros libres y de alta probabilidad de sumar puntos, con lo cual, hasta que se ajuste este factor defensivo, vamos a ver mucho jugador libre de marca o mucha falta pitada.

Talento

No podemos tampoco ocultar que estamos en una época en la NBA donde el talento de los anotadores está probablemente por encima de los jugadores defensivos. Nos salen con los dedos de una mano los jugadores 100% defensivos a los cuales no nos gustaría enfrentarnos, en cambio seguro que diríamos más de 15/20 jugadores que cualquier noche te podrían enchufar 30 sin problema y no te extrañaría, con lo cual la balanza se decanta hacia sumar y no hacia el restar.

¿Nueva NBA?

Con todo esto, agitado y demás, puede salir un nuevo baloncesto, una nueva NBA, pero habrá que esperar allá por el All-Star o final de temporada, para ver si esto es simplemente un inicio extraño, un glitch en Matrix o es realmente una tendencia que estamos viendo como consecuencia de un baloncesto más estadístico.

Personalmente prefiero los partidos a casi 300 puntos entre ambos equipos a aquellos en que apenas llegan a los 200. Así es la NBA que nos gusta, espectáculo, Curry en modo NBA JAM, los triple dobles de LeBron, Durant metiendo 40, DeRozan tirando de 2 y metiendo 30, Davis conduciendo el balón y matándola… esa es la NBA que nos gusta y de momento, este nuevo ritmo, nos encanta.