“Prefiero tener 3 o 4 jugadores llamados por la NBA, que ganar el campeonato”

Darvin Ham, es el entrenador de los New Mexico Thunderbirds que se encuentran cuartos de la Conferencia Oeste de la NBDL con un récord de 4-3. Tuvimos la oportunidad de charlar con él y esto fue lo que nos contó:

Primera vez como entrenador a tiempo completo, ¿entusiasmado con la oportunidad?
Estoy ansioso. Siempre había soñado con el día de tener la oportunidad de jugar de la manera que queremos jugar, que va a ser esforzándonos en defensa, ahora tenemos la oportunidad, y lo iremos haciendo, pasito a pasito, intentando ser mejores día a día.

Muchos entrenadores pasan su carrera completa bajo la gestión de entrenadores sin renombre. Tu has trabajado con Larry Brown, George Karl o Bernie Bickerstaff. ¿Qué has aprendido de gente como ellos?
Bernie Bickerstaff tenía un gran ojo para el talento, y conocía bien el juego, sabía hacer las cosas sencillas para los jugadores. George Karl. Un mago en ataque. Aunque hiciera énfasis en la defensa, no tenía miedo a experimentar con cosas distintas en cualquier momento: jugadas en el poste para los jugadores pequeños, llevar a los altos a tirar desde fuera… Venía de esa escuela con Don Nelson de mezclar y probar cosas, jugar con los emparejamientos. Y los principios que Larry Brown nos inculcó en Detroit nos llevaron a ganar el campeonato. Sus conceptos defensivos son increíbles pero logró transmitirnos la cultura del esfuerzo y del trabajo duro. Él ponía todo su empeño en que jugáramos al máximo, que fuéramos consistentes con nuestro esfuerzo. Es realmente humilde con los jugadores pese a ser el único entrenador en ganar un título NBA y NCAA. Se puede hablar de cualquier cosa con él: baloncesto, vida… lo que quieras.

Tuve suerte de trabajar con todos ellos, y no sólo los tres, también con James Dickey en la Universidad, o ir a training camps con Lawrence Frank o Avery Johnson. He trabajado con muchos entrenadores y todos han tenido un impacto profundo en mí.

Estuviste jugando en Granada, en España. Ahora que la NDBL lucha por jugadores con Europa, ¿por qué deberían quedarse en la D-League?
Primero, el hecho de estar directamente asociados con la NBA los va a hacer más visibles. Es obligatorio que los equipos manden ojeadores a ver todos los partidos de la D-League. Sí es verdad que ahora con como han evolucionado las comunicaciones no es difícil para los ojeadores o los GM usar Internet y ver partidos internacionales, la Euroliga… Pero estar aquí, donde los ojeadores se montan en un avión y están en dos-tres horas aquí, viéndote en persona, en un ambiente creado para replicar a la NBA, es mucho más valioso.

Además, nuestra credibilidad ahora está por las nubes, 41 jugadores de la NBDL subieron el año pasado, 63 jugadores en plantilla NBA el Opening Day tienen experiencia en la D-League. El sistema NBDL es de confianza, y no sólo para saltar a la NBA si no incluso para ir Europa, pero llegar allí a los equipos de mejor nivel.

“Estamos aquí para desarrollar talento”

¿Prefieres mandar a un jugador de la NBA o llevar a los T-Birds lejos en la competición?
Al final del día, nuestra Liga es de desarrollo. ¿Cómo quedaría yo si llevo a los Thunderbirds al campeonato pero no llaman a ninguno de mis jugadores, si no he ayudado a nadie a mejorar? Quizá mejor como entrenador, pero no soy sólo yo, se trata también de darles la oportunidad a todos estos chicos de mejorar cada día y tener entrenamiento y formación de calidad, para que sean buenos profesionales, dentro y fuera de la cancha. Prefiero tener 3 o 4 jugadores llamados por la NBA que ganar el campeonato. Para eso estamos aquí, para desarrollar talento.

En la organización esperan grandes cosas de tu experiencia y de la de Sean Rooks…
Los propietarios Sam y Jackie Bregman se están portando genial, es mi cuarto año en New Mexico, el primero como entrenador, y siempre se han portado excelentemente: se involucran personalmente y se sacrifican para que el equipo pueda competir en las mejores condiciones. No podría pedir unos mejores propietarios.

¿Algún jugador del equipo del que tengamos que estar atento?
Sobre todo Alan Anderson, tiene experiencia con los Bobcats y en un equipo de primer nivel europeo como el Maccabi de Tel Aviv, fue nuestra segunda elección del Draft, y el resto todavía está luchando por un puesto asegurado. Hay muy buenos jugadores, talento de calidad, pero él es nuestra apuesta más segura.