Episodio 130 – Agencia libre

En el episodio de El Podcast Desde El Sofá de hoy repasamos los movimientos más importantes que se han visto en el mercado de agentes libres hasta ahora en la NBA, vamos, los movimientos que todos tenéis en la cabeza y que seguro que estabais deseando oír sobre ellos por nuestra parte.

Podcasts de la Crónica desde el Sofá

Puedes oirnos también en Apple Podcasts, en iVoox y en Spotify.

El espacio salarial, en un pincho

Con la temporada recién acabada, y el periodo de agentes libres acechando tras el Draft, vamos a tratar de ponerte al corriente en como funciona la NBA en este aspecto, por si aún no lo conocías, y por introducir algunas cosas que cambian este año. Las reglas son complicadas, y las excepciones, interminables, así que intentaremos mantenerlo simple y riguroso, aunque no podamos recoger todos los detalles. Si tenéis alguna pregunta… ya sabéis como contactar con nosotros, mandadnos la CronicaSeñal, y estaremos allí.

Muchos ya sabréis que la NBA es una liga con un límite salarial, y este es blando, es decir, se puede superar, eso sí, no de cualquier manera, hay una serie de reglas y situaciones que lo permiten. La suma de los contratos en vigor del equipo forman su masa salarial y hay tres cantidades muy importantes, iguales para todas las franquicias, que determinan lo que un equipo puede hacer o no si las sobrepasan:

  • El tope salarial, que determina que equipos se encuentran por debajo del tope y cuanto espacio disponible tienen. Este año, se calcula que estará en torno a los 58.5 millones de dólares (la cifra exacta se conocerá más adelante).
  • El nivel de impuesto de lujo, que es la cantidad  a partir de la cual los equipos se ven obligados a pagar un tributo a la Liga. Las cantidades con las que se penalizan a los equipos, aumentan este año. Para esta temporada, la estimación de dónde se colocará este límite es de 71.6 millones.
  • Y una figura reciente, introducida el año pasado, y que empezará a ser más importante aún este: el apron en inglés o ¿saliente? en español. El apron es un punto que se sitúa siempre 4 millones de dólares por encima del nivel del impuesto de lujo (para la próxima temporada, por tanto, se estima que estaría en 75.6 millones) y dependiendo de lo que los equipos hagan, puede marcar un límite salarial duro.

Por otro lado, recordar que los agentes libres, o jugadores que acaban contrato este verano, los podemos dividir principalmente en dos grandes grupos, aquellos restringidos, que son (por lo general) los que acaban el primer contrato que firmaron, y que pueden ver como su equipo de origen iguala cualquier oferta por ellos y los no restringidos, que son libres para firmar donde quieran. La lista de agentes libres de este verano está aquí. Y recordad que las cantidades mínimas y máximas, y la duración de los contratos ya está estandarizada y depende de los años de servicio y lo que cobraron en años anteriores.

Hay varias maneras de firmar a un agente libre. En todos los casos, el equipo tiene que tener sitio para el primer año del contrato del jugador. Repasemos las posibilidades:

  • Firmarlo directamente, si la franquicia tiene el suficiente espacio salarial. Por tanto, el equipo tiene que estar tantos millones por debajo del tope salarial (aquellos 58.5 millones) como tenga pensado ofrecer el primer año. Luego revisaremos cómo se calcula el espacio salarial, porque hay una serie de retenciones bajo el tope que lo hacen algo más pequeño de lo que parece.
  • Firmarlo a través de una excepción de nivel medio o bi-anual. Hay cuatro tipos de excepciones típicas para poder fichar agentes libres, que funcionan de diferente manera y por diferentes cantidades:
    • La excepción de nivel medio para equipos con espacio, la pueden utilizar los equipos que hayan estado por debajo del límite. Además de lo que firmen con el espacio que tengan bajo el tope, tienen 2.65 millones más para ofrecer a uno o más jugadores (en total).
    • La excepción de nivel medio para equipos que no pagan impuesto, que la pueden utilizar los equipos que, pese a estar por encima del tope salarial, sumando los 5.15 millones que se pueden ofrecer a uno o varios jugadores, no quedan por encima del ya mencionado apron o saliente (unos 75 millones). Si un equipo utiliza esta excepción, esa cifra se convierte en un límite salarial duro, que no pueden superar de ninguna de las maneras, ni para fichar agentes libres por el mínimo.
    • La excepción de nivel medio para equipos que pagan impuesto, que la pueden utilizar los equipos que estén por encima del apron, o vayan a superarlo durante la temporada. Permite ofrecer hasta un total de 3.2 millones a uno o varios jugadores. La pueden utilizar también equipos que no lleguen a ese punto, y no hayan usado la excepción de equipos que no pagan impuesto, para evitar que el apron se convierte en límite duro.
    • La excepción bi-anual, que al igual que la de nivel medio para equipos que no pagan impuesto, la pueden utilizar equipos por encima del límite, pero por debajo del apron, y si es usada, le pone un límite salarial duro al equipo para el resto de la temporada. La diferencia es que la cantidad a utilizar es más pequeña (2 millones, en lugar de 5) y sólo se puede utilizar cada dos años. La temporada pasada la utilizaron Bulls, Clippers, Spurs, por lo que no podrían hacerlo este año.
  • Obtener a un jugador en una operación de firma-y-traspaso. En este caso, se ponen de acuerdo el equipo de origen y el nuevo destino, y funciona con las mismas reglas que rigen un traspaso, y por tanto, tiene que haber algún tipo de compensación por el equipo que firma. Esta es la manera que tienen los equipos por encima del límite para firmar a jugadores de equipos ajenos por más de 5 millones, pero obliga  al entendimiento entre partes. Y a partir de este año, se introduce una nueva regla: para poder obtener a un jugador tras firma-y-traspaso, hay que renunciar a, y no se puede haber utilizado, la excepción de nivel medio de equipos que pagan impuesto (la de 3 millones) y tras la operación el equipo tiene que quedar por debajo del ya famoso apron. Esta operación, también activa ese límite duro: si un equipo trae algún jugador de esta manera, no podrá superar el apron bajo ninguna condición en todo el año.
  • Firmarlo por un contrato mínimo. Cualquier equipo puede ofrecer el mínimo a un jugador, salvo aquellos que hayan activado el límite duro. En ese caso, sólo podrían hacer el fichaje, si la masa salarial sigue por debajo del apron. El mínimo oscila entre los 490.000 dólares para jugadores sin experiencia, a los 1.4 millones para aquellos que llevan 10 años o más jugando en la Liga.
  • Y ya por último, la renovación. Los equipos pueden volver a firmar a sus propios agentes libres, independientemente de dónde se encuentren respecto al tope salarial o el apron. En este caso, la cantidad que se puede ofrecer dependerá de los llamados derechos Bird, y la duración del contrato anterior que haya firmado el jugador. Si el último compromiso con un equipo fue de tres años o más, y no ha sido cortado, su franquicia actual podría ofrecerle cualquier tipo de cantidad, hasta llegar al máximo, aunque estén muy por encima del tope salarial. En caso de que vengan de un contrato de menor duración, la cantidad podría ser inferior, pero sería algo más largo de explicar.

Ahora vamos a tratar de expresar lo mismo de otra manera, como las opciones por equipos según el tamaño de su masa salarial:

Situación respecto al tope ¿Qué pueden hacer?
Por debajo del límite
  • Ofrecer tanto dinero como espacio tengan.
  • Utilizar la excepción de nivel medio para equipos con espacio, 2.65 millones adicionales
  • Realizar firmas-y-traspaso
  • Renovar a los jugadores a los que no hayan renunciado, aunque supere su espacio, o a los que han renunciado con el espacio que les quede.
  • Firmar jugadores por el mínimo y traspasar a los suyos con las reglas pertinentes
Por encima del límite, sin llegar al apron
  • Utilizar la excepción de nivel medio para equipos que no pagan impuesto (5.15 millones) y/o utilizar la excepción bi-anual de 2 millones (salvo Bulls, Clippers, Spurs) y/o recibir jugadores en operaciones de firma-y-traspaso (y activar el límite duro)
  • Utilizar la excepción de nivel medio para equipos que pagan impuesto (3 millones) y/o utilizar la excepción bi-anual de 2 millones (salvo Bulls, Clippers, Spurs) o recibir jugadores en operaciones de firma-y-traspaso
  • Renovar a sus propios agentes libres (si no han activado el límite duro y lo sobrepasan)
  • Firmar jugadores por el mínimo y traspasar a los suyos con las reglas pertinentes
Por encima del apron (ahora o tras realizar una serie de movimientos)
  • Utilizar la excepción de nivel medio de equipos que pagan impuesto (3 millones)
  • Renovar a sus propios agentes libres
  • Firmar jugadores por el mínimo y traspasar a los suyos con las reglas pertinentes

Y por último, vamos a explicar como se calcula el espacio salarial de un equipo, que casi siempre es menor de lo que parece, de hecho, en algunos casos, los equipos no llegan a crear espacio salarial. En teoría, es la diferencia entre los contratos que queden garantizados para la próxima temporada y el tope salarial de (aproximadamente) 58.5 millones. Por ejemplo, si un equipo tiene 30 millones en obligaciones con 5 jugadores, su espacio será de 28.5 millones, que podrán ofrecer a agentes libres.

Pero hay un par de excepciones. Por un lado, hay que dejar una serie de retenciones bajo el límite para completar la plantilla. Los equipos tienen que reservar el mínimo de novatos, 490.000 dólares, por cada jugador que le falte hasta llegar a los 12. En el ejemplo anterior, ese equipo  con 5 jugadores tendrían 7 de estas retenciones bajo el límite, y a $490K cada una, el espacio se encogería en 3.4 millones, tendrían 25.1 de espacio en lugar de 28.5. Según se fueran firmando jugadores, se irían reduciendo la cantidad.

Y por otro lado, los agentes libres de un equipo siguen contando en su espacio salarial como una retención bajo el límite, hasta que renuncian a ellos. Para evitar que un equipo utilice todo su espacio salarial, y después renueve a sus propios jugadores cuando ya estén en el límite, los jugadores aún no renovados pesan en el límite una cierta cantidad ya estipulada, que los equipos pueden rehusar. Aunque luego sean renovados por más dinero, y se pasen del límite, para poder hacerlo hay que mantener esta retención.

Si se renunciara al jugador, todavía podría ser firmado, pero sería como si viniera de otra franquicia, necesitarían utilizar su espacio o las excepciones pertinentes para traerlo. También podrían firmar-y-traspasarlo una vez que hayan renunciado a él.

Y os dejamos aquí nuestra famosa mundialmente Calculadora de Espacio Salarial, para que veáis en qué punto se encuentran los equipos, y cuáles son las retenciones bajo el límite. Por ejemplo, la franquicia que aparece por defecto, los Atlanta Hawks, pese a tener sólo 21 millones garantizados, y tenga una pila de espacio virtual, está muy por encima del tope. Hasta que no renuncie a sus agentes libres (y en lugar de hacerlo, a lo mejor prefieren renovarlos) no se crearía de verdad el espacio salarial.

Según vayan apareciendo las noticias sobre jugadores/equipos ejerciendo sus opciones para el año que viene, y las cantidades fijas de dónde se situarán los límites y demás movimientos que vayan surgiendo, la iremos actualizando. Recordad que el apron está unos 17 millones por encima del límite.

Y como siempre, trabajos de este tipo serían mucho más jodidos sin la FAQ de Larry Coon. Nuestra admiración eterna.