¿No sabes quién soy yo?

Hablar de Iverson, es hablar de uno de los mejores jugones que ha dado la NBA en los últimos años, pero bien es cierto que los últimos coletazos están dejando mucho que desear.

El bueno de Allen Iverson iba de copiloto en un Lamborghini Murciélago gris por las calles de Atlanta creyendo estar jugando al Need For Speed, ya que no hacía más que cambiar de carriles sin parar y sin indicar. Hasta que un buen policía les hizo el alto y les preguntó por la documentación.

El conductor, un colega de Iverson no tenía ningún papel en regla y claro, el policía no dejó salir a nadie del coche, esto cabreó a Iverson y el policía al ver el percal, pues llamó a refuerzos. Éstos llegaron y comprobaron que el coche era propiedad de Iverson, pero con licencia caducada del 2009… mal Allen, mal…

Pero aquí no queda la cosa, al ver todo lo que se estaba montando, Iverson dijo al policia: “Quédate el coche, tengo 10 más” y después de varios insultos soltó un gran “¿no sabes quién soy yo?“. El policia respondió educadamente “no me importa quien seas, estás conduciendo tu coche sin pagar tu matriculación y con una matrícula falsa” y Allen, que ya no cabía en si mismo sentenció “hago más dinero que tú en 10 años“.

Después de esta bonita lucha dialéctica, la policía le incautó el Lamborghini a Iverson el cual sacó sus cosas y se metió en un Rolls Royce Phantom de uno de sus colegas que iba detrás de ellos… será por coches!.

Una bonita historia que sumar a las ya bonitas historias que parece ser que tiene Iverson…

Foto: TMZ