Cambios de camiseta

La semana pasada, el sitio web de la ESPN publicaba un tremendo artículo, escrito por Paul Lukas, del blog sobre moda y estética deportiva Uni Watch en el que recogía, con ejemplos gráficos de todos y cada uno de ellos, absolutamente todos los cambios que se han realizados en los uniformes NBA este año. Aquí te lo vamos a resumir, pero no te pierdas el ya mencionado reportaje (en inglés) si quieres todos los detalles.

Como algunos ya sabréis la NBA ha cambiado este año de material. Las nuevas camisetas llamadas Revolution 30, fabricadas con un tejido de malla transpirable, son más ligeras, absorben mejor el sudor, y son más ajustadas. Las llevarán 27 de los 30 equipos de la Liga, porque el proceso de fabricación no permite la raya diplómatica que Hornets, Magic y Bobcats llevan en alguno de sus uniformes, y por lo tanto, estos equipos han decidido quedarse fuera de la “revolución”. Y también habrás podido notar en uniformes como el de Miami o el de Chicago como brillan bastante menos.

La llegada de estas nuevas camisetas ha traído una serie de novedades. Los números, nombres, etc. a excepción del nuevo uniforme de los Warriors, por su particular forma, se fabrican ahora en malla en lugar de la habitual sarga, y el proceso de bordado ha ampliado las líneas por fuera del material que son mucho más anchas que las del año pasado. Seguro que lo habéis notado en uniformes como por ejemplo el de los Nuggets, que es uno en los que más destaca. También podremos encontrar nuevas modificaciones en los pantalones, que llevan este año una tira de silicona en el borde para sujetar las camisetas, y por primera vez, los cordones irán a juego con el uniforme, ya que hasta ahora eran blancos o negros.

Vamos a repasar primero los equipos que han cambiado su uniforme por completo. Empezamos por los Cavs, que pese a que pueda parecer que el lavado de cara que le han hecho a sus vestimentas, más simples que sus predecesoras manteniendo el esquema de color, ha sido para olvidar a LeBron, la realidad es que lo tuvieron que solicitar a la NBA mucho antes que “La decisión”. Aunque siempre podría haber sido una manera de curarse en salud y dar ese aspecto de borrón y cuenta nueva por si James se iba. Otro detalle curioso es el lema que llevarán por dentro del cuello de las camisetas, “All for one. One for all”. Podría ser simplemente resaltar la estética mosquetera del logo, pero ese “Todos para uno” parece un guiño al LeBron D’Artagnan, que va a perder su importancia frente al “Uno para todos” que presidirá la nueva mentalidad sin estrellas que quieren implementar en Cleveland.

Los Clippers también aprovechan el cambio a las nuevas Revolution 30 para remodelar un poco los uniformes que llevaban con el aspecto actual desde el 88, aunque su renovación probablemente haya sido muy sosa (pero no la más, hay una franquicia siempre pensando en como superar negativamente al resto). Los cambios en el cuello, la alternancia de colores en el nombre, un nuevo lateral y una pequeña variación en la tipografía han parecido suficientes a los mandamases del hermano pobre de LA, que aprovechan para inaugurar de esta forma la era Blake Griffin. Además también han remozado un tanto su logo, redibujando el aspecto chapucero del balón de baloncesto de la versión anterior (que data desde los tiempos de la franquicia en San Diego en el 82), por algo más preciso.

Los Jazz son uno de los equipos que más esfuerzo han puesto y que más ganan con la renovación para nuestro gusto tras trasladar a la actualidad, recuperando con elegancia, la J con forma de corchea que el equipo llevó del 74 al 79 en New Orleans, y del 79 al 96 en Utah. Durante los 22 años que duró ese modelo, se utilizo el blanco, el verde y el morado, pero nunca el azul marino como en las camisetas de este año.

De todos modos, al ver la corchea en este nuevo diseño no puedo por menos que recordar el tremendo anacronismo resultante de haber mantenido el nombre de la franquicia al relocalizarse desde New Orleans, cuna de esta vibrante música, a Salt Lake City una de las ciudades más aburridas, blancas y menos subversivas de América. Al igual que otros ejemplos como la falta de lagos en Los Ángeles o de osos Grizzlies en Memphis, uno se pregunta por que no pudieron cambiar el nombre en su momento.

Los Dallas Mavericks cambian ligeramente el color de su segundo uniforme, que pasa del azul marino al azul eléctrico con letras negras y números plateados, y retiran el tercer uniforme, que tenía precisamente este color, pero con la tipografía del uniforme verde diseñado por Sean John, uno de mis favoritos sin duda alguna.

Los Mavs, que cambiaron completamente su imagen en 2001, han sido uno de los equipos más activos de la Liga últimamente, introduciendo cada par de años un detalle diferente en su tercera equipación para irse remodelando poco a poco.

Y el cambio más sosote del año va para los Minnesota Timberwolves que no es sólo una franquicia convulsa en las oficinas y en los banquillos, sino también en los que eligen el diseño de los uniformes, que dos años después de cambiarlos, han decidido darle otra pequeña vuelta de tuerca más, sólo para quitar el color verde de los árboles del uniforme, que pasan a ser negros o blancos. Quiero suponer que este cambio se debe a que el verde estará prominentemente recogido en el nuevo tercer uniforme que añadirán este año, y del que todavía no se conocen detalles.

Y nuestro favorito, sin duda alguna, es el de los Golden State Warriors. En un claro homenaje a esos uniformes de “The City” que la franquicia llevó del 62 al 71, recuperan el Golden Gate, para delicia de todos a los que nos gustaba la originalidad de aquel equipaje.

A diferencia de aquella mítica vestimenta, el dorsal de la parte trasera no lleva esta vez ningún tipo de dibujo, aunque probablemente resultaría raro viendo la tendencia conservadora de los uniformes actuales.

Los New Orleans Hornets por su parte, pese a que no cambiarán de uniforme este año, han añadido una camiseta temporal con un diseño ligeramente remozado (se le añaden líneas amarillas y se cambia el diseño del cuello) y un parche conmemorativo, haciendo un llamamiento a la restauración del derrame de aceite en el Golfo de México para los partidos de octubre y los que jueguen fuera de casa durante noviembre. Una idea solidaria en una ciudad y un estado que se ha visto azotado por las desgracias naturales y no tanto en las útlimas fechas.

Los cambios en el resto de equipos son bastante menores. Por ejemplo, Bobcats, Bucks, Hawks, Knicks, Nets, Nuggets, 76ers, Spurs, Suns, Thunder y Wizards tienen nuevos cuellos. Chicago (20 aniversario de su primer campeonato) Grizzlies (10ª temporada en Memphis), Lakers (campeones del pasado año, sólo en el primer partido) y Magic (nuevo estadio) han añadido parches a sus camisetas.

6 equipos lucirán uniformes retro en febrero y marzo. La temática será el homenaje a las nueve franquicias que ganaron el trofeo Walter A.Brown que estuvo vigente de 1949, último año de la BAA, a 1977. Por tanto entre Boston Celtics (13 títulos en el periodo), Los Angeles Lakers (el título BAA y cuatro NBA en ese periodo en Minneapolis, uno en LA), New York Knicks (dos títulos), Philadelphia 76ers (uno como los Syracuse Nationals otro como la franquicia actual), Golden State Warriors (uno en Philadelphia, otro en California), Sacramento Kings (como los Rochester Royals), Atlanta Hawks (que ganaron uno con la franquicia en St. Louis), Milwaukee Bucks y Portland Trail Blazers (últimos ganadores del trofeo) estarán presumiblemente los elegidos.

Se volverán a festejar fechas especiales como la Navidad, en la que los equipos que jueguen llevarán un parche con forma de copo de nieve; Knicks, Bulls, Celtics y Raptors volverán a llevar el uniforme del día de San Patricio; Lakers, Knicks, Spurs, Suns, Bulls y Heat celebrarán Noche Latina; los Hornets llevarán su uniforme carnavalero en el Mardi Gras y los Bobcats llevarán el 23 de marzo el uniforme con bandera a cuadros a los laterales que llevan en honor a la NASCAR.

Una vez más, te emplazamos al artículo de Paul Lukas si quieres conocer aún más detalles de los cambios de esta temporada.