NBA 2K19 State Of Mind

Aquí estamos un año más con nuestras impresiones finales sobre la nueva entrega de la franquicia de NBA 2K. Como bien sabéis, y sino os lo volvemos a explicar, nosotros vamos un poco a nuestra bola por lo que no será un análisis al uso sino más bien cosas que nos parecen realistas, reseñables y que se parecen a la experiencia baloncestística de la NBA. No vamos a entrar en materia técnica videojueguil sino en materia técnica de la pelota naranja, que a fin de cuentas es ‘lo nuestro’. Ya está aquí el Review Desde El Sofá del NBA 2K19.

 

NOVEDADES GENERALES

 

Si por algo se caracteriza Visual Concepts, los papás de este NBA 2K19, es por dar puntadas sobre puntadas. A grandes rasgos lo que tenemos en esta edición son un montón de mejoras sobre mecánicas físicas, fluidez de movimientos y situaciones de juego que ya de por sí funcionaban estupendamente el año pasado. Condicionantes como el tamaño del jugador tanto por altura como por peso o envergadura, la musculatura y potencia física, el cansancio o  las capacidades son mucho más influyentes en esta versión. Las animaciones han sido mejoradas dando cada vez más sensación de realismo y de ser cada una distinta de la anterior, hay muchas menos animaciones grabadas y muchas más acciones específicas para cada situación según los adversarios y las capacidades del jugador que estemos manejando. Todo esto, evidentemente, hace que la experiencia global sea mucho más realista y diversa, algo que ya era el año pasado y que como hemos comentado se va puliendo entrega tras entrega para alcanzar la excelencia.

Las bandejas han sido uno de los elementos que más han cambiado en esta entrega, ahora tendremos un medidor de acierto para las bandejas al igual que en las suspensiones. Este medidor te permite encestar aunque la bandeja sea poco más o menos un suicidio si tienes la habilidad suficiente para clavar el tiro. Evidentemente no desvirtúa en absoluto el juego, si el jugador es mediocre rara vez conseguirás meter una bandeja complicada pero alguna vez se alinearán los planetas y del mismo modo si el jugador es una superestrella lo habitual es que anote la bandeja aunque no hayas acertado plenamente, pero la barrita influye, y mucho.

Los robos, como ya comentamos en el preview, han sido renovados por completo. Este año es mucho más realista el sistema de robos, hay gente que dice que es ‘demasiado fácil’ pero la realidad es que necesitas a un gran jugador y una coordinación perfecta para hincharte a robar, eso, o jugar en una dificultad baja en la que, lógicamente, todo es más sencillo. La mejora se nota sobre todo en líneas de pase, donde antes el jugador iba un poco ‘al bulto’ ahora va hacia el balón y si llega a tiempo lo intercepta, algo lógico puesto que el jugador esta viendo el balón en todo momento y no tiene sentido que pase la mano por arriba, por debajo o por cualquier otro lado si la pelota cruza una zona que hemos señalado para realizar el robo. El sistema de juego al poste también ha sido retocado con muchas más opciones. Ahora se notará mucho más si nuestro jugador es más ágil que el rival, más fuerte o más alto. De la misma manera estaremos bien jorobados como nos toque utilizar a un chaval que no es todo lo grandote que nos gustaría. Evidentemente también tendremos más movimientos que serán más intuitivos y más destructivos y es que en esta franquicia, lo que tienes asegurado es que año tras año todo será ‘más y mejor’. Un movimiento que nos ha llamado mucho la atención es el amago de penetración. Antes la manera de amagar era con el joystick y acelerando en una u otra dirección, cortando la aceleración o el impulso. Ahora podemos amagar dando unos pequeños pasitos que hemos bautizado como ‘hacer el Chiquito’, o lo que es lo mismo, dando un toque seco al impulso tendrás un movimiento muy habitual en jugadores pequeños cuando entran en zona, una delicia.

Uno de los cambios más llamativos de la Inteligencia Artificial viene dado por la adaptabilidad de la misma a nuestro juego. Desde hace bastantes años la IA se adapta a nuestras tácticas utilizadas de manera que si constantemente jugábamos pick&roll nuestro ataque se convertía en previsible y lo neutralizaban con mayor efectividad. Esto era antes, ahora han conseguido que los rivales lean las jugadas, las características de cada jugador y las rachas del mismo. De esta forma si tenemos una racha potente de tiro de larga distancia pero ellos, por táctica propia, están configurados para tapar la zona, lo que harán será adaptarse al problema y ajustar a los hombres más peligrosos. Digamos que hacen scouting de nuestro juego y nuestras capacidades por lo que según va avanzando el partido  van tapando con mayor efectividad nuestras piezas acertadas, una verdadera tortura y una dosis de realidad en toda la cara. Además, la IA de nuestros compañeros también ha mejorado ejecutando de forma autónoma determinadas rutinas dependiendo de nuestro juego. Si hay un cambio de marcas en un bloqueo leerán esa situación y automáticamente, sin que el usuario lo pida, harán un aclarado para que se explote dicha situación. En muchas situaciones es como si hubieran metido el cerebro de Popovitch dentro del disco y nos esté aprentando las clavijas constantemente.

Otra de las mejoras generales que encontramos es el nuevo sistema de rachas en los jugadores. Digamos que ahora es todo más realista de forma que si un jugador esta en racha, pongamos, por robar varios balones, en vez de petar todas las estadísticas solo se hincharán las estadísticas relacionadas con la racha. También tenemos una especie de racha comunitaria, vamos, que si la estoy liando parda puedo hacer que mis compañeros obtengan una mejora de rendimiento durante un periodo de tiempo. Este nuevo sistema es algo más complejo que el anterior, que se activaba automáticamente cuando llevábamos varias jugadas on fire, ya que ahora nosotros decidiremos cuando activamos este Dominio o Takeover, lo que vine siendo en argot baloncestístico ‘echarse al equipo a las espaldas’ o ‘marcarse un Allen Iverson’.

 

¿A QUÉ JUGAMOS?

 

Jugamos a baloncesto, pero como siempre, podemos jugar en varios modos de juego. Los modos de juego no han cambiado desde hace varias ediciones por lo que vamos a repasar las principales novedades de cada uno de ellos. Lo primero van a ser los modos de juego en los que vamos a profundizar menos. El juego online hace ya mucho tiempo que dejó de ser un modo de juego como tal, tenemos dentro del modo online todo tipo de partidos, competiciones, ligas y propuestas pero a fin de cuentas no nos enseñan nada que no encontremos en los modos offline salvo la posibilidad de competir contra otros usuarios. No decimos que no se jueguen con la pelotita naranja pero jugar un 3 vs 3 en la calle no creemos que tenga mucho misterio por lo que son opciones que están ahí y que podemos jugar con nuestros jugadores o con los equipos de MyTeam que más adelante explicaremos. Por otro lado tenemos los tutoriales, algo básico para disfrutar del juego a los recién llegados, y que son conocidos por el nombre de 2KU. Los tutoriales son una opción muy aconsejable si se quiere dominar determinados movimientos chulos como todos los relacionados con las situaciones al poste, te ayudarán a completar el abanico de recursos para que no se convierta la experiencia en pedir un bloqueo alto y a ver que agujeros se van abriendo, aunque a Harden esto último le vaya de perlas. También offline podremos jugar unos partiditos en las canchas de la calle con el modo de juego Blacktop, algo que mola, la verdad, aunque la profundidad de este modo sea la que es, un partidito y puerta, puedes elegir tu ‘All Star’ particular y hacer equipos a la carta.

Mención a parte merece un modo de juego en el que nunca profundizamos pero que siempre es de los favoritos del pueblo, el modo MyTeam, o MiEquipo. A un servidor eso de coleccionar cromos le pone muy nervioso, los quiero todos y claro, no puede ser. Además hay un montón de versiones de cada jugador y es la repanocha, pero, honestamente, no tiene nada que ver con la experiencia de la NBA como tal y si más con un juego de fantasía, de ahí que no profundicemos realmente. Este año han metido bastantes novedades, han mejorado la forma de conseguir jugadores, algo que el año pasado tuvo sus detractores, y lo han hecho más accesible. Tenemos modos online rápidos, estilo Blacktop o callejero, y tenemos series de 12 partidos para decidir nuestra clasificación. En general es un juego a parte porque te podrías tirar 200 horas dándole caña a las cartas, con infinitas posibilidades como jugadores con actuaciones legendarias, dúos históricos, uniformes alternativos y un montón de historias más. Como hemos dicho, no es lo nuestro, pero el trabajo esta ahí y es el modo de juego que más cambios ha sufrido este año.

 

¿EMPEZAMOS?

 

Porque toda carrera tiene un comienzo tendremos que empezar la nuestra por el principio, o casi. Este año MiCarrera trae una novedad muy jugona, nos vamos a China (¡sorpresa!). Para el que haya vivido en este mundo los últimos 4 meses ya sabrá que nos íbamos de viaje porque ha sido uno de los elementos más publicitados del juego. China, guay ¿no? No. O si. Nosotros como europeos e íberos nos hubiera gustado que se vinieran a España, donde tenemos la mejor liga del planeta fuera de EEUU, la Euroliga, y la mejor liga local, la ACB, pero parece evidente que el dinero manda, quien lo diría, y nos vamos al país de Confucio, o de Jimmer Fredette. Dicho esto, lo de Jimmer, no hemos encontrado en China nada que se parezca a la CBA, no hay jugadores ni equipos de allí, pero eso es un detalle demasiado frikón y que tampoco es realmente importante puesto que apenas son pocos partidos. No vamos a entrar en la historia, que es entretenida sin llegar a los niveles de la ya mítica historia de Spike Lee, pero digamos que es una buena historia de introducción al modo, que se juega rápido y que además de China pasarás por la G-League, aka la liga de desarrollo, para acabar recalando por los pelos en un equipo NBA. Una vez limado ese inicio, o Preludio, que se suele poder jugar antes del lanzamiento del juego, empieza el modo de MiCarrera como tal. Por cierto, en el Preludio, para los que hemos jugado a todos los juegos de la saga, hay algún detalle que te sacará una sonrisa.

Lo primero que nos gustaría destacar del modo MiCarrera es que nos ha dado la sensación de que las estadísticas son más fáciles de subir al principio, algo que mola y que ayuda a que no te quemes con tu jugador-escombro al comienzo. Los sueldos son más altos por lo que ingresas más VCs. En torno a los VCs ha habido polémica, porque claro, cuanto más difíciles sean de conseguir más tentados se ven los usuarios a soltar euros reales. Los micropagos están presentes en este NBA 2K19 pero han relajado el valor de muchas cosas necesarias, siendo las cosas de lujo las más caras, artículos no necesarios como unas Jordan o una camiseta chula. Aún así el hecho de que mucha gente se gaste los ahorros en mejorar a su jugador no les garantiza la victoria, tampoco hay necesidad de que tu jugador alcance el 90 de valoración el primer mes de juego, se trata de que sea una experiencia duradera a lo largo de la temporada por lo que lo normal sería que estuvieras en 90 aproximadamente por febrero. El único inconveniente para llegar a 90 sobre febrero es que te tendrías que dedicar por completo a este modo de juego, con lo que aún así el sistema de mejora de estadísticas no es lo equilibrado que nos gustaría.

Por otro lado El Barrio se ha rediseñado, no vamos a entrar especialmente en que ha cambiado el entorno, simplemente lo han hecho más accesible y mucho más grande pero a la vez más cómodo. Desde El Barrio se puede acceder a múltiples juegos online con tu jugador, algo que nosotros pasaremos por alto de la misma manera que hemos pasado el resto de los modos online, ya que no dejan de ser distintos tipos de pachangas en línea, aunque se ha implementado el modo Pro Am para intentar profundizar en la vertiente más profesional de la competición online, los e-sports. También desde El Barrio podemos acceder a la barbería, las tiendas de ropa, zapas y demás, todo ello con el sponsor de turno, NBA Store, FootLocker, etc… nada nuevo, pero al mismo tiempo ayudan a dar vida a la experiencia. También nos gustaría añadir que ahora es mucho más sencillo ir de un lado a otro sin pasar necesariamente por El Barrio, es decir, desde un menú podemos decidir si vamos al gimnasio o a jugar otro partido sin necesidad de pasar por el micromundo, algo que se agradece cuando te centras realmente en tu carrera y dejas de lado el atrezzo y el postureo de ir en patinete por la avenida, la versión millennial del Gin and Juice de Snoop “Rollin down the street, smokin indo, sippin on gin and juice“.

Poco más vamos a decir del modo MiCarrera, bajo nuestro punto de vista merece la pena jugarlo dos veces solo por experimentar lo distinto que es jugar con un base o con un pivot, por poner dos ejemplos. Un detalle que nos ha flipado es el apodo del protagonista, sospechosamente parecido al apodo del jugador protagonista de la primera portada de NBA 2K, un tal Allen Iverson. Este año sin duda es mucho más interesante por lo comentado de los VCs, conseguirás más y no te frustrarás. Ah, si, y sale Michael Rapaport haciendo, como no podía ser de otra manera, de ser humano mentalmente inestable.

 

¡TIEMBLA UJIRI!

 

Y llegamos a nuestro modo favorito, que para eso somos unos enfermos de las Fantasys, el ESPN Trade Machine y Hoopshype, MiGM. En esta ocasión nos plantean dos posibilidades, el modo con historia o el modo clásico, sin turra, sin chapa, sin historieta, sin… bueno, sin, ya lo entendéis, como siempre. Ahí coges una franquicia, con su presidente particular, ya sea tacaño, pesado, derrochador, exigente o que se tira el día de caza mayor y te deja hacer lo que te de la gana, y te pones a construir tu equipo legendario. Puedes empezar con plantillas oficiales o lanzar un draft fantástico y jugarte a los chavales a las tabas con otros General Managers. Dicho esto, nosotros optamos por la opción A, la opción de la historieta, porque la del año pasado a pesar de que se nos hizo algo espesa, con ganas de golpear a los personajes que participaban en ella, o, como mínimo, ponerles en la calle (no podíamos, eran nuestros jefes), nos pareció una idea genial. Y este año empiezas con una movida muy loca (perdonen el slang), y mola, porque cambia toda la dinámica del modo de juego. A partir de aquí vamos a meter spoilers así que quien quiera jugar el modo con sus sorpresas que pase al final o que se pire ya a pillar el juego a la tienda.

La historia es bastante coherente ya que esta todo argumentado para comenzar con una franquicia de expansión que nos permitirá, literalmente, empezar de cero. La idea de Visual Concepts es clara, al menos desde nuestro prisma. Llevamos jugando al NBA 2K 20 años, desde el primero en Dreamcast, y desde hace ya unos cuantos años se podía cambiar el equipo de ciudad, empezar con un equipo nuevo o rediseñar uno por completo. En nuestro caso la primera vez lo hicimos para probar, pero ahí quedó todo, un montón de gente currándose unas opciones increíbles y la mayoría de gente pasando olímpicamente, sin tener bola de cristal, nos jugamos un brazo a que la idea de meter esto en el modo historia va por ahí. Así que esta vez, por decreto, si te vas a jugar el modo historia te vas a hacer una franquicia de expansión, y mola mil, porque además los IDIOTAS (que si, libertad de expresión) de tus antiguos jefes, los de la historia del año pasado, son otros que se van a hacer una franquicia de expansión rival, así que no solo vas a tener el placer de crearte un equipo nuevo sino que vas a poder humillar, destruir y reventar a mates en la cara al equipo de semejantes soplapxxx….

Además la comunidad es tan atenta que ha decidido crear un montón de logos y movidas para que no tengamos que pasarnos horas delante de un editor. A un servidor le llamó la atención que se podía hacer un equipo con los logos del Real Madrid y allá que fuimos, lógicamente como abonado de la sección de baloncesto blanca la ilusión era enorme. Puedes personalizar desde las vallas de publicidad de la pista hasta los logos, el color de las líneas y la tipología de las gradas. Se puede personalizar un montón de cosas que hará que sientas la franquicia como propia, y claro, da mucho juego. Eso sí, si quieres crearte el Barbate Tigers posiblemente te tengas que diseñar los logos desde cero porque no nos pareció ver que ningún héroe los hubiese creado ya.

Entrando en materia de juego nos encontramos la posibilidad de simular los encuentros con SIMCAST o con SIMCAST en vivo, es decir, pudiendo entrometernos en el partido en cualquier momento. Esto no ha cambiado especialmente con respecto al año pasado, como tantas otras opciones que no se nos ocurre de que manera podrían mejorar. Tenemos las listas de transferibles, la zona de las redes sociales para ver lo que opinan de nuestro equipo, el apartado donde los jugadores te transmiten sus inquietudes o el mítico calendario de colorines, según juegues en casa o fuera. Seguimos encontrando las mejoras del General Manager que iremos desbloqueando según juguemos como una sala de ojeadores o un gimnasio mejorado que afectará directamente en nuestros informes o la capacidad de los jugadores. La zona de empleados, agentes libres o renovaciones permanece igual y tenemos una nueva opción de Agentes Libres de la G-League, es decir, podemos ir a pescar en nuestro equipo de desarrollo o en el equipo del vecino.

En cuanto al planteamiento del partido hay pocos cambios, las tácticas son algo más complejas ya que la IA ha mejorado y se pueden permitir generar más caos en las defensas rivales. De esta manera te puedes preparar el plan de partido, ya sea para defender, atacar, abordar las transiciones defensivas y ofensivas de distintas maneras. Puedes prepararte la pizarra y practicar las jugadas que luego ejecutarás en la pista. Es importantísimo que se pueda practicar la pizarra, algo que hasta hace poco no se podía, porque sino llegas a la temporada regular y tienes que perder mucho tiempo en los partidos practicando las distintas jugadas. El sistema de estadísticas avanzadas sigue invariable con respecto al año pasado, un sistema innovador a la altura de las grandes webs de la actualidad NBA y que nos permite acotar las estadísticas de los jugadores según diferentes factores y variables, una frikada que no es especialmente difícil de utilizar y que enriquece enormemente la experiencia.

Quizás la principal novedad de cara a la jugabilidad de MiGM viene dada en el sistema mentor-pupilo. Esta posibilidad viene muy bien para los que nos gusta escarbar entre el talento joven del draft y mezclar a las futuras estrellas con los jugadores importantes de la actualidad. Puedes asignar a un jugador joven otro veterano para que mejore tres insignias. Lógicamente cuanto más similares sean los jugadores más crecerá el joven, si pones como maestro de Trae Young a DeAndre Jordan poco va a aprender el muchacho, pero si pones a LeBron con Doncic tendrás un resultado muy satisfactorio. La química será muy importante en esta edición de MiGM por lo que tener a los jugadores contentos, no marearlos con traspasos y definir una rotación coherente ayudará al éxito de tu equipo.

Poco más que añadir a este modo, para nosotros el más importante y el que representa con mayor certeza lo que es la NBA. El hecho de que este año se haya mejorado la IA con respecto a tus jugadas y tu manera de afrontar los ataques hace que características como la de elegir las jugadas que vas a utilizar en el partido sea mucho más interesante, útil y suponga un reto mayor. Conservan todos los puntos fuertes que han ido añadiendo año tras año y además van aderezando la experiencia con alguna que otra novedad como el modo mentor-pupilo y una historia jugona y divertida. Y por si fuera poco es un modo que los jugadores inexpertos pueden automatizar por lo que si no tienes ganas de ponerte a escarbar en los libros de jugadas para elegir las que más te gustan puedes dedicarte únicamente a buscar traspasos y jugar con tu equipo, el resto lo hará la CPU, desde poner los precios a los bocadillos hasta contratar los empleados.

SE ACABÓ by The Beatnuts

Por terminar con un resumen, solo se puede decir que NBA 2K19 es más grande que su predecesor pero será más pequeño que su continuación. Nos hemos cansado de decir que es más realista, aún, que la anterior entrega, todos los años diciendo lo mismo ya parece hasta broma, no sabemos como van a mejorar, pero siempre mejoran, siempre traen novedades y siempre traen cosas chulas que no nos imaginábamos que se pudieran realizar. La evolución de la franquicia en estos 20 años es indescriptible, siempre mejorando el producto y dejando al aficionado con la boca abierta. Este NBA 2K19 es el complemento perfecto para vivir la NBA de la forma más interactiva y poder fantasear con que uno u otro jugador ficha por tu equipo. Es increíble lo que logran año tras año y ahora toca disfrutar de esta verdadera obra de arte que desde el apartado sonoro, pasando por el visual, las introducciones, los estadios y el diseño de los menús, esta pensado para que vivas la NBA como si estuvieras dentro de la organización.