Una historia de camisetas

Aquellos que sois seguidores de La Crónica Desde El Sofá, debéis saber que aquí somos muy fans de las camisetas con las que los jugadores día tras día nos deleitan en las pistas de esos pabellones con nombres entre ridículos y míticos, por eso nunca está de más hablar un poco sobre ello.

No, este no es el mítico post que siempre prometimos el año pasado y que al final nunca llegó, donde íbamos a repasar las camisetas de cada equipo, no, además este año gente mucho más preparada y seria que nosotros ya se encargó de hacer ese trabajo y nos repaso lo que vamos a ver de nuevo este año.

No, este post va a ir un poco más allá, para ver como se ha pasado del mercado que hay actual y sobre todo al futuro donde tendremos nueva marca, pasando a ver cómo estaba el mercado hace más de 10 años, donde cuando te ponías una camiseta de baloncesto la gente te miraba raro, extraño y hasta mal.

Mi primera camiseta, como ya dije en su día, fue una de Allen Iverson, corría más o menos el año 2001 apróximadamente, sí, el año del MVP de The Answer, cuando se me ocurría esa locura de pedir algo por internet, probablemente también una de mis primeras compras por la red, recordad, estamos a principios de siglo donde internet no era ni por asomo lo que es ahora y eso de ir de compras por la red era algo sólo digno de algunos locos que se arriesgaban a que alguna mafia cogiera tu tarjeta de crédito para traficar con anacardos.

Me fui a NBA.com, cuando entrabas directamente a la web (qué tiempos…), y me la jugué pidiendo la camiseta negra swingman Nike del pegueño 3 que asombraba al mundo. Recuerdo que no tuve ningún problema con el pedido y después de esperar bastante, llegó. Fue algo mágico y evidentemente no dude ni un instante en ponermela y disfrutar de ella para vestir. A partir de ese momento llegaron más y más, algunas raras (Harlem Globettroters) y otras menos extrañas como el 8 de Kobe, pero poco a poco me metí en un mundo que era más complejo de lo que imaginaba.

Por aquel entonces, la NBA acababa de firmar un contrato común para todos, es decir, una sola marca iba a vestir a todos los equipos (Nike) y ella se iba a encargar de hacer dichas camisetas, antes de esto, cada franquicia tenía plena libertad en firmar con cualquiera, de hecho se recuerdan camisetas Puma e incluso Starter de Wolves y Hornets respectivamente.

Pero lo divertido llegaba cuando te dabas cuenta que a Europa no llegaban esas swingman Nike tan brutalmente molonas, con todo bordado y casi idénticas a las de juego, no. Aquí la exclusiva la tenía la mítica marca Champion, la cual en el viejo continente, traía camisetas pero no bordadas, sino estampadas (cual camiseta de fútbol) de una inferior calidad que las que veían en Yankilandia. No molaba nada.

Aún así, algunas Champion han sido muy míticas, ya que además era una especie de réplica extraña, por poner un ejemplo, tenéis en mente la camiseta de Suns con el sol ahí en diagonal, pues bien, la versión Champion europea, ese sol digamos que era poco menos que una luna, ya que su tamaño era mucho inferior al original, pero vamos, al menos se podían empezar a ver camisetas NBA por nuestro país, sobre todo con la llegada de Gasol a Memphis. La camiseta blanca se Grizzlies donde ponía MEMPHIS en grande, seguro que es un top de ventas de Champion en nuestro país, y con el paso del tiempo, ya es todo un clásico y casi pieza de coleccionista.

Los años pasaban y seguíamos con ese bipartidismo de marcas, donde una era para unos y otra para otros. Tener en tus manos una Authentic de Nike era toda una delicia por ver los dobles bordados y sobre todo la brutal tela de la que estaba hecha. Una camiseta que cláramente valía su precio, pero el gran producto eran las Swingman Nike, algo casi exacto a lo que jugaban y a un muy buen precio.

El contrato con la marca del Swoosh se acabó y entró en juego un gran desconocido y que nadie contaba con él: Reebok. La marca inglesa, se hacía con los derechos de venta de camisetas, incluso para Europa (Champion seguía vendiendo ropa con la marca NBA e incluso alguna que otra camiseta retro…) y aquí entró el concepto de Replica.

Reebok ponía 3 tipos de camiseta, mantenía la Auténtica a precio desorbitada y la Swingman que había creado Nike, pero introducía una gama inferior llamadas Replicas.

Estas Replicas eran camisetas muy parecidas a las míticas de Champion, pero sinceramente creo que con menor calidad, ya que todas ellas tenían el mismo cuello y los mismos tirantes anchos extraños, seguro que sabéis de lo que hablo. Las Swingman de Reebok tenían una gran calidad, casi igual que las Nike. Un gran ejemplo de esta época fue la camiseta verde de Mavs diseñada por la marca de moda de Puff Daddy, Sean John. Las Reebok eran grandotas y largas, muy largas.

Poco duró la marca inglesa en la NBA, ya que fue comprada por el gigante aleman adidas y éstos hicieron la transición a la NBA.

Además, entraron cual elefante en una cacharrería, cambiaron las telas, los estilos, hasta los tamaños de las tipografías para demostrar que había un cambio y mantuvieron la tipología que había introducido Reebok, con las auténticas (las de juego), las Swingman (con todo bordado) y luego las tan famosas réplicas.

Pero sobre todo el gran cambio que trajo adidas a todo este mundillo camisetil, fue sin duda las camisetas de manga corta que producen tanto odio como amor a casi partes iguales. Personalmente no me gustaron y creemos que a la mayoría de vosotros no le gustaron.

La primera camiseta de manga corta fue una alternate de Golden State Warriors, hace ya de esto 3 años, esta camiseta era un poco una mezcla de una de las míticas camisetas de Warriors junto con el diseño actual, todo ello en un amarillo molón, sinceramente, nos chocó, pero vista 3 años después, creedme, era una gran camiseta.

Mucha gente siempre nos ha dicho que muchas parecen pijamas y nosotros siempre hemos contestado, además claramente, ¿dónde compráis los pijamas? que los queremos!!!

adidas soltó su Kraken, y lo ha potenciado todo lo que ha podido, a modo de camisetas navideñas e incluso un All-Star con manga corta, todo para poco a poco meterlas en el mercado…y el mercado dio la razón.

Empezaron a surgir estudios sobre las ventas de las camisetas y sorprendentemente, se vendían (se venden) mucho mejor de lo que todo el mundo esperaba y creía. La gente no tan frikona como nosotros, más casual, ve estas camisetas como una forma más natural de ponerse los colores de su equipo o de su jugador preferido, sin necesidad de bien enseñar brazos o bien tener que ponerte otra camiseta debajo, pero la gran pregunta será ver si estas camisetas van a seguir existiendo o no, ya que la temporada que viene, todo cambia de nuevo.

Pero este no fue el último cambio que conllevaron las camisetas adidas. Después de muchos meses de estudio y demás, la NBA junto con la marca alemana, decidieron hacer otro cambio hace un par de temporadas. El mítico logo con Jerry West pasaba a la parte de la nuca como en la MLB, dejando ambos tirantes libres…la especulación empezó a surgir a niveles casi de Illuminatis y luego iremos a ello… También, como las selecciones (y algunos equipos de fútbol) la NBA quiso mostrar aquellos equipos con algún anillo, con un ribete dorado y el número de Larry O’Briens de cada uno, detalle molón este, pero que sólo se encuentra en las camisetas Authentic que compremos, ni en replicas ni en Swingman…

Casos divertidos aquí, sobre todo 2, el hecho de que Kings lo lleve, debido al anillo de los Rochester Royals, un título del 51 cuando la franquicia estaba en la ciudad del estado de Nueva York, algo curioso ya que, aunque para el tema record y demás es la misma franquicia, ni nombre ni ciudad ya coinciden. Por otro lado Oklahoma City Thunder no lleva el ribete que le correspondería por el título de Seattle Supersonics del 79, pero después de todo el follón que hubo con la venta y toda la polémica con aficionados y demás, la gente de Thunder, bien hecho pienso, decidió no ponerlo en su camiseta, por respeto a los Sonics…sí, ahora a estas alturas…

Otro de los cambios de las últimas temporadas es que hemos abandonado las Swingman con todo bordado, sí, si veís por ahí camisetas con el logo en la nuca y todo bordado son falsas, bueno, la verdad es que probablemente el 98,57% de camisetas que veáis por ahí serán falsas igualmente, las Swingman no retro actuales (tanto las que se venden en USA como en Europa) tienen tela de muy buena calidad, pero nada bordado en logo del equipo y demás…sinceramente, se han cargado la gran gracia de estas camisetas, ya que si quieres algo bordado ahora, tienes que o bien ir a las retro, o a las de otras temporadas o bien comprar las de los partidos…sí, las de 300$.

Y la próxima temporada todo va a volver a cambiar…

Un nuevo contrato entra en vigor a partir de la temporada que viene, Nike vuelve a tener el control de la NBA y con cositas interesantes que hay gente que le gusta más y otras menos.

Por una parte, en uno de esos tirantes ahora huerfanos (o con parches conmemorativos) irá el mítico Swoosh de la marca, será la primera vez que aparece un logo (bueno si no contamos los calcetines Stance que llevan ahora y que desde la temporada pasada llevan el logo de la marca) y en el otro, el gran miedo de todos los aficionados…sí, publicidad.

Además, como punto ultra jugón, es muy probable que las camisetas de Hornets lleven el Jumpman, ya que como sabéis la marca Jordan es digamos que filial de Nike y parece ser que teniendo en cuenta el propietario de la franquicia de Charlotte, esto es algo que podríamos ver fácilmente.

Algunos equipos como Sixers o Kings, ya tienen firmados sus contratos para publi y el resto irán cayendo durante la primera mitad de 2017, para llegar al inicio de la temporada que viene, con todos (suponemos) los tirantes con su parche de publicidad. Parece que a la venta se pondrán camisetas con y sin publicidad, pero eso es algo que aún no está muy claro y habrá que esperar claramente a ver las camisetas directamente para comprobar que hace Nike al respecto.

Con lo cual, poco se sabe de momento de las camisetas Nike del año que viene, aunque parece que será algo parecido a esto, pero no sabemos si se mantendrán las camisetas de manga, si la tela cambiará, si volverán las míticas Swingman bordadas, si algún equipo cambiará estilo y demás…poco o casi nada, tal vez lo único que tenemos de referencia son las camisetas de las diferentes selecciones que vistieron en los pasados JJOO de Rio.

En la competición brasileña, las selecciones que jugaba con Nike, llevaban en su camiseta nada bordado, además, la marca de Oregón, lo vendía como una forma de aligerar la propia camiseta y otorgar comodidad al jugador, así que no me extrañaría nada, que a partir del año que viene lo de las camisetas con todo bordado y demás pasara a mejor vida y fuéramos a un producto mucho más parecido a lo que estamos acostumbrados en el mundo del fútbol, donde tan solo el escudo y la propia marca va bordada y el resto todo serigrafiado, vamos, como las Swingman actuales.

Sea como sea, a partir del año que viene vamos a tener una capítulo más en el mundillo camisetil, que seguro que trae novedades y que probablemente haga que mucha gente se queje o no, quién sabe, pero bueno, eso ya llegará…

  • Lord Mike

    Gran post!! Felicidades!
    Yo tengo mis dudas con respecto a las camisetas con mangas. Y creo que Nike no es muy partidario de ellas.
    Es mas, estoy seguro que el momento en el que LeBron durante un partido se ensancha las mangas mostrando molestia era un encargo desde las oficinas de su marca, ya que no recuerdo otro partido en el James hiciera gestos contra la camiseta.
    Veremos como evoluciona, pero sería una pena que se olvidaran de los bordados.

  • David Chanzá Téllez

    Muchas gracias!

    La verdad es que hay que esperar…pero justo esa camiseta que LeBron se cepilló, luego fue como un talismán en las finales contra Warriors…

    A saber…